Mises Wire

Home | Wire | Por qué Friedman estaba equivocado sobre los auges y caídas

Por qué Friedman estaba equivocado sobre los auges y caídas

  • milton-friedman-5_1.jpg

07/27/2021

En su intento de explicar en qué consisten los ciclos económicos, Milton Friedman sostenía que la producción de la economía se mueve a lo largo del techo de la producción máxima factible, salvo que de vez en cuando es arrancada hacia abajo por una contracción cíclica. Atribuyó esta contracción a varios choques.

En su opinión, las contracciones económicas implican descensos de la producción de la economía por debajo de su techo o nivel máximo potencial.

Friedman sostenía que, al igual que la cuerda de una guitarra, cuanto más fuerte se desplaza la economía hacia abajo, más fuerte debería volver.

En el modelo de desplume de Friedman, a una gran contracción de la producción le sigue una gran expansión empresarial. Una leve contracción, por una leve expansión.1

Siguiendo el modelo de rebote, Friedman también había llegado a la conclusión de que no parece haber una conexión sistemática entre la magnitud de una expansión económica y el alcance de la siguiente contracción económica.

Varios estudios parecen haber reivindicado el modelo de rebote de Friedman. El 4 de noviembre de 2019, un artículo de Bloomberg de Noah Smith titulado «Milton Friedman Got Another Big Idea Right» se refería a un estudio de Tara Sinclair que empleaba técnicas matemáticas avanzadas que parecían confirmar la hipótesis de Friedman de que en Estados Unidos las grandes recesiones van seguidas de fuertes recuperaciones, pero no al revés. Según Bloomberg, otros investigadores obtuvieron resultados similares para otros países.

Según esta forma de pensar, son falsas las opiniones, como las presentadas por Ludwig von Mises y Murray Rothbard, de que la magnitud de una crisis económica está relacionada con la magnitud del auge anterior.

Sin embargo, el principal problema del marco de pensamiento de Friedman es que carece de la definición fundamental de lo que son los ciclos de auge-caída. Nótese que una definición fundamental identifica la esencia del tema de análisis.

Ciclos de auge-caída y el banco central

Para establecer la definición fundamental del fenómeno del ciclo de auge-caída debemos remontarnos a cómo surgió este fenómeno.

Según Murray Rothbard,

Antes de la Revolución Industrial, aproximadamente a finales del siglo XVIII, no había auges y depresiones que se repitieran con regularidad. Había una crisis económica repentina cada vez que algún rey hacía la guerra o confiscaba los bienes de sus súbditos; pero no había señales del fenómeno peculiarmente moderno de las oscilaciones generales y bastante regulares de las fortunas empresariales, de las expansiones y las contracciones.2

El fenómeno del ciclo de auge-caída está vinculado de algún modo al mundo moderno. Sin embargo, ¿cuál es el vínculo? El origen del recurrente ciclo de auge-caída resulta ser el supuesto «protector» de la economía: el propio banco central.

Las políticas que está aplicando el banco central para arreglar las consecuencias imprevistas que surgen de sus anteriores intentos de estabilizar la llamada economía son factores clave detrás de los recurrentes ciclos de auge-caída.

Los responsables de la política de la Fed se consideran a sí mismos como la entidad responsable autorizada para llevar a la llamada economía a la senda del crecimiento económico estable y de los precios estables. (Los responsables políticos deciden cuál debe ser la senda de crecimiento estable «correcta»).

En consecuencia, cualquier desviación de la senda de crecimiento estable establece la respuesta de la Fed en términos de una postura más estricta o más laxa.

Estas respuestas a los efectos de las políticas anteriores sobre los datos económicos dan lugar a las fluctuaciones de la tasa de crecimiento de la oferta monetaria de la «nada» y, a su vez, a los ciclos recurrentes de auge-caída. (Obsérvese que el dinero surgido de la nada es el resultado de la política monetaria flexible del banco central).

Obsérvese que la política monetaria relajada de los bancos centrales, que da lugar a una expansión de la oferta monetaria de la «nada», pone en marcha un intercambio de nada por algo, lo que equivale a un desvío de la riqueza de las actividades generadoras de riqueza a las actividades no generadoras de riqueza.

En el proceso, este desvío debilita a los generadores de riqueza, y esto a su vez debilita su capacidad de hacer crecer el conjunto de la riqueza.

El surgimiento de actividades sobre la base de una política monetaria flexible es lo que constituye un «auge» económico. Obsérvese que estas actividades no pueden valerse por sí mismas. Estas actividades también se denominan actividades de burbuja.

También hay que tener en cuenta que una vez que el ritmo de expansión monetaria del banco central se fortalece, el ritmo de desviación de la riqueza hacia las actividades de la burbuja también se fortalece.

Sin embargo, una vez que el banco central endurece su postura monetaria, esto frena el desvío de riqueza de los productores de riqueza a las actividades de la burbuja.

Las actividades de burbuja que surgieron al amparo de la anterior política monetaria flexible reciben ahora menos apoyo, y caen en desgracia: surge una crisis económica.

La fuerza del auge determina la fuerza de la caída

Tanto Mises como Rothbard han demostrado que el auge económico dicta la fuerza de la siguiente caída económica. Obsérvese que no es posible tener una caída económica sin el auge anterior.

Obsérvese que durante la recesión económica se está produciendo la liquidación de las actividades de burbuja que surgieron durante el auge anterior. Obsérvese de nuevo que las actividades de la burbuja surgieron a raíz del aumento de la oferta monetaria de la «nada».

Por lo tanto, cuanto más actividades de este tipo se generen durante el auge económico, mayor será la limpieza de dichas actividades para revitalizar la economía y, en consecuencia, mayor será la recesión económica.

Entonces, ¿cómo debemos responder a varios estudios sofisticados, que apoyan la teoría de Friedman de que las grandes recesiones son seguidas por auges económicos más fuertes, pero no al revés?

Ahora bien, según Friedman, las definiciones vinculadas a los hechos de la realidad no son la clave para la aceptación de un modelo. Lo que se requiere es la capacidad del modelo para hacer predicciones precisas.

Friedman escribió que,

El objetivo último de una ciencia positiva es el desarrollo de una teoría o hipótesis que arroje predicciones válidas y significativas (es decir, no trucadas) sobre fenómenos aún no observados.... La pregunta relevante que hay que hacerse sobre los supuestos de una teoría no es si son descriptivamente realistas, pues nunca lo son, sino si son una aproximación suficientemente buena para el propósito que se persigue. Y esta pregunta sólo puede responderse viendo si la teoría funciona, es decir, si produce predicciones suficientemente precisas.3

La razón por la que Friedman recurre a métodos matemáticos y estadísticos es para validar su modelo mediante estos métodos.

En resumen, el método de Friedman se basa en el «ajuste de curvas» para probar su hipótesis que se derivó de una analogía con las cuerdas de una guitarra.

Obsérvese que, sin averiguar la esencia del objeto de la investigación, se podrían elaborar todo tipo de modelos, que podrían ser «validados» mediante métodos estadísticos y matemáticos. Sin embargo, esto no demuestra nada. (Mediante la tortura de datos se puede probar cualquier cosa).

Obsérvese una vez más que, sin determinar la esencia de los ciclos de auge-caída, cualquier supuesta validación es de naturaleza cuestionable. De nuevo, para Friedman todo vale con tal de que el modelo pueda hacer predicciones precisas.

Dado que Friedman no definió la esencia de los ciclos de auge-caída, es cuestionable que su marco pueda establecer las causas detrás de estos ciclos.

En consecuencia, la conclusión de Friedman de que las fuertes recesiones preceden a los fuertes auges y no al revés es cuestionable.

Conclusiones

Varios estudios que emplean técnicas matemáticas avanzadas han confirmado supuestamente la hipótesis de Milton Friedman de que a las fuertes recesiones económicas les siguen fuertes auges económicos. Sin embargo, los fuertes auges económicos no preceden a las fuertes recesiones económicas.

Según esta forma de pensar, son falsas las opiniones, como las presentadas por Ludwig von Mises y Murray Rothbard, de que la magnitud de una crisis económica está relacionada con la magnitud del auge anterior.

Dado que Friedman no definió la esencia del fenómeno de los ciclos de auge-caída, su marco no explica las causas de los ciclos de auge-caída. El marco de Friedman se trata de un ejercicio de «ajuste de curvas» para validar su hipótesis que fue diseñada a partir de una analogía de cuerdas de guitarra. En consecuencia, la conclusión de Friedman de que las fuertes recesiones preceden a los fuertes auges y no al revés es cuestionable.

Hemos demostrado que el auge económico consiste en la formación de actividades de burbuja a causa de la postura monetaria flexible del banco central. Mientras que el desplome económico, es la desaparición de las actividades de la burbuja en respuesta a las políticas monetarias más estrictas del banco central. De acuerdo con esta idea, cuanto más largo sea el auge, más grave será la caída, ya que habrá que liquidar un mayor número de actividades de burbuja.

Las políticas que está aplicando el banco central para arreglar las consecuencias imprevistas que surgen de sus anteriores intentos de estabilizar la llamada economía son factores clave detrás de los recurrentes ciclos de auge-caída.

  • 1. FRIEDMAN, M. (1964): «Monetary Studies of the National Bureau», en (1993): «The "Plucking Model" of Business Fluctuations Revisited», Economic Inquiry, 31, 171-177.
  • 2. Rothbard The Austrian Theory of the Trade Cycle and other essays, The Mises Institute,1983.
  • 3. Milton Friedman, Essays in Positive Economics, Chicago: University of Chicago Press, 1953.
Author:

Contact Frank Shostak

Frank Shostak's consulting firm, Applied Austrian School Economics, provides in-depth assessments of financial markets and global economies. Contact: email.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Wikicommons
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire