Mises Wire

Home | Wire | Por qué el mundo tiene una escasez de dólares, a pesar de la masiva acción de la Reserva Federal

Por qué el mundo tiene una escasez de dólares, a pesar de la masiva acción de la Reserva Federal

  • Dollar_world.jpg
0 Views

Etiquetas La Reserva FederalEconomía GlobalDinero y Banca

03/31/2020

¿Cómo puede la Reserva Federal lanzar un estímulo monetario «ilimitado» con el Congreso aprobando un paquete de 2 billones de dólares y el índice del dólar seguir siendo fuerte? La respuesta está en la creciente escasez mundial de dólares, y debería ser una lección para los alquimistas monetarios de todo el mundo.

El paquete de estímulo de 2 billones de dólares acordado por el Congreso es alrededor del 10% del PIB y, si incluimos las facilidades de préstamo de la Reserva Federal para el capital de trabajo, significa 6 billones de dólares en liquidez para los consumidores y las empresas en los próximos nueve meses.

El paquete de estímulo aprobado por el Congreso se compone de los siguientes elementos clave: Transferencias fiscales permanentes a los hogares y las empresas de casi 5 billones de dólares. Los individuos recibirán un pago en efectivo de 1.200 dólares (300.000 millones de dólares en total). Los préstamos para pequeñas empresas, que se convierten en subvenciones si se mantienen los puestos de trabajo (367.000 millones de dólares). El aumento de los pagos del seguro de desempleo que ahora cubren el 100% de los salarios perdidos durante cuatro meses (200.000 millones de dólares). 100.000 millones de dólares para el sistema de salud, así como 150.000 millones de dólares para los gobiernos estatales y locales. El resto del paquete proviene del apoyo temporal de liquidez a los hogares y empresas, incluyendo retrasos en los impuestos y exenciones. Por último, el uso del Fondo de Estabilización Cambiaria del Tesoro para préstamos de 500.000 millones de dólares para empresas no financieras.

A esto debemos agregar el programa masivo de alivio cuantitativo anunciado por la Reserva Federal.

Primero, debemos entender que la palabra «ilimitado» es sólo una herramienta de comunicación. No es ilimitada. Está limitada por la confianza y la demanda de dólares estadounidenses.

He tenido el placer de trabajar con varios miembros de la Reserva Federal, y la verdad es que ellos saben que no es ilimitado. Pero saben que la comunicación es importante.

FED BALANCE SHEET 25TH MARCH 2020
Balance de la Reserva Federal: 25 de marzo

La Reserva Federal ha identificado el talón de Aquiles de la economía mundial: la enorme escasez mundial de dólares. Se estima que la escasez mundial de dólares es de 13 billones de dólares ahora, si deducimos los pasivos en dólares de la oferta de dinero incluyendo las reservas.

¿Cómo llegamos a tal escasez de dólares? En los últimos 20 años, la deuda en dólares de las economías emergentes y desarrolladas, encabezadas por China, ha explotado. La razón es simple, los inversores nacionales e internacionales no aceptan el riesgo de la moneda local en grandes cantidades sabiendo que, en un acontecimiento como el que estamos viviendo actualmente, muchos países decidirán hacer enormes devaluaciones y destruir sus tenedores de bonos.

Según el Banco de Pagos Internacionales, el monto en circulación de los bonos denominados en dólares emitidos por los países emergentes y europeos, además de China, se ha duplicado de 30 a 60 billones de dólares entre 2008 y 2019. Esos países se enfrentan ahora a más de 2 billones de dólares de vencimientos en dólares en los próximos dos años y, además, la caída de las exportaciones, el PIB y el precio de los productos básicos ha generado un enorme agujero en los ingresos en dólares para la mayoría de las economías.

Si tomamos las reservas en dólares de los países más endeudados y deducimos los pasivos pendientes con los ingresos en divisas estimados en esta crisis ... La escasez mundial de dólares puede aumentar de 13 billones de dólares en marzo de 2020 a 20 billones de dólares en diciembre ... Y eso si no estimamos una recesión mundial duradera.

China mantiene 3 billones de dólares de reservas y es uno de los países mejor preparados, pero aún así, esas reservas totales cubren alrededor del 60% de los compromisos existentes. Si los ingresos por exportaciones se derrumban, la escasez de dólares aumenta. En 2019, los emisores chinos aumentaron su deuda denominada en dólares en 200.000 millones de dólares a medida que las exportaciones se desaceleraban.

Las reservas de oro no son suficientes. Si observamos las reservas de oro de las principales economías, representan menos del 2% de la oferta monetaria. Rusia tiene las mayores reservas de oro frente a la oferta de dinero. Las reservas de oro de China: 0,007% de su oferta monetaria (M2), las reservas de oro de Rusia: alrededor del 9% de su oferta monetaria. Como tal, no hay ninguna moneda «respaldada en oro» en el mundo, y la mejor protegida en oro,  el rublo, sufre la misma volatilidad en la caída de las materias primas y en tiempos de recesión que otras debido a la misma cuestión de la escasez de dólares de EEUU, aunque ni siquiera cerca de la volatilidad de los países latinoamericanos que se enfrentan tanto a la caída de las reservas de dólares de EEUU como a un colapso en la demanda de sus propios ciudadanos de su moneda nacional (como en Argentina).

La Reserva Federal sabe que tiene la bazuca más grande a su disposición porque el resto del mundo necesita al menos 20 billones de dólares para finales de año, de modo que puede aumentar el balance y soportar un gran aumento del déficit de 10 billones de dólares y la escasez de dólares se mantendría.

El dólar estadounidense no se debilita excesivamente porque el resto de los países se enfrentan a una enorme pérdida de reservas y, al mismo tiempo, aumentan su base monetaria en moneda local mucho más rápidamente que la Reserva Federal, pero sin ser una moneda de reserva mundial.

En segundo lugar, la acumulación de reservas de oro de los bancos centrales de los últimos años ha sido compensada con creces en unos pocos meses por el aumento de la base monetaria de los países líderes del mundo. En otras palabras, las reservas de oro de muchos países han aumentado, pero a un ritmo mucho más lento que su base monetaria.

La Reserva Federal sabe algo más: en las circunstancias actuales y con una crisis mundial en el horizonte, es probable que la demanda mundial de bonos de los países emergentes en moneda local se derrumbe, muy por debajo de sus necesidades de financiación. La dependencia del dólar estadounidense aumentará entonces. ¿Por qué? Cuando cientos de países intentan copiar la impresión de la Reserva Federal y recortar las tasas sin tener la seguridad legal, de inversión y financiera de los Estados Unidos, caen en la trampa que comento en mi libro Escape from the Central Bank Trap: ignorar la verdadera demanda de su moneda local.

Un país no puede esperar tener una moneda de reserva global y mantener los controles de capital y las brechas de seguridad de inversión al mismo tiempo.

El BCE probablemente entenderá esto en breve cuando el enorme superávit comercial que apoya al euro se derrumbe ante una crisis. Japón aprendió esa lección al convertir el yen en una moneda respaldada por enormes ahorros en dólares y aumentó su seguridad jurídica y de inversión a los estándares de los EEUU o el Reino Unido, a pesar de su propia locura monetaria.

La carrera a cero de los bancos centrales en su locura monetaria no es para ver quién gana, sino quién pierde primero. Y los que fracasan son siempre los que juegan a ser la Reserva Federal y los EEUU sin la libertad económica, la seguridad jurídica y la seguridad de los inversores de los EEUU.

La Reserva Federal puede ser criticada, y con razón, por su locura monetaria, pero al menos es el único banco central que realmente analiza la demanda mundial de dólares estadounidenses y sabe que su oferta monetaria debe aumentar mucho menos que su demanda monetaria total. En realidad, la QE de la Reserva Federal no es ilimitada, está limitado por la demanda real de moneda de los EEUU, algo que otros bancos centrales ignoran o prefieren olvidar. ¿Puede el dólar estadounidense perder su posición de reserva global? Claro que puede, pero nunca a un país que decida cometer las mismas locuras monetarias que la Fed sin su análisis de la demanda real de la moneda que manejan.

Esto debería ser una lección para todos los países. Si caen en la trampa de jugar a la moneda de reserva y la impresión interminable sin entender la demanda, su dependencia del dólar americano se intensificará.

 
Author:

Daniel Lacalle

Daniel Lacalle, PhD, economist and fund manager, is the author of the bestselling books Freedom or Equality (2020), Escape from the Central Bank Trap (2017), The Energy World Is Flat (2015), and Life in the Financial Markets (2014).

He is a professor of global economy at IE Business School in Madrid.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire