Mises Wire

Home | Wire | Los burócratas no pueden arreglar esto

Los burócratas no pueden arreglar esto

  • fra

Etiquetas Dinero y BancosImpuestos y Gasto

04/02/2020

En medio del caos económico emergente provocado por el coronavirus COVID-19, las personas buscan respuestas de los gobiernos sobre cómo prevenir el desastre económico emergente.

La mayoría de los expertos económicos simpatizan con esto y están instando a las autoridades a impulsar inyecciones masivas de dinero. Así, en los EEUU el banco central se ha embarcado en un estímulo de 2 billones de dólares. Al mismo tiempo, los funcionarios del gobierno están imponiendo medidas draconianas para mantener a la población aislada. Se espera que el aislamiento detenga la propagación del coronavirus.

Incluso si se aceptara que el aislamiento total de la población frenará la propagación del virus, esto inevitablemente reducirá la producción de bienes y servicios necesarios en la economía, necesarios para mantener la vida y el bienestar de los individuos. Esto podría conducir a un problema económico mundial cuyo efecto probablemente sea mucho peor que el daño infligido por el coronavirus.

La respuesta de la mayoría de los expertos es que es el papel del gobierno el de organizar la guerra contra el virus. Incluso si estuviéramos de acuerdo con esto, la pregunta que debe ser abordada es: ¿cómo se financiarán las medidas para contrarrestar el virus?

Sin economía no hay acción: el Estado no tiene dinero propio

La mayoría de la gente es de la opinión de que el Estado tiene algunos recursos extra que pueden ser empleados en un tiempo de crisis. Desafortunadamente, esto es un sueño. El Estado no tiene recursos aparte de los que toma del sector privado. El hecho de que en la actualidad el bloqueo de los individuos también significa una congelación absoluta de la actividad del sector privado significa que el gobierno no podrá continuar la lucha contra el virus por mucho tiempo.

Por lo tanto, una solución más razonable al problema es dejar que la vida continúe liberando la economía de los bloqueos totales. Contrariamente a la idea de que los burócratas del gobierno son los que mejor saben en qué dirección llevar la economía, los empresarios son los únicos que sabrán cómo manejar la crisis actual. Sólo ellos pueden generar una infraestructura que permita a los individuos coexistir con el coronavirus, asegurando al mismo tiempo que la producción de bienes y servicios no sólo continúe sino que se amplíe.

El ingenio humano funciona mejor en los momentos de mayor desafío. Sin embargo, si los burócratas del gobierno paralizan la capacidad de los individuos para enfrentar los desafíos impuestos por el coronavirus, entonces el mundo moderno tal como lo conocemos bien podría terminar en la Edad de Piedra.

El bombeo monetario no ayudará a las empresas enfermas; la liberación de recursos sí lo hará

En cuanto a la cuestión de mantener vivos varios negocios que requieren ayuda urgente, el gobierno podría liberar los recursos necesarios recortando severamente sus gastos. Los recursos así liberados terminarían en el sector privado y la maquinaria de generación de riqueza probablemente avanzaría rápidamente.

Con más riqueza sería mucho más fácil afrontar los efectos secundarios del virus. A nivel de la empresa, todo jefe ejecutivo sabe que la clave de la supervivencia es tener un patrimonio neto muy fuerte, es decir, que la brecha entre el valor de los activos y el de sus pasivos debe ampliarse.

Para que las empresas puedan tener éxito en su misión de asegurar un patrimonio neto cada vez mayor, lo último que se requiere es un bombeo monetario masivo. Ese bombeo no hace más que distorsionar la asignación de recursos y debilitar aún más la maquinaria de generación de riqueza, disminuyendo las perspectivas de que las personas puedan contrarrestar los daños infligidos por el virus.

El Estado debe dar un paso al costado

El mayor problema no es el coronavirus, sino la respuesta de las autoridades a él. Contrariamente al pensamiento popular, los burócratas del gobierno no están entrenados para generar riqueza real. Este no es el trabajo del gobierno.

A nadie le sorprende que la respuesta de los burócratas al coronavirus sea levantar la dosis de restricciones y controles, y comenzar rondas crecientes de bombeo monetario. Esto es lo que saben hacer.

Sin embargo, por el bien de los individuos, deberíamos pedir a los burócratas que dejen el campo de batalla y permitan que el sector privado tome el control para poder hacer frente de manera efectiva a los nuevos desafíos.

Author:

Contact Frank Shostak

Frank Shostak's consulting firm, Applied Austrian School Economics, provides in-depth assessments of financial markets and global economies. Contact: email.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire