Power & Market

Wikipedia, mercados y colaboración

01/04/2021Gary Galles

El 15 de enero, Wikipedia cumple 20 años. Su aniversario es un buen momento para celebrar el éxito de un servicio que se ha vuelto tan útil para tantos.

Los miembros de mi familia, por ejemplo, han recibido formación universitaria en matemáticas, economía, contabilidad, filosofía, inglés, historia del arte, teología, asesoramiento, estudios sobre la mujer, educación y edición digital. Todos estamos de acuerdo en que Wikipedia es valiosa. Cuando se usa con sensatez, puede ser muy productiva, particularmente como un lugar para empezar a aprender sobre un tema.

Un buen lugar para ver la utilidad de Wikipedia puede verse en su entrada en sí misma. Es una larga pieza (y recientemente actualizada, por supuesto) que claramente busca el equilibrio. Mi reciente búsqueda arrojó 15 encabezados principales, 365 notas a pie de página, y muchas referencias para un estudio más profundo. El hecho de que ofrezca una información tan fácilmente accesible y conexiones para una investigación más profunda lo ha convertido en el sitio de obras de referencia general más popular de la Internet, con 365 millones de lectores, 55 millones de artículos (más de 6,2 millones en inglés) en 285 idiomas, y sigue creciendo, y lo ha clasificado entre los 15 sitios web más populares en general.

Mientras que casi todos con los que he hablado sobre Wikipedia tienen una visión generalmente positiva de ella, como economista, encontré ciertas cosas particularmente importantes. Como escribió la exdirectora ejecutiva de Wikipedia, Sue Gardner, en su duodécimo aniversario:

Una enciclopedia es una de las mayores muestras de esfuerzo de colaboración de la humanidad, y Wikipedia lleva esa colaboración a nuevos niveles.

No conozco un esfuerzo comparable, una colección más diversa de personas que se unan, en paz, para un solo objetivo.

Wikipedia se ha convertido en una parte indispensable de la infraestructura de información del mundo.

Cada una de estas afirmaciones se basa en algo —el grado de colaboración, la medida en que incorpora la diversidad, el grado en que logra su objetivo en paz, que es una fuente de información indispensable para muchos— que debería recordarnos que a cualquiera que le guste Wikipedia deberían gustarle más los mercados, porque el intercambio voluntario en los mercados es el logro de colaboración más productivo de la humanidad.

Wikipedia, con sus miles de colaboradores y millones de beneficiarios, sigue siendo una demostración mucho más pequeña de la belleza de la colaboración que la que encontramos en las asociaciones voluntarias que forman los mercados. Las interacciones de intercambio llevan a todos a la colaboración, ya sea que tengan la intención de colaborar o no.

En los mercados, las preferencias y valores de cada participante se incorporan a los resultados. Todos los que deciden comprar lo hacen voluntariamente, reflejando el hecho de que dan más valor a lo que reciben que a lo que abandonan. Todos los que eligen vender lo hacen voluntariamente, reflejando el hecho de que ellos también dan más valor a lo que reciben que a lo que abandonan. Y esas relaciones de mercado mueven los bienes y servicios a formas, lugares y períodos de tiempo más valorados, así como a los propietarios que les dan un valor más alto, que son los únicos cambios que las partes interesadas acordarán mutuamente. Ese es un campo de cooperación social mucho más amplio que el de Wikipedia. Y todos los que usan los precios que resultan como información sobre los intercambios que otros están dispuestos a hacer, es decir, todos se benefician de ello.

Dado que los mercados reflejan las elecciones —y por lo tanto las preferencias, capacidades y circunstancias— de sus participantes, también reflejan los cambios que les afectan, comunicando esa información a otros mediante los cambios de los precios relativos. Si bien Wikipedia es mucho más ágil que otras fuentes de referencia en lo que respecta a la incorporación de nueva información, los mercados incorporan cantidades mucho mayores de nueva información útil mucho más rápidamente.

De hecho, como señaló Friedrich Hayek en «El uso del conocimiento en la sociedad», los mercados pueden incorporar información que inicialmente sólo conocía un individuo, aunque no tenga intención de beneficiar a otros con ese conocimiento. Eso es porque su comportamiento de mercado interesado se reflejará en los cambios de precios que comunican las consecuencias de esa información, independientemente de su intención. Y eso permitirá su uso productivo no sólo en el mercado donde la información hace su aparición inicial, sino en los mercados de productos relacionados, como los sustitutos, sustitutos de esos sustitutos, complementos, etc., en un universo de efectos en expansión.

Además, Wikipedia se centra en presentar hechos que pueden ser articulados y cuyas fuentes pueden ser rastreadas. Pero en los mercados, hay tanta información —incluyendo todos los detalles de tiempo y lugar que pueden cambiar las evaluaciones individuales de los bienes y servicios— que abruma nuestra capacidad de conocerla y procesarla. Gran parte de esa información es transitoria y a menudo ni siquiera articulable. Los mercados todavía incorporan esa información respondiendo a la pregunta que típicamente nos interesa más con respecto a nuestras asociaciones productivas: ¿Cuánto?

¿Cuánto me dará alguien más por algo, o cuánto me exigirá alguien más por ello? Al tiempo que nos ahorra la necesidad de conocer todas las combinaciones infinitamente complejas de quién, qué, cuándo, dónde y cómo, economizando drásticamente en los costes de la información, comunica las cosas más esenciales que deseamos saber a través de los precios y los cambios en ellos.

Cuando uno piensa cuidadosamente en las hazañas más allá de lo notable que los mercados de coordinación social hacen posible, no es difícil entender por qué Hayek concluyó:

Estoy convencido de que si [el sistema de mercado] fuera el resultado del diseño humano, y si la gente guiada por los cambios de precios comprendiera que sus decisiones tienen un significado mucho más allá de su objetivo inmediato, este mecanismo habría sido aclamado como uno de los mayores triunfos de la mente humana.

Añade a estas maravillas el hecho de que las increíbles hazañas de cooperación del mercado se logran en paz. Cuando los derechos de propiedad están bien definidos y defendidos, sólo son posibles los acuerdos voluntarios. O como Leonard Read lo puso en su más famoso libro, Cualquier cosa que sea pacífica, pero nada que no lo sea, está permitido. La fuerza se emplea sólo cuando es necesaria para detener a aquellos que violan los derechos de los demás.

De hecho, los primeros líderes del movimiento de libre comercio hicieron hincapié no sólo en las ventajas de los mercados para la sociedad en general, y los pobres en particular, sino también en el avance de la paz. En palabras de Richard Cobden:

Abogamos por el libre comercio, no sólo por la riqueza material que traería a la comunidad, sino por el motivo mucho más elevado de asegurar la paz permanente con la gente... llevada a la dependencia mutua por el suministro de los deseos de cada uno.

La naturaleza pacífica de las interacciones del mercado es aún más sorprendente en vista del hecho de que, a diferencia de los objetivos compartidos que motivan a los escritores de un artículo de Wikipedia, los mercados no avanzan un solo objetivo acordado. Amplían enormemente la cooperación social, pero esa cooperación está al servicio de objetivos individuales muy dispares y a menudo conflictivos. Por ejemplo, todos deseamos comida, ropa y refugio, pero no queremos las mismas cantidades o tipos de comida, ropa o refugio, ni los queremos para las mismas personas, al mismo tiempo, en la misma calidad y forma o en el mismo lugar. Y eso vale para otras innumerables cosas.

Los mercados no sólo son una «parte indispensable de la infraestructura de información del mundo» mucho más que la Wikipedia, sino que prestan sus servicios con una desventaja mayor: los gobiernos no atacan ni socavan constantemente la información que proporciona la Wikipedia. En cambio, la infraestructura de información que proporcionan los mercados se ve ampliamente socavada por los gobiernos mediante una panoplia de intrusiones, entre las que cabe citar los límites máximos y mínimos de precios, los impuestos y las subvenciones, el proteccionismo (aranceles, cupos y barreras no arancelarias) y las reglamentaciones que disuaden de entrar y sofocan la innovación.

Wikipedia es una historia de éxito impresionante. Es informativa, colaborativa, diversa y pacífica. Pero no es el mayor esfuerzo de colaboración de la humanidad, ni su mayor fuente de información útil. Surgen de los increíbles beneficios de los acuerdos pacíficos y voluntarios de la gente en los mercados, cuando no son cortocircuitados por las interferencias y obstáculos del gobierno. Por consiguiente, si pudiéramos dar a los acuerdos voluntarios de mercado el tipo de respeto y libertad de que goza Wikipedia, sería un gran paso adelante para la humanidad.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon power-market-v2