Power & Market

Comprender los cambios de herramientas de la Reserva Federal con videojuegos

Las noticias más habituales que salen de la Reserva Federal son el resultado de las reuniones del FOMC y los cambios en el tipo de interés de los fondos federales. Jerome Powell ha sido noticia por sus agresivas subidas de tipos que algunos temen que derrumben la economía. Sin embargo, la forma de subir y modificar el tipo de los fondos federales ha cambiado con el tiempo. Si queremos ofrecer un análisis adecuado de las acciones de la Fed, debemos ser capaces de entender correctamente cuáles son sus herramientas y cómo han cambiado con el tiempo. El objetivo adecuado a observar es el Tipo de los Fondos Federales antes mencionado.

Para entender el tipo de interés de los fondos federales es importante definirlo. A menudo se dice que «la Reserva Federal sube los tipos de interés», y esto no es del todo inexacto. El hecho de que la Reserva Federal fije el tipo de los fondos federales puede afectar a los mercados de crédito al consumo. Pero, ¿qué es?

El tipo de interés de los Fondos Federales es un tipo de referencia, más exactamente un rango objetivo para un tipo, que los bancos cobran por el préstamo de reservas a un día. En los Estados Unidos, los bancos operan según un modelo de reserva fraccionaria, en el que prestan sus depósitos manteniendo la ilusión de que pueden satisfacer todas las demandas de sus depositantes. Las cuentas en un banco de este tipo se denominan depósitos a la vista, y los bancos juegan a un juego peligroso manteniendo sólo una fracción de sus reservas (de ahí el término «reserva fraccionaria») con la esperanza de que los depositantes no retiren todos sus depósitos a la vez.

El juego se basa en que el banco tenga suficientes reservas para satisfacer la demanda de depósitos de cualquier día y no demasiado pocas. Si las reservas son demasiado escasas, algunas demandas quedarán insatisfechas y se producirá una retirada masiva de depósitos. Todos los depositantes se apresurarán a conseguir lo que les queda de sus depósitos y el banco se hundirá al intentar satisfacer todas las demandas.

Por lo general, los bancos fijan unas reservas mínimas, que suponen satisfactorias para hacer frente a los depósitos diarios. Si un banco tiene lo que podría llamarse un exceso de reservas, a menudo presta el exceso a los bancos que no pueden satisfacer las demandas de sus depositantes. El tipo de interés de los fondos federales es simplemente el objetivo que fija la Reserva Federal para el tipo de interés mínimo que cobran los bancos que realizan préstamos a un día.

Esto afecta a los préstamos a corto plazo, ya que cualquier préstamo adicional sale del exceso de reservas. El aumento del tipo de los fondos hace que los préstamos sean más caros para los bancos y, por tanto, para los consumidores, y viceversa.

Los medios para establecer el rango han cambiado con el tiempo a medida que la Fed ha ido adaptando sus herramientas. En el pasado, la Reserva Federal utilizaba las Operaciones de Mercado Abierto para comprar activos a un banco. Si un banco poseía, por ejemplo, un bono del Tesoro, la Reserva Federal podía comprar ese bono y depositar dólares en la Cuenta Maestra de la Reserva Federal de ese banco. Esto aumenta el exceso de reservas y reduce los tipos de interés. Cuando entran más reservas, que no reflejan el ahorro real, bajan los tipos de interés. Cuando la Fed vende un activo a un banco retira dólares de las cuentas de la Fed. Esto eleva los tipos de interés ya que la cantidad de reservas se hace más escasa.

Tras la crisis financiera, cambió la forma en que la Fed establecía el tipo de interés. En lugar de comprar o vender activos, ofrece intereses sobre las reservas. Esto establece esencialmente un suelo para los tipos de interés. La Reserva Federal ofrece intereses sobre las reservas depositadas a un día en una cuenta principal de la Reserva Federal. ¿Por qué iba un banco a prestar su exceso de reservas a un tipo inferior al que puede obtener aparcándolas en la Reserva Federal? La Reserva Federal no corre el riesgo que corre un banco comercial. Pero esto puede ser confuso, y las analogías ayudan a enseñar cómo funciona.

Si queremos entender el método original de las Operaciones de Mercado Abierto, una comparación útil es un videojuego: Flappy Bird. La historia del juego, que merece su propio artículo, no es tan importante como la mecánica del juego. El funcionamiento de Flappy Bird consiste en que el jugador da un golpecito en la pantalla que hace subir al pájaro. Al soltar el dedo de la pantalla, el pájaro cae. El objetivo es introducir el pájaro pixelado en la abertura entre tuberías. ¿Cómo se aplica esto a la Fed?

Image
brady1

Al igual que el pájaro se ocupa de las presiones al alza y a la baja, lo mismo hacen los bancos con el método tradicional de operaciones abiertas. La Fed compra activos, aplicando una presión al alza a los tipos de interés, y los vende para aplicar una presión a la baja. La Fed es el jugador de Flappy Bird, que da golpecitos en la pantalla para mover el pájaro (el tipo de interés de los fondos federales) o lo suelta (vendiendo activos) para que bajen los tipos.

Una analogía cuanto menos extraña, pero que los futuros economistas más jóvenes pueden entender.

Podemos aplicar una analogía similar para entender el nuevo mecanismo del tipo de interés de los fondos federales posterior a 2008. El videojuego para móviles de este mecanismo se llama Geometry Dash. Otro juego adorado por las generaciones más jóvenes. El objetivo de este juego es controlar un cuadrado y tocar la pantalla mientras recorre un mapa horizontal saltando obstáculos. Ahora bien, esto puede parecer similar, pero el truco está en la disposición de este mapa.

Image
brady2

El juego obliga al cubo a correr por la parte inferior del mapa y saltar hacia arriba para evitar obstáculos. El suelo por el que corre el cubo proporciona un punto más bajo en el que el cubo puede estar. Es como el suelo que proporcionan los intereses de las reservas. El cubo es el tipo de interés, y debe estar por encima y no puede estar por debajo del interés de las reservas. A veces puede subir más, pero tiene un suelo por el que circular.

Es fácil criticar a la Reserva Federal basándose en puntos de discusión. Otra cosa es entender cómo funciona. La Reserva Federal tiene un efecto inmenso en la economía, y es mejor que lo entendamos. Eso implica comprender las herramientas que utiliza para jugar al cirujano con la economía. Aunque cambian con el tiempo, podemos entenderlo bien con algunas analogías y un análisis cuidadoso.

image/svg+xml
Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Support Liberty

The Mises Institute exists solely on voluntary contributions from readers like you. Support our students and faculty in their work for Austrian economics, freedom, and peace.

Donate today
Group photo of Mises staff and fellows