Mises Wire

Home | Wire | Gestionar el dinero es tan importante como hacerlo: el triste caso de los atletas en quiebra

Gestionar el dinero es tan importante como hacerlo: el triste caso de los atletas en quiebra

  • losing money

Etiquetas EstrategiaImpuestos y gastoEmpresarialidad

02/06/2023

Carecer de un equipo sólido es una receta para el fracaso organizativo, y quienes pretendan sobresalir en los negocios —o en cualquier otro sector— deben invertir en gestión. Teniendo en cuenta que muchos atletas profesionales se enfrentan a la quiebra poco después de retirarse, son un grupo demográfico que podría beneficiarse enormemente de equipos de gestión financiera de calidad. Los deportistas de élite ganan millones de dólares en poco tiempo, pero pocos consiguen multiplicar sus ganancias para crear riqueza. Una investigación del Global Financial Literacy Center descubrió que el 16% de los jugadores de la National Football League (NFL) se declaran en quiebra a los doce años de su jubilación. Lo más sorprendente es que algunos deportistas se declaran en quiebra tan pronto como dos años después de su jubilación.

Los resultados del estudio también mostraron que las estrellas de la NFL tenían las mismas probabilidades de declararse en quiebra que los demás jugadores de la NFL. Las cifras de quiebra son igualmente desalentadoras para los jugadores de baloncesto. Las investigaciones revelan que los jugadores de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) que se declaran en quiebra lo hacen en los 7,3 años siguientes a su retirada, y el 6,1% de todos los jugadores de la NBA se declaran en quiebra a los quince años de abandonar su profesión. El trauma emocional de la quiebra puede provocar angustia. Las investigaciones indican que el 78% de los jugadores de la NFL sufren dificultades económicas dos años después de su jubilación.

La gestión inepta de las finanzas es la estrategia más fácil para perder riqueza. Los deportistas profesionales pueden evitar calamidades financieras invirtiendo en un mejor equipo de gestión. Hay una gran diferencia entre gestionar a un atleta junior y gestionar a una superestrella que gana millones de dólares al año. Un profesional que gestiona a un atleta junior podría ser un excelente gestor para un jugador en esa etapa, pero la transición a la élite requiere personas con mayor experiencia.

En los negocios, un directivo debe poseer las competencias pertinentes. No tiene por qué ser tu amigo. Los deportistas de élite necesitan managers de élite que les ayuden a gestionar una riqueza estratosférica. Si un mánager no tiene experiencia en la gestión de deportistas o empresas de éxito, entonces no está capacitado para dirigir a un deportista de élite. Los deportistas que consiguen expandir sus imperios son reacios a contar con los servicios de aficionados.

Magic Johnson atribuye su éxito a la inversión en personas capaces y no a la «sabiduría» de familiares y viejos amigos. Pablo S. Torre pinta a Johnson como un hombre de negocios serio en un artículo que destaca los fracasos de los deportistas profesionales:

Johnson empezó admitiendo que no sabía nada de negocios y pidió consejo a . . . hombres como el agente de Hollywood Michael Ovitzand y Peter Guber. Ahora, dice Johnson, recibe llamadas de jugadores estrella «todos los días»... y las interrumpe si le proponen recurrir a familiares y amigos.

La estrategia de Johnson es aún más pertinente a la luz del reciente escándalo financiero relacionado con la desaparición de más de doce millones de dólares que la leyenda del sprint Usain Bolt tenía en la sociedad de inversión jamaicana Stock and Securities Limited (SSL). En declaraciones a la prensa, el abogado de Bolt, Linton Gordon, sostiene que la Comisión de Servicios Financieros (FSC) debe ser considerada responsable del percance, ya que este organismo no ha ejercido la debida supervisión:

Deberían ser responsables en cierta medida, si no totalmente, porque todo el tiempo se mantuvieron callados y no alertaron al público, incluido el Sr. Bolt, del hecho de que la empresa no estaba operando de una manera conforme a la ley. Hace 10 años que dicen haber estado alertando a esta empresa. Si lo hubiera sabido, habría retirado su dinero y no habría vuelto a depositarlo.

Culpar al regulador es fácil, pero la debacle revela deficiencias en el equipo de gestión de Bolt. Usain Bolt no necesitaba saber que SSL se consideraba poco sólida hace años porque su equipo de gestión debería haberle facilitado esa información. Hace algunos años, asistí a un evento en el que otros inversores sostenían que SSL era irredimible. Los directivos de Bolt no estaban al tanto. Por otra parte, Jamaica es conocida por su debilidad institucional y el fraude, por lo que es un poco extraño que un hombre de la talla de Bolt tuviera tanto dinero almacenado en una institución jamaicana, para empezar.

Algunos dicen que la FSC debe responder de la malversación del dinero de Bolt, pero la FSC redactó un informe que los directivos de Bolt habrían visto si hubieran estado investigando. Además, en un país en el que las agencias se ven frecuentemente comprometidas por la política, existe la posibilidad de que la FSC no suspendiera las operaciones de SSL porque se viera limitada por agentes deshonestos. Los gestores de Bolt deberían haber dado muestras de perspicacia recomendando a la superestrella que limitara sus inversiones jamaicanas y solicitando los servicios de empresas líderes en gestión de patrimonios como UBS Wealth Management o Baird.

El caso de Usain Bolt demuestra que incluso los atletas con buenos gestores no deben dudar en subir de categoría cuando sus empleados no están preparados para retos mayores. El dinero es difícil de ganar, pero con un mal gestor es fácil perderlo. Por lo tanto, los atletas interesados en conservar su dinero deben invertir en el equipo adecuado o atenerse a las consecuencias.

Author:

Contact Lipton Matthews

Lipton Matthews is a researcher, business analyst, and contributor to Merion West, The Federalist, American Thinker, Intellectual Takeout, mises.org, and Imaginative Conservative. Visit his YouTube channel, with numerous interviews with a variety of scholars, here. He may be contacted at lo_matthews@yahoo.com or on Twitter (@matthewslipton).

Do you want to write on this topic?
Check out our submission Guidelines
Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Adobe Stock