Mises Wire

Home | Wire | Cuando los acuerdos de «libre comercio» son una forma educada de proteccionismo

Cuando los acuerdos de «libre comercio» son una forma educada de proteccionismo

  • shipping

Etiquetas Proteccionismo y libre comercio

01/12/2021

Incluso algunos libertarios se hacen la ilusión de que los acuerdos regionales de libre comercio están motivados por el deseo de reducir las barreras comerciales. En realidad, los Estados forman asociaciones comerciales para aumentar su poder de negociación a escala mundial. Como tales, los acuerdos comerciales son meramente herramientas para promover la agenda de las élites. Aunque los estadounidenses pueden no estar interesados en los asuntos parroquiales de los Estados caribeños, una reciente disputa comercial entre los miembros del bloque comercial regional Caricom demuestra acertadamente los efectos irónicos de los acuerdos que pretenden hacer avanzar el comercio. Esencialmente, aquí vemos un acuerdo internacional de «libre comercio» que está siendo utilizado por una empresa con sede en Dominica para exigir más límites al comercio entre Jamaica y un país fuera del bloque. Un informe publicado en el Jamaica Gleaner el 11 de diciembre de 2020 pone la cuestión en perspectiva:

Dominica Coconut Products Successors [DCPS] Limited, el único productor de Caricom de grasa animal y fideos a base de aceite de palma que son el ingrediente principal para la producción de pastillas de jabón, quiere impedir que las empresas jamaicanas compren su materia prima a sus actuales proveedores en Indonesia, a fin de que las empresas locales sigan cumpliendo los requisitos para obtener la «condición de origen comunitario» y la exención del arancel externo común del 40%, CET, aplicado a los productos de origen no caribeño... Los organismos comerciales del Gobierno de Jamaica solicitaron una aclaración a la Organización Mundial de Aduanas, OMA, que dictaminó que los fideos de jabón y los productos de jabón acabados se designaban con el mismo código arancelario y debían recibir un trato similar en la aplicación de los derechos de importación.

El «problema» en este caso es que para muchos productores jamaicanos tiene más sentido obtener materias primas de Indonesia—que está fuera del bloque comercial—en su lugar. El artículo continúa:

Los productores jamaicanos, una vez designados por las autoridades comerciales de Jamaica como fabricantes legítimos que transforman las materias primas en productos acabados, están autorizados por la legislación local a importar materias primas de cualquier fuente—incluidos los fideos de jabón de Indonesia—libres de derechos. Se dice que Dominica también ha impugnado ese régimen, con un importante retroceso del Gobierno de Jamaica, que ha insistido en que el país del Caribe oriental no puede determinar la legislación y la política de Jamaica.

Al seguir el informe, es evidente que Dominica trata de proteger su mercado de la competencia a expensas de los fabricantes jamaicanos que tratan de conseguir insumos más baratos. El empresario dominicano Yvor Nassief, en un artículo publicado por el Gleaner, defiende enérgicamente el proteccionismo:

El proceso de fabricación de jabón se llama saponificación…. Las empresas jamaicanas no participan en este proceso. En su lugar, importan el jabón en forma de chips y se saltan el proceso de saponificación…Por ejemplo, es como importar chips de chocolate utilizados en las galletas de chips de chocolate, calentar y extrudir esos chips en barras y luego afirmar que se están haciendo chocolates…Ninguno de nosotros puede competir con países con una población de 70 millones. En el Tratado Revisado de Chaguaramas (RTC por sus siglas en inglés) está implícito que ningún territorio de esta región—incluida Jamaica—puede competir con éxito contra economías más grandes dada su escala y los menores costos de la mano de obra, y por lo tanto la necesidad de la protección que proporciona el RTC.

Desde el punto de vista económico, obligar a los países a obtener costosos insumos de un proveedor designado no tiene sentido. Pero no debemos sorprendernos, porque los acuerdos comerciales regionales suelen ser una forma diplomática de proteccionismo. Los Estados miembros exigen el acceso libre de impuestos a los mercados regionales con condiciones, pero los extranjeros suelen estar sujetos a aranceles elevados. Sin embargo, cuando la competencia se vuelve realmente agresiva, la parte perdedora, como Dominica en este caso, aprovechará los mecanismos anti-comerciales para castigar a los competidores bajo el pretexto de la violación de las reglas comerciales. Como escribe Nassief: «¿Por qué un país de (más de) 2,5 millones de personas debería tratar, mediante prácticas comerciales injustas, de privar a una pequeña isla con 70.000 habitantes de sus derechos en virtud de la RTC? Si el DCPS puede permitirse el lujo de jugar según las reglas, ciertamente puede.»

Nassief podría en cambio alentar a los fabricantes dominicanos a invertir en un sector en el que poseen una ventaja competitiva o innovan. Sin embargo, esperar que los proteccionistas abracen la competencia cuando la búsqueda de rentas parece más lucrativa es una imprudencia. El ejemplo de la Caricom debería enseñar a los estadounidenses a desconfiar de los líderes que los engatusan para que lleguen a un acuerdo regional en nombre de la facilitación del libre comercio.

Author:

Contact Lipton Matthews

Lipton Matthews is a researcher, business analyst, and contributor to Merion West, The Federalist, American Thinker, Intellectual Takeout, mises.org, and Imaginative Conservative. Visit his YouTube channel, with numerous interviews with a variety of scholars, here. He may be contacted at lo_matthews@yahoo.com or on Twitter (@matthewslipton).

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire