Power & Market

Ahora puedes unirte al Consejo Asesor Comunitario de la Fed

04/20/2021Robert Aro

Podría haber una oportunidad real de entrar en «el interior» de la Reserva Federal. El lunes pasado se anunció:

La Junta de la Reserva Federal acepta solicitudes para su Consejo Asesor Comunitario

Conocido como el CAC, el Consejo Asesor:

asesora a la Junta en cuestiones que afectan a los consumidores y a las comunidades y complementa a otros dos consejos consultivos de la Junta cuyos miembros representan a las instituciones de depósito: el Consejo asesor federal y el Consejo asesor de instituciones de depósito comunitarias.

Piense en el CAC como un consejo consultivo que asesora al consejo (de la Reserva Federal)... que ayuda a asesorar a otros consejos. El CAC se reúne en Washington, DC para:

ofrecer una serie de perspectivas sobre las circunstancias económicas y las necesidades de servicios financieros de los consumidores y las comunidades, con especial atención a las preocupaciones de los consumidores y las comunidades con ingresos bajos y moderados.

La lectura del acta de la última reunión del CAC, celebrada el 1 de octubre de 2020, permite hacerse una idea del alcance de las cuestiones económicas que se plantea el consejo:

¿En qué medida ven los miembros del Consejo los efectos del covid-19 en las pequeñas empresas de sus comunidades?

¿Los confinamientos permanentes amenazan los ecosistemas empresariales de sus comunidades?

¿Qué herramientas o políticas pueden ayudar a mitigar estos efectos?

El acta parece bastante larga, con muchas estadísticas, varias ideas e incluso pruebas anecdóticas. En las preguntas anteriores se mencionan las dificultades a las que se enfrentan las comunidades con menores ingresos, las mujeres y las minorías, así como el uso de los préstamos del Programa de Protección de Salarios (PPP). Incluso mencionan:

Otra ronda de APP es fundamental para ayudar a salvar estas pequeñas empresas...

Hablando de eso, el informe semanal de la APP señaló que, a 11 de abril de 2021, se habían aprobado los 755.000 millones de dólares hasta la fecha, como se ve a continuación:

aro

Se trata de la línea de liquidez que proporciona préstamos condonables. Seguirá siendo interesante saber cómo terminará esto, teniendo en cuenta que sólo 64.000 millones de dólares figuran en el balance de la Reserva Federal, es decir, algo menos del 10% de todos los préstamos condonables. Queda por ver si los préstamos serán pagados o condonados...

Recomendaciones como «otra ronda de PPP» son el tipo de trabajo que el CAC se anima a plantear a la Reserva Federal. De todas las preguntas que se formularon al CAC, nunca se mencionó nada relativo a la sostenibilidad de programas como el PPP, las preocupaciones sobre la deuda o la oferta monetaria, el impacto económico ni la moralidad de casi un billón de dólares en préstamos condonables.

Desgraciadamente, están en juego miles de millones de dólares, lo que requiere que «expertos» en diversos campos recomienden cómo distribuir esos dólares; no es necesario hacer cálculos económicos. Tal vez por eso la solicitud pide cualificaciones como:

Conocimiento de campos como la vivienda asequible, el desarrollo comunitario y económico, el empleo y la mano de obra, los servicios financieros y la tecnología, las pequeñas empresas y la creación de activos y riqueza, con especial atención a las preocupaciones de los consumidores y las comunidades de ingresos bajos y moderados. Los candidatos no tienen que ser expertos en todos los temas relacionados con los servicios financieros al consumidor o el desarrollo comunitario...

Las solicitudes deben presentarse antes del 11 de junio. Si gana el puesto de miembro del CAC, podrá reunirse en Washington, semestralmente, normalmente durante dos días. Si cree que tiene lo que hay que tener para planificar mejor las comunidades de todo el país, no dude en presentar su candidatura y buena suerte.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Armonía de clases, no guerra de clases

03/08/2021George Reisman

El descontento y el malestar que siguieron a las elecciones presidenciales de 2020 fueron, al menos en gran parte, una de las innumerables consecuencias destructivas de un error de casi 250 años en la teoría económica cometido por Adam Smith: a saber, la creencia de que los beneficios son una deducción de los salarios. (Véanse los ocho primeros párrafos del cap. 8 , bk. I, de La riqueza de las naciones.)

Este error es la base de la teoría marxiana de la explotación, que sostiene que los beneficios son robados a los asalariados por un puñado comparativo de explotadores capitalistas que, bajo un sistema de capitalismo sin trabas, de cuerpo entero y de laissez-faire, cosechan enormes beneficios obligando a las masas de asalariados a trabajar dieciocho horas al día por salarios de subsistencia en condiciones de trabajo brutales y peligrosas que se aplican incluso al trabajo de los niños pequeños, cuyo trabajo es necesario por la insuficiencia de los ingresos de sus padres. Está presente, al menos implícitamente, en prácticamente todos los debates sobre impuestos, gastos y legislación laboral y social. (Todas las referencias a Marx son al vol. I de Das Kapital)

Esta visión de las cosas es el fundamento de las demandas de «expropiación de los expropiadores» y de la instauración del socialismo, que supuestamente devolverá a los asalariados lo que los capitalistas les han robado y siguen robando.

Esta visión ha sido la base de la mayoría de las principales políticas del Partido Demócrata al menos desde la época de Woodrow Wilson y el movimiento «progresista», entendiendo el progreso como un movimiento hacia el socialismo. Hoy en día, es prominente como nunca antes en la agenda de extrema izquierda de la Administración Biden. Su influencia ha llegado a ser tan grande que impregna el pensamiento incluso de los propios supuestos explotadores capitalistas, muchos de los cuales aparentemente buscan la redención vertiendo fortunas en la financiación de causas de extrema izquierda y así presentan el espectáculo de los propios «explotadores» capitalistas actuando como verdaderos comunistas, siguiendo los pasos de Friedrich Engels, el rico capitalista que fue tanto el colaborador como el mecenas financiero de Marx.

El hecho es que los capitalistas no deducen los beneficios de los salarios ni «explotan» a los asalariados. Los capitalistas no crean el fenómeno del beneficio. La existencia del beneficio es lógicamente anterior a la existencia de los capitalistas. De hecho, si no hubiera capitalistas, sino sólo trabajadores manuales produciendo y vendiendo productos, como Smith y Marx afirmaban que era el caso en sus respectivas construcciones imaginarias del «estado original de las cosas» y la «circulación simple», la tasa de ganancia sería infinita. La verdad es que la existencia de los capitalistas sirve para reducir la tasa de ganancia. De hecho, su ahorro y el gasto de sus ahorros en forma de pagos de salarios y gastos en bienes de capital ha servido en los países industriales del mundo tanto para reducir la tasa de ganancia a unos pocos porcentajes como para elevar progresivamente el nivel de vida del asalariado medio a un nivel que supera con creces el de los reyes y emperadores de épocas pasadas.

Por irónico que sea esto, una buena manera de entender la verdad sobre los beneficios es utilizando la distinción que hace Marx entre circulación simple y «circulación capitalista». La circulación simple se refiere a las condiciones en las que los trabajadores producen mercancías, «C», que venden por dinero, «M», que luego utilizan para comprar otras mercancías, «C». Marx describe esta secuencia como «C-M-C». En cambio, en la circulación capitalista, el punto de partida no es la producción de mercancías por parte de los trabajadores, sino el desembolso de dinero por parte de los capitalistas, que pagan la construcción de las fábricas, la maquinaria que las llena, los suministros de materiales y los salarios de los trabajadores mientras se producen las mercancías que luego se venderán. Marx describe esta secuencia, que constituye la circulación capitalista, como «M-C-M».

Como digo, de lo que son responsables los capitalistas no es del fenómeno de la ganancia, sino de la primera «M» de la secuencia «M-C-M» de Marx, es decir, de los gastos en bienes de capital y pagos de salarios. Todos estos gastos aparecen, tarde o temprano, como costes de producción que se deducen de la segunda «M» de la secuencia de Marx, que representa la circulación capitalista.

Ahora bien, esta segunda «M» está igualmente presente en la circulación simple. En ambos tipos de circulación, es el dinero por el que se venden las mercancías producidas. Son los ingresos por ventas.

En la circulación simple, mientras hay ingresos por ventas, no hay costes monetarios de producción que deducir de esos ingresos por ventas, porque no ha habido desembolsos previos de dinero para obtener los ingresos por ventas, siendo los costes el reflejo de dichos desembolsos.

Así, la circulación simple de Marx es una situación en la que el 100% de los ingresos por ventas son beneficios. Tampoco hay capital acumulado en forma de valor monetario contable de la tierra, la planta, el equipo o el inventario, ya que no se han comprado tales activos. (Su compra requeriría una circulación capitalista, lo que queda excluido por los requisitos de la circulación simple). Por lo tanto, tenemos una situación adicional, en la que no sólo los beneficios son iguales al 100 por ciento de los ingresos por ventas, sino que además la tasa de beneficio está determinada por la división de esa cantidad de beneficios por una cantidad cero de capital invertido. La división por cero, por supuesto, da como resultado el infinito.

En la circulación simple, sólo los trabajadores reciben ingresos, pero los ingresos que reciben son beneficios, no salarios. En la circulación simple, no se pagan salarios en la producción de productos para la venta. Tales salarios, y el gasto en bienes de capital, sólo surgen en la circulación capitalista. Y a medida que se intensifica la circulación capitalista, algo que puede expresarse dividiendo la primera «M» por la segunda en la secuencia de Marx para la circulación capitalista, el margen de beneficio de toda la economía disminuye. Esto se debe a que los costes de producción que emanan de la primera «M» crecen como resultado de su aumento en relación con la segunda «M», que son los ingresos por ventas. Y, por supuesto, la tasa media de beneficio del capital invertido en toda la economía disminuye aún más, ya que una primera «M» más grande en la secuencia de Marx resulta en un valor contable de los activos de capital que es mayor que los ingresos por ventas.

En conclusión, los capitalistas no son responsables del fenómeno del beneficio, sino de los gastos que incluyen el pago de los salarios y que aparecen como costes de producción que se deducen de los ingresos por ventas y que reducen en consecuencia la proporción de los ingresos por ventas que es el beneficio. Los gastos de los capitalistas también son responsables de la acumulación del valor monetario de la propiedad, la planta, el equipo y las existencias/trabajos en curso, lo que sirve para reducir aún más la tasa media de beneficio, ya que un margen de beneficio menor en toda la economía se divide por una base de capital mayor.

Un punto más: El capital acumulado por los capitalistas no se utiliza para llenar sus barrigas, como se alega comúnmente en las representaciones de caricaturas de los capitalistas como hombres muy gordos. Por el contrario, el capital de los capitalistas es la fuente de la oferta de productos que todo el mundo compra, incluidos, en su mayor parte, los no capitalistas, y es también, con mucho, la principal fuente de la demanda de trabajo que los no capitalistas venden. En otras palabras, el capital de los capitalistas es la fuente de un enorme beneficio económico general. Un ejemplo clásico de esto es la acumulación de una vasta fortuna personal de Henry Ford, que sirvió para que millones de personas comunes tuvieran automóviles y decenas de miles tuvieran un empleo remunerado en su producción. De nuevo, el capital de los capitalistas es la fuente de la oferta de productos que compran los no capitalistas y de la demanda de trabajo que venden los no capitalistas.

Y un último punto: Los capitalistas trabajan. Entre sus filas se encuentran los principales trabajadores del sistema económico: los que aportan la inteligencia orientadora y directora al más alto nivel de las empresas. Este trabajo es una labor de pensamiento, planificación y toma de decisiones, más que un trabajo manual. Como tal, sus ingresos tienden a variar con el tamaño de los capitales que emplean. Al igual que un trabajador que cava un agujero con una pala de vapor, sigue siendo el que cava su agujero mucho más grande que un trabajador que utiliza una pala convencional, porque es él el que suministra inteligencia de guía y dirección a la pala de vapor, así un capitalista con diez mil millones de dólares de capital puede producir diez veces más que uno que sólo tiene mil millones de capital. En ambos casos, es el capitalista el que suministra la inteligencia orientadora y directora al más alto nivel. Así, al igual que se dice que fue Colón y no los miembros de su tripulación quien descubrió América (o se decía esto en los días en que la gente se identificaba con las ideas, los valores y la perspectiva de la civilización occidental y no con la pertenencia racial de sus antepasados), son los capitalistas como Ford, Rockefeller y sus homólogos contemporáneos quienes deben ser nombrados como los productores de los productos de sus empresas. Los empleados deben ser considerados como sus ayudantes (la «ayuda») en la producción de sus productos, los de los capitalistas.

Ciertamente no he respondido en estos pocos párrafos a todas las preguntas posibles sobre la justicia y la equidad de los beneficios obtenidos por los capitalistas, pero creo que lo hago en mi libro Capitalism: A Treatise on Economics (ver, en particular, las páginas 473-500 y 603-673.) Así que simplemente me detendré aquí y espero que el lector acuda a esas páginas y las lea y estudie. Si un número suficiente de personas lo hace, será el fin del marxismo y de todas sus consecuencias destructivas derivadas de sus doctrinas de explotación y conflicto de clases, pues la gente se dará cuenta entonces de que no hay explotación del trabajo ni conflicto de clases en el capitalismo y su libertad económica, sino una profunda armonía de clases entre capitalistas y asalariados.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Anunciando el ganador del premio del banco central del año

12/31/2020Robert Aro

¡El Banco Nacional Suizo (BNS) gana el 2020! Desafortunadamente, la arrogancia de la Reserva Federal no pudo competir con la asertividad arrogante de los suizos. El presidente del SNB Thomas Jordan invocó una seguridad como la de Ben Bernanke cuando planteó su caso de que la deflación no debería ocurrir aquí. Esto viene el día después de que el Tesoro de EEUU nombró a Suiza manipuladora de la moneda, después de que cumplieron con el umbral arbitrario de tener un:

Un superávit comercial bilateral con los Estados Unidos de más de 20.000 millones de dólares (17.700 millones de francos suizos), una intervención de divisas que supera el 2% del Producto Interior Bruto y un superávit mundial en cuenta corriente que supera el 2% del PIB.

El Presidente Jordan rechazó el título, reportado por Reuters, diciendo:

Sólo para ser muy claro. El informe del Tesoro de EEUU no tiene ningún impacto en nuestra política monetaria.

Ya sea por la amenaza de deflación o por la falacia que sufrirán las exportaciones, siempre es extraño ver a los banqueros centrales desviar sus acciones hacia el público. Al igual que la Fed, que normalmente advierte sus acciones refiriéndose al mandato que le dio el Congreso, el BNS utiliza una táctica similar, como dijo Jordan a los periodistas:

Nuestra política monetaria es necesaria y legítima, de hecho es el resultado del mandato que nos dieron el pueblo y el Parlamento suizos de mantener la estabilidad de los precios.... Es muy importante que mantengamos esta estabilidad de los precios para evitar una deflación en Suiza.

El coup de grace fue entregado en una declaración formal el mismo día, cuando la SNB declaró por escrito:

La política monetaria expansiva del BNS ofrece condiciones de financiación favorables, contrarresta la presión alcista sobre el franco suizo y contribuye a un suministro adecuado de crédito y liquidez a la economía.

Aparentemente sin saber que no existe un suministro óptimo de dinero y crédito, el SNB refuta esto de la manera más keynesiana de todas: declarando una verdad simplemente declarándola verdadera. De manera similar al comentario de que su política monetaria es «necesaria y legítima», el banco suizo afirma que ha encontrado la «oferta adecuada de crédito y liquidez» sin la más mínima prueba, fundamento o cálculo.

Además, declararon que:

A la luz de la alta valoración del franco suizo, el BNS sigue dispuesto a intervenir con más fuerza en el mercado de divisas.

Si es cierto, el BNS aumentará sus compras en el extranjero, y como todos los demás bancos centrales, la carrera por una política expansiva con el objetivo de la inflación de los precios debería ser interesante para el 2021.

Aún así, el elemento cómico no se nos escapa, considerando que el índice Big Mac de The Economist muestra que Suiza sigue siendo el hogar del Big Mac más caro del mundo, con un costo de más de 7 dólares al 15 de julio. Sin embargo, el banco central todavía se compromete a debilitar el franco, porque, al parecer, no hay nada peor que una moneda fuerte.

Así que el banco suizo gana: manipulación de la moneda, el tipo de interés más bajo del mundo, compras de acciones de EEUU y monedas extranjeras con dinero creado de la nada, todo para apoyar la posición insostenible de mantener la oferta «apropiada» de crédito. Mientras que el dólar estadounidense sigue siendo la moneda de reserva no oficial del mundo, el banco central de Suiza, que cotiza en bolsa, hace cosas que la Fed sólo sueña. Acciones similares serían insondables si alguna vez se implementaran en América. Eso esperamos.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Acción humana fue publicada en este día en 1949

09/14/2020Mises Institute

Acción humana de Ludwig von Mises fue publicada en esta fecha en 1949. Desde el principio, la misión del Instituto Mises ha sido defender la importancia de este libro en la historia del pensamiento económico.

En palabras de Henry Hazlitt, en su New York Times Review:

Acción humana es, en resumen, a la vez la declaración más inflexible y rigurosamente razonada del caso del capitalismo que ha aparecido hasta ahora. Si un solo libro puede cambiar la marea ideológica que ha estado corriendo en los últimos años tan fuertemente hacia el estatismo, el socialismo y el totalitarismo, La acción humana es ese libro.

Gracias a nuestros generosos donantes, las ideas vitales de este libro son más accesibles que nunca. Esto es cierto no sólo debido a las traducciones que han dado nacimiento a movimientos austro-libertarios enteros en todo el mundo, sino también en la forma en que está disponible para cualquier persona sinceramente interesada en las ideas que construyen una civilización pacífica y próspera.

En el Instituto Mises hace tiempo que el texto de Acción Humana está disponible gratuitamente en línea como un HTML, PDF y EPUB, así como un audiolibro. También está disponible la inestimable guía de estudio de Robert Murphy. Ambos están también disponibles en forma física en la Librería Mises.

Para hacer La acción humana aún más accesible a los lectores modernos, Jeff Deist dedicó su Podcast Acción humana a una serie completa del libro. Cada episodio empareja una sección del libro con un importante erudito austriaco, ayudando a desarrollar y explicar las partes más importantes del libro.

«Why You Should Read Human Action in 2020 with Dr. Shawn Ritenour»
«Human Action Part One with Dr. David Gordon»
«Human Action Part Two with Dr. Robert Murphy»
«Human Action Part Three with Dr. Per Bylund»
«Human Action Part Four with Dr. Jeffrey Herbener»
«Human Action Part Four with Dr. Joe Salerno»
«Human Action Part Four with Dr. Mark Thornton»
«Human Action Part Five with Ryan McMaken»
«Human Action Part Six with Dr. Peter Klein»
«Human Action Part Six with Jeff Deist»
«Human Action Part Seven with Dr. Tom Woods»

Para aquellos que prefieren los artículos, el Instituto también tiene una serie de artículos que destacan el significado histórico del libro, y la relevancia moderna. Estos incluyen:

«La acción humana: un resumen capítulo por capítulo» por Martin Stefunko

«Por qué deberías leer La acción humana — muy cuidadosamente» por Joseph T. Salerno

«El lugar de La acción humana en el desarrollo del pensamiento económico moderno» por Joseph T. Salerno

«Los confinamientos del COVID paralizaron la división del trabajo, preparando el terreno para los disturbios civiles» por Jonathan Newman

«Los disturbios de los Estados Unidos son sólo la última versión del “sindicalismo” marxista» por Mark Thornton

El Instituto Mises se enorgullece de ser la única organización de investigación americana dedicada a desarrollar nuevas generaciones de estudiosos misesianos. Gracias a nuestros donantes, la escuela austriaca de economía es más fuerte ahora que nunca, con académicos de todo el mundo. Nuestro nuevo programa de graduados sólo fomentará esta causa en el futuro.

El mundo de hoy necesita las ideas de Ludwig von Mises, articuladas en Acción humana, tanto hoy como nunca antes.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Ahora que estamos oficialmente en recesión, ¿qué nos espera?

06/10/2020Robert Aro

Tras lo que podría anunciarse como una de las reuniones más importantes de la Reserva Federal en más de una década, todo lo que podemos hacer es especular sobre lo que nuestros planificadores centrales tienen reservado. Mientras tanto, consideremos la mentalidad anticapitalista que se extiende por todo el mundo: la pandemia mundial, los disturbios civiles en los Estados Unidos, los altísimos balances de los bancos centrales mundiales, la deuda de los Estados Unidos de casi 26 billones de dólares, la tasa de desempleo más alta desde la Gran Depresión, el Banco de Inglaterra que pide la peor caída económica de los últimos trescientos años, la Reserva Federal que todavía tiene a su disposición potencialmente billones de dólares más en facilidades de liquidez no utilizadas, y la bolsa de valores a punto de alcanzar de nuevo sus máximos históricos. Entonces The Economist tiene la audacia de publicar un artículo alentador que sugiere «Don’t Worry About Inflation—Yet» con la cita del titular:

Es improbable que el estímulo monetario provoque un aumento sostenido de los precios mientras los mercados laborales sigan deprimidos.

Porque, según The Economist, la creación de dinero, combinada con la disminución de la producción de bienes y servicios, no conduce a un aumento de los precios. Tampoco causa un aumento de los precios de activos como las acciones y contribuye a la inasequibilidad general de la vida para la familia media. No olvides tener en cuenta un nivel de deuda familiar de 14,3 billones de dólares que ha superado el nivel de deuda durante la Gran Recesión. Sin embargo, se supone que debemos pensar que esto es aceptable ya que las tasas de interés son bajas y la «inflación» parece ser «débil» según las principales fuentes de noticias.

En cuanto a la Reserva Federal, permanecen bajo el bloqueo de los medios de comunicación. No se ha hecho ningún comentario públicamente esta semana o la pasada. Sin embargo, el multimillonario gestor de fondos de cobertura Steve Druckenmiller destacó la desconexión entre el mercado de valores y la realidad mejor en la CNBC:

Lo que claramente está sucediendo es que la emoción de la reapertura está permitiendo que muchas de estas compañías que han sido víctimas de Covid vuelvan y entren en vigor.

Seguramente, los varios billones de dólares que fueron literalmente creados de la nada por los bancos centrales tuvieron algo que ver con el repunte del mercado de valores. O, explicado de otra manera, si la Reserva Federal no hubiera tomado medidas extensas para apoyar la economía mediante la compra de billones de dólares en deuda, ¿se habría recuperado el mercado de valores como lo ha hecho?

A medida que vemos que el mercado sigue subiendo, la desconexión con la realidad se hace aún más pronunciada. El comunicado de prensa de la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER) del lunes declaró lo obvio:

El comité ha determinado que un pico en la actividad económica mensual se produjo en la economía de EEUU en febrero de 2020. El pico marca el fin de la expansión que comenzó en junio de 2009 y el comienzo de una recesión. La expansión duró 128 meses, la más larga en la historia de los ciclos económicos de EEUU que se remonta a 1854.

La buena noticia es que el NBER ofreció una tenue fuente de optimismo al concluir la declaración, señalando:

La magnitud sin precedentes de la disminución del empleo y la producción, y su amplio alcance en toda la economía, justifica la designación de este episodio como una recesión, aunque resulte ser más breve que las contracciones anteriores.

Con innumerables desafíos por delante, lamentablemente le corresponderá a un puñado de élites ricas dirigir la economía en la dirección que consideren adecuada. Aunque las declaraciones de la FOMC son normalmente templadas y deslucidas, son las preguntas y respuestas las que proporcionan una valiosa visión de la mente de un planificador. Sólo podemos esperar que alguien haga preguntas como «¿Cómo puede un banco central desenrollar un balance de 7 billones de dólares?» o «¿Qué tiene que ver un programa de bonos/fondos negociables de 750 mil millones de dólares con el mandato de la Reserva Federal?» Pero si no, al menos podremos escuchar sus invaluables proyecciones económicas.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Audio al descubierto de Eugen von Böhm-Bawerk de 1905

05/18/2020Tho Bishop

El Österreichische Mediathek, un archivo austriaco de grabaciones sonoras y vídeos sobre la historia cultural y contemporánea, ha publicado un clip muy corto titulado «Economía de Viena» con la voz de Eugen von Böhm-Bawerk. El clip de 26 segundos, fechado en 1905, está en alemán, pero permite a los oyentes el raro placer de escuchar a uno de los más grandes economistas del siglo XX.

Una traducción de la página ofrece esta descripción del clip:

Desgraciadamente, el gran economista, el profesor Eugen von Böhm-Bawerk (1851 a 1914), no habla de su tema en esta grabación sonora, que fue grabada en el Archivo de Fonogramas de Viena el 20 de diciembre de 1905, sino que habla mentalmente del entonces bastante nuevo aparato de grabación, el fonógrafo. — Böhm-Bawerk, que también fue dos veces Ministro de Hacienda (en los gabinetes de Gautsch y Koerber), junto con Carl Menger, Eugen von Philippovich y Friedrich von Wieser, es uno de los principales representantes de la Escuela de Economía de Viena, que se extiende mucho más allá de Austria y más allá.

Transcripción: No sé qué le gustaría a las eras futuras aprender de nosotros. Me gustaría saber qué me gustaría aprender de las eras futuras. Desafortunadamente, el puesto de fonogramas, al que podría confiar mis curiosas preguntas, no proporciona una respuesta.

Como Guido Hülsmann nota en el magnífico Mises: El último caballero del liberalismo, 1905 fue el año en que Böhm-Bawerk obtuvo una cátedra completa como profesor de la Universidad de Viena, una victoria de profunda importancia para la historia de la escuela austriaca.

Menger tuvo éxito no sólo en el desarrollo de la tradición continental de la ciencia económica, sino también en el establecimiento de una red de jóvenes pensadores de ideas afines dentro de los confines de Austria-Hungría. Sólo falló en conseguirle a Böhm-Bawerk una cátedra en la Universidad de Viena. Su discípulo favorito se postuló dos veces, en 1887 y 1889, pero cada vez el Ministerio de Educación eligió un candidato diferente. Argumentaron que Böhm-Bawerk representaba la misma escuela abstracta y puramente teórica que el otro titular de la cátedra (Menger) y que era necesario tener también un representante de la nueva escuela histórica de Alemania. Ni siquiera esto resultó ser un obstáculo decisivo. En el otoño de 1889, Böhm-Bawerk se trasladó a Viena para incorporarse al Ministerio de Hacienda y se convirtió en profesor adjunto de la Universidad de Viena; en 1905 obtuvo una cátedra completa. Así pues, en claro contraste con todas las demás escuelas modernas (marginales) de pensamiento económico, la Escuela Austríaca alcanzó rápidamente una posición de poder, protegida por la tradición intelectual y el patrocinio político. Bajo el liderazgo de la siguiente generación, obtendría una posición de influencia sin igual.

Böhm-Bawerk terminaría publicando importantes trabajos que avanzan la teoría austriaca del capital y el interés, así como uno de los más potentes derribos de Karl Marx jamás escrito. Sus estudiantes en la Universidad de Viena incluyeron a Ludwig von Mises y Joseph Schumpeter.

En un artículo del 2002 del Quarterly Journal of Austrian Economics, George Reismann, un estudiante del mismo Mises, señaló que «[Es] totalmente concebible para mí que Mises haya descrito a Böhm Bawerk como el economista austriaco más importante».

Para los lectores que estén entusiasmados por encontrar esta joya histórica, consideren revisar los Archivos de Audio de Ludwig von Mises disponibles aquí en el sitio.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

A partir del 4 de abril, el total de muertes semanales aún no ha mostrado un aumento a nivel nacional

04/20/2020Ryan McMaken

La información sobre el total de muertes hasta el 4 de abril no muestra ningún indicio de un aumento general de las muertes en los Estados Unidos. Es muy posible que veamos que la mortalidad total de abril empiece a mostrar niveles muy por encima de lo normal, pero los datos semanales que tenemos hasta ahora no muestran ninguna indicación de esto.

Ahora tenemos datos hasta la semana 14 (la semana que termina el 4 de abril en 2020) para este año, como se puede encontrar aquí.

apr

De hecho, el promedio del total de muertes de este año (con un promedio de las primeras 14 semanas del año para cada año) muestra un descenso en 2020. El promedio de muertes semanales en los EEUU hasta el 4 de abril fue de 55.149 en los EEUU. Durante 2017 y 2019, el promedio fue de más de 57.000. Durante 2018, el promedio fue de más de 59.000.

En la semana que terminó el 4 de abril, el total de muertes fue de 49.292. Eso es menos que la semana anterior, y también menos que el total de la semana 14 de 2019, que fue de 56.593. También es menor que el total de la semana 14 del 2017, de 57.972, y menor que el total del 2018, de 59.771.

week

 

Los totales de todas las muertes son una medida importante a seguir porque el CDC está ahora animando a los administradores de la salud a ser «liberales» con la asignación de COVID-19 como la causa de la muerte. Así pues, los totales de las muertes proporcionan un contexto muy necesario. Si las muertes por COVID-19 aumentan, pero el total de muertes aumenta en una cantidad mucho menor, esto nos ayuda a comprender mejor el grado en que la población general se ve directamente afectada por la enfermedad.

Si bien el promedio total de muertes sigue siendo inferior en todo el país, encontramos algunos lugares en los que las muertes totales han aumentado considerablemente. En el estado de Nueva York, por ejemplo, la Semana 14 mostró alrededor de 1.000 muertes por encima del número esperado de muertes del período. Específicamente, durante la semana 14, hubo 3.182 muertes reportadas en Nueva York. Eso es un aumento de más del 50 por ciento con respecto a la Semana 14 de 2017-2019. Claramente, el total de muertes está muy por encima de lo normal en Nueva York. El estado de Nueva York tiene un total de aproximadamente 19 millones de personas.

ny

Pero Nueva York es atípico.

En Colorado, una supuesta «área emergente de preocupación» muestra un aumento del 8,9 por ciento (o 66 muertes totales) por encima de la mortalidad total para la semana 14 de 2019. La semana 14 o 2020 es un 5,2 por ciento (o 40 muertes totales) por encima de 2018. El promedio para las primeras catorce semanas de los años fue un aumento del cuatro por ciento (o 32 muertes) en comparación con el 2019, y un aumento del 3,1 por ciento (o 25 muertes) en comparación con el 2018. Colorado tiene una población de alrededor de 5,7 millones de personas. A menos que COVID-19 estuviera presente en Colorado mucho antes de lo que muchos expertos insisten en que es posible, los mayores totales de muertes han ocurrido en gran medida antes de que se supiera que COVID-19 estaba en el estado. Las primeras cuatro semanas de 2020, por ejemplo, ya estaban en niveles elevados. El máximo semanal de 2020 (hasta ahora) de 865 personas se registró durante la semana 8, que ocurrió a finales de febrero.

col

Mientras tanto, en Florida, el promedio de muertes totales para las semanas 1 a 14 ha aumentado un 2,1 por ciento (86 personas) con respecto a 2019. Pero el promedio de 2020 sigue bajando un 1,8 por ciento (o 79 personas) con respecto al promedio de 2018. La Semana 14 en sí misma estuvo por debajo del total de muertes para 2017, 2018 y 2019, con un total de 3.710 muertes. Esto significa una reducción de 9.5 por ciento en comparación con la Semana 14 de 2019 (4,100 muertes), y una reducción de 8 por ciento en comparación con el total de la Semana 14 de 2018 (4,034 muertes). Florida tiene un total de más de 21 millones de personas.

florida

Por supuesto, es totalmente posible que las muertes totales se vean reducidas por las prácticas de distanciamiento social. Con menos vehículos en la carretera, hay menos accidentes automovilísticos. Otras enfermedades distintas al COVID-19 también podrían propagarse con menos frecuencia. Por otro lado, el colapso económico exacerbado por el distanciamiento social puede estar llevando a más suicidios y problemas de salud relacionados con el estrés. Se desconoce la medida en que estos diversos factores contribuyen a la mortalidad general, y puede que nunca se sepa. Pero lo que sí parece evidente es que las muertes debidas al COVID-19, al menos hasta ahora, no han sido suficientes para aumentar la mortalidad total en todo el país hasta un nivel que exceda significativamente de lo que se ha visto en la última década.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

A finales de marzo, los datos semanales de mortalidad aún no han mostrado una oleada

04/15/2020Ryan McMaken

La información sobre el total de muertes hasta el 28 de marzo no muestra ningún indicio de un aumento general de las muertes en los Estados Unidos. Es muy posible que veamos que la mortalidad total de abril empiece a mostrar niveles muy por encima de lo normal, pero los datos semanales que tenemos hasta ahora no muestran ninguna indicación de esto.

Ahora tenemos datos hasta la semana 13 (la semana que termina el 28 de marzo) para este año, como se puede encontrar aquí. Al 15 de abril, los datos de la semana 13 aún no están completos, aunque el CDC indica que los datos están completos en un 93 por ciento.

wee

Los datos que faltan pueden aún aumentar ligeramente estos totales, pero dado que los datos de las duras ciudades de Nueva York, Nueva Jersey y Michigan ya están disponibles para la semana 13, es poco probable que se produzcan grandes aumentos del total actual. Después de todo, el total de la semana 13 tendría que aumentar un 27 por ciento sólo para igualar el de la semana 13 del 2019, como puede verse aquí (la semana 1 es la columna de la izquierda para cada año. La semana 13 es la columna de la derecha):

usa

El promedio de las primeras trece semanas del año durante 2020 es de 53.529. Eso está por debajo de la media de 2019 de 57.928, y muy por debajo de la media de 2018 de 60.115. Esto no es sorprendente, ya que la temporada de gripe de 2017-18 fue especialmente mortal.

Para mayor contexto, me he escapado del Estado de Nueva York. Aquí vemos finalmente un aumento en el total de muertes durante la semana 13.

Nueva York se encontraba en niveles claramente elevados a finales de marzo, aunque el total de muertes se mantuvo por debajo de lo que se informó durante la segunda semana de 2018. Pero incluso con este aumento a finales de mes, el promedio total de muertes durante las primeras trece semanas del año disminuyó en Nueva York en comparación con 2017, 2018 y 2019. Si asumimos que el total de la semana 13 de Nueva York apunta a los altos números reportados de COVID-19, probablemente veremos un aumento en las semanas 14 y 15.

ny

Por otro lado, Colorado, una supuesta «área emergente de preocupación» no signos de un aumento en el total de muertes. De hecho, la semana 13 en Colorado estuvo cerca de un mínimo multianual de muertes totales. Durante las primeras trece semanas del año, el promedio de 2020 (815 muertes por semana) fue mayor que el promedio de 2019 de 795 por semana, y mayor que el promedio de 2018 de 801 por semana.

colorado

A menos que COVID-19 estuviera presente en Colorado mucho antes de lo que muchos expertos insisten en que es posible, los mayores totales de muertes han ocurrido en su mayoría antes de que COVID-19 tuviera tiempo de propagarse. Las primeras cuatro semanas de 2020, por ejemplo, ya estaban en niveles elevados, y el elevadísimo total de 865 personas registradas durante la semana 8 ocurrió a finales de febrero.

Por supuesto, es totalmente posible que las muertes totales se vean reducidas por las prácticas de distanciamiento social. Con menos vehículos en la carretera, hay menos accidentes automovilísticos. Otras enfermedades distintas a la COVID-19 también podrían propagarse con menos frecuencia. Por otro lado, el colapso económico exacerbado por el distanciamiento social puede estar llevando a más suicidios y problemas de salud relacionados con el estrés. Se desconoce la medida en que estos diversos factores contribuyen a la mortalidad general, y puede que nunca se sepa. Además, el número total de muertes debidas a COVID-19 no es fiable, ya que cada vez se atribuyen más muertes a COVID-19 incluso cuando no se realiza ninguna prueba y cuando existen otros problemas médicos graves. Pero lo que sí parece evidente es que las muertes debidas a COVID-19, al menos hasta ahora, no han sido suficientes para aumentar la mortalidad total a un nivel que exceda significativamente lo que se ha visto en el último decenio.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Aplanando la economía «por el virus»

03/18/2020Keith Weiner

Escribo esto el 18 de marzo, después de haber visto un cambio de 180 grados en la forma de pensar sobre las enfermedades contagiosas. Anteriormente, poníamos a los enfermos en cuarentena y respetamos el derecho de los sanos a seguir con sus vidas. Ahora estamos al borde de la ley marcial. En nuestro afán por combatir el coronavirus, estamos cerrando los viajes, las reuniones públicas, los restaurantes, etc.

Así es como se ve un pánico masivo.

Sin mencionar que ya está causando un daño económico masivo. La economía ya se estaba tambaleando. El falso boom estimulado por una década de metanfetaminas monetarias probablemente se estaba derrumbando incluso antes del virus. Y entonces el gobierno comenzó a cerrar industrias enteras: viajes aéreos, hoteles, deportes, bares, restaurantes, etc. Y es probable que vengan más.

Escribo extensamente en «Monetary Metals» sobre el riesgo de que los impagos de deudas caigan en cascada como fichas de dominó, por lo que no trataré más sobre eso aquí. Sólo diré que industrias enteras están despidiendo a trabajadores enteros en un basurero gigante (con mucho más por venir). Es decir, mucha gente que de repente experimentará dificultades, sin mencionar que dejará de gastar en todo, desde ropa hasta computadoras, teléfonos y música (no importa los restaurantes y bares — no se les permitiría eso aunque todavía tuvieran sus cheques de pago). Como siempre en una crisis, el análisis financiero y económico convencional es inútil. Creo que ahora mismo están prediciendo un «crecimiento más lento». Sí, y si pones los frenos en tu coche, también es «aceleración más lenta».

¿Por qué esta respuesta draconiana? Hay ahora una nueva expresión técnica entre las decenas de millones de expertos recién acuñados que habitan en las plataformas de los medios sociales. Buscan «aplanar la curva»: es decir, es inevitable que este virus barra la población. Pero si sólo podemos frenar su progreso, entonces nuestro sistema de salud será capaz de responder, habrá suficientes camas, ventiladores y profesionales de la salud para atender la carga de trabajo. Si permitimos que el virus progrese a toda velocidad, entonces los hospitales se verán abrumados, y América se parecerá a Cuba.

Si piensas que el Estado debe prohibir las reuniones públicas, cerrar los restaurantes, y cerrar la mitad de la economía... para «aplanar la curva»... entonces tú... sí, tú... estás intentando ser un planificador central.

En el capitalismo, las personas y las industrias son resistentes. La razón es simple. Son libres de actuar según su razón y de buscar un beneficio.

En el socialismo y la planificación central, no hay resistencia. La gente se muere de hambre si el rendimiento de la cosecha está por debajo de la cuota, se ahoga si sube la marea, sufre en la oscuridad si se retrasa un envío de aceite. La razón es simple. No se les permite actuar, pero deben esperar órdenes de un planificador central. Y Mises demostró que la planificación socialista es imposible, incluso si el planificador es un genio sabio, honesto y cuidadoso.

Si bien es cierto que los hospitales estadounidenses pronto se verán desbordados por los pacientes con virus, no es una recomendación para una planificación más centralizada, aplicada mediante la reorientación de los escasos recursos de las fuerzas del orden hacia la aplicación de la ley marcial.

Es una acusación condenatoria de cómo la industria de la salud socialista —y por lo tanto esclerótica, rígida y quebradiza— se ha visto obligada a quedar por debajo del grado de medicina socializada que ya tenemos. Aún no somos completamente socialistas. Por lo tanto, todavía no somos Cuba.

Temo el tipo de gobierno que puede cerrar las reuniones públicas y planificar centralmente la atención médica y todo lo demás. Le temo mucho más que a un virus.

Reimpreso de Keith Weiner Economics.

Image source:
Getty Images
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

A la izquierda: dejen de quejarse de los dos míseros votos del senado de Wyoming

01/22/2020Ryan McMaken

En un artículo del 14 de enero para Vox, Ian Millhiser discute una nueva propuesta en el Harvard Law Review diseñada para lograr cuatro cosas:

(1) una transferencia del poder del Senado a un órgano que represente a los ciudadanos por igual; (2) una expansión de la Cámara de Representantes para que todos los ciudadanos estén representados en distritos de igual tamaño; (3) una sustitución del Colegio Electoral por el voto popular; y (4) una modificación del proceso de enmienda de la Constitución que garantice que las futuras enmiendas sean ratificadas por los estados que representan a la mayoría de los estadounidenses.

 El esquema consiste en dividir el Distrito de Columbia en más de cien nuevos estados diminutos para aumentar drásticamente el número de estados controlados por la izquierda, a fin de impulsar una amplia variedad de nuevas enmiendas constitucionales.1

Milhiser está entusiasmado, ya que cree que el sistema electoral estadounidense es demasiado «antidemocrático» y que el sistema debe ser revisado «para que Estados Unidos tenga un sistema electoral "donde cada voto cuente por igual"».

[RELACIONADO: Deja de decir «somos una República, no una Democracia» por Ryan McMaken]

El concepto de «desigualdad» de Milhiser se ilustra más claramente cuando llama «ridículo» al Senado de los Estados Unidos porque es un sistema «en el que los casi 40 millones de personas en California no tienen más representación en el Senado que las 578.759 personas en Wyoming».

Así que ahora hemos llegado al meollo del asunto.

Milhiser sostiene que los californianos están subrepresentados en Washington -o más probablemente piensa que los izquierdistas están subrepresentados, dado el contexto de la pieza- porque Wyoming y California tienen igual representación en el Congreso.

Esto, se supone que debemos creer, de alguna manera deja a millones de californianos privados de sus derechos.

Sin embargo, el sentido común sugiere que los californianos, o al menos los políticos que dicen representarlos, están bastante bien representados en Washington y ejercen bastante poder. Veamos algunos números:

California tiene cincuenta y tres votos en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, mientras que Wyoming tiene uno.

cali

Como porcentaje del pleno de la Cámara, la delegación de California representa el 12% de todos los votos, mientras que la de Wyoming representa el 0,2%.

cali

De hecho, la representación de California en la Cámara de Representantes es tan grande que los miembros de la Cámara de Representantes de California superan en número a los miembros de toda una región de los Estados Unidos: la región de las Montañas Rocosas. Si sumamos los ocho estados de Mountain West (Nevada, Utah, Arizona, Montana, Idaho, Wyoming, Colorado y Nuevo México) obtenemos sólo treinta y un votos. Además, muchos de estos estados tienen delegaciones divididas (como en Arizona y Colorado) y rara vez votan como un grupo unificado. California, por otro lado, tiene sólo siete miembros republicanos en la Cámara de Representantes de cincuenta y tres, lo que significa que la delegación del estado tiende a votar de manera confiable en conjunto.

California incluso disfruta de una ventaja considerable en el colegio electoral también. Es cierto que la fórmula del colegio electoral equilibra un poco las cosas. Los representantes de California ejercen más del 10% de todos los votos del colegio electoral, y Wyoming disfruta de sólo el 0,6% de todos los votos. Ahora bien, si la región de las Montañas Rocosas votara junta por cierto candidato, podría teóricamente, casi igualar el poder de California. Pero la región no vota junta, ya que Colorado, Nuevo México y Nevada a menudo se inclinan por un partido mientras que el resto de la región se inclina por otro. Así, California, debido a que sus votos electorales están centralizados, aporta más poder a las elecciones presidenciales que toda la región de las Montañas Rocosas.

cali

Por lo tanto, si bien es cierto que los dos votos de Wyoming en el Senado de los EEUU facilitan que una coalición dirigida por Wyoming pueda vetar la legislación que favorece a California, lo mismo puede decirse de California en la Cámara de Representantes. Mientras que California y Wyoming teóricamente tienen el mismo poder en el Senado, Wyoming no tiene esencialmente ningún poder en la Cámara de Representantes, y no podría esperar hacer mucho para superar la oposición de los miembros de la Cámara de Representantes de California. El hecho de que los votantes de Wyoming tengan más senadores estadounidenses por persona difícilmente pone a la gente con intereses de tipo californiano a merced de la gente con intereses de tipo Wyoming.

Esencialmente, el sistema tal y como funciona ahora coloca un poder de veto significativamente mayor en manos de California en la Cámara de Representantes. Sin embargo, en el mejor de los casos, Wyoming sólo tiene un veto igual al de California en el Senado. El poder de veto, por supuesto, es uno de los aspectos más importantes de las instituciones legislativas estadounidenses, ya que está diseñado para ayudar a los grupos minoritarios a proteger sus propios derechos, incluso cuando carecen de una mayoría. Esta es la filosofía detrás del filibustero del Senado, y la filosofía detrás de la legislatura bicameral. El objetivo es ofrecer a las minorías numerosas oportunidades para vetar la legislación impulsada por los grupos más poderosos.

La importancia de proteger los derechos de las minorías, por supuesto, es un pilar de la ideología que solíamos llamar «liberalismo», la idea de que la gente debe disfrutar de los derechos humanos básicos incluso cuando a la mayoría no le gusta.

Sin embargo, todo esto se va a la deriva cuando los progresistas y otros izquierdistas sospechen que son mayoría, en cuyo caso la protección de los grupos minoritarios es nula. De repente, la mayoría demócrata es lo único que importa.

Si el mayoritarismo de rango hubiera ganado el día en el pasado, las tribus indias, los católicos, los cuáqueros y los japoneses americanos habrían sido todos extirpados o expulsados del país hace un siglo. Pero la clase de prudencia que puso algunos límites al poder de la mayoría en la izquierda ahora está completamente fuera de moda. La Izquierda ahora se esfuerza por aprovechar la oportunidad de deshacerse para siempre de la pequeña resistencia legislativa que pueden ofrecer las semillas de heno en el país del paso elevado.

El hecho de que California reciba más de cincuenta veces los votos de los habitantes de Dakota del Norte no es suficiente para los progresistas. También deben erradicar la limitada influencia que tiene Dakota del Norte en el Senado.

Este tipo de pensamiento sugiere que para hacer a los Estados Unidos más «democráticos» las grandes minorías de votantes –votantes con intereses económicos y culturales específicos que difieren de los de otras regiones– se piensa que son esencialmente impotentes.

Dicho esto, apoyo el plan de la Harvard Law Review que Milhiser está impulsando. Socava la idea de que las actuales fronteras estatales de los Estados Unidos son de alguna manera sacrosantas y que los enormes estados con millones de personas son una cosa perfectamente buena. Los EEUU y sus estados miembros son demasiado grandes y podrían necesitar un desmembramiento completo. Pero Milhiser debe tener cuidado con lo que desea.

  • 1. Debo notar que no hay nada malo en dividir los Estados Unidos en un gran número de estados pequeños. Es que el esquema debe abarcar todo el país y no sólo una pequeña parte del mismo con el objetivo de ayudar a un solo partido político. De hecho, la mayoría de los estados de EEUU son demasiado grandes y deberían ser divididos en piezas mucho más pequeñas: https://mises.org/wire/if-american-federalism-were-swiss-federalism-there-would-be-1300-states
Image source:
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon power-market-v2