Mises Wire

Home | Wire | Un problema con el paternalismo

Un problema con el paternalismo

  • 01_FridayPhil_DG_Wire_750x516.jpg
0 Views

11/22/2019

A veces el gobierno aprueba leyes que restringen a la gente por lo que dice que es su propio bien, como las leyes que prohíben las drogas que se supone que son malas para su salud. Leyes como esta se llaman «paternalistas».

Los libertarios se oponen al paternalismo, pero no son sólo los libertarios los que lo rechazan. Está en contradicción con toda la tradición del liberalismo clásico. John Stuart Mill se opuso al paternalismo en Sobre la libertad. Defendió el Principio del daño: «El único propósito para el cual el poder puede ser ejercido legítimamente sobre cualquier miembro de una comunidad civilizada, en contra de su voluntad, es prevenir el daño a otros. Su propio bien, ya sea físico o mental, no es una garantía suficiente».

El paternalismo ha vuelto en los últimos años, como podemos ver en cosas tan absurdas como las restricciones en el tamaño de las latas de refresco. Me gustaría ver un argumento contra el principio de daño de Mill presentado por el influyente abogado y administrador del gobierno Cass Sunstein, en su libro Nudge y en otros lugares. (Para ser justos con Sunstein, él dice que es un paternalista libertario, no un paternalista tout court. «Paternalista libertario» me parece contradictorio, pero lo dejaré de lado.)

El argumento que quiero considerar es la respuesta de Sunstein a lo que él llama el Argumento Epistemológico: «Debido a que los individuos conocen sus gustos y situaciones mejor que los funcionarios, están en la mejor posición para identificar sus propios fines y los mejores medios para obtenerlos». Él piensa que el argumento epistémico es el argumento más fuerte a favor del Principio del daño.

Para desafiar el argumento epistémico, Sunstein señala los errores cognitivos que cometen las personas. Sunstein es una figura destacada en la economía del comportamiento, y escribe sobre estos errores con gran autoridad. Siguiendo al psicólogo (y Premio Nobel) Daniel Kahneman, distingue entre dos «sistemas cognitivos» en la mente. «El Sistema 1 funciona rápido. A menudo está en piloto automático. Impulsado por el hábito, puede ser emocional e intuitivo». Por el contrario, el Sistema 2 es «deliberativo y reflexivo». Cuando operamos, como hacemos a menudo, con el Sistema 1, estamos sujetos a varios tipos de errores, que cuentan como «fallas de comportamiento del mercado». En cuanto a los detalles de estos errores, no estamos aquí preocupados, pero los errores incluyen «sesgos presentes e inconsistencias temporales», «ignorar atributos ocultos (pero importantes)», «optimismo irrealista» y «problemas con la probabilidad». Lo que es importante para nuestros propósitos es la conclusión a la que llega Sunstein: «Con respecto al paternalismo, el tema unificado es que en la medida en que las personas cometan los errores pertinentes, sus decisiones no promoverán sus propios fines. De ello se deduce que un esfuerzo exitoso para corregir estos errores generalmente sustituiría un juicio oficial por el de los que eligen sólo con respecto a los medios, no a los fines».

Supongamos, por el momento, que aceptamos la afirmación de Sunstein de que estos errores cognitivos impiden que la gente obtenga lo que quiere. ¿Da esto una razón para rechazar el argumento epistémico? No creo que sea así. Según el argumento epistémico, cada persona está en mejor posición que los funcionarios del gobierno para elegir los medios apropiados para satisfacer sus fines. Esto es totalmente consistente con los errores cognitivos de la gente. El punto del Argumento Epistemológico es que la gente puede juzgar mejor su situación que los oficiales, no que su juicio está libre de error.

Ludwig von Mises se dio cuenta de este punto, y Sunstein se habría beneficiado de una lectura del comentario de Mises en su ensayo «Laissez-Faire or Dictatorship» sobre la objeción de J.E. Cairnes al laissez-faire: «Aceptemos, por el bien del argumento, la forma en que Cairnes presenta el problema y en que argumenta. Los seres humanos son falibles y, por lo tanto, a veces no aprenden lo que sus verdaderos intereses les exigirían hacer. ... Es muy lamentable que la realidad sea así. Pero, debemos preguntarnos, ¿hay algún medio disponible para evitar que la humanidad sea lastimada por el mal juicio y la malicia de la gente? ¿No es una falta de continuidad asumir que uno podría evitar las desastrosas consecuencias de estas debilidades humanas sustituyendo la discreción del gobierno por la de los ciudadanos individuales?».

Existe un problema adicional con el uso de los errores cognitivos por parte de Sunstein para justificar las intervenciones paternalistas. No ofrece ninguna prueba de que las personas que actúan de la manera que él quiere modificar hayan sido víctimas de errores cognitivos. ¿Las personas que fuman, o consumen refrescos en grandes cantidades, o que no compran autos que ahorran combustible, sufren de errores cognitivos? Puede que sí, pero el hecho de que las personas sean susceptibles a estos errores no demuestra, por ejemplo, que hayan cometido estos errores.

El desafío al argumento epistémico fracasa.

Author:

Contact David Gordon

David Gordon is Senior Fellow at the Mises Institute, and editor of The Mises Review.

Image source:
Getty Images

Add Comment

Shield icon wire