Mises Wire

Home | Wire | Los salarios reales se desploman mientras la inflación golpea la recuperación de EEUU

Los salarios reales se desploman mientras la inflación golpea la recuperación de EEUU

  • cashier

Etiquetas Economía de EEUU

01/13/2022

La tasa de desempleo del 3,9 por ciento parece positiva, pero la creación de empleo cayó significativamente por debajo del consenso, con 199.000 puestos de trabajo en diciembre, frente a una estimación de consenso de 450.000.

La débil cifra de empleo debe considerarse en el contexto del mayor plan de estímulo de la historia reciente. Con un apoyo monetario y fiscal masivo y un déficit público de 2,77 billones de dólares, el segundo más alto de la historia, la creación de empleo se queda muy por debajo de las recuperaciones anteriores y la situación del empleo es bastante peor que en 2019.

El dato más alarmante es que los salarios reales están cayendo en picado. Los ingresos medios por hora han subido un 4,7% en 2021, pero la inflación es del 6,8%, lo que lleva a los salarios reales a terreno negativo y a la peor lectura desde 2011.

El número de personas que no forman parte de la población activa y que actualmente desean un empleo no varió en diciembre, situándose en 5,7 millones. Esto sigue siendo 717.000 más que en febrero de 2020.

El número de parados de larga duración (los que llevan veintisiete semanas o más sin trabajo) se mantiene en 2 millones en diciembre, es decir, 887.000 más que en febrero de 2020. Los parados de larga duración representan el 31,7% de los desempleados, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

La tasa de actividad se mantiene en diciembre en el 61,9% y lleva casi doce meses estancada. La participación laboral sigue siendo 1,5 puntos porcentuales inferior a la de febrero de 2020. Por último, la relación entre el empleo y la población es sólo del 59,5 por ciento, es decir, 1,7 puntos porcentuales por debajo del nivel de febrero de 2020.

Ahora bien, si ponemos esto en el contexto de un estímulo masivo de 3 billones de dólares, la evidencia es clara. Este gasto sin precedentes no ha supuesto ningún beneficio. Toda la recuperación del empleo proviene de la reapertura. El plan de estímulo no ha acelerado el crecimiento del empleo, sino que lo ha frenado.

Hace unos meses tuve una conversación con Judy Shelton, una de las mejores economistas de los Estados Unidos, y mencionó que la recuperación sería más fuerte sin este plan de estímulo, y se ha demostrado que tiene razón.

Ningún ciudadano americano debería alegrarse de la caída de los salarios reales y del estancamiento de la participación laboral en medio de una fuerte recuperación y del segundo mayor déficit registrado.

La cifra sin precedentes de dimisiones no es positiva. Es la prueba de un mercado laboral roto en el que cientos de miles de americanos no pueden permitirse ir a trabajar porque los costes superan su salario. Esto no es una señal de empleo fuerte; es una señal de un efecto secundario realmente preocupante de la inflación.

Estados Unidos no está ni siquiera cerca del pleno empleo. Borrar a la gente de las listas del paro no es el pleno empleo.

Existe una clara amenaza para los trabajadores americanos por la persistente alta inflación y los mayores impuestos que incluye el enorme déficit: la destrucción de la clase media y menos oportunidades de empleo en el futuro, ya que las pequeñas y medianas empresas, los mayores empleadores de los Estados Unidos, sufren el aumento de los precios de los insumos y el debilitamiento de sus márgenes.

Los Estados Unidos no tendrán un mercado de trabajo fuerte si no recuperan la tendencia al alza de los salarios reales y el aumento de la tasa de participación laboral que había en 2018-2019. Todo lo demás es un rebote pobre e improductivo.

Author:

Daniel Lacalle

Daniel Lacalle, PhD, economist and fund manager, is the author of the bestselling books Freedom or Equality (2020), Escape from the Central Bank Trap (2017), The Energy World Is Flat (2015), and Life in the Financial Markets (2014).

He is a professor of global economy at IE Business School in Madrid.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here