Mises Wire

La Fed pierde decenas de miles de millones: ¿cómo lo están haciendo los bancos de la Reserva Federal individuales?

A finales de julio de 2023, el Sistema de la Reserva Federal ha acumulado pérdidas operativas por valor de 83.000 millones de dólares y, si se aplican correctamente los principios contables generalmente aceptados, sus beneficios retenidos consolidados son negativos por valor de 76.000 millones de dólares y su capital total negativo por valor de 40.000 millones de dólares. Pero el Sistema está formado por 12 Bancos de la Reserva Federal (BFR) individuales.1  Cada uno de ellos es una corporación independiente con sus propios accionistas, consejo de administración, dirección y estados financieros. Los bancos comerciales que son accionistas de la Fed poseen en realidad acciones del FRB concreto del que son miembros, y reciben dividendos de ese FRB. Como el sistema en su conjunto arroja cifras escandalosamente malas, rara vez, o nunca, se menciona la situación financiera de cada uno de los FRB. En este artículo analizamos la situación de cada banco.

Los 12 bancos centrales tienen pérdidas netas de explotación acumuladas, pero las pérdidas individuales varían desde las enormes de Nueva York y las realmente grandes de Richmond y Chicago hasta las casi nulas de Atlanta. Siete FRB tienen pérdidas acumuladas de más de 1.000 millones de dólares. Las pérdidas acumuladas de cada FRB a 26 de julio de 2023 se muestran en la Tabla 1.

Cuadro 1: Pérdidas de explotación acumuladas de los distintos bancos de la Reserva Federal2

Nueva York (55.500 millones de dólares)

Richmond (11.200 millones )

Chicago ( 6.600 millones de dólares )

San Francisco ( 2.600 millones de dólares )

Cleveland ( 2.500 millones de dólares )

Boston ( 1.600 millones de dólares )

Dallas ( 1.400 millones de dólares )

Filadelfia (688 millones de dólares)

Kansas City (295 millones de dólares)

Minneapolis (151 millones de dólares )

San Luis (109 millones de dólares )

Atlanta (13 millones de dólares )

Los FRB tienen tamaños muy diferentes. El FRB de Nueva York, por ejemplo, tiene unos activos totales de aproximadamente la mitad de todo el Sistema de la Reserva Federal. En otras palabras, es tan grande como los otros 11 FRB juntos, de lejos el primero entre iguales. El FRB más pequeño, Minneapolis, tiene unos activos inferiores al 2% de los de Nueva York. Para ajustar las diferencias de tamaño, la Tabla 2 muestra las pérdidas acumuladas como porcentaje del capital total de cada FRB, respondiendo a la pregunta: «¿Qué porcentaje de su capital ha perdido cada FRB hasta julio de 2023?» Existe una gran variación entre los FRB. Se puede ver que Nueva York es también el primero, el premio gordo, en esta medida, mientras que Chicago es un notable segundo, ambos habiendo perdido ya más de tres veces su capital. Otros dos FRB han perdido más del 100% de su capital, otros cuatro más de la mitad de su capital hasta ahora, y dos casi la mitad. Dos permanecen relativamente intactos.

Cuadro 2: Pérdidas acumuladas en porcentaje del capital total de cada banco central3

Nueva York 373

Chicago 327

Dallas 159

Richmond 133

Boston 87%

Kansas City 64%

Cleveland 56%

Minneapolis 56

San Francisco 48%

Filadelfia 46%

St. Louis 11%

Atlanta 1%

Gracias a las fórmulas estatutarias escritas por un Congreso incapaz de imaginar que la Reserva Federal pudiera perder dinero, y mucho menos perder cantidades masivas de dinero, los FRBs mantuvieron sólo pequeñas cantidades de ganancias retenidas, sólo alrededor del 16% de su capital total. A partir de los porcentajes de la Tabla 2 comparados con el 16%, se puede observar fácilmente que las pérdidas han consumido mucho más que los beneficios retenidos en todos los FRB excepto en dos. El principio contable GAAP que debe aplicarse es que las pérdidas de explotación son una sustracción de los beneficios no distribuidos. Increíblemente, la Reserva Federal afirma que sus pérdidas son en cambio un activo intangible. Pero si se lleva correctamente la contabilidad de la Reserva Federal, 10 de los FRB tienen ahora beneficios retenidos negativos, por lo que no queda nada para repartir en dividendos.

Según los principios ortodoxos, 10 de los 12 FRB no pagarían dividendos a sus accionistas. Pero siguen haciéndolo. ¿Deberían hacerlo?

Mucho más sorprendente que las ganancias retenidas negativas es el capital total negativo. Como ya se ha dicho, contabilizado correctamente, la Reserva Federal en su conjunto tiene un capital negativo de 40.000 millones de dólares en julio de 2023. Este déficit de capital está creciendo a un ritmo de unos 2.000 millones de dólares a la semana, o más de 100.000 millones de dólares al año. La Reserva Federal quiere hacerle creer urgentemente que su capital negativo no importa. Se puede debatir si lo hace o qué significa el capital negativo para la credibilidad de un banco central, pero la gran cifra negativa está ahí. Sin embargo, está desigualmente repartida entre los distintos bancos centrales.

Con una contabilidad adecuada, como también se desprende del cuadro 2, cuatro de los FRB ya tienen un capital total negativo. Su capital negativo en dólares se muestra en el cuadro 3.

Cuadro 3: Bancos de la Reserva Federal con capital negativo a partir de julio de 2023.4

Nueva York (40.700 millones de dólares)

Chicago (4.600 millones de dólares)

Richmond (2.800 millones de dólares)

Dallas (514 millones de dólares )

En estos casos, cabe preguntarse aún más agudamente: con un capital negativo, ¿por qué pagan dividendos estos bancos?

En otros seis FRB, su ya mermado capital sigue agotándose por las continuas pérdidas. Al ritmo actual, tendrán capital negativo dentro de un año, y en 2024 se enfrentarán a la misma cuestión fundamental.

¿Qué explica las notables diferencias entre los distintos FRB en cuanto a la magnitud de sus pérdidas y el daño a su capital? La respuesta es la gran diferencia en la ventaja de que disfrutan los distintos FRB al emitir papel moneda o billetes de dólar, formalmente llamados «Federal Reserve Notes». Cada billete de dólar es emitido por y es un pasivo de un FRB en particular, y los FRBs difieren ampliamente en la proporción de su balance financiado por papel moneda.

La financiación a coste cero de los intereses que proporcionan los pagarés de la Reserva Federal reduce la necesidad de financiación a interés. Todos los bancos de la Reserva Federal están invertidos en miles de millones de bonos de interés fijo a largo plazo y títulos hipotecarios que rinden aproximadamente el 2%, mientras que todos pagan más del 5% por sus depósitos y fondos prestados, una fórmula infalible para perder dinero. Pero pagan un 5% por cantidades menores si tienen más papel moneda de coste cero financiando su banco. En general, una mayor financiación en papel moneda reduce las pérdidas de explotación de un FRB, y una menor proporción de Billetes de la Reserva Federal en su balance aumenta sus pérdidas. En el cuadro 4 se muestra la amplia gama de billetes de la Reserva Federal como porcentaje de los pasivos totales de los distintos FRB, un factor clave en las pequeñas pérdidas acumuladas de Atlanta y las enormes de Nueva York.

Cuadro 4: Pagarés de la Reserva Federal en porcentaje del pasivo total5

Atlanta 64

St. Louis 60%

Minneapolis 58

Dallas 51%

Kansas City 50%

Boston 45%

Filadelfia 44%

San Francisco 39

Cleveland 38%

Chicago 26%

Richmond 23%

Nueva York 17%

El Sistema de la Reserva Federal se concibió originalmente no como un banco central unitario, sino como 12 bancos de reserva regionales. Desde entonces ha evolucionado mucho hacia una organización unitaria, pero sigue habiendo 12 bancos diferentes, con balances diferentes, accionistas diferentes, pérdidas diferentes y agotamiento o agotamiento diferente de su capital. ¿Debería ser diferente para un accionista de un banco miembro de qué FRB en particular posee acciones? Los autores de la Ley de la Reserva Federal pensaron que sí. ¿Y usted?

  • 1Por orden de sus números de distrito, que van de este a oeste, los 12 FRB son Boston, Nueva York, Filadelfia, Cleveland, Richmond, Atlanta, Chicago, San Luis, Minneapolis, Kansas City, Dallas y San Francisco.
  • 2Reserva Federal Publicación H.4.1, 27 de julio de 2023
  • 3Nuestros cálculos se basan en la versión H.4.1 del 27 de julio.
  • 4Ibid.
  • 5Ibid.
image/svg+xml
Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Support Liberty

The Mises Institute exists solely on voluntary contributions from readers like you. Support our students and faculty in their work for Austrian economics, freedom, and peace.

Donate today
Group photo of Mises staff and fellows