Mises Wire

Home | Wire | Los recortes de tipos de la Fed no salvarán la economía

Los recortes de tipos de la Fed no salvarán la economía

  • bw

Etiquetas Economía de EEUUHistoria de EEUU

11/25/2023

El tipo de interés implícito de los fondos federales en el mercado descuenta una serie de recortes que comenzarán en enero de 2024 y culminarán en un 4,492% en enero de 2025. Estas expectativas se basan en la percepción de que la Reserva Federal logrará un aterrizaje suave y que la inflación descenderá rápidamente. Sin embargo, los participantes en el mercado que asumen que los recortes de tipos serán alcistas pueden estar asumiendo demasiados riesgos por razones equivocadas.

Los mensajes de la Reserva Federal contradicen las estimaciones anteriores. Powell sigue repitiendo que hay más probabilidades de subidas de tipos que de recortes y que la batalla contra la inflación no ha terminado.

Los mercados no están siguiendo los agregados monetarios, y lo que muestran no es bueno para la economía. Según la Reserva Federal, entre septiembre de 2022 y septiembre de 2023, M1 disminuyó de 20,281 billones de dólares a 18,17 y M2 se desplomó de 21,52 billones a 20,75 dólares. Sin embargo, el endeudamiento total se disparó de 20,3 billones de dólares a 22,3 billones. Se trata de los empréstitos totales de la Reserva Federal, incluidos los de «los programas de crédito primario, secundario y estacional de la ventanilla de descuento y otros empréstitos de las facilidades de préstamo de emergencia».

¿Qué significa esto para la inflación y la economía? En primer lugar, la cantidad de dinero en el sistema no está disminuyendo, y básicamente se está disparando para mantener vivo el atribulado sistema bancario. Así que los agregados monetarios están disminuyendo rápidamente, el crédito a las familias y a las empresas está cayendo y el coste de la deuda está aumentando a tasas alarmantes, pero las inyecciones de liquidez de la Reserva Federal a los bancos y prestamistas están en nuevos niveles récord. Por eso la inflación no cae como debería.

Sí, se sigue imprimiendo dinero, pero el sector productivo no está viendo nada de ello. De hecho, el sector privado está soportando toda la carga de la contracción monetaria.

Como el endeudamiento de la Fed sigue alcanzando nuevos máximos, es poco probable que la inflación caiga tan rápido como indicaría M2, y el crecimiento excesivo de dinero sigue generando problemas en la economía con pocas mejoras, ya que sólo mantiene vivas a las entidades financieras zombis.

En este escenario, a menos que la economía empiece a crecer rápidamente sin ningún impulso crediticio significativo, algo demasiado difícil de creer, no importa si la Fed recorta los tipos o no. Es probable que la Fed siga ignorando la debilidad del sector privado, la escasa inversión y el consumo impulsado por el endeudamiento y acepte una cifra de producto interior bruto hinchada por la deuda, mientras el desempleo puede seguir siendo bajo pero con un crecimiento negativo de los salarios reales.

Si la inflación sigue siendo persistente, la Fed no bajará los tipos, y el deterioro del sector privado productivo será peor porque toda la contracción de los agregados monetarios procederá de las familias y las empresas. Sin embargo, si la Fed decide bajar los tipos, será porque ve una disminución significativa de la demanda agregada. Así, como el gasto público no está cayendo, la caída de la demanda será generada en su totalidad por el sector privado, y las bajadas de tipos no harán que las familias y las empresas pidan más crédito porque ya están viviendo de prestado.

Con estas condiciones, es casi imposible crear un impulso crediticio sólido y positivo a partir de los recortes de tipos cuando la economía pierde el efecto placebo de la acumulación de deuda. Es difícil creer que el sector productivo vaya a reaccionar a las bajadas de tipos en medio de una recesión de ingresos y salarios en términos reales.

Los recortes de tipos sólo vendrán de la mano de un desplome de la demanda agregada, y esto sólo puede ser consecuencia de un colapso del sector privado. Para cuando la Fed decida recortar los tipos, es poco probable que el impacto negativo sobre los beneficios y los márgenes impulse los mercados al alza, como muchos esperan.

Los recortes de tipos de la Fed como impulsores de múltiples expansiones y mercados alcistas pueden ser el último espejismo. Si la Fed recorta los tipos, será porque no ha logrado un aterrizaje suave y, para entonces, la acumulación de riesgos en la deuda y el endeudamiento de la Fed será difícil de gestionar.

Author:

Daniel Lacalle

Daniel Lacalle, PhD, economist and fund manager, is the author of the bestselling books Freedom or Equality (2020), Escape from the Central Bank Trap(2017), The Energy World Is Flat (2015), and Life in the Financial Markets(2014).

He is a professor of global economy at IE Business School in Madrid.

Do you want to write on this topic?
Check out our submission Guidelines
Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Adobe Images