¿Necesitamos realmente grandes corporaciones?

¿Necesitamos realmente grandes corporaciones?

01/23/2022Hunter Hastings

Gran Tecnológica. Gran Farmacéutica. Grandes alimentarias. Grandes bancos. Grandes petroleras. Tenemos preguntas sobre todas ellas. Las grandes tecnológicas nos vigilan y roban nuestra privacidad. Las grandes farmacéuticas nos explotan y envenenan. Las grandes alimentarias están comprometiendo nuestra salud y nuestro estado físico. Los grandes bancos son máquinas desestabilizadoras de auge-y-caída. Las grandes petroleras están destruyendo el planeta.

¿Las necesitamos? En el pasado, eran necesarias para abordar problemas de escala: la acumulación y el control de capital suficiente para emprender proyectos masivos de la era industrial, como la construcción de ferrocarriles o campos petrolíferos o oleoductos o redes de energía o flotas de buques oceánicos, o aviones, o el suministro de 1,88 vehículos a cada hogar de América.

Estos logros —y muchos, muchos más— han aportado enormes beneficios y mejoras en la productividad y en la calidad de vida. Han abierto el mundo al comercio y han eliminado la mayor parte de la pobreza. Formaron parte de lo que la profesora Deirdre McCloskey llama El Gran Enriquecimiento, el florecimiento de las oportunidades y el crecimiento económico desde el siglo XIX que no tiene parangón en la historia de la humanidad.

Pero la acumulación de capital no es necesaria de la misma manera en la era digital que en la industrial. En gran medida, la escala puede descargarse de Internet y el capital puede controlarse alquilándolo por minutos. Amazon Web Services (AWS) es el epítome del alquiler de capital. Las compañías no necesitan sus propias granjas de servidores y software especializado para llevar a cabo sus operaciones digitales: las alquilan a AWS. Sus escaparates y su servicio de atención al cliente se ejecutan en AWS.

Según Wikipedia, a partir de 2021, AWS comprende más de 200 productos y servicios que incluyen computación, almacenamiento, redes, bases de datos, análisis, servicios de aplicaciones, despliegue, gestión, aprendizaje automático, móvil, herramientas para desarrolladores, RobOps y herramientas para el Internet de las cosas.

Como ejemplo aún más específico de control distribuido sobre el capital, considera la estación terrestre de AWS. ¿Necesitas capacidad de satélite para recoger datos? Consulta el sitio web:

AWS Ground Station es un servicio totalmente administrado que te permite controlar las comunicaciones por satélite, procesar datos y escalar tus operaciones sin tener que preocuparte de construir o administrar tu propia infraestructura de estación terrestre.

..... puedes utilizar Amazon S3 para almacenar los datos descargados, Amazon Kinesis Data Streams para administrar la ingestión de datos desde los satélites y Amazon SageMaker para crear aplicaciones de aprendizaje automático personalizadas que se apliquen a tus conjuntos de datos. Puedes ahorrar hasta un 80% en el costo de las operaciones de las estaciones terrestres pagando solo por el tiempo real de antena utilizado, y confiando en la huella global de las estaciones terrestres para descargar datos cuando y donde los necesites. No hay compromisos a largo plazo, y obtienes la capacidad de ampliar rápidamente tus comunicaciones por satélite bajo demanda cuando tu negocio lo necesite.

Esta es la nueva era: el capital a la carta. ¿Quién necesita grandes corporaciones?

Esta constatación libera algo de capacidad cerebral para pensar en algunas de las cosas malas que conllevan las grandes corporaciones. Hay muchas.

Burocracia

Queremos que nuestras corporaciones creen valor y mejoren la vida de las personas mediante la innovación y el servicio. Algunas partes lo hacen. Pero esas partes están rodeadas, y a veces asfixiadas, por la burocracia. La burocracia fue desarrollada por las corporaciones no para innovar, sino para lo contrario. Es un motor de control, para limitar la autonomía y la creatividad de las personas que trabajan en la corporación, y para imponer normas, directrices, métodos y procesos. Cumplimiento es una gran palabra para las burocracias corporativas.

Pérdida de velocidad

Las grandes corporaciones están estructuradas. Tienen jerarquías y capas, divisiones, departamentos funcionales, regiones y filiales. La estructura es el enemigo de la velocidad. Cuando una persona o un equipo tiene que buscar la aprobación, pedir financiación, someterse a la conformidad y comprobar la autoridad antes de actuar, el tiempo se consume y se pierde. La rapidez de acción y la velocidad de respuesta a los cambios del mercado y de la competencia son imprescindibles en la era digital. Perder velocidad es perder productividad. Es una pérdida impuesta a la empresa y a la economía.

Reglamento

Las grandes corporaciones atraen la regulación, y en muchos casos la inician. Se llama capitalismo de amigotes. Al acordar con el gobierno cómo regular su industria, consiguen tres cosas: (1) un entorno conocido en el que operar (lo contrario de la innovación de sistemas); (2) empleo para una burocracia en expansión (los grandes bancos, por ejemplo, tienen enormes burocracias de cumplimiento); y, en consecuencia, (3) aislamiento competitivo, ya que las entidades más pequeñas no pueden permitirse desviar recursos a sus propias burocracias de cumplimiento.

La regulación, por supuesto, es una enorme sangría para la productividad y una gran barrera para la innovación. Es una de las principales formas en que el gobierno socava la economía, y las grandes corporaciones son cómplices.

Ingeniería financiera

La creación, el mantenimiento y la rentabilidad de las grandes corporaciones suelen tener más que ver con la ingeniería financiera que con el servicio a los clientes y la innovación. Este término incluye todas las actividades que parecen reforzar los informes financieros sobre el papel sin mejorar el valor para el cliente. Las recompras de acciones son un ejemplo perfecto. La recompra de acciones no tiene ningún objetivo para el cliente. La actividad es puramente para cambiar los ratios proforma «por acción». Lo mismo ocurre a menudo con las fusiones y adquisiciones: la mayoría de las adquisiciones no mejoran el valor para el cliente porque no se ejecutan pensando en él.

En general, la mentalidad de ingeniería financiera de las grandes corporaciones actuales no favorece al cliente.

Defensividad

Una vez que las corporaciones se hacen grandes, tienen algo que defender: su tamaño (los inversores insisten en que deben crecer), sus ingresos (la línea superior, como se dice, debe inclinarse hacia arriba), su cuota de mercado (no deben «perder» cuota) y su influencia (más grupos de presión). Su atención se desvía de la innovación y la mejora del servicio al cliente al mantenimiento y la «sostenibilidad». La actitud defensiva no genera crecimiento.

Contracapitalista

Las grandes corporaciones no son anticapitalistas. Pero a menudo dan mala fama al capitalismo. Robert Bradley Jr. creó el término contracapitalista al describir el comportamiento corporativo de Enron (para la que trabajó una vez). Esta compañía abandonó y subvirtió las prácticas capitalistas, a menudo con el apoyo de instituciones como el Banco Ex-Im, y en su mayoría se mantuvo dentro de la ley. Las prácticas contables desenfrenadas, las estructuras de deuda retorcidas, las proyecciones exageradas y la imprudencia arrogante contribuyeron a que Bradley se diera cuenta de que su antiguo empleador practicaba el contracapitalismo.

¿Necesitamos grandes corporaciones en la era digital interconectada del control distribuido del capital? La verdad es que no. Desde luego, nunca deberíamos utilizar a las grandes corporaciones como buenos ejemplos de capitalismo y libre mercado; con demasiada frecuencia son anticapitalistas.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

La deuda de 30 billones de dólares importa

05/16/2022Robert Aro

Con el tipo de interés de los Fondos Federales fijado entre el 0,75% y el 1,0%, y la promesa de la Reserva Federal de aumentar los tipos y reducir las compras de activos en los próximos meses, habría que tener en cuenta el servicio de la deuda de 30,5 billones de dólares de Estados Unidos.

Para tener una mejor idea de los gastos de intereses, TreasuryDirect proporciona el tipo de interés medio, a partir de abril del mes pasado, que es del 1,659%. Véase más abajo:

Tomar prestados 30 billones de dólares a menos del 1,659% puede no parecer tan malo; pero porque algo funcione hoy, no significa que siga funcionando mañana. Obsérvese en el gráfico que el total de los valores negociables se presta al 1,528% y los no negociables al 2,123%. Los valores negociables son más reconocidos, ya que incluyen las letras del tesoro, los pagarés y los bonos negociados en el mercado secundario. Hasta el mes pasado, aproximadamente 23,3 billones de dólares de deuda eran negociables, mientras que sólo 7,1 billones eran no negociables, según se indica a continuación.

Los problemas que se avecinan son más fáciles de detectar cuando la Fed de Nueva York explica el mecanismo por el que la Fed puede comprar o vender deuda de EEUU:

La Mesa de Negociación del Mercado Abierto de la Reserva Federal de Nueva York (la Mesa) adquiere valores del Tesoro en el mercado secundario y renueva las tenencias de valores del Tesoro que vencen...

Si todo va como está previsto, el mes que viene será en el mercado secundario donde la Fed volverá a mostrar su influencia, esta vez reduciendo el número de tenencias de bonos del tesoro hasta en 47.500 millones de dólares al mes.

A menos que otras entidades intensifiquen las compras para llenar el vacío dejado por la Fed, es de esperar que los tipos sigan aumentando. Quizá veamos fluctuaciones salvajes de los tipos de interés en un futuro no muy lejano.

Nadie sabe hasta dónde llegarán los tipos de interés. Pero está claro que debe haber un tipo de interés que sea simplemente demasiado alto. Cargar con 30 billones de dólares se vuelve progresivamente difícil cuando los tipos suben, ya que cada aumento del 1% en el tipo de interés medio añade 300.000 millones de dólares más de gasto anual en intereses.

Tal vez por eso la CNBC señaló:

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reconoció que el aumento de los tipos de interés «incluirá algo de dolor», pero añadió que un resultado mucho peor sería que los precios siguieran disparándose.

El presidente Powell considera que la subida de los tipos es el remedio para el aumento de los precios. Veremos cuán efectiva es esta estrategia a su debido tiempo. Pero, nadie ha proporcionado la estrategia para curar nuestro alto nivel de deuda. Incluso con un tipo de interés medio del 3 al 5%, normal, si no bajo, según los estándares históricos, el pago de intereses de la deuda de EEUU parece agobiante. Y si el gobierno de EEUU se endeuda al 3-5%, uno no puede imaginar lo que el consumidor medio pediría en una hipoteca, o la empresa en un bono.

Por supuesto, hay una forma de garantizar que los tipos se mantengan bajos durante más tiempo, que implica que la Fed compre más deuda y aumente la oferta monetaria. Nunca descarten esto como una opción viable según la Fed; sin duda, no importa cuál sea la próxima crisis, incluso si es el aumento de los precios o el colapso de la moneda, la expansión del balance se presentará como la solución. Dirán que funcionó en el pasado, así que debería funcionar en el futuro.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Los médicos empresariales trabajan evitando los controles médicos del gobierno

05/16/2022James Anthony

Desde hace mucho tiempo, los gobiernos están estrechamente vinculados a muchas líneas de trabajo, incluidas muchas empresas, la ley y la medicina.

La forma clave de desvincularse de los enredos existentes es inventar derivaciones: nuevos negocios como Federal Express, nuevos productos como las redes celulares y el arbitraje privado. En todos los casos, poner a disposición de los clientes nuevas alternativas.

La desvinculación de los gobiernos no podría ser más necesaria que en la medicina. El tratamiento del covid, las farmacéuticas y la salud pública amiguistas-socialistas han estado dejando muchos muertos y aún más heridos y susceptibles a más enfermedades y a una muerte prematura.

Pero de estas cenizas está surgiendo un nuevo camino.

El Dr. Richard Urso cuenta esta historia en una entrevista de EpochTV American Thought Leaders con Jan Jekielek que se publicó en dos partes el 21 y el 23 de abril.

El Dr. Urso es un clínico experto con amplia experiencia en el desarrollo de tratamientos y un empresario consumado. Se formó en oftalmología, llegó a ser jefe de oncología orbital en el MD Anderson Cancer Center y dejó y desarrolló una consulta de oftalmología con 750 empleados.

El remanente se forja

El 10 de marzo de 2020, uno de los mejores amigos del Dr. Urso de la facultad de medicina le llamó y le dijo: «Sé que has estado mirando esto y confío en ti. No voy a ir al hospital porque ya he visto lo que pasa en el extranjero». El Dr. Urso le trató con vitamina D, hidroxicloroquina, eritromicina, aspirina y esteroides. Los tomó y mejoró rápidamente.

Al Dr. Urso se le dijo que no utilizara las mascarillas necesarias para el personal de emergencias, y que si lo hacía sería responsable penalmente. Decidió no usar máscaras.

Le dijeron que no trabajara. Él y algunos colegas decidieron seguir atendiendo a los pacientes de urgencias. Empezaron a perder dinero, pero pudieron mantener sus puertas abiertas y a 300 de sus 750 empleados.

Les dijo a sus pacientes que si tenían síntomas de covid debían llamar primero a su médico habitual, pero que si su médico habitual no les ayudaba y no les remitía a otro, debían llamarlo a él.

Hasta ahora ha tratado a 1.800 pacientes de covid.

Como él y otros escribieron con el Dr. Peter McCullough, el mejor tratamiento clínico comienza lo antes posible con un cóctel secuencial de varios fármacos. Los antivirales ivermectina e hidroxicloroquina y el antiinflamatorio prednisona son fármacos cruciales. Pueden utilizarse otros antivirales en lugar de la ivermectina y la hidroxicloroquina, pero es difícil tener éxito sin el antiinflamatorio prednisona.

Con el tiempo, él y otros se han inclinado fuertemente por los estabilizadores de mastocitos y los bloqueadores de la respuesta inmune H1 o H2. La ciproheptadina bloquea el H1 como lo hace el Claritin, pero con más fuerza, y también bloquea las serotoninas que se fabrican en los pulmones y crean una enorme respuesta inflamatoria. El medicamento contra los ácidos estomacales Pepcid bloquea el H2. También lo hace el medicamento para el asma Singulair. Casi todos estos medicamentos tienen también una pequeña acción antiviral.

También utilizan el fármaco reductor del colesterol fenofibrato. Pueden utilizar el fármaco antirrechazo para trasplantes, la ciclosporina. También pueden utilizar inhibidores de la JAK.

En el covid largo, observan la reactivación del virus de la mononucleosis de Epstein-Barr y de la familia de los virus del herpes. Aquí, utilizan el suplemento lisina, que inhibe la replicación de estos virus.

En general, siempre toma suplementos de vitamina D. Hace tiempo aprendió que esto ayuda al reconocimiento de tumores por parte del cuerpo, y descubrió que casi todos sus pacientes con cáncer tenían una deficiencia de vitamina D. La vitamina D reduce el riesgo de cáncer entre un 30% y un 40%, reduce el riesgo de derrame cerebral y ataque al corazón en un 50%, reduce el riesgo de fracturas óseas en un 83%, ayuda con la gripe y las alergias, y mejora el aspecto físico. También ayuda a prevenir y combatir el cólera.

El Dr. Urso y otros han seguido la tradición de médicos como los legendarios cirujanos cardíacos Michael DeBakey y Denton Cooley y el traumatólogo Red Duke. No se tomaban días libres. Tenían sus laboratorios cerca y volaban en helicóptero para tratar los traumatismos. Tenían dedicación, intelecto y carisma. Estos médicos fueron el factor que estableció la marca de su sistema médico.

A lo largo de los 90, los hospitales se hicieron más fuertes, compensando el poder de las compañías de seguros. Pero a medida que los hospitales se fortalecían, los médicos quedaban marginados. Se convirtieron en empleados.

Como empleados durante el covid, los médicos se mostraron reacios a hablar. En el caso de las personas atendidas fuera de los hospitales, que en conjunto sumaban millones de pacientes, todos los Estados Unidos de América acabaron siendo tratados por unos 400 médicos, a los que se sumaron las enfermeras profesionales.

Ahora, esa capacidad sólo tiene que reforzarse y desarrollarse.

Los próximos pasos están en marcha

En primer lugar, para enviar mensajes, el Dr. Urso, Robert Malone, John Littell, Heather Gessling, Brian Tyson, Ryan Cold y Mark McDonald crearon la Alianza Internacional de Médicos y Científicos Médicos, un grupo mundial que cuenta con 18.000 profesionales. La Cumbre Global de Covid de este grupo preparó una declaración en la que se resuelve que los niños sanos no deben ser sometidos a la vacunación forzosa, que las personas inmunes por naturaleza recuperadas del SARS-CoV-2 no deben ser sometidas a ninguna restricción ni mandato de máscara, y que todas las agencias e instituciones sanitarias deben dejar de interferir con los médicos que tratan a pacientes individuales.

Para mejorar la mensajería, este grupo se ha asociado con un grupo que ya cuenta con la infraestructura necesaria. Dada su base en la práctica clínica preeminente y su excelencia demostrada, serán mucho mejores que Medscape, que es básicamente información de empresas farmacéuticas, y WebMD, que también es información de empresas farmacéuticas.

En segundo lugar, van a crear un plan nacional de telesalud. Esto es relativamente fácil de hacer.

En tercer lugar, van a crear clínicas, quizá mediante un modelo de franquicia, para cubrir algunos costes administrativos y unificar su comercialización.

En cuarto lugar, sobre los centros quirúrgicos, el Dr. Urso ya ha participado en la construcción de tres centros quirúrgicos, y muchos otros médicos también saben cómo hacerlo.

En quinto lugar, en los hospitales, es más complicado. Algunos administradores muy buenos quieren trabajar con ellos. La mayor complejidad será integrar la tecnología de la información para crear toda la estructura empresarial.

El objetivo es restablecer la atención centrada en el médico y el paciente, incluyendo obviamente a la enfermería.

El Dr. Urso supondría que esta organización que él y otros están desarrollando crecerá en poder e influencia, y en algún momento, de alguna manera, se corromperá. Esto es algo natural que tiene que ocurrir. Las cosas se construyen, los bosques crecen, los incendios los derriban y vuelven a crecer.

Ahora mismo, 900.000 personas han muerto porque el Estado decidió que no tendríamos tratamiento temprano.

Eso es absurdo. Siempre hay un tratamiento para cada trastorno.

El Dr. Urso y otros están reinventando nuestro sistema médico.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

La Fed: sólo hago mi trabajo

05/13/2022Robert Aro

La semana pasada, el gobernador de la Reserva Federal, Christopher J. Waller, escribió Reflections on Monetary Policy in 2021, donde discutía si la Fed se quedó atrás o no. En la jerga de los federales, la Fed no subió los tipos lo suficientemente rápido para «luchar contra la inflación».

Con el anuncio del índice de precios al productor de abril, del 11%, es probable que alguien en la Fed haya pensado que es mejor dar una explicación al público. El Gobernador comienza preparando a los oyentes para las excusas que seguirán:

En primer lugar, la Fed no fue la única que subestimó la fuerza de la inflación que se reveló a finales de 2021.

Luego explica que los errores políticos pueden no ser realmente errores políticos:

...establecer la política en tiempo real puede crear lo que parecen ser errores de política a posteriori debido a las revisiones de los datos.

Al referirse al doble mandato de máximo empleo y estabilidad de precios, señala que

Creas o no que es el mandato adecuado, es la ley del país, y nuestro trabajo es perseguir ambos objetivos.

Por desgracia, la historia está plagada de casos en los que personas normales y corrientes se limitaban a hacer su trabajo, lo que dio lugar a innumerables atrocidades.

El Gobernador no sólo hace su trabajo, sino que no actúa solo. En una nación de más de 300 millones de personas, explica:

...la política la establece un amplio comité de hasta 12 miembros con derecho a voto y un total de 19 participantes en nuestros debates.

Según las recientes decisiones tomadas por el comité, en diciembre de 2020:

Dijimos que «aspiraríamos a lograr una inflación moderadamente superior al 2% durante algún tiempo»...

Es decir, la Fed quería aumentar la tasa a la que nuestra moneda se degrada año tras año.

También es alarmante cuando los responsables, cuyo trabajo es hacer predicciones sobre el futuro, parecen siempre tan salvajemente inexactos. En el caso de los 19 participantes que opinan sobre el destino del dólar:

En cuanto a la inflación futura, 13 participantes preveían que la inflación en 2022 se situaría en el 2% o por debajo de nuestro objetivo. En el SEP de marzo de 2021, ningún miembro del Comité preveía una inflación superior al 3% para 2021.

Esto se excusa alegando que la previsión de la Fed era «coherente con las previsiones económicas del sector privado».

Concluye cuestionando si el banco central se quedó atrás y si debería haber subido los tipos antes. Sin embargo:

Aunque no hemos movido realmente el tipo de interés oficial en 2021, hemos utilizado la orientación futura para empezar a subir los tipos de mercado...

Desde que el rendimiento del Tesoro a 2 años pasó de 25 puntos básicos en septiembre a 75 puntos básicos en diciembre de 2021, entonces:

Esto equivale, en mi opinión, a dos subidas de tipos de interés de 25 puntos básicos por su impacto en los mercados financieros.

Concluyendo:

Esto equivale, en mi opinión, a dos subidas de tipos de interés de 25 puntos básicos por su impacto en los mercados financieros. Visto de este modo, ¿cuál es el retraso que podríamos tener si, utilizando la orientación futura, uno ve las subidas de tipos efectivamente a partir de septiembre de 2021?

Hay que preguntarse a qué se dedican exactamente los 19 miembros de la Reserva Federal. Si los tipos pueden subir sin la Fed, y si el sector privado puede hacer previsiones sin la Fed, entonces debería cuestionarse la necesidad de tener la Fed. Sin embargo, según el Gobernador, realmente no importa lo que piensen los demás, o lo perjudiciales que sean los resultados de la Fed, como ha explicado: «es la ley del país», y él sólo está haciendo su trabajo.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Culpen a la FDA

Uno de los temas más importantes de esta última semana es el de los innumerables padres que luchan por encontrar leche de fórmula para sus bebés. El juego de la culpa comenzó y los dedos están señalando. La gente está lanzando acusaciones a todo, desde las madres que no están amamantando a Biden alimentando a los bebés de los inmigrantes ilegales antes que a los niños de los Estados Unidos.

¿Pero cuál es el verdadero problema? La FDA.

A mediados de febrero, la FDA cerró Abbott Laboratories (que también es la mayor planta de fabricación de leche artificial de la empresa en Estados Unidos) por temor a que fuera el origen de una infección bacteriana que mató a dos bebés. Sin embargo, estos temores eran infundados y la fábrica fue absuelta de cualquier delito. Sin embargo, casi tres meses después, la planta sigue cerrada. ¿Por qué? La respuesta no está tan clara por parte de la FDA.

Como cualquier «buena» agencia gubernamental, la FDA volvió a culpar al fabricante: «Había que cerrar esa planta», dijo el jueves el ex comisionado asociado de la FDA, Peter Pitts.

A pesar de esta afirmación y de no encontrar ninguna infracción, no entra en detalles sobre por qué era necesario cerrarla y por qué se ha tardado tres meses en volver a ponerla en marcha, ni se advirtió a los padres de la masiva escasez futura.

Así que mala suerte dice la FDA para las madres que no pueden amamantar, los padres solteros, los bebés con alergias, problemas gastrointestinales o trastornos metabólicos. Mientras los padres buscan frenéticamente alimentos para sus bebés y buscan durante horas en Internet otras soluciones.

Al igual que su estrategia de covid, la FDA no tenía una aquí. lo que llevó a innumerables padres estresados a luchar para alimentar a sus hijos una vez más.

Como señala Tho Bishop:

«Los costes de la burocracia de la FDA son un riesgo mucho mayor para la salud pública que cualquiera de las ventajas que dice proporcionar. Ya es hora de eliminar la agencia por completo».

Sí, es cierto. Otro buen ejemplo de lo que ocurre cuando el gobierno interviene en el mercado. Es hora de abolir la FDA y sembrar de sal la tierra donde estaban todos los edificios.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

¿Llevarán los derechos de aborto a la secesión en los EUA?

05/12/2022Peyton Gouzien

Tras la filtración de un borrador de la opinión de la Corte Suprema sobre «Dobbs v. Jackson Women's Health Organization», parece claro que el precedente establecido en Roe v. Wade y mantenido por Planned Parenthood v. Casey está siendo anulado. En el documento, confirmado por el presidente de la Corte Suprema Roberts, el juez Alito dice claramente que la opinión mayoritaria es «que Roe y Casey deben ser anulados», y que «es hora de hacer caso a la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes elegidos por el pueblo».

Entonces, ¿qué significa esto para los «derechos» de aborto? A pesar de lo que la histeria de los expertos liberales hace parecer, esto no significa que el aborto esté ahora prohibido en todos los Estados Unidos. Lo que sí significa es que la decisión de prohibirlo o no la toma el gobierno de cada estado.

Esencialmente, el poder de legislar sobre el aborto ha pasado del gobierno federal a los estados en una rara victoria para los derechos de los estados. Sobre todo en una cuestión que divide a los americanos más que cualquier otra.

El 49% de los americanos se identifican como proelección y el 47% como provida. En general, el treinta y dos por ciento apoya que el aborto sea legal en todos los casos y el diecinueve por ciento apoya que el aborto sea ilegal en todos los casos. El apoyo o la falta de apoyo parece estar correlacionado con la región en la que se encuentra el estado, ya que los estados provida tienden a estar en el Sur o en el Medio Oeste, mientras que los estados proelección están en el Noreste y en la costa Oeste.

Veintitrés estados ya tienen leyes que se activarían si la decisión se hace definitiva y que imponen restricciones al aborto que antes no podían imponer o una prohibición total del mismo, todos ellos en el Sur o en el Medio Oeste. Por el contrario, dieciséis estados tienen leyes que protegen los «derechos de aborto», todos ellos en las costas del noreste y del oeste.

La división ya existente entre los estados más rurales, del sur y del medio oeste, y los más urbanos, del noreste y de la costa oeste, se va a acentuar. La diferencia en la política, incluso entre los estados que son generalmente provida o proelección, creará un nuevo incentivo para la gente a la hora de elegir dónde vivir. Un incentivo basado en una cuestión moral.

Mientras que el conjunto de moral bajo el que uno quiere vivir existe en cierto modo entre los estados en las variadas culturas entre ellos, el hecho de que el aborto sea una cuestión estadual proporciona un dispositivo de señalización fácil para ellos. Se puede suponer que «cuál es su política sobre el aborto» es una pregunta que la gente se hará cuando considere dónde mudarse.

Se trata de una continuación de la tendencia de la gente a desplazarse de un estado a otro, concentrando ciertos estados en una ideología y una cultura cada vez más opuesta a otras. La pregunta obvia que surge al observar esta tendencia es: «¿Vamos a ver una secesión de esto?».

La respuesta a esta pregunta no puede responderse definitivamente hasta que ocurra algo, pero podemos establecer un paralelismo con la última vez que los Estados Unidos vieron cómo se separaban los estados en la Guerra Civil. El historiador Alan Taylor describe los Estados Unidos hasta 1850 como «construidos sobre una base inestable de regiones rivales y una Constitución ambigua».

Hubo muchos conflictos entre los estados antes de la Guerra Civil e incluso rebeliones completas como la Rebelión del Whisky o la de Shay. Los estados no hicieron más que continuar la tendencia a la división entre ellos que condujo a la Guerra Civil desde el punto de vista cultural, económico y político.

La esclavitud se convertiría en la cuestión a la que se atribuye la causa de la Guerra Civil, pero, aunque desempeñó un papel, no fue la única razón, ni explica todas las divisiones entre los estados. En algunos estados, como Carolina del Norte, nunca estuvo claro si la población en general se preocupaba por el tema, ya que era un estado con una población esclava relativamente pequeña.

Además, varios estados de la Unión mantuvieron la esclavitud durante toda la guerra, incluso después de la proclamación de la emancipación, hasta que fue prohibida por la 13ª enmienda. Aunque la esclavitud no fue la única causa de la Guerra Civil, sí se convirtió en el tema que sirvió de cara a la división.

Hoy en día existen condiciones similares a las que condujeron a la Guerra Civil, si se sustituye la cuestión de la esclavitud por la del aborto. Los estados, antes de esta decisión, ya se habían enfrascado en luchas legales con el gobierno federal sobre el aborto. No sólo esto, varios estados han hecho leyes para reforzar los «derechos de aborto» y proporcionar un mayor acceso al mismo.

Está claro que antes y ahora después de la fuga los estados se están dividiendo a lo largo de esta línea y está llegando a la vanguardia de las diferencias entre ellos. Aunque podemos ver que existen muchas otras divisiones entre los estados que sólo se están exacerbando, como las políticas de COVID 19 y el enfoque de la economía.

Esto proporciona una evidencia bastante sustancial para algún tipo de situación similar a la secesión de la Guerra Civil o una secesión más suave como la de la URSS. Sólo se puede esperar, pero independientemente de que tal escenario ocurra, el aborto estará en la vanguardia de la división entre los estados en el futuro previsible.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

La inflación del IPC vuelve a superar el 10%, lo que sugiere un mayor crecimiento del IPC en los próximos meses

05/12/2022Ryan McMaken

La Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos ha publicado hoy los nuevos datos del índice de precios al productor (IPP), y no son buenas noticias para los consumidores.

El IPP es una medida de los precios en la fase de producción de bienes y servicios, y suele ser un indicador de hacia dónde se dirigen los precios al consumo. Antes de 1978, el índice se conocía como índice de precios al por mayor.

En abril de este año, el crecimiento interanual del IPP superó el 10% por quinto mes consecutivo, alcanzando el 11%. Se trata de un pequeño descenso con respecto a la tasa interanual de marzo, que fue del 11,5%, pero sigue sugiriendo una presión al alza de los precios. La variación intermensual de abril fue del 0,5%, lo que supuso un considerable retroceso respecto a la variación intermensual del 1,6% de marzo, pero el movimiento sigue siendo al alza y partiendo de una base muy elevada.

Las variaciones interanuales del IPP han sido superiores al 7% durante 11 meses.

ppi

Al igual que con el índice del IPC, la narrativa entre los analistas optimistas era que las medidas del IPP se moderarían significativamente en abril y señalarían un giro a la baja. De momento no parece que sea así. Como informa hoy AP:

El informe incluye algunas señales de que el aumento de los precios se está moderando, pero a un nivel dolorosamente alto... los precios siguen subiendo a un ritmo históricamente rápido. El coste de los alimentos subió un 1,5% en abril con respecto a marzo, mientras que los precios del transporte y el almacenamiento se dispararon un 3,6%. Los precios de los coches nuevos subieron un 0,8%.

En otras palabras, todavía no hay indicios de que las presiones inflacionistas vayan a desaparecer. Además, desde el punto de vista de la política económica, ni el gobierno de Biden ni el banco central han dado señales de que vayan a tomar ninguna medida que pueda invertir de forma fiable esta tendencia.

El gobierno de Biden se ha posicionado repetidamente a favor de una mayor regulación, que no hace más que frenar la producción, limitando aún más la oferta y haciendo subir los precios.

Mientras tanto, la Reserva Federal —que ha sido la principal fuente de inflación debido a sus continuas políticas de represión financiera— sigue sin adoptar más que las más tibias medidas para frenar la inflación monetaria.

Como escribí aquí la semana pasada, después de casi un año de tasas de inflación muy elevadas, la Reserva Federal ha dicho que no empezará a reducir su cartera —y por tanto la oferta monetaria— hasta junio. E incluso entonces, la escala de las reducciones será minúscula. Además, los aumentos de los tipos de interés previstos por la Reserva Federal sólo elevarán el tipo de interés de los fondos federales en torno al dos por ciento, suponiendo que todo vaya como está previsto.

Se trata de intervenciones minúsculas que apenas contribuirán a reducir la inflación, a menos que desencadenen una recesión, y entonces tendremos tanto inflación como alto desempleo.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Este policía de Colorado está aprendiendo una lección sobre proporcionalidad

05/10/2022Ryan McMaken

El agente de policía de Loveland (Colorado) Austin Hopp fue condenado esta semana a una pena de prisión por atacar a una anciana con demencia en junio de 2020. Tras declararse culpable de agresión en segundo grado y otros delitos, Hopp llegó a un acuerdo con el condado y fue condenado a cinco años de prisión más tres años de libertad condicional.

Hopp estaba «haciendo cumplir la ley» cuando tiró al suelo a la víctima Karen Garner, le rompió el brazo y le dislocó el hombro. La mujer, de 73 años y 80 libras, supuestamente había intentado salir de un Walmart local con mercancía por valor de 13,88 dólares. Al enfrentarse a ella, Garner dejó la mercancía en la tienda y se dirigió a su casa.

Hopp y su compañera, la agente Daria Jalali, alcanzaron rápidamente a Garner, que estaba recogiendo flores silvestres en la carretera. Hopp procedió a agredir a Garner con la ayuda de Jalali. El maltrato de Hopp a la pequeña mujer fue tan agresivo que un transeúnte local incluso se detuvo —pensando que Hopp estaba abusando de un niño pequeño— y le preguntó «¿tienes que usar tanta agresividad?».

El sargento que estaba en el lugar, Philip Metzler, se apresuró a desestimar las preocupaciones de los transeúntes y gritó al ciudadano, declarando que Hopp «no hizo nada malo». Metzler también inventó un relato falso sobre cómo Garner «huyó de la tienda» y «se resistió al arresto».

Poco después, Garner fue llevada al calabozo local, donde se le negó la atención médica, a pesar de que tenía un brazo roto. Mientras Garner lloraba de dolor en su celda, Hopp, Jalali y el oficial de servicios comunitarios Tyler Blackett vieron las imágenes de la cámara corporal del incidente. El vídeo de la comisaría muestra a los tres agentes riendo y bromeando sobre la detención de Garner y su brazo roto. Hopp anunció que estaba «orgulloso» y «súper emocionado» por haber tenido la oportunidad de utilizar las correas de sujeción de la anciana. Jalali y Hopp compartieron un choque de puños sobre la detención y Hopp declaró que la detención «fue genial» y «lo aplastamos».

Pero luego no pasó nada. Como suele ocurrir con las agresiones de la policía a los ciudadanos, los dirigentes del departamento de policía no hicieron ninguna excepción a la agresión de Hopp ni al hecho de que a Garner se le negara la atención médica. El festival de risas que siguió a la detención de Garner no fue visto como algo de lo que preocuparse. El subjefe de policía de Loveland, Ray Butler, tras ver el vídeo de Hopp, concluyó que la agresión de Hopp fue «necesaria, razonable y dentro de la política».

No fue hasta abril del año siguiente cuando la hija de Garner pudo finalmente obtener información sobre la violenta detención de su madre. Gracias a su hábil abogado, se hicieron públicos los vídeos de las cámaras corporales del incidente, así como el vídeo de la comisaría. Sólo después de una protesta pública por el contenido del vídeo, los responsables del departamento de policía tomaron alguna medida significativa. Hopp, Jalali y Metzler recibieron vacaciones pagadas -también conocidas como «licencia administrativa»- en espera de la investigación.

Hopp, Jalali y Blackett finalmente dimitieron —es decir, no fueron despedidos— a finales de abril. No fue hasta más de un año después del incidente, en septiembre de 2021, cuando Metzler dimitió. Metzler, por supuesto, había firmado el informe de Hopp, y —según el abogado de Garner— deliberadamente etiquetó mal sus propios archivos de la cámara corporal para ocultar las pruebas. La otra sargento que aprobó el informe de Hopp, la sargento Antolina Hill, sigue empleada en el departamento.

Ahora, casi dos años después -y ciertamente no gracias al departamento de policía que lo empleó y protegió-, Austin Hopp está en prisión. Su compañero Jalali está a la espera de ser juzgado en junio.

¿Entiende la policía el concepto de proporcionalidad?

Pero esto nos deja con una pregunta importante: ¿qué tipo de pensamiento convence a un agente de policía para concluir que es loable, o incluso aceptable, golpear a una anciana de esta manera?

Ya podemos adivinar la narrativa que la policía se estaba contando a sí misma, dadas las palabras de Metzler: en sus mentes, Garner era aparentemente un «criminal» que se resistió al arresto y huyó de la escena de un crimen. Tal vez en sus mentes, esta versión exagerada de los hechos justificaba romper el brazo de una anciana y meterla en una celda.

Sin embargo, la mayoría de las personas razonables entienden que hay un problema de proporcionalidad en este caso. Garner no robó realmente nada, pero incluso si hubiera robado algo, ¿era la respuesta adecuada golpearla? Además, en el caso de Garner, el valor de los bienes que tenía en la mano ascendía a menos de 14 dólares. Todo esto debe considerarse a la luz de la premisa básica de la proporcionalidad, que es que «debe haber una proporción entre la gravedad del delito y la gravedad del castigo».

Así que aquí tenemos a una mujer que en realidad no había robado nada, pero la policía actuaba como si fuera una criminal empedernida, merecedora de un trato duro. Además, como Murray Rothbard siempre tuvo cuidado de señalar, cuando un sospechoso está en proceso de ser detenido, la culpabilidad aún no se ha determinado. En otras palabras, toda la fuerza empleada contra un sospechoso puede resultar en última instancia contra una parte que es completamente inocente.

Así, en el caso Garner, presenciamos cómo la policía rompe el brazo de una anciana en un caso en el que:

  • No se ha establecido la culpabilidad.
  • El sospechoso no ha robado nada.
  • El sospechoso es una persona pequeña de edad avanzada y no presenta ninguna amenaza para la comunidad.

El público, en algún nivel, entendió todo esto, lo que probablemente es la razón por la que la reacción del público a la policía en el caso de Garner fue de repulsión casi universal. Si Hopp hubiera arrestado de forma similar a un delincuente de 90 kilos por robar un paquete de cigarrillos, es casi seguro que hoy no estaría en la cárcel.

Las personas razonables entienden que no todos los casos de robo (o intento de robo) son iguales y no requieren la misma respuesta. De hecho, en muchos casos, la proporcionalidad y la decencia básica sugieren que lo más prudente es no realizar ninguna detención. El caso de Garner es uno de ellos.

El modelo de «arresto y cárcel» para las infracciones menores es un invento moderno y estatal

Sin embargo, los tipos de «la ley y el orden» suelen tener problemas para entender la proporcionalidad y el hecho de que detener a la gente no es necesariamente la solución a todas las infracciones legales. Para muchas de estas personas, incluso las infracciones más leves requieren una intervención contundente, el encarcelamiento y la detención. ¿Los sospechosos que no se someten inmediata y dócilmente a la detención? Esas personas —independientemente de su supuesta infracción— se están «resistiendo al arresto» y, por lo tanto, hay que hacer que se sometan por cualquier medio necesario.

Sin embargo, como ha demostrado el caso Garner, esta es una postura macabra y alejada del mundo real.

Por ejemplo, en el caso de Garner, ¿cómo podría haberse manejado la situación de manera diferente? Era evidente para cualquier persona decente —es decir, no para el personal del Departamento de Policía de Loveland— que no habría sido apropiado utilizar la violencia contra alguien en la situación de Garner. Por un lado, el supermercado podría protegerse de Garner en el futuro simplemente prohibiéndole la entrada al local. Esto es habitual en el caso de los ladrones de tiendas. Si la policía estaba empeñada en establecer la identidad de Garner —y si ella se negaba a dar su nombre—, podría simplemente haberla seguido media milla más hasta su casa. Entonces podrían haber emitido una orden de comparecencia ante el tribunal.

Es casi seguro que esto habría sido menos largo y costoso que detener a la mujer y meterla en la cárcel. El enfoque de la citación definitivamente habría sido menos costoso que el acuerdo de 3 millones de dólares pagado a la familia de la víctima en el caso Garner.

Sin embargo, seguimos escuchando a los partidarios de «cumplir siempre» que cualquier infracción menor requiere una respuesta de fuerza abrumadora seguida de una escalada violenta. ¿Pero qué pasaría si Garner hubiera logrado liberarse de alguna manera del agente de policía y hubiera podido huir? Si creemos que el acatamiento es de suma importancia, entonces debemos concluir que entonces sería justificable el uso de la fuerza letal en personas en la situación de Garner. En otras palabras, acabamos apoyando la idea de que la muerte es, de alguna manera, un «castigo» proporcional por un pequeño (intento de) robo.  Claramente, hay algo muy equivocado en esta posición.

Además, desde el punto de vista de la política pública, los recursos policiales se desperdician en casos como éste. Si Loveland es como la mayoría de las comunidades de su tamaño y demografía, hay muchos robos de coches, asaltos y hurtos sin resolver y nunca perseguidos. Cualquiera que haya sido víctima de un robo, por ejemplo, sabe que la policía no hace casi nada por encontrar los objetos robados. La policía suele mentir diciendo que «debe hacer cumplir todas las leyes», pero es evidente que no es así. La policía elige cada día cómo distribuir los recursos policiales y qué delitos investigar y abordar. Esto se refleja en el hecho de que la policía dedica muy pocos recursos a los homicidios, pero grandes cantidades de recursos a las investigaciones más lucrativas y fáciles de las drogas ilegales.

Entonces, ¿por qué dos policías y su sargento decidieron redoblar la apuesta por la detención de Karen Garner? Porque era lo más fácil de hacer. Y, por supuesto, Garner no representaba amenaza alguna para la seguridad personal de los agentes de policía. Esto la convirtió en un objetivo aún más fácil. Por otro lado, la búsqueda de criminales peligrosos requiere trabajo y riesgo.

Al final, habría sido mejor no hacer nada desde el punto de vista de la policía. Si Walmart quisiera insistir en castigar a Garner de alguna manera por su insignificante no robo, Walmart podría demandarla en los tribunales.

Esto, por supuesto, sería el curso de acción recomendado por Rothbard en su capítulo sobre la proporcionalidad en Ética de la libertad. Pero incluso entonces, la pena infligida a Garner tendría que ser proporcional, ya que, como señala Rothbard

La víctima [es decir, Walmart], entonces, tiene derecho a exigir un castigo hasta la cantidad proporcional determinada por la magnitud del delito, pero también es libre de permitir que el agresor compre su salida del castigo, o de perdonar al agresor parcial o totalmente. El nivel proporcional de la pena establece el derecho de la víctima, el límite superior permisible del castigo; pero cuánto o si la víctima decide ejercer ese derecho depende de ella.

En el caso de Garner, Walmart podría reclamar tal vez 20 dólares de restitución por el tiempo empleado por los empleados de la tienda en reclamar la propiedad de Garner. O Walmart podría simplemente decidir que no vale la pena. Cualquier cosa más que unos pocos dólares de restitución en este caso es desproporcionada a la gravedad del delito.  Un brazo roto está más allá de las respuestas razonables. Por otra parte, un compromiso doctrinario con «la ley y el orden» impuestos por la policía depende simplemente de una versión imaginaria de la realidad en la que toda infracción menor puede ser abordada mediante la intervención del gobierno. Históricamente, la persecución de este tipo de infracciones ha sido por lo general una cuestión de derecho civil privado. La idea de que hay que enviar a la policía a acorralar a todos los ladrones de poca monta es una invención puramente moderna. En realidad, y a lo largo de la mayor parte de la historia de la humanidad, se ha dado el caso de que muchas pequeñas infracciones no pueden abordarse sin arriesgarse a un «remedio peor que la enfermedad».

Ese fue claramente el caso en la situación de Garner. Afortunadamente, el tribunal lo reconoció, y Hopp tendrá unos cuantos años en una celda de prisión para ayudarle a entender. Esperemos que su compañero Jalali tenga pronto la misma oportunidad.

Image source:
Larimer County Sheriff's Office
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Impuestos: la reliquia bárbara del siglo XXI

05/09/2022Andrew Packer

Ah, la primavera. Esa época mágica del año en la que todos los americanos productivos piensan en cómo reducir legalmente sus obligaciones fiscales.

Este año, presentar una prórroga y esperar a pagar lo máximo posible ha sido la estrategia fiscal ideal, gracias en parte a la tasa de inflación oficial que acaba de alcanzar el 8,9%.1

Pero aunque el intercambio de consejos sobre impuestos es útil (al menos en marzo y hasta principios de abril), la verdadera observación clave es que los impuestos se han convertido en la verdadera «reliquia bárbara» de nuestro tiempo.

Así es, los impuestos, en particular los impuestos sobre la renta, ya no son necesarios.

Y justo a tiempo, dada la creciente complejidad del código fiscal. Los sistemas que se vuelven tan complejos como el código fiscal tienden a acabar colapsando. Una reliquia bárbara, sin duda.

Este término fue originado por el economista John Maynard Keynes, en referencia al uso del oro como dinero. Hace 98 años, declaró: «En verdad, el oro es ya una reliquia bárbara».

Keynes, como siempre, se equivocó.2

Esto se debe a que la decisión de utilizar el oro como dinero fue determinada por muchas medidas objetivas a lo largo de siglos de uso. El oro tiene durabilidad, divisibilidad y portabilidad, entre otras cualidades.

Y sólo se encontró en pequeñas proporciones en todo el mundo, al menos en términos de lo que ha sido fácil y barato de extraer dada la tecnología de la época.

Como detalla Ludwig von Mises en Acción humana:

«Los hombres han elegido los metales preciosos oro y plata para el servicio monetario por sus características mineralógicas, físicas y químicas. El uso del dinero en una economía de mercado es un hecho praxeológicamente necesario. Que el oro —y no otra cosa— se utilice como dinero es un mero hecho histórico y como tal no puede ser concebido por los catálacticos».3

En resumen, la gente eligió el oro.

Los gobiernos no lo hicieron. Pero sí crearon el monopolio de la determinación de pesos y medidas, la creación de la moneda y, a través de siglos de engaño, consiguieron debilitar el patrón oro mundial hasta que nació un régimen totalmente fíat con el cierre de la «ventana del oro» por parte de EEUU en 1971.

Pero al haber sustituido el oro por una moneda fiduciaria, los gobiernos también han descubierto que pueden «progresar» en otros ámbitos.

Por desgracia, la fiscalidad es uno de esos ámbitos.

Los seres humanos individuales se han unido a los gobiernos con una serie de propósitos, en particular la autodefensa colectiva y la capacidad de corregir las diferencias a través de árbitros acordados.

El uso de los impuestos ha sido históricamente para apoyar y pagar los servicios del gobierno. Sin embargo, el gobierno, a diferencia del patrón oro, ha tenido a menudo mucha más flexibilidad en la forma de recaudar impuestos.

En los Estados Unidos, los ingresos fiscales se generaban a menudo a través de los aranceles. Sólo durante la «emergencia» de la Guerra Civil se hizo el primer intento de gravar los ingresos de los ciudadanos americanos. Y los impuestos estaban limitados porque la cantidad de dinero en el sistema estaba limitada por la cantidad de oro en circulación.

Aunque en un principio se tachó de inconstitucional, los que apoyaron el primitivo impuesto sobre la renta hicieron algo que hoy sería impensable: cambiaron la Constitución.

Esta disposición se produjo al final de la era del patrón oro y, convenientemente, al mismo tiempo que el tercer banco central de la historia de Estados Unidos, la Reserva Federal. Uno no puede dejar de preguntarse si los dos eventos están entrelazados.

El fin del patrón oro provocó un aumento sustancial de los ingresos, al menos medidos en dólares fiduciarios, no respaldados por oro. A medida que los ingresos aumentaban, cada vez más personas se veían atrapadas en la obligación de pagar un impuesto sobre la renta, así como el menos discutido impuesto sobre las nóminas.

Así, lo que inicialmente se propuso como un impuesto sobre la renta sólo para los americanos más ricos se convirtió en un examen financiero anual que casi todos tienen que completar hoy en día, aunque sólo sea para obtener un reembolso por el exceso de pago.

Dada la proliferación de impuestos, es evidente que el abandono del patrón oro cuenta el mundo ha contribuido a que la fiscalidad sea hoy una reliquia bárbara. A medida que la unidad monetaria se degrada aún más, las subidas del «coste de la vida» en los salarios provocan un aumento de la carga fiscal, que no varía tanto en términos nominales.

Pero no tiene por qué ser así. Los gobiernos pueden ahora simplemente crear la cantidad de su unidad monetaria preferida que sea necesaria.

Eso es porque la alternativa monetaria al patrón oro, un sistema fiduciario, es conocida por su elasticidad. O, en otros términos, la capacidad de los gobiernos de imprimir la mayor cantidad posible de la unidad monetaria sin más restricciones políticas (si es que las hay).

O, en lenguaje de memes, «la impresora de dinero va a brrr».

La pandemia del Covid 19 fue una época dorada para imprimir dinero a manos llenas. Sólo en Estados Unidos se creó el 80% de todos los dólares existentes, pasando de 4 billones de dólares en enero de 2020 a más de 20 billones a finales de 2021.4

Pero si el gobierno puede imprimir dinero para repartirlo en «pagos de estímulo», o en programas de préstamos perdonables a las empresas, la verdadera pregunta es, ¿por qué hacer que alguien pague impuestos?

¿Por qué preocuparse de emitir más deuda pública, si el dinero puede simplemente imprimirse en su lugar? ¿Por qué debería el gobierno emitir un bono que tiene que devolver, cuando puede simplemente imprimir dinero en efectivo?

En definitiva, está claro que los impuestos son una reliquia bárbara en nuestra época moderna, sobre todo teniendo en cuenta la impresión de dinero de los dos últimos años y sus efectos inflacionistas.

Ni siquiera la suspensión de la recaudación de impuestos durante unos años compensaría a nadie de forma permanente por la destrucción del poder adquisitivo de su moneda a causa de la inflación, pero sería un gran avance.

Pero aún hay más razones por las que los impuestos son una auténtica barbaridad. Y es que el pago de impuestos no sólo tiene un coste monetario.

La Agencia Tributaria calcula que se necesitan unas 15 horas5 para preparar su declaración. Una vez más, los contribuyentes no reciben ninguna compensación por su tiempo, por lo que se trata de una pérdida de creación de valor económico en millones de horas de trabajo al año.

El código fiscal es complicado. ¿Cómo de complicado? La gente ni siquiera se pone de acuerdo sobre la longitud del código fiscal.

Una estimación es de tan sólo 2.600 páginas. O tan alto como 75.000 páginas.6 Esa es una discrepancia considerable. También va a añadir mucho a su tiempo de preparación de impuestos para leer y entender todo primero.

E incluso con un código escrito, muchas disposiciones están abiertas a la interpretación. Si se pide a 100 agentes del IRS diferentes que revisen sus declaraciones de impuestos, es probable que aparezcan al menos 100 soluciones diferentes.

En pocas palabras, el impuesto sobre la renta de los Estados Unidos es una serie de normas, excepciones a las normas y una estructura general que crea uno de los sistemas más complejos de la historia de la humanidad.

Sin embargo, a pesar de toda la complejidad del código fiscal, los estudios han demostrado que Estados Unidos ha sido bastante constante en cuanto a la recaudación del 15-20% del PIB a través de los impuestos desde el final de la Segunda Guerra Mundial.7

En otras palabras, no importa cuál sea el tipo máximo. No importan las excepciones ni los recortes que se hagan. Aquellos que han propuesto un «impuesto plano» que elimine la complejidad del código fiscal están en algo, y pueden señalar la relativa consistencia de lo que se recauda.

Pero, de nuevo, el mundo ha cambiado. Quizá la política fiscal también debería hacerlo. Si el gobierno ha recaudado bastante bien el 15-20% del PIB cada año a través de los impuestos, podría suprimir los impuestos e imprimir el dinero en su lugar.

¡El mejor beneficio de esta política es que frenaría en gran medida la creación de dinero de los últimos dos años!

Hasta cierto punto, la noción de que los impuestos están desfasados no es nueva. Tampoco es exclusiva de la escuela austriaca.

Según la «teoría monetaria moderna» o TMM, ahora vivimos en un mundo más ilustrado. Es uno en el que la política monetaria se ha convertido en una varita mágica capaz de abordar cosas tan poco económicas como el racismo sistémico8 y el cambio climático.9

Dado que ahora vivimos en un mundo en el que todos los problemas pueden resolverse simplemente imprimiendo dinero, ¿por qué no imprimir lo necesario y ahorrar a los contribuyentes 15 horas de preparación al año?

Y lo que es más importante, al imprimir el dinero necesario para los impuestos, los antiguos contribuyentes tendrían de repente más dinero a mano.

Eso sin duda vendría bien para compensar la inflación de la pura impresión de dinero, pero toda nueva tortilla económica tiene que romper algunos huevos.

Pero la TMM está tan metido en la impresión de dinero para resolver problemas que, tristemente, hace que el pago de impuestos parezca responsable.

Hay un límite en los impuestos que la gente querrá pagar antes de que se produzca una revuelta de los contribuyentes. No es un patrón oro, que ofrece aumentos limitados en función de la minería, pero al menos es un límite.

Sin embargo, para el momento en que la inflación pasara a ser hiperinflación, la TMM implosionaría demasiado tarde para evitar un colapso general. O simplemente animaría a sus defensores a intentarlo a mayor escala la próxima vez.10

Así que, con esta temporada de impuestos ya superada (a menos que hayas presentado una prórroga)... es hora de pensar en la mejor manera de desechar el sistema anticuado y bárbaro en el que nos encontramos.

Más allá de la complejidad, la escasa eficacia y las frustraciones del actual régimen fiscal, éste sigue sin responder a las necesidades del actual Estado de «hacer todo».

Alternativamente, la economía debería ir mejor si se reduce rápidamente la cantidad de impuestos recaudados, al tiempo que se disminuye el tamaño y el alcance del gobierno en una cantidad aún mayor.

Y, al eliminar un banco central respaldado por el gobierno que diluye la moneda «rápidamente o menos rápidamente», podríamos tener una unidad monetaria más estable y una medida mejor y más precisa del crecimiento económico real como resultado.

Pero esa discusión probablemente dejará al que propone esos cambios como el que defiende reliquias bárbaras como el oro como patrón de valor.11

Con el statu quo cuestionado en tantos aspectos en este momento, es el momento de considerar la mejor manera de cambiar el mundo hacia una forma más razonable de impuestos a sus ciudadanos, combinada con un debate sobre cuánto gobierno es realmente necesario en sus vidas.

En realidad, la fiscalidad es ya una reliquia bárbara. Al igual que el régimen de moneda fiduciaria que ha permitido que se convierta en una complicada maraña que absorbe el tiempo y el talento de la economía productiva y real.

  • 1. Utilizando las metodologías utilizadas para calcular la inflación en la década de 1980, ya estamos en un mundo de tasas de inflación de dos dígitos.
  • 2. Sorprendentemente, el mundo está plagado de economistas que nunca estudian el campo lo suficiente como para llegar a esta conclusión.
  • 3. https://mises.org/wire/ludwig-von-misess-top-9-quotes-gold
  • 4. https://techstartups.com/2021/12/18/80-us-dollars-existence-printed-january-2020-october-2021/
  • 5. https://www.fool.com/taxes/2015/03/01/the-average-american-spends-this-much-time-on-thei.aspx
  • 6. https://irisreading.com/how-long-would-it-take-to-read-the-entire-u-s-tax-code/
  • 7. https://fred.stlouisfed.org/series/FYFRGDA188S
  • 8. https://www.minneapolisfed.org/policy/racism-and-the-economy
  • 9. https://www.federalreserve.gov/econres/notes/feds-notes/climate-change-and-financial-stability-20210319.htm
  • 10. Esto podría ser la versión económica del meme «Eso no era comunismo real».
  • 11. O su equivalente digital, el Bitcoin.
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

«The Northman»: la síntesis de los historiadores de Hollywood con la realidad

05/07/2022Sam Branthoover

Protagonizada por Alexander Skarsgård, la película recientemente estrenada «The Northman» retrata la vida de los vikingos con asombroso y vívido detalle. Se dice que la exactitud histórica no tiene precedentes; Robert Eggers, director de «The Northman» y otros relatos históricos (La bruja, El faro), destaca su empleo de expertos en vikingos para lograr tal exactitud. La película cumple indudablemente las expectativas de los historiadores contemporáneos; pero para los economistas de la corriente austriaca, la película constituye un excelente ejemplo de las interpretaciones falaces y a menudo contradictorias que los historiadores dan a los fenómenos históricos.

En el fondo, la película equilibra dos tropos comúnmente propagados sobre los vikingos: su naturaleza brutal y animal, y su sociedad igualitaria basada en la confianza. ¿Cómo se pueden conciliar estas visiones? Por un lado, los vikingos son misántropos rapaces que saquean y torturan con una barbarie anormal; por otro, viven de los juramentos y la reputación. «The Northman» de Egger muestra de forma excelente esta dicotomía; al principio de la película, somos testigos de cómo los vikingos «se vuelven berserker» antes de asaltar una aldea eslava, asesinando y violando todo lo que pueden.

Por el contrario, gran parte de la película trata del cumplimiento de juramentos y de la consecución/mantenimiento del «honor»; en una escena posterior, el protagonista entrega una pieza de oro a un marinero vikingo desconocido, que debe llevar a la deslumbrante futura esposa del protagonista en un viaje marítimo de meses hasta las Orcadas como recompensa. ¿Cómo es posible que los vikingos que violan a cualquier mujer que encuentran se encarguen también de garantizar el paso seguro de una hermosa mujer, de la que no tienen consecuencias de molestar una vez pasada la línea de la bahía? No se trata de un descuido del guionista (aunque cabe imaginar su mirada perpleja), sino de las interpretaciones contemporáneas de los vikingos.

Pete Leeson tiene una amplia literatura sobre la economía de los piratas. Utilizando la teoría de la elección racional (y muchos datos complementarios), deduce con exactitud que los piratas no saqueaban y asesinaban únicamente para saciar su propia depravación, sino porque hacerlo maximizaba la riqueza para asegurar rendiciones tempranas. Cuando los barcos mercantes avistaran la jolly roger, preveían que se enfrentarían a sanguinarios rapaces y, además, que su falta de rendición inmediata se traduciría en torturas y ejecuciones atroces.

Como señala Leeson, a los piratas les convenía enfatizar el favor de la tortura y una alta tasa de descuento (alta preferencia temporal) para asegurar el saqueo con el menor coste posible. Los historiadores contemporáneos no lograron conciliar la brutalidad de los piratas con su elaboración y adhesión a los contratos de gobierno privado; la teoría de la elección racional, sin embargo, nos ofrece una imagen más clara.

Es probable que los vikingos tengan una explicación similar. El hecho de «volverse berserker» y de torturar brutalmente a las víctimas implica una alta tasa de descuento y refuerza aún más el hecho de que las represalias tendrían graves consecuencias. Ambos sirven para asegurar el saqueo y la victoria con poco coste. Berserker se traduce aproximadamente como «con camisa desnuda» o «con camisa de oso»; nótese que aunque ser berserker es un «estado de ánimo», se denota por la apariencia física, casi como si estuvieran señalando la ferocidad a los enemigos y no manifestando realmente el espíritu de una bestia salvaje.

Si los vikingos realmente entraban en un estado mental alterado que les otorgaba habilidades sobrehumanas que nublaban su juicio (lo que les daba una alta tasa de descuento), ¿por qué se preocuparían tanto de señalarlo a los enemigos? La señalización deliberada es contradictoria con la disposición frenética que mostraban, similar al temperamento percibido de los piratas.

Tal y como indican los historiadores y arqueólogos que asesoran la película de Eggers, también hay sorprendentemente pocos textos históricos o hallazgos arqueológicos que nos permitan vislumbrar los rituales religiosos que dieron forma a la mentalidad bárbara de los nórdicos. En una entrevista sobre su película, Eggers habla de cómo elaboraron el decorado en relación con la «escena en la que los berserkers tienen que transformar a los seres humanos en bestias mediante un ritual chamánico»:

«El consenso académico es que los vikingos no tenían ropa especial para los rituales. Pero el consenso académico también es que los rituales implicaban salpicar de sangre a todo el mundo. Le dije al arqueólogo Neil Price: "Entonces, ¿todo el mundo andaba cubierto de sangre todo el tiempo?" Y él dijo: "Vaya, nunca lo había considerado". Así que, basándonos en muchas otras ideas que vimos en las sagas y la arqueología, inventamos la ropa ceremonial para los rituales. Fue una invención total».

Curiosamente, no sabemos cómo se convertían los vikingos en berserker; el «ritual» es completamente desconocido, salvo el hecho de que supuestamente se salpicaba de sangre a todo el mundo. Por lo tanto, podría ser igualmente cierto que nunca existió ningún ritual. Parece que los historiadores modernos han interpretado esta parte de la tradición vikinga con el mismo escrutinio que los aldeanos eslavos del siglo IX: aceptando completamente lo que los vikingos querían hacer creer a sus presas. Recordemos que Leeson se enfrentó a un problema similar: los historiadores contemporáneos interpretan que los piratas son exactamente lo que los merodeadores querían que sus presas creyeran de ellos.

A diferencia del trabajo de Leeson, no disponemos de datos tempranos sobre los vikingos; el registro de la época era comprensiblemente escaso. A modo de comparación, la edad de oro de los vikingos tuvo lugar entre el 793 y el 1066 d.C.; el «Libro de Domesday», ampliamente considerado como uno de los primeros intentos de registro real, se escribió en el año 1086 d.C. Sin datos complementarios y fuentes fiables, sólo podemos deducir lo que podemos con la teoría de la elección racional.

Sin embargo, los historiadores contemporáneos también carecen de fuentes. Utilizan relatos escritos siglos después de los hechos (por la posteridad de las víctimas vikingas, no obstante), y aceptan completamente sus relatos como verdad. Pero es poco probable que los vikingos pudieran organizar expediciones de asalto en solitario si fueran realmente las bestias carnales de las que se lee en las sagas. Si lo fueran, la mera transacción sería insondablemente difícil, ya que los problemas de compromiso frenarían el entusiasmo de las partes. Sin transacciones, es difícil imaginar la existencia de cualquier sociedad.

«The Northman», una historia espléndida (pero sangrienta), fue informada de manera experta por historiadores y arqueólogos contemporáneos; como tal, la película muestra de manera excelente el defecto de las interpretaciones académicas comunes de los vikingos. Lógicamente, yo no me acercaría a un individuo que viola y asesina por deporte, y desde luego no haría transacciones con ellos; los individuos de la historia probablemente habrían pensado lo mismo, porque son seres igualmente racionales.

Asumir lo contrario al interpretar los fenómenos históricos es una metodología falaz, pero es una práctica común en el mundo académico contemporáneo. A menudo se acusa a los economistas de «imperialismo económico» al aplicar la metodología al comportamiento no mercantil; debemos seguir haciéndolo hasta que otras ciencias sociales empiecen a interpretar adecuadamente el comportamiento humano.

 Sam agradece a Janna Lu su magnífica ayuda en la edición y sus ánimos.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Aterrizaje suave de Powell

05/06/2022Robert Aro

Está sucediendo. La Reserva Federal elevó la tasa de fondos de la Fed al 1,0% y anunció su plan de reducción del balance. En las preguntas y respuestas que siguieron, Powell compartió su opinión sobre la posibilidad de una recesión y lo que piensa sobre la decisión de reducir el balance de casi 9 billones de dólares.

Cuando se le preguntó por qué la reducción del balance comenzará el 1 de junio, el presidente Powell respondió, (disculpándose por su gramática):

Así que por qué el 1 de junio, era simplemente elegir una fecha, ya sabes, y eso pasó a ser la fecha que elegimos. No hay nada mágico en ello. Ya sabes, no va a tener ninguna importancia macroeconómica en el tiempo. Simplemente lo elegimos.

Aseguró a los periodistas:

Yo no haría ninguna lectura de ello. En cuanto al efecto, quiero decir, sólo destacaría lo incierto que es el efecto de la reducción del balance.

Ciertamente, es mucho lo que puede y debe leerse en esto. Su plan consiste en reducir las tenencias de bonos del Tesoro de EEUU y de valores respaldados por hipotecas en 47.500 millones de dólares cada mes, de junio a agosto, y luego, a partir de septiembre, reducir hasta 95.000 millones de dólares al mes.

Esto no debe tomarse a la ligera, ya que la reducción de la oferta monetaria tiene varios efectos sobre los tipos de interés, el gasto en intereses, las valoraciones de los activos, la actividad crediticia, así como la toma de decisiones tanto de los consumidores como de los empresarios. Decir que el efecto es «incierto» demuestra que Powell o bien ignora voluntariamente la historia, la realidad y la economía austriaca, o simplemente no lo entiende.

Sin duda, debe estar preocupado por el futuro, ya que el tema de la recesión salió a relucir a lo largo de su compromiso con la prensa. El Presidente cree:

Ahora, yo diría que tenemos una buena oportunidad de tener un aterrizaje o resultado suave o blando, si se quiere.

El término «aterrizaje suave» se utiliza mucho, pero nadie ha descrito nunca en qué consiste exactamente un aterrizaje suave. Podemos deducir que significa poco dolor o dificultad económica, o evitar una recesión, pero sería bueno que el público recibiera más detalles.

Por lo que ve la Fed, el futuro no debería ser tan malo. En sus propias palabras:

Así que es una economía fuerte y nada en ella sugiere que esté cerca o sea vulnerable a una recesión.

Siguió alabando la fortaleza de la economía y del mercado laboral. Incluso llegando a decir que: «Las empresas no encuentran gente para contratar», utilizando esto como prueba de la fortaleza del mercado laboral.

Por fin se hicieron algunas referencias a Paul Volcker.  Un periodista preguntó si la Fed lo haría:

...tener el valor de soportar recesiones para bajar la inflación si fuera la única forma necesaria?

Powell no dio una respuesta afirmativa firme, sino que se refirió a la posibilidad de aplicar políticas «restrictivas»:

Así que creo que es posible que tengamos que mover la política a niveles que consideremos restrictivos en lugar de simplemente neutrales... Si llegamos a la conclusión de que tenemos que hacerlo, no dudaremos en hacerlo.

Se pueden extraer muchas cosas de la conferencia de prensa de Powell, especialmente cómo la Fed no parece demasiado preocupada por la inevitable quiebra que puso en marcha. Sin embargo, es la palabra «valor» la que realmente destaca. Asignar un rasgo heroico a los miembros de la Fed no encaja realmente. No porque algunos de los miembros del Consejo de Gobernadores, si no todos, sean multimillonarios, sino porque ninguno de ellos tendrá que rendir cuentas por las consecuencias adversas de sus políticas.

Es difícil encontrar algo heroico porque los planificadores centrales tienen poco o nada que perder; cuando las cosas se pongan peor y se produzca una recesión, en el mejor de los casos la Fed podría alegar que fue un error de política o culpar a otra cosa, pero ese sería el alcance de su sufrimiento.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon power-market-v2