El ejército estadounidense no es tan invencible como cree.

El ejército estadounidense no es tan invencible como cree.

09/24/2019Ryan McMaken

Los propios Estados Unidos tienen un riesgo del cero por ciento de ser invadidos por cualquier potencia extranjera. Esto ha estado claro desde 1945 que la Marina y el arsenal nuclear hacen que la invasión de los EE.UU. sea política y prácticamente imposible para cualquier régimen extranjero. El ejército estadounidense podría ser totalmente abolido esta tarde sin aumentar en modo alguno el riesgo de una acción militar extranjera contra los Estados Unidos en América del Norte.

La invencibilidad de los propios militares, por otro lado, es algo diferente. Después de todo, el ejército estadounidense se dedica principalmente a hacer cosas que no sean proteger las fronteras de los Estados Unidos. Principalmente le preocupa proyectar su poder en cada rincón del mundo, apoyar a dictadores en lugares como Egipto y Arabia Saudita, y dar órdenes a regímenes extranjeros que no son una amenaza para Estados Unidos.

Pero la mayor parte de esto se ha basado durante mucho tiempo en la suposición de que los EE.UU. pueden hacer lo que quieran con cualquier país sin temor a repercusiones significativas para sus aliados en cualquier parte.

Esos días están llegando rápidamente a su fin.

En el diario británico Independent la semana pasada, Patrick Cockburn señaló que algunos objetivos importantes son ahora blancos fáciles, y que Estados Unidos y sus aliados no tienen defensa económica:

En la mañana del 14 de septiembre, 18 aviones teledirigidos y siete misiles de crucero -todos ellos baratos y poco sofisticados en comparación con los modernos aviones militares- desactivaron la mitad de la producción de petróleo crudo de Arabia Saudita y elevaron el precio mundial del petróleo en un 20 por ciento.

Esto ocurrió a pesar de que el año pasado los saudíes gastaron 67.600 millones de dólares (54.000 millones de libras esterlinas) en su presupuesto de defensa, gran parte de ellos en aviones y sistemas de defensa aérea muy caros, que no lograron detener el ataque. El presupuesto de defensa estadounidense asciende a 750.000 millones de dólares (600.200 millones de libras esterlinas) y el de inteligencia a 85.000 millones de dólares (68.000 millones de libras esterlinas), pero las fuerzas estadounidenses en el Golfo no sabían lo que estaba ocurriendo hasta que todo terminó.

...una potencia de rango medio como Irán, bajo sanciones y con recursos y experiencia limitados, actuando sola o a través de aliados, ha infligido un daño paralizante a Arabia Saudita, teóricamente mucho mejor armada, que supuestamente es defendida por Estados Unidos, la mayor superpotencia militar del mundo.

... Si Estados Unidos y Arabia Saudita se muestran especialmente reticentes a tomar represalias contra Irán es porque saben ahora, al contrario de lo que podrían haber creído hace un año, que un contraataque no será un ejercicio sin costes. Lo que sucedió antes puede volver a suceder: no en vano se ha llamado a Irán la «superpotencia en drones». Las instalaciones de producción de petróleo y las plantas desalinizadoras que proporcionan gran parte del agua dulce en Arabia Saudita son objetivos convenientemente concentrados para los aviones no tripulados y los misiles pequeños.

En otras palabras, el campo de juego militar estará mucho más nivelado en el futuro en un conflicto entre un país con una fuerza aérea y un sistema de defensa aérea sofisticados y otro sin ellos. La carta de triunfo de Estados Unidos, las potencias de la OTAN e Israel ha sido durante mucho tiempo su abrumadora superioridad aérea sobre cualquier enemigo probable. De repente, este cálculo se ha visto socavado porque casi todo el mundo puede ser un jugador barato cuando se trata de potencia aérea.

Mientras tanto, los Estados Unidos están invirtiendo dinero en juguetes caros como el F-35, que después de más de un trillón de dólares no ofrece ninguna defensa contra los drones baratos y sucios:

Compare el costo del avión teledirigido, que estaría en decenas o incluso cientos de miles de dólares, con el precio de 122 millones de dólares (97,6 millones de libras esterlinas) de un solo caza F-35, tan caro que sólo se puede comprar en cantidades limitadas. A medida que asimilan el significado de lo que ocurrió en las instalaciones petroleras de Abqaiq y Khurais, los gobiernos de todo el mundo exigirán que sus jefes de las fuerzas aéreas les expliquen por qué necesitan gastar tanto dinero cuando se disponga de alternativas baratas pero eficaces. Siguiendo los precedentes del pasado, los jefes aéreos y los fabricantes de armas lucharán hasta el último suspiro por presupuestos muy inflados para comprar armas de dudosa utilidad en una guerra real.

Se desconoce cuánto tiempo tardarán los planificadores militares estadounidenses en aceptar «que comandan fuerzas costosas, técnicamente avanzadas y obsoletas en la práctica». Esto significa que están atascados con armas que absorben recursos pero que, en términos prácticos, son anticuados».

Esto no significa, por supuesto, que los EE.UU. no tengan opciones aquí. Los Estados Unidos podrían participar en una guerra a gran escala contra Irán, matando a cientos de miles de iraníes y gastando billones. El número de víctimas estadounidenses sería muy pequeño en comparación, pero probablemente no sea trivial. Este baño de sangre incapacitó finalmente al estado iraní, pero no antes de que Irán destruyera el flujo de petróleo del golfo Pérsico y extrajera su libra de carne de aliados estadounidenses como Arabia Saudita e Israel.

El efecto sobre rivales como China y Rusia también sería electrizante, ya que se consideraría que EE.UU. ha perdido los lazos de una política exterior racional.

Esto significa que la situación actual es muy diferente de la que era antes. Pero no esperes que el Pentágono actúe de forma diferente. Seguirá exigiendo billones de dólares para armas de guerra diseñadas para librar una guerra al estilo de los años sesenta. Pero todo eso suena perfectamente razonable en un lugar como Washington, DC donde tanto el Capitolio como el Pentágono existen en un mundo de fantasía construido sobre dinero impreso.

Ver más:

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

¿Luchar otra «guerra terrorista» contra los cárteles de la droga? ¡hay una mejor manera!

12/02/2019Ron Paul

La guerra de 50 años de Estados Unidos contra las drogas ha sido un fracaso total, con cientos de miles de millones de dólares tirados por el desagüe y nuestras libertades civiles recortadas luchando en una guerra que no se puede ganar. La «guerra contra el terrorismo» de 20 años también ha sido un desastre gigantesco para el gobierno de Estados Unidos: cientos de miles de millones de dólares desperdiciados, las libertades civiles quemadas y un mundo mucho más peligroso que cuando se inició esta guerra después del 11 de septiembre.

Entonces, ¿qué hacer con dos de los mayores fracasos políticos de la historia de Estados Unidos? Según el presidente Trump y muchos en Washington, la respuesta es combinarlos.

La semana pasada Trump declaró que, a la luz de un ataque perpetrado el mes pasado contra turistas estadounidenses en México, estaría designando a los cárteles mexicanos de la droga como organizaciones terroristas extranjeras. Cuando se le preguntó si enviaría aviones teledirigidos para atacar objetivos en México, respondió: «No quiero decir lo que voy a hacer, pero serán designados». El presidente mexicano se apresuró a echar agua fría sobre la idea de que los aviones teledirigidos de EE.UU. derribaran objetivos mexicanos, respondiendo a las amenazas de Trump diciendo «cooperación, sí; intervencionismo, no».

Trump no es el único que saca conclusiones erróneas de la creciente violencia procedente de los cárteles de la droga al sur de la frontera. Un grupo de senadores estadounidenses envió una carta al Secretario de Estado Mike Pompeo instando a los Estados Unidos a imponer sanciones a los cárteles de la droga en respuesta a la matanza de estadounidenses.

¿Realmente creen estos senadores que frente a las sanciones de Estados Unidos estos cárteles de la droga cerrarán y se dedicarán a actividades legítimas? Las sanciones no funcionan en contra de los países y seguro que no funcionarán en contra de los cárteles de la droga.

Un editorial reciente en la publicación federalista conservadora insta al presidente Trump a lanzar «incursiones unilaterales y sin permiso de las fuerzas especiales» en México, ¡como hizo EE.UU. en Pakistán para luchar contra ISIS y al-Qaeda!

!Estoy seguro de que al complejo militar-industrial le encanta esta idea! Otra gran guerra para mantener a Washington rico a expensas del resto de nosotros. ¡Y la Autorización para el Uso de la Fuerza Militar de 2001 puede incluso ser presentada para luchar en esta nueva «guerra terrorista»!

Sin embargo, tal vez sin querer, este repentino empuje para mirar a los carteles de la droga mexicanos como lo hicimos con ISIS y al-Qaeda tiene sentido. Después de todo, el aumento de los carteles de la droga y el aumento de los carteles del terror se han debido a la mala política de Estados Unidos. Fue la invasión estadounidense de Irak basada en mentiras neoconservadoras lo que llevó a la creación de ISIS y a la expansión de al-Qaeda en el Medio Oriente, y fue la guerra estadounidense contra las drogas lo que llevó al surgimiento de los carteles de la droga en México.

He aquí otra sugerencia: tal vez en lugar de hacer las mismas cosas que no funcionan, podríamos examinar la causa real de los problemas. La guerra de Estados Unidos contra las drogas hace que las drogas sean enormemente rentables para los proveedores mexicanos deseosos de satisfacer un mercado estadounidense hambriento. Un estudio realizado el año pasado por el Instituto CATO encontró que con la constante despenalización y legalización de la marihuana en los Estados Unidos, el agente promedio de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos incautó 78 por ciento menos marihuana en el año fiscal 2018 que en el año fiscal 2013.

En lugar de declarar la guerra a México, tal vez la respuesta al problema de los cárteles de la droga sea quitarles sus incentivos poniendo fin a la guerra contra las drogas. ¿Por qué no intentar algo que realmente funcione?

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Católicos y libertarios

11/27/2019David Gordon

¿Puede un católico romano ser también austrolibertario? Christopher Ferrara en un libro llamado The Church and the Libertarian dice que no se puede. En opinión de Ferrara, los economistas austriacos niegan que la ley moral se aplique a la economía. En cambio, los austriacos dicen que las leyes estrictamente científicas gobiernan la economía y limitan lo que el Estado o la Iglesia pueden hacer. Las leyes de salario mínimo, por ejemplo, tienden a causar desempleo, te guste o no.

Ferrara cuestiona esta afirmación. Las leyes económicas no son absolutas, sino que deben estar subordinadas a la ley moral. Por ejemplo, un trabajador debe recibir un "salario digno" que le permita mantener una familia. Negar esto, piensa, es rechazar el pensamiento social católico, y hacerlo es ponerse fuera de la Iglesia.

Tony Flood, que es católico creyente y simpatizante del pensamiento de Murray Rothbard, que era amigo suyo, somete el libro de Ferrara a un examen minucioso y lo encuentra insuficiente. En su libro, Christ, Capital and Liberty: A Polemic Flood argumenta que el pensamiento austrolibertario es compatible con la enseñanza clave de la Iglesia. Al afirmar que lo es, Flood llama la atención sobre los escritos del gran jesuita Padre James Sadowsky, S.J., un distinguido filósofo y teólogo católico que también fue un rothbardiano en su filosofía política.

Flood analiza en detalle los errores del libro de Ferrara. En un caso, por ejemplo, Ferrara incluyó en una cita de Murray Rothbard palabras que no eran de Rothbard, sino que en realidad eran de una polémica discusión de Kevin Carson, un escritor con diferentes puntos de vista.

Flood ha demostrado hábilmente que el ataque de Ferrara al austrolibertarismo carece de fundamento.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Por qué Dinamarca no forma parte de la Eurozona

Dinamarca como país de Europa con una población de alrededor de 5,8 millones de personas y con un PIB per cápita de más de 60 mil dólares. Desde 1973, Dinamarca forma parte de la Unión Europea, que en ese momento se llamaba la «Comunidad Europea», pero a pesar de ser parte de la UE, Dinamarca no forma parte de la Eurozona, y parece que Dinamarca no se unirá pronto.

Los votantes dicen que no

Según las encuestas de opinión pública en la Unión Europea (investigación realizada en la primavera de 2018) sólo el 29% de los encuestados daneses estaban a favor de aceptar el euro como moneda nacional potencial. A escala de la UE, esta cifra era del 61%. La gran mayoría - 65% - de los encuestados daneses estaban en contra de la unión monetaria. En toda la UE, esta cifra fue del 32 por ciento. El único ámbito en el que los daneses están en línea con la media europea es el 6% de los encuestados que no tienen opinión sobre este tema.1

Además, en la historia moderna danesa se han celebrado dos referendos en relación con la aplicación del euro. El primer referéndum se celebró el 2 de junio de 1992 y fue un «referéndum por poderes». El voto fue a favor o en contra de la ratificación del Tratado de Maastricht, que estableció la Unión Económica y Monetaria de la Unión Europea. La idea del Tratado de Maastricht fue mínimamente rechazada por los votantes daneses: el 50,7 por ciento de los votantes estaban en contra, mientras que el 49,3 por ciento estaba a favor. El referéndum rechazado había afectado a nuevas negociaciones, lo que llevó a las limitaciones de negociación del gobierno danés sobre los mandatos de la UE, conocidas como las Opt-outs danesas. Una de ellas fue la decisión de no adoptar el euro. En el año 2000, los votantes daneses votaron si el país debía unirse o no a la zona euro o permanecer con su moneda nacional, la corona danesa. La medida fue rechazada por el 53,2 por ciento de los votantes.

Por qué hay oposición

Una ventaja de unierse a la eurozona sería una disminución de los tipos de interés de la deuda pública danesa, a pesar del hecho de que desde 2014, el tipo de interés de la deuda pública a 10 años está por debajo del 1%. (Los bonos del Estado de Dinamarca tienen una calificación de AAA con perspectiva estable.)

Por otra parte, una desventaja de adoptar el euro –tal como lo ven los votantes– sería la pérdida de control interno sobre la política monetaria. Sin embargo, bajo la política actual, la independencia de la corona danesa es sólo una ilusión. Desde 1982, la moneda de Dinamarca tiene un tipo de cambio fijo con el marco alemán. Cuando se cambió el marco por el euro, el banco central danés se incorporó al MTC II (Mecanismo Europeo de Tipos de Cambio). Este mecanismo fija el tipo de cambio de la moneda en 1 euro a 7.460 coronas danesas con la posibilidad de fluctuación del 2,25 por ciento. Naturalmente, esto limita la independencia del banco central danés. Cada desviación por encima o por debajo del 2,25 por ciento desencadena la intervención del Banco Central danés.

Según los estándares de la propia UE, Dinamarca está más que cualificada para unirse a la zona euro. Se han cumplido todos los criterios, incluyendo la tasa de inflación, el tamaño del déficit presupuestario, el ratio Deuda/PIB y otros. Pero parece que los electores daneses aún no están dispuestos a ceder el control de la política monetaria a los bancos centrales de la UE.

Lecturas adicionales:

  • 1. «Eurobarómetro estándar» primavera de 2018, Comisión Europea.
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

OK Boomer, no es importante respetar a (todos) tus mayores

11/22/2019Ryan McMaken

Ahora que he llegado a la madura edad de 42 años, he estado casada durante veinte años y he criado parcialmente a cuatro hijos.

Cuanto más viejo me pongo, más me doy cuenta de lo equivocado que estaba al pensar que un número desproporcionado de personas mayores que yo poseían algún tipo de conocimiento especial sobre cómo dirigir adecuadamente la vida de uno.

La cantidad de pereza, degeneración moral, arrogancia y bufonadas en general que he presenciado entre el grupo más antiguo me ha curado para siempre de la idea de que mis «mayores», prima facie, son una fuente de sabiduría.

Esto no significa que ninguno de nuestros mayores ofrezca excelentes ejemplos a los que aspirar. Muchos lo son.

Pero el problema radica en averiguar cuáles son dignos de tal consideración.

Muchos padres reconocerán este enigma a partir de los problemas encontrados durante la crianza de los hijos.

Después de todo, la obediencia y el respeto a los demás, practicados correctamente, son virtudes. Pero, ¿quién merece obediencia o respeto?

Como padre, lo que rápidamente se hace evidente es que se necesita muy poco esfuerzo para decirle a los jóvenes que deben ser obedientes a las personas que están en posiciones de autoridad. Esto, aparentemente, es lo que la gente ha hecho en muchas ocasiones y en muchos lugares. A muchos se les dice que «respeten» a los policías, los soldados, sus maestros, el clero, los funcionarios del Estado, los padres, los ancianos y las personas con títulos impresionantes.

Pero esta es también una forma muy perezosa de enseñar a los niños a relacionarse con su mundo. Cualquier tonto puede simplemente agitar una mano y decir a los niños que respeten a las personas que ocupan puestos de autoridad.

La manera adecuada –pero mucho más difícil— de enseñar el «respeto» es enseñar a los jóvenes que sólo algunas personas en posiciones de autoridad merecen respeto. Lo difícil es averiguar quién se lo merece y quién no. (Aún más difícil es la tarea de ganarse el respeto de los demás)

Por ejemplo, un agente de policía que no conoce la ley, elude su deber o abusa de su poder no merece respeto. Un político que es deshonesto o se imagina a sí mismo como un héroe mientras vive del sudor de los contribuyentes no merece respeto. Una maestra de escuela que es perezosa, que enseña mal su asignatura o que trata mal a los alumnos, sólo merece desprecio. Un padre que gasta el presupuesto familiar en juguetes para sí mismo no merece respeto. Un «anciano» que vive una vida de disipación debe ser tratado en consecuencia.

Desafortunadamente, todos los oficiales de policía llevan el mismo uniforme. Todos los políticos visten trajes «respetables» similares. No hay una manera fácil de mirar a una maestra o profesora de universidad y saber si es competente.

Esta tarea es especialmente difícil para los niños que apenas están empezando a aprender a diferenciar entre gente honorable y tontos ignorantes.

Pero tenemos que empezar por algún lado, y un buen lugar para empezar no es insistiendo en que sólo porque el viejo Wilson logró evitar la muerte durante un cierto número de décadas, sus palabras deben ser tenidas en cuenta.

Sin embargo, en los últimos años se ha podido ver que mucha gente sigue creyendo en estas tonterías gracias a los medios de comunicación social y al número aparentemente interminable de artículos de prensa y de artículos de opinión sobre «Millennials», y que el reciente ascenso de la despectiva frase «OK boomer» ha provocado aún más lloriqueos por parte de algunos boomers acerca de cómo los jóvenes deberían mostrarles más respeto. Algunos han intentado incluso afirmar que el término es una calumnia como la palabra con «n» una violación de la ley federal contra la discriminación.

Por favor.

¿Y por qué exactamente este respeto es tan merecido? Admitiendo que los boomers no ejercieron directamente mucho poder político hasta la década de los noventa, todavía nos preguntamos:

¿Merecen respeto por haber acumulado 20 billones de dólares de deuda pública desde los años noventa?

¿Merecen respeto por haber inaugurado un período de guerra interminable que comenzó con los bombardeos periódicos de Iraq y los Balcanes, y que continúa hasta el día de hoy?

¿Merecen respeto por haber inaugurado una cultura en decadencia, caracterizada por la presencia de niños que se encuentran en una situación de desamparo, el divorcio generalizado y los niños que no están casados, el aumento de la tasa de suicidios y la continua destrucción de la sociedad civil en general?

¿Merecen respeto por la destrucción de la Carta de Derechos a través de la legislación «patriótica» como la Ley Patriota y la continua expansión de nuestro moderno estado de vigilancia?

Demasiada agregación

Este tipo de «análisis», por supuesto, pasa por alto la mayoría de los detalles y se basa en generalizaciones amplias. No es cierto que todos los boomers apoyaran el tipo de políticas que condujeron a una guerra sin fin, a gastos fuera de control y a la destrucción de nuestros derechos humanos. Muchos boomers se opusieron activamente a este tipo de cosas. Pero muchos apoyaron directa o indirectamente todos estos desafortunados acontecimientos de las últimas décadas. Y se merecen el desprecio que reciben.

Pero este mismo hecho nos hace pensar: nunca es una buena idea respetar a los ancianos sólo porque son ancianos. No merecen más respeto que los demás, hasta que se demuestre lo contrario. Lo mismo debe aplicarse a cualquier grupo que exija respeto, ya sean jueces, policías, obispos o profesores universitarios.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

¿Qué rama del Estado es la peor? una lista numerada

11/21/2019Ryan McMaken

El gobierno federal de los Estados Unidos está dividido en una variedad de instituciones, con las tres principales «ramas» del Estado diseñadas para competir entre sí. Teóricamente, se pensó inicialmente que estas tres ramas pondrían colocar controles en las otras ramas del gobierno, minimizando así los abusos de poder por parte del gobierno federal en general.

Las cosas no han salido así. Gracias al auge de los partidos políticos, la coordinación entre las ramas, según las líneas partidarias, ha sustituido a menudo a la competencia entre las ramas. Además, a medida que los partidos políticos compiten por una mayoría de control en las distintas ramas, se muestran reacios a limitar el poder de estas instituciones para evitar que estos partidarios limiten su propio poder en el proceso. Las diferentes ramas tampoco representan diferentes grupos socioeconómicos de la manera imaginada por John Adams en Defense of the Constitutions.

Tan debilitada se había vuelto esta imaginaria separación de poderes en el momento del New Deal que Franklin Roosevelt afirmó durante los días de su esquema de corte que las diversas ramas del gobierno existían para trabajar juntas, en lugar de obstruirse mutuamente. En un «chat junto al fuego» de 1937, Roosevelt afirmó que el gobierno federal está

un equipo de tres caballos proporcionado por la Constitución al pueblo estadounidense para que su campo fuera arado. Los tres caballos son, por supuesto, los tres poderes del gobierno: el Congreso, el Ejecutivo y las Cortes. Dos de los caballos están tirando al unísono hoy; el tercero no.

El punto de FDR era que la Corte Suprema estaba siendo obstruccionista, y que debía conformarse a las otras dos ramas del Estado, ya que cada rama tenía el deber de ayudar a las otras ramas a «arar el campo».

El hecho de que mucha gente encontraría esta teoría remotamente plausible habla de la magnitud de la indiferencia del público hacia la idea de que la división del gobierno federal en ramas se suponía que impedía la acción del gobierno, no que la facilitaba.

No todas las ramas son igual de terribles

FDR, por supuesto, es el ejemplo de las afirmaciones de que la presidencia se ha vuelto sesgada y más poderosa que las otras ramas del Estado. A través de la estructura partidaria, FDR pudo dominar el Congreso, y a través del culto a la personalidad que lo rodeaba, incluso pudo intimidar a la Corte Suprema.

Pero FDR ciertamente no es el único ejemplo de cómo la presidencia ha llegado a ser el impulsor de la mayoría de los peores abusos y usurpaciones de poder del gobierno federal.

Para más detalles sobre estos numerosos delitos, el lector puede consultar Reassessing the Presidency, publicado por el Instituto Mises en 2001.

En él, los autores exploran cómo la presidencia ha expandido grandemente su poder a expensas del Congreso (por supuesto, de los estadounidenses comunes y corrientes).

Esto ha sido posible gracias a la inacción y al apoyo de las otras ramas. Por ejemplo, excepto en casos excepcionales, la Corte Suprema ha tendido a deferir a las otras ramas del gobierno, y especialmente a la presidencia, cuando la corte percibió que era improbable que las otras dos ramas se opusieran a las decisiones de la corte sobre un tema.

Mientras tanto, el peligro del Congreso se ha manifestado principalmente a través de la inacción y de su deferencia tanto a la Presidencia como a la Corte Suprema. Durante el siglo pasado, el Congreso ha entregado repetidamente su autoridad legislativa a la rama ejecutiva y a una variedad de agencias reguladoras independientes.

El surgimiento de la cuarta rama

Esta capitulación a la presidencia y al estado administrativo, sin embargo, ha permitido lo que se ha convertido en una cuarta rama del gobierno esencialmente independiente. Ayer, en un artículo titulado «El estado profundo: la cuarta rama del Estado sin cabeza», describí cómo las agencias reguladoras y de seguridad nacional de la rama ejecutiva han evolucionado en el último siglo para convertirse en más o menos autónomas por derecho propio.

Estas organizaciones son a veces llamadas colectivamente «el estado profundo» y se caracterizan por una falta de respuesta al electorado o a cualquier otra rama del gobierno.

Aunque el presidente es técnicamente el jefe de estas agencias, sólo puede contar con la cooperación si existe un acuerdo general entre el personal de las agencias de que la agenda del presidente no las amenaza. En otras palabras, el presidente a menudo puede contar con la cooperación de este estado profundo para expandir el poder del poder ejecutivo. Estas mismas agencias, sin embargo, tienden a poner obstáculos insuperables en el camino de cualquier presidente que intente restringir significativamente los poderes de la burocracia federal.

Aunque el poder formal del presidente es sin duda bastante vasto, el poder informal de esta burocracia permanente es mucho mayor. El personal de la agencia usualmente puede esperar a cualquier presidente, y si un presidente se vuelve demasiado inconveniente, estos mismos burócratas pueden participar en una variedad de investigaciones, acusaciones y filtraciones diseñadas para socavar al presidente. Lo que hacen a menudo es secreto, protegiéndolo del desprecio público.

El hecho de que muchos de estos burócratas tengan puestos fijos, y funcionen en gran medida en las sombras, aumenta aún más su poder. Incluso los enormes fracasos de su parte, como se evidencia en la incapacidad para prevenir el 11-S, o para «ganar» la fallida Guerra contra las Drogas, sólo conducen a presupuestos aún mayores y a prerrogativas aún más amplias.

De lo peor a lo menos atroz

Desde el New Deal, y especialmente desde el 11 de septiembre, sugiero que esta cuarta rama del gobierno se ha convertido en la más peligrosa. Clasificando las ramas del Estado de lo peor a lo menos malo, se ve así:

  1. El Estado administrativo permanente
  2. La Presidencia
  3. La Corte Suprema
  4. El Congreso

La burocracia, como hemos visto, es peligrosa en gran medida debido a su permanencia y a la falta de medios para garantizar la rendición de cuentas. Mientras que los funcionarios electos van y vienen, los burócratas de carrera (militares y de otro tipo) son más o menos permanentes. Además, dado que las otras ramas dependen de la burocracia para hacer cumplir las «reglas», no hay forma de hacer cumplir la rendición de cuentas sobre la burocracia más allá del corto plazo.

La Presidencia, por otra parte, es peligrosa por razones tanto administrativas como políticas. Puede utilizar el culto a los héroes y los medios de comunicación para imponer la legislación. El Presidente también puede emitir órdenes ejecutivas, esencialmente creando nueva legislación sin la aprobación del Congreso.

El problema con la Corte Suprema proviene en gran medida de su exaltada posición en la mente de los votantes. Las encuestas muestran que los estadounidenses confían más en el «poder judicial» que en la Presidencia o en el Congreso. Así pues, cuando el Tribunal Supremo dicta sus fallos, estos decretos se consideran a menudo como hechos consumados indudables. Por otra parte, el tribunal no tiene medios para ejecutar sus decisiones, lo que disminuye su poder de facto.

Y luego está el Congreso, la rama menos popular, menos respetada y más desorganizada del gobierno federal. Esta es la rama que tiene la menor capacidad de capitalizar en un culto a la personalidad dada su falta de un solo mascarón de proa establecido. Además, la rotación en el Congreso es más alta de lo que la mayoría de la gente piensa. Aunque algunos miembros del Congreso sirven por décadas, la mayoría de los miembros tienen mandatos que son mucho más cortos. El promedio de permanencia de los miembros actuales es de 8,6 años en la Cámara y 10,1 años en el Senado, lo que significa que muchos miembros del Congreso van y vienen tan rápido como los presidentes.

¿Y qué?

Pero si hemos determinado qué instituciones federales son las peores, la pregunta sigue siendo: ¿y qué?

Bueno, este tipo de análisis puede ayudarnos a determinar qué lado es la mayor amenaza cuando observamos conflictos dentro del gobierno federal. También nos ayuda a ver a través de la retórica de los partidos políticos que siempre insisten en que los intentos de limitar el poder de sus hombres son inconstitucionales o inapropiados.

Un ejemplo de esto fue el viaje diplomático de Nancy Pelosi a Siria en 2007, durante el cual el Presidente de la Cámara de Representantes intentó ejercer cierto control del Congreso sobre la política exterior de la Casa Blanca. El vicepresidente Dick Cheney denunció la medida, insistiendo en que «no necesitamos 535 secretarios de Estado» y afirmando que el Congreso debería deferir al presidente en todos los asuntos de política exterior. Cheney, por supuesto, estaba equivocado, y sería bueno que el Congreso pasara bastante más tiempo «interfiriendo» en la agenda de política exterior de la Casa Blanca. La visión adecuada de esta relación entre el Congreso y la Casa Blanca, sin embargo, a menudo se ve empañada por lealtades partidistas.

Por otro lado, durante la administración de Trump, hemos visto a la burocracia permanente afirmarse en sus intentos de socavar la presidencia y de proteger los propios intereses del estado profundo. La mayoría de la Cámara lo ha apoyado por razones partidistas. Pero más fundamentalmente, como concluye un artículo reciente del New York Times, esto ha sido realmente un conflicto entre la presidencia y el estado profundo. Aunque el poder de la presidencia ya está hinchado hasta niveles peligrosos, el poder del estado administrativo permanente es aún mayor, más irresponsable y más peligroso de todos.

Un mero análisis partidista nos impulsaría a pasar por alto esto, pero al mantener un ojo en el peligro relativo de cada rama dentro del gobierno federal, tal vez seamos más capaces de identificar a los peores de los malos en cada nueva controversia política.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

El gobierno civil no debe deferencia a los oficiales militares

11/20/2019Ryan McMaken

El martes, las audiencias de destitución en el Congreso expusieron una faceta interesante de la batalla actual entre Donald Trump y el llamado estado profundo: a saber, que muchos burócratas del gobierno ahora se consideran superiores al gobierno civil electo.

En un intercambio entre el congresista Devin Nunes (R-CA) y Alexander Vindman, teniente coronel del ejército estadounidense, Vindman insistió en que Nunes se dirigiera a él por su rango.

Después de ser tratado como «Sr. Vindman», Vindman respondió «Miembro de mayor rango, es Tte. Coronel Vindman, por favor».

A través de los medios de comunicación social, las fuerzas anti Trump, que aparentemente ahora se han convertido en partidarios pro-militares, cantaron las alabanzas de Vindman, aplaudiéndolo por poner a Nunes en su lugar.

En un gobierno que funcione correctamente – con una visión adecuada del poder militar – sin embargo, nadie toleraría que un oficial militar le dé lecciones a un civil sobre cómo dirigirse a él «correctamente».

Ni siquiera está claro que Nunes estuviera tratando de «distraer» a Vindman, dado que históricamente se ha hecho referencia a los oficiales subalternos como «Mister» en una amplia variedad de épocas y lugares. Es cierto que las ofertas de alto rango como Vindman rara vez se denominan «Mister», pero incluso si Nunes intentaba insultar a Vindman, la pregunta sigue siendo: ¿y qué?

Los modos de dirección militar son para uso del personal militar, y de nadie más. De hecho, Vindman se vio obligado a retirarse en este punto cuando el representante Chris Stewart (R-UT) le preguntó si siempre insistía en que los civiles lo llamaran por su rango. Vindman lloriqueó diciendo que, como llevaba puesto su uniforme (sin ninguna razón de peso), pensó que los civiles debían referirse a él por su rango.

Por supuesto, mi posición al respecto no debe interpretarse como una exigencia de que la gente respete más a los miembros del Congreso. Si un ciudadano privado quiere ir ante el Congreso y referirse a Nunes o a cualquier otro miembro como «oye tu», eso está perfectamente bien para mí. Pero lo importante aquí es que estamos hablando de ciudadanos privados –es decir, la gente que paga las cuentas– y no de oficiales militares que deben estar subordinados al gobierno civil en todo momento.

Después de todo, hay una razón por la que los autores de la Constitución de Estados Unidos se esforzaron mucho para asegurar que los poderes militares permanecieran sujetos a la voluntad del gobierno civil. Los estadounidenses de los siglos XVIII y XIX consideraban que un ejército permanente era una amenaza para sus libertades. El personal militar federal fue tratado en consecuencia.

El Artículo I, Sección 8 de la Constitución establece que el Congreso tendrá el poder de «levantar y apoyar Ejércitos...» y «proveer y mantener una Marina». El Artículo II, Sección 2, dice: «El Presidente será el Comandante en Jefe del Ejército y la Marina de los Estados Unidos, y de la Milicia de los diversos Estados cuando sea llamado al Servicio actual de los Estados Unidos». Los autores de la constitución se cuidaron de dividir el poder civil de los militares, y una cosa estaba clara: los militares no debían tener autonomía en la formulación de políticas. Desafortunadamente, los autores no anticiparon el surgimiento de la policía secreta de Estados Unidos en la forma de la CIA, el FBI, la NSA y otras agencias de «inteligencia». Si lo hubieran hecho, es probable que hubieran hecho más para asegurar que se pusieran límites al poder de esos organismos.

La inversión de la relación civil-militar que cada vez se muestra más en Washington es sólo otro síntoma del creciente poder de las ramas, a menudo secretas e inexplicables, de las agencias militares y de inteligencia que ejercen tanto poder tanto en Washington como en todo el mundo.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Thiel sobre inteligencia artificial y economía austriaca

11/20/2019Robert Wenzel

El miércoles pasado, el multimillonario de Silicon Valley Peter Thiel dio la conferencia Wriston de 2019 en el Instituto Manhattan. Durante las preguntas y respuestas que siguieron a la conferencia, se planteó el tema de la inteligencia artificial y Thiel lo discutió en el contexto de la economía austriaca.

Dijo (mi punto culminante):

La IA es la palabra de moda del día. Podría significar las próximas generaciones de computadoras, la última generación de computadoras, cualquier cosa en el medio. Puede significar la película de Terminator donde es un robot que te mata, puede significar una especie de todo este tipo de cosas espeluznantes de crédito social en China. Pero en la práctica, las principales aplicaciones de la IA de las que la gente parece hablar son el uso de grandes cantidades de datos para monitorear a la gente, saber más sobre la gente de lo que ellos saben sobre sí mismos. Y en el caso límite, tal vez pueda resolver muchos de los problemas del tipo de la economía austriaca en los que puedes saber lo suficiente sobre la gente que sabes más sobre ellos que ellos sobre sí mismos, y se puede permitir que el comunismo funcione, tal vez no tanto como una teoría económica, sino al menos como una teoría política. Así que definitivamente es una cosa leninista. Y además, es literalmente comunista porque China ama la IA; odia el cripto. Y eso, creo, te dice algo. Y luego creo que hay un nivel de sentido común en el que la gente se asusta por ello y por eso. Y deberíamos etiquetarlo con precisión.

Thiel, al destacar la teoría económica austriaca, parece sugerir que la IA resolverá algunos de los problemas que plantean los economistas austriacos.

Pero, para que conste, tanto los economistas escolares austriacos Ludwig von Mises como Friedrich Hayek hablaron de la situación de los superordenadores hace décadas, mucho antes de que existieran los teléfonos inteligentes o los ordenadores personales, o de que existieran los ordenadores.

Por ejemplo, el ensayo,  The Equations of Mathematical Economics and the Problem of Economic Calculation in a Socialist State, fue escrito por primera vez por Mises en alemán en 1920 como «Die Wirtschaftsrechnung im sozialistischen Gemeinwesen».

En ella escribió:

Incluso si conocemos las condiciones actuales, no podemos decir nada de naturaleza cuantitativa, sobre la base de este conocimiento, acerca del patrón de los valores futuros. Este es el gran error que han cometido todos aquellos que han querido sustituir la economía «cuantitativa» por la economía «cualitativa». Un tratamiento cuantitativo de los problemas económicos sólo puede ser historia económica: nunca puede ser teoría económica. Y no hay historia económica del futuro. Las ecuaciones que describen el estado de equilibrio económico incluyen las preferencias de los consumidores. Estas son las preferencias que prevalecerán en el momento en que se establezca el equilibrio en el mercado. Son diferentes de las preferencias de hoy en día, ya que las conocemos por la forma en que se expresan en el mercado actual. Hoy en día no sabemos nada sobre estas preferencias futuras y no podemos predecir cuáles serán. Así pues, aunque podamos conocer el estado actual del mercado y todos los datos que determinan la configuración de la posición de mercado actual, incluidas las preferencias de los consumidores tal como se expresan en esa posición de mercado, todavía no conocemos las preferencias futuras de los consumidores.

Podemos estar justificados al asumir que cambian. Sin embargo, esta suposición no ayuda. Porque el sistema económico no está en equilibrio hoy en día, y queremos conocer las preferencias de los consumidores para el momento en que esté en equilibrio y cuando, en consecuencia, prevalezcan otras condiciones. El enfoque progresivo de las cosas hacia una situación de equilibrio que tenemos en mente y que constituye el objeto de nuestra investigación, significa la transformación progresiva de las condiciones que determinan las preferencias y, por lo tanto, también de las preferencias mismas. El problema no es sólo que, para hacer uso de las ecuaciones, necesitamos conocer la escala de preferencias que prevalecerá en un momento futuro y que hoy no conocemos. Incluso las preferencias actuales sólo las conocemos en la medida en que se reflejan en el sistema de precios que rige en el mercado actual. Es decir, sabemos aproximadamente cuán grande es la demanda de un determinado artículo por el precio que prevalece hoy en día en el mercado. Pero no sabemos nada de cuál sería la demanda si prevaleciera otro precio. Ni siquiera conocemos la forma de las curvas de oferta y demanda; sólo conocemos la posición de un punto en el que las dos curvas cortan o, más exactamente, han cortado hoy. La experiencia nos dice mucho y nada más. No puede proporcionarnos información sobre los datos que necesitamos para resolver nuestras ecuaciones.

Por último, todavía queda un tercer punto que hay que mencionar: El estado de equilibrio que describen nuestras ecuaciones es un estado de equilibrio puramente imaginario. Se trata simplemente de una hipotética, aunque indispensable, herramienta de análisis que no tiene contrapartida en la realidad. Por lo tanto, no es sólo un estado futuro que difiere del estado del momento que acaba de pasar y que conocemos: Es simplemente una construcción teórica imaginaria que nunca se hará realidad. Hayek (1935, p. 211) también ha señalado que la posibilidad de utilizar las ecuaciones que describen el estado de equilibrio para fines de cálculo económico presupone un conocimiento de las futuras escalas de preferencias de los consumidores. Pero aquí sólo tiene en mente una complicación de la tarea práctica de aplicar las ecuaciones, y no un obstáculo fundamental e insuperable para su uso en cualquier proceso de cálculo.

Y Hayek hace el punto importante:

No debemos esperar que exista equilibrio a menos que todo cambio externo haya cesado.

Si hay un cambio externo, la implicación de Hayek es que algunos de estos cambios no serán conocidos de antemano y por lo tanto estos cambios en el entorno cambiarán las valoraciones individuales de formas desconocidas que ni siquiera la inteligencia artificial puede anticipar.

No, la inteligencia artificial no «resolverá» los problemas de cambio de valoraciones.

En otro punto, Thiel a mitad de su respuesta, después de decir que se trata de preguntas de la economía austriaca, dice extrañamente que puede que no se trate tanto de teoría económica como de teoría política.

No tengo ni idea de a qué se refiere Thiel cuando dice que el comunismo podría funcionar desde una perspectiva política debido a la IA, pero no desde una perspectiva económica. El comunismo tiene que ver con la naturaleza de la estructura económica. No puede planificarse si se pueden producir cambios desconocidos.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Jeff Deist en el podcast Death to Tyrants

11/18/2019The Editors

Jeff Deist se une al podcast Death to Tyrants para discutir temas en su reciente artículo, «La política abandona sus pretensiones» y su reciente discurso sobre cómo las «palabras sin sentido» crean una narrativa. ¿Es realmente buena la «democracia»? ¿Acaso los que lo usan saben lo que significa? ¿Estamos mejor cuando el 51% de los votantes imponen su voluntad al otro 49%? ¿Es realista para los libertarios encontrar al candidato presidencial adecuado que gane a la mayoría de los votantes con la esperanza de vivir en una sociedad libertaria? ¿Y si la secesión y la descentralización es la mejor manera de avanzar? Oiremos que el establecimiento nos dice que «la política y la votación nos unirán» y que «la democracia en acción es algo bueno». ¿Por qué parece, entonces, que cuanto más arraigado se vuelve el gobierno en nuestras vidas, más divisivo y en desacuerdo se vuelve el país?

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

¿Está a punto de estallar la «madre de todas las burbujas»?

11/14/2019Ron Paul

Cuando la Reserva Federal de Nueva York comenzó a bombear miles de millones de dólares al día a los mercados (repos) de recompra (los bancos de mercado se conceden préstamos a corto plazo entre sí) en septiembre, dijeron que esto sólo sería necesario durante unas pocas semanas. Sin embargo, el miércoles pasado, casi dos meses después de la intervención inicial de la Reserva Federal de Nueva York, la Reserva Federal inyectó 62.500 millones de dólares en el mercado de repos.

La Reserva Federal de Nueva York continúa estas intervenciones de emergencia para asegurar que la «escasez de efectivo» entre los bancos no vuelva a hacer que los tipos de interés de los préstamos a un día suban a más del 10 por ciento, muy por encima de la tasa objetivo de la Reserva Federal.

Las operaciones de rescate de la Reserva Federal han aumentado su balance general en más de 200.000 millones de dólares desde septiembre. El asesor de inversiones Michael Pento describe las acciones recientes de la Reserva Federal como flexibilización cuantitativa (QE) «en esteroides». 

Una de las causas de la repentina escasez de efectivo del mercado de repos fue la gran cantidad de instrumentos de deuda emitidos por el Departamento del Tesoro a finales del verano y principios del otoño. Los bancos utilizaron recursos que normalmente dedicarían a los préstamos al sector privado y a los préstamos a un día para comprar estos valores del Tesoro. Es probable que este escenario siga siendo recurrente, ya que el Departamento del Tesoro tendrá que seguir emitiendo nuevos instrumentos de deuda para financiar los continuos aumentos del gasto público.

Aunque el déficit federal ya supera el billón de dólares (y sigue creciendo), el presidente Trump y el Congreso no tienen interés en recortar gastos, especialmente en un año electoral. Si gana la reelección, es poco probable que el presidente Trump invierta el rumbo y promueva la moderación fiscal. En cambio, probablemente tomará su victoria como una señal de que el pueblo apoya los grandes presupuestos federales y los enormes déficits. Ninguno de los principales candidatos demócratas ni siquiera pretende preocuparse por el déficit. En su lugar, proponen aumentar el gasto por billones en nuevos programas gubernamentales.

Joseph Zidle, un estratega de la firma de inversión Blackstone, ha llamado al gobierno, o «soberano», burbuja de la deuda la «madre de todas las burbujas». Cuando la burbuja de la deuda soberana se rompa inevitablemente, provocará una crisis mayor que la de 2008.

La deuda del consumidor estadounidense, que incluye tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, préstamos para automóviles e hipotecas, ahora asciende a más de 14 billones de dólares. Esta enorme deuda pública y privada ejerce una enorme presión sobre la Reserva Federal para que mantenga los tipos de interés bajos o incluso para que «experimente» con tipos negativos. Pero la Reserva Federal sólo puede mantener los tipos de interés, que son el precio del dinero, artificialmente bajos durante un tiempo sin consecuencias económicas graves.

Según Michael Pento, la Reserva Federal está entrando en pánico en un esfuerzo por prevenir problemas económicos mucho peores que los ocurridos en 2008. «No es sólo EC», dice Pento, «es EC con esteroides porque todo el mundo sabe que este EC es permanente, como cualquier república bananera haría o ha hecho en el pasado».

El Congreso no recortará el gasto hasta que una masa crítica de estadounidenses lo exija, o hasta que haya una crisis económica importante. En caso de crisis, el Congreso tratará de evitar recortar directamente el gasto, en lugar de dejar que la Reserva Federal haga su trabajo sucio a través de la depreciación de la moneda. Esto profundizará la crisis y aumentará el apoyo a los demagogos autoritarios. La única manera de evitar esto es que aquellos de nosotros que sabemos la verdad difundamos el mensaje y hagamos crecer el movimiento por la paz, los mercados libres, el gobierno limitado y el dinero seguro.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Cómo la economía austriaca ayuda a los empresarios a entender la mente del cliente

11/14/2019Hunter Hastings

En el podcast de Economía para emprendedores del Instituto Mises, el Dr. Per Bylund ha declarado más de una vez que los emprendedores que pueden desarrollar una comprensión tanto de las leyes de la economía como de la mente del cliente pueden así crear una ventaja competitiva y un negocio exitoso.

Las leyes de la economía a las que se refiere son los principios de la economía austriaca, incluyendo la soberanía del cliente, el valor subjetivo y la flexibilidad dinámica en la asignación de recursos. Nuestro podcast ha cubierto estos y muchos más desde la perspectiva empresarial. Perseguimos una lógica de valor dominante: que el papel del empresario es facilitar experiencias de clientes valiosas; que el valor está en la mente del cliente; y que las herramientas de facilitación del valor para el empresario son el diagnóstico empático y la innovación imaginativa.

En otras palabras, los empresarios necesitan entender la mente del cliente. ¿Significa esto que estamos cruzando alguna línea de demarcación entre economía y psicología? No, en absoluto. La economía trata de explicar por qué los actores económicos se comportan de la manera en que nosotros los observamos comportarse. ¿Qué los motiva? ¿Qué incentivos hay en el trabajo? ¿Cómo toman decisiones? Las respuestas a estas preguntas pueden constituir los cimientos del éxito empresarial.

Las herramientas analíticas para la construcción de una comprensión de la mente del cliente están disponibles gratuitamente en el canon de la Economía Austriaca. En un nuevo libro electrónico, Understanding The Mind Of The Customer, una publicación del proyecto Mises For Business del Instituto Mises, ofrecemos una presentación ordenada de algunas de las más importantes de estas herramientas para emprendedores.

La escalera de los extremos de los medios

Las personas seleccionan los medios que juzgan que mejor les ayudarán a lograr sus fines auto-seleccionados. Es útil para los empresarios visualizar la progresión de los fines de los medios como una escalera o una pirámide. En la cima están los fines últimos que la gente persigue. Esos fines son siempre valores que tienen en gran estima, valores como «una vida de comodidad» o «seguridad familiar». No son materiales. La gente compra cosas materiales porque juzga cómo esas cosas contribuirán a un sentimiento o una experiencia que valoran.

Justo por debajo de los valores más altos en la escala de medios para los consumidores está la experiencia de los beneficios emocionales como resultado de consumir una oferta de un empresario. Estos beneficios son sentimientos, y es a través de los sentimientos que los consumidores experimentan el valor económico. Para un consumidor de una bebida de cola, el beneficio emocional puede ser sentirse refrescado o energizado o incluso alegre. Si la bebida se consume en un grupo, puede haber una sensación de unión o de diversión compartida. Sentirse mejor es un beneficio que los consumidores buscan en todas sus transacciones económicas. Sentirse mejor es un medio para alcanzar valores más altos.

Apoyar los beneficios emocionales, en el sentido de que se producen antes que ellos en la escala media, son beneficios funcionales. Para continuar con la analogía de la bebida de cola, estos podrían ser el buen sabor y una sensación en boca claramente agradable. El envase de la bebida puede ser particularmente conveniente y puede enfriarse rápidamente en un refrigerador. Los beneficios funcionales son el medio para que el consumidor experimente los beneficios emocionales asociados.

Los beneficios funcionales resultan de las características y atributos del producto o servicio en sí. El consumidor las experimenta a través de la percepción de los sentidos, y permiten –son los medios para ello– la experiencia de los beneficios de nivel superior.

La base de la escalera del extremo medio es el surtido de puntos de contacto en los que el empresario puede concienciar al consumidor de la oferta que, con el tiempo, lo hará avanzar a través de todos estos peldaños de la escalera del extremo medio. Los puntos de contacto pueden incluir una tienda minorista, o publicidad en línea, o un cupón en el correo o una recomendación de boca en boca.

La escala de medios es una herramienta de negocios construida sobre la lógica causal-realista austriaca. Despojándonos de la terminología académica, podemos ofrecer a los emprendedores una herramienta útil para analizar la mente del consumidor a la hora de contemplar, elegir, consumir y experimentar un bien económico.

El ciclo del valor subjetivo

El valor subjetivo es un tema importante en la economía. Es aún más importante en el espíritu empresarial, donde es fundamental para lo que hacen los empresarios. Es el factor crítico para el éxito empresarial. Las escuelas de negocios hablan de «crear valor» y «valor añadido» como si la creación de valor fuera un proceso objetivo. Pero no lo es. Y las empresas pueden fracasar si malinterpretan el valor subjetivo, porque pueden producir fácilmente algo para lo que no hay mercado.

El valor está enteramente en la mente del consumidor o cliente. Por lo tanto, la tarea del empresario es tratar de comprender los sentimientos y preferencias de los consumidores, y diseñar una experiencia de valor, una experiencia en la que el consumidor logrará los fines deseados utilizando los medios puestos a su disposición por el empresario. Los finales se seleccionan individualmente, y el empresario no puede predecir los finales para los que se podría utilizar una propuesta de valor. El valor es incierto.

Utilizando el diagnóstico empático para dar dimensión a los fines de (algunos) clientes, el empresario diseña una experiencia de consumo potencial - un bien o servicio que es único - para su validación. Utilizando el cálculo económico y el ensamblaje de recursos, el empresario lleva el diseño al mercado a un costo que cree que producirá una ganancia porque el valor que representa para el cliente es mayor que el precio que el consumidor pagará, el cual, a su vez, es mayor que el costo de producción.

Si el consumidor experimenta valor, de hecho, se anima al empresario a producir más y a difundir a otros consumidores la oportunidad de experimentar valor. La publicidad y el marketing son fundamentales para el sistema de formación de valores. Más consumidores experimentan el valor, y difunden la noticia aún más. Algunos hacen sugerencias sobre mejoras adicionales a la experiencia, que el empresario puede intentar incorporar en futuras iteraciones. El proceso continúa sin fin y el empresario y el consumidor practican el dinamismo continuo.

El ciclo de valor subjetivo es un sistema de formación de valores. Nuestro libro electrónico gratuito proporciona un mapa del sistema para que los empresarios lo sigan.

Los valores como base para la construcción de marcas

Las personas adoptan los valores como un fin en sí mismas y como una señal para priorizar sus preferencias y elecciones. Los empresarios que entienden y aceptan plenamente el sistema de valores de los consumidores pueden crear marcas fuertes –formas de propiedad intelectual aventajada– y construir relaciones sólidas de lealtad y preferencia por sus ofertas.

¿Cuáles son los valores que tanto aprecian los consumidores? Milton Rokeach fue un sociólogo estadounidense que escribió The Nature Of Human Values (La naturaleza de los valores humanos), informando sobre su extensa investigación. Hay 18 valores que se clasifican como los «más altos» por los que la gente se esfuerza – ellos definen la vida de las personas. Ellos incluyen Libertad, Seguridad Familiar, Sentido de Logro, Sabiduría, Placer, y 13 más.

Además, Rokeach también identificó 18 valores instrumentales: guías para su comportamiento cuando persiguen sus fines, y una señal para priorizar sus preferencias y elecciones.

Los empresarios que pueden identificar los valores que guían las elecciones de los clientes pueden ser más precisos en el diseño y la comunicación de las formas en que sus ofertas encajan en la vida de las personas. Cuando los consumidores reconocen sus propios valores incorporados en las marcas y en las comunicaciones de marca, se crea un fuerte vínculo.

Empatía para emprendedores

La empatía es la habilidad más importante en el emprendimiento, y es fundamental para lograr la singularidad que caracteriza a las ofertas empresariales exitosas. La singularidad es una característica de la percepción del cliente, y la empatía ayuda a los empresarios a definir y entender la percepción de los demás.

La empatía es una acción humana: la acción de comprender e incluso experimentar los sentimientos, pensamientos y experiencias de otro. Los empresarios lo utilizan para comprender las necesidades subjetivas, la insatisfacción y el malestar entre los clientes objetivo, con el fin de satisfacer la necesidad, resolver la insatisfacción y poner fin al malestar. Los emprendedores comienzan el proceso de diseño de valores con un diagnóstico empático.

El nuevo libro electrónico proporciona una descripción detallada del uso de una herramienta de diagnóstico empático llamada Entrevista Contextual a Profundidad. Comprender los sentimientos del consumidor en su propio contexto es la clave para la precisión del diagnóstico. El procesamiento de los resultados del diagnóstico ayudará al empresario a mejorar la experiencia del consumidor desde el punto de vista funcional, cognitivo y emocional. Los consumidores pueden estar seguros de un futuro sentimiento de mejora debido a la empatía que el empresario ha ejercido en el desarrollo de una comprensión de ellos, sus insatisfacciones y sus preferencias individuales únicas. El sistema empresarial es mejor para todos porque se basa en la empatía.

El costo de oportunidad del cliente

Los empresarios no compiten con otros empresarios. Más bien, compiten con el costo de oportunidad del cliente. El costo de oportunidad es lo que el cliente renuncia para comprar su oferta. ¿Es un sustituto directo? ¿Un sustituto indirecto? ¿O un uso diferente de los mismos dólares? («¿Compra el vestido o compra el bolso?») O, muy posiblemente, no comprar o ahorrar. Entender el costo de oportunidad del cliente es una parte importante de hacer una venta.

Los empresarios exitosos se entrenan a sí mismos para ver los costos de oportunidad de la manera en que los ve el consumidor. Para ello, los empresarios pueden utilizar una calculadora de costes de oportunidad. Resuelve una ecuación: valor de consumo = el valor de lo que el empresario ofrece menos el costo de oportunidad percibido por el cliente al adquirirlo. El costo del consumidor no es sólo en dólares (y sus usos alternativos para estos dólares) sino también en el tiempo, esfuerzo, conveniencia y diversión de hacer la transacción.

El empresario aplica la disciplina de la calculadora de costo de oportunidad para cada transacción de consumo potencial.

Mapeo del viaje del cliente

Existe una técnica para comprimir todo este pensamiento empresarial austriaco en una sola herramienta analítica: el mapa de viaje del cliente. Esta técnica descompone la compra y el uso de un servicio por parte del cliente en una serie de etapas, y plantea la pregunta: «¿Qué está haciendo, pensando, experimentando y sintiendo el cliente en cada etapa?

Esta técnica es una buena aplicación de la economía austriaca. Comienza con la acción humana – ¿cuál es el comportamiento observado? Luego, se pregunta sobre la motivación (¿por qué actuaron?). Finalmente, examina las consecuencias de la acción –la experiencia del cliente– e intenta sondear el beneficio emocional, definido como sentimiento.

El mapeo de viajes de los clientes permite el tipo de retroalimentación negativa que es más útil en el proceso de mejora del servicio. ¿Se queda corta la experiencia del cliente? ¿Cuándo? ¿En qué momento? Por qué? ¿Bajo qué circunstancias? Todos estos ganchos de retroalimentación negativa pueden ser apuntados hacia oportunidades de mejora, permitiendo aún más el dinámico sistema empresarial de mejora.

Un valioso conjunto de herramientas y técnicas

Nuestro e-book Understanding The Mind Of The Customer describe estas seis técnicas, con las herramientas que las acompañan, ya sea en el texto o a través de enlaces electrónicos. Puedes previsualizar un capítulo y, si quieres recibir más, te lo enviaremos por correo electrónico a una dirección válida.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon power-market-v2