Mises Wire

Home | Wire | Los orígenes del valor del dólar

Los orígenes del valor del dólar

  • dollar gold regression money price
0 Views

08/07/2020

¿Por qué el billete de dólar en el bolsillo tiene valor? El valor del dinero se establece, según algunos expertos, porque el gobierno en el poder lo dice. Para algunos comentaristas el valor del dinero es por convención social. Lo que esto implica es que el dinero tiene valor porque es aceptado. ¿Y por qué es aceptado? ...¡porque es aceptado! Obviamente esta no es una buena explicación de por qué el dinero tiene valor.1

La diferencia entre el dinero y otros bienes

Intentemos otro enfoque. La demanda de un bien surge de su beneficio percibido. Por ejemplo, la gente demanda comida debido a la nutrición que les ofrece. De la misma manera, la gente demanda dinero no para su uso directo en el consumo, sino para intercambiarlo por otros bienes y servicios. El dinero no es útil en sí mismo, sino porque tiene un valor de intercambio: es intercambiable en términos de otros bienes y servicios. El dinero se demanda porque ofrece el beneficio de su poder adquisitivo, es decir, su precio.

Por consiguiente, para que algo sea aceptado como dinero debe tener un poder adquisitivo preexistente, un precio. Entonces, ¿cómo una cosa que el gobierno proclama que se convertirá en el medio de intercambio adquiere tal poder adquisitivo, un precio?

Sabemos que la ley de la oferta y la demanda explica el precio de un bien. Parecería que la misma ley debería explicar el precio del dinero. Sin embargo, hay un problema con esta forma de pensar, ya que la demanda de dinero surge porque el dinero tiene poder adquisitivo, es decir, porque el dinero tiene un precio. Sin embargo, si la demanda de dinero depende de su precio preexistente, es decir, de su poder adquisitivo, ¿cómo puede explicarse este precio por la demanda?

Parece que estamos atrapados aquí en una trampa circular, ya que el poder adquisitivo del dinero se explica por la demanda de dinero mientras que la demanda de dinero se explica por su poder adquisitivo. Esta circularidad parece dar crédito a la opinión de que la aceptación del dinero es el resultado de un decreto gubernamental y una convención social.

Mises explica cómo se establece el valor del dinero

En sus escritos, Mises había mostrado cómo se acepta el dinero.2 Comenzó su análisis señalando que la demanda de dinero de hoy está determinada por el poder adquisitivo del dinero de ayer. Así, el poder adquisitivo de hoy se establece para una determinada oferta de dinero. La demanda de dinero de ayer, a su vez, fue fijada por el poder adquisitivo del dinero del día anterior, estableciendo el precio del dinero de ayer para una determinada oferta de dinero.

El mismo procedimiento se aplica a los períodos anteriores. Al retroceder en el tiempo, llegaremos finalmente a un punto en el que el dinero era sólo una mercancía ordinaria cuyo precio se fijaba por la oferta y la demanda. La mercancía tenía un valor de intercambio en términos de otras mercancías, es decir, su valor de intercambio se establecía en el trueque. En pocas palabras, el día en que una mercancía se convierte en dinero, ya tiene un poder adquisitivo establecido, o un precio en términos de otros bienes. Este poder adquisitivo genera la demanda de esta mercancía como dinero. Esta demanda a su vez establece el poder adquisitivo de la mercancía en el día que comienza a funcionar como dinero.

Una vez que el precio del dinero se fija, sirve como un insumo para fijar el precio del dinero de mañana. De ello se deduce que sin la información de ayer sobre el precio del dinero, no se puede establecer el poder adquisitivo del dinero de hoy.

Con respecto a otros bienes y servicios, no se requiere de la historia para determinar los precios actuales. La demanda de estos bienes surge por los beneficios percibidos al consumirlos. El beneficio que proporciona el dinero es que puede ser intercambiado por bienes y servicios. Por consiguiente, es necesario conocer el poder adquisitivo del dinero en el pasado para establecer la demanda actual de éste.

Utilizando el marco misesiano, también conocido como teorema de regresión, podemos inferir que no es posible que el dinero haya surgido como resultado de un decreto gubernamental o de una aprobación o convención social. El teorema muestra que el dinero debe surgir como una mercancía.

En esto Rothbard escribió en What Has Government Done to Our Money?,

En contraste con los bienes de los consumidores o productores directamente utilizados, el dinero debe tener precios preexistentes sobre los cuales fundamentar una demanda. Pero la única manera en que esto puede suceder es comenzando con una mercancía útil bajo el trueque, y luego agregando la demanda de un medio a la demanda previa de uso directo (por ejemplo, para adornos, en el caso del oro). Así, el gobierno no tiene poder para crear dinero para la economía; el proceso del libre mercado sólo puede desarrollarlo.

¿Pero cómo se relaciona todo lo que hemos dicho hasta ahora con el dólar de papel? Originalmente, el papel moneda no se consideraba como dinero sino como una mera representación del oro. Varios certificados de papel representaban reclamaciones sobre el oro almacenado en los bancos. Los poseedores de certificados de papel podían convertirlos en oro cuando lo consideraran necesario. Debido a que a la gente le resultaba más conveniente utilizar los certificados de papel para intercambiar bienes y servicios, estos certificados pasaron a ser considerados como dinero. Estos certificados adquirían poder adquisitivo por el hecho de que se consideraban como representativos del oro. (Nótese que según el teorema de regresión, una vez que se establece el poder adquisitivo de un certificado puede funcionar como dinero independientemente del oro, ya que entonces se puede establecer la demanda de dinero. Recuerde que la demanda de dinero se debe a su poder adquisitivo).

Los certificados en papel que son aceptados como medio de intercambio abren la puerta a las prácticas fraudulentas. Los bancos podrían verse tentados a aumentar sus beneficios prestando certificados que no estén cubiertos por oro. Sin embargo, en una economía de libre mercado, un banco que sobre emite certificados de papel se dará cuenta rápidamente de que el valor de intercambio de sus certificados en términos de bienes y servicios ha disminuido. Para proteger su poder adquisitivo, es muy probable que los titulares de los certificados sobre emitidos intenten volver a convertirlos en oro. Si todos ellos exigieran la devolución del oro al mismo tiempo, esto llevaría al banco a la bancarrota. En un mercado libre, entonces, la amenaza de quiebra impediría a los bancos emitir certificados en papel sin respaldo de oro.

El gobierno puede, sin embargo, evitar la disciplina del libre mercado. Puede emitir un decreto que haga legal que el banco sobre emitido no redima los certificados de papel en oro. Una vez que los bancos no están obligados a canjear los certificados en papel por oro, se crean oportunidades de obtener grandes beneficios que crean incentivos para llevar a cabo una expansión sin restricciones de la oferta de certificados en papel. La creación sin trabas de certificados en papel aumenta la probabilidad de desencadenar un aumento galopante de los precios de los bienes y servicios que puede conducir al colapso de la economía de mercado.

Para evitar ese colapso, es necesario gestionar el suministro de papel moneda. El principal objetivo de la gestión de la oferta es impedir que varios bancos competidores emitan excesivamente certificados en papel y se declaren en quiebra unos a otros. Esto puede lograrse estableciendo un banco monopólico—es decir, un banco central—que gestione la expansión del papel moneda.

Para hacer valer su autoridad, el banco central introduce sus propios certificados en papel, que sustituyen a los certificados de los diversos bancos. El poder adquisitivo del dinero del banco central se establece en función del hecho de que los diversos certificados en papel, que llevan el poder adquisitivo debido a su vínculo histórico con el oro, se intercambian por el dinero del banco central a un tipo fijo. Los certificados en papel del banco central están totalmente respaldados por los certificados bancarios, que tienen el vínculo histórico con el oro.

  • 1. Hal R. Varian, «Why Is That Dollar Bill in Your Pocket Worth Anything?» New York Times, 15 de enero de 2004.
  • 2. Ludwig von Mises. La Acción humana, ed. académica. (Auburn, AL: Instituto Ludwig von Mises, 1998), capítulo 17.
Author:

Contact Frank Shostak

Frank Shostak's consulting firm, Applied Austrian School Economics, provides in-depth assessments of financial markets and global economies. Contact: email.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire