Mises Wire

Home | Wire | ¿Por qué morir por Biden?

¿Por qué morir por Biden?

  • Biden

Como cabía esperar del descerebrado Biden y de la gente que lo controla, la política americana ha ido en la dirección equivocada. Independientemente de lo que pienses sobre la situación en Ucrania, una cosa es obvia. Es una crisis. ¿No deberíamos intentar mantenernos al margen del peligro? En lugar de ello, Estados Unidos ha liderado la imposición de drásticas sanciones económicas a Rusia, poniendo a Putin contra la pared. ¿Y si se desespera y utiliza armas atómicas? Esto podría resultar en el fin de la vida civilizada en nuestro planeta. ¿Es esto lo que quieren los americanos?

El peligro no es sólo algo que yo y otros críticos de la política americana hemos conjurado.

El presidente Vladimir Putin dijo el sábado [5 de marzo] que las sanciones occidentales a Rusia eran similares a una declaración de guerra y advirtió que cualquier intento de imponer una zona de exclusión aérea en Ucrania tendría consecuencias catastróficas para el mundo. . . «Estas sanciones que se están imponiendo son similares a una declaración de guerra, pero gracias a Dios no se ha llegado a eso», dijo Putin, dirigiéndose a un grupo de auxiliares de vuelo en un centro de formación de Aeroflot cerca de Moscú. Dijo que cualquier intento de otra potencia de imponer una zona de exclusión aérea en Ucrania sería considerado por Rusia como un paso hacia el conflicto militar.

Los belicistas neoconservadores dejan de lado este peligro. Dicen que «tenemos» que hacer algo para defender a Ucrania de un ataque ruso no provocado. Pero esto distorsiona totalmente lo que está sucediendo allí. El gobierno ucraniano comenzó las cosas moviéndose contra Donbass, un territorio que declaró su independencia y es aliado de Rusia. Según el gobierno ucraniano, los ucranianos pueden separarse de Rusia, pero la gente no puede separarse de Ucrania. Como señaló Rick Rozoff en un artículo del 2 de febrero,

Dos tercios de los soldados del ejército ucraniano se han acumulado a lo largo de la línea de contacto de Donbás, según ha declarado este jueves Eduard Basurin, portavoz de las milicias de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD).

«Otras tres brigadas están en camino [a Donbas], lo que supone entre 20.000 y 25.000 soldados más. El número total alcanzará los 150.000, sin contar con los nacionalistas. Se trata de unos dos tercios de los efectivos de las Fuerzas Armadas ucranianas», declaró Basurin el jueves en el canal de televisión Rossiya 1 (VGTRK).

Las tropas ucranianas están estacionadas a lo largo de la línea del frente de 320 kilómetros, dijo.... La situación en el Donbass ha alcanzado un punto crítico en la última semana debido a las acciones agresivas de Ucrania, dijo el jueves la representante de la República Popular de Donetsk en las conversaciones de Minsk, la ministra de Asuntos Exteriores de la RPD, Natalia Nikonorova.

Pero las acciones provocadoras contra Rusia se remontan a mucho antes. Vasko Kohlmayer hace un excelente recuento de las mismas y destaca el peligro de guerra nuclear que ha provocado la imprudente política americana:

Los tambores de guerra están, por supuesto, sonando para la participación de Estados Unidos en el conflicto ucraniano.

«Declarar una zona de exclusión aérea sobre Ucrania», tuiteó el representante Adam Kinzinger (Republicano de Illinois).

Lindsey Graham, un poderoso senador americano, llegó a abogar públicamente por el asesinato del jefe de Estado ruso. Tuiteó:

¿Hay un Brutus en Rusia? ¿Hay un Coronel Stauffenberg más exitoso en el ejército ruso? La única manera de que esto termine es que alguien en Rusia elimine a este tipo. Le harían un gran servicio a su país y al mundo.

Una incitación tan descarada al asesinato por parte de un funcionario americano de alto rango podría ser interpretada como un acto de guerra por el otro bando.

Observando la creciente histeria, podemos estar seguros de que el sonido de los tambores de guerra será cada vez más fuerte en los próximos días .... Antes de que la situación se convierta en un Armagedón nuclear, los ciudadanos de a pie harían bien en preguntarse si tenemos algo que hacer en esta lucha.

Y si lo hacemos, ¿cuál es el tamaño de este perro? ¿Es lo suficientemente grande como para correr el riesgo de aniquilación nuclear?

Hasta la semana pasada, la mayoría de los americanos no sabían casi nada de Ucrania. Si les preguntasen cuál es su capital o su río principal, no obtendrías respuesta alguna.... Lo que desencadenó a Putin fue la presión de los globalistas para expandir la OTAN a las puertas de Rusia en Ucrania. Los globalistas querían que formara parte de su Nuevo Orden Mundial, que utilizan para enriquecerse de forma bonita.

La familia de Joe Biden ya lleva años en esto. Sacaron millones de esa tierra a través del hijo del presidente, Hunter, en uno de los más descarados y desvergonzados esquemas de tráfico de influencias de la historia americana.... Si Trudeau, Biden y sus amigos quieren que vayamos a la guerra con Rusia, deben explicar a la gente común cómo es exactamente en su interés vital que Ucrania se una a la OTAN.

Hasta que nos den una buena razón, debemos decir NO a la guerra en Ucrania.

Los rusos han dejado muy claro lo que quieren. Quieren una Ucrania neutral y libre de la OTAN. Es una exigencia razonable. Empezar la Tercera Guerra Mundial por esto sería un acto de insensatez muy lamentable.

 

¿Hay algo que podamos hacer para desescalar la situación? El mejor congresista de la historia de Estados Unidos, el Dr. Ron Paul, tiene la respuesta. Estados Unidos debería poner fin a su cerco a Rusia y disolver la OTAN. Veamos su mensaje vital para nosotros:

Cuando la Administración Bush anunció en 2008 que Ucrania y Georgia podrían ingresar en la OTAN, supe que era una idea terrible. Casi dos décadas después del final del Pacto de Varsovia y de la Guerra Fría, la ampliación de la OTAN no tenía sentido. La propia OTAN no tenía sentido.

Explicando mi voto negativo a un proyecto de ley para avalar la ampliación, dije en su momento:

La OTAN es una organización cuyo propósito terminó con el fin de su adversario el Pacto de Varsovia.... Esta ronda actual de expansión de la OTAN es una recompensa política a los gobiernos de Georgia y Ucrania que llegaron al poder como resultado de las revoluciones apoyadas por Estados Unidos, las llamadas Revolución Naranja y Revolución Rosa.

Ofrecer garantías militares americanas a Ucrania y Georgia sólo puede suponer una mayor carga para nuestro ejército. Esta expansión de la OTAN puede implicar al ejército americano en conflictos no relacionados con nuestro interés nacional...

Por desgracia, como hemos visto esta última semana, mis temores se han hecho realidad. No es necesario aprobar las acciones militares de Rusia para analizar su motivación declarada: El ingreso de Ucrania en la OTAN era una línea roja que no estaba dispuesta a ver cruzada. Ahora que nos encontramos ante el riesgo de una terrible escalada, debemos recordar que no tenía por qué ocurrir así. A Estados Unidos no le convenía ampliar y amenazar con ampliar la OTAN hasta las puertas de Rusia. No se puede argumentar que estemos más seguros por ello.

La propia OTAN fue un gran error.... Creo tan firmemente hoy como lo hice en mi discurso de 2008 en la Cámara de Representantes que «la OTAN debe ser disuelta, no ampliada». Mientras tanto, la expansión debería estar fuera de la mesa. Los riesgos no superan los beneficios.

Los mismos que impusieron la tiranía covid quieren ahora que nos arriesguemos a una guerra con Rusia. Detengámoslos antes de que sea demasiado tarde.

Author:

Contact Llewellyn H. Rockwell Jr.

Llewellyn H. Rockwell, Jr., is founder and chairman of the Mises Institute in Auburn, Alabama, and editor of LewRockwell.com.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
DonkeyHotey via Flickr
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here