Mises Wire

Home | Wire | La libertad y el COVID-19

La libertad y el COVID-19

  • Friday Philosophy
0 Views

Etiquetas Filosofía y Metodología

06/05/2020

El título de mi columna es engañoso, ya que no voy a comentar qué políticas deben adoptarse hacia COVID-19. En su lugar, quiero abordar algunos comentarios de Leslie Green, un filósofo de la ley que enseña en Oxford. Green es muy influyente, y su libro The Authority of the State es digno de ser leído. (Hace muchos años, me vi envuelto en una controversia con él en la revista de filosofía Analysis.) Pero en una reciente entrada de blog, sugiere una forma de pensar sobre la libertad que es peligrosa.

Green comienza señalando que algunas personas consideran que las regulaciones del COVID-19 restringen su libertad. Piensa que, en una forma de ver la libertad, lo hacen. La gente a la que no le gustan las regulaciones no puede hacer lo que quiere, al menos si se aplican las restricciones. Incluso si se acepta esta noción de libertad, sin embargo, puede resultar que las regulaciones en conjunto no restrinjan la libertad.

Green dice:

Cuando la libertad está en juego, aparece en ambos lados de la ecuación. La propia enfermedad limita nuestra libertad para hacer una amplia gama de cosas, y no sólo para el veinte por ciento de las víctimas que acaban hospitalizadas o que sufren daños irreversibles en los pulmones o los riñones. Semanas de mala salud es una verdadera restricción para cualquiera. Aquellos que rechazan las precauciones o que insisten en grandes reuniones en interiores imponen a otros el riesgo de una enfermedad que limita la libertad. Los demás pueden evitar ese riesgo sólo con el sacrificio de sus propias libertades, por ejemplo, quedándose en casa para evitar a los negligentes y a los imprudentes. En una pandemia, nuestras libertades están interrelacionadas.

En otras palabras, Green está diciendo que si te enfermas, eso disminuye tu capacidad de hacer las cosas y también disminuye tu vitalidad. Además, si quieres evitar los riesgos de este tipo provocados por aquellos que ignoran las restricciones, puedes decidir quedarte en casa. Esto también restringe tu libertad.

Lo que está mal al ver la libertad de esta manera es que se necesita libertad para ser la capacidad de hacer lo que quieres. Esta es una definición de libertad muy diferente a la utilizada por Murray Rothbard. Por su parte, sólo el uso o la amenaza de la fuerza contra tu persona o propiedad limita tu libertad. Si, por ejemplo, te amenazo con golpearte en la cabeza con un bate de béisbol si sales de tu casa, eso limita tu libertad. Si quieres comprar una casa pero no tienes suficiente dinero para hacerlo y no te doy el dinero que necesitas, eso no limita tu libertad.

Si no le doy el dinero que necesita, viola su libertad a la manera de pensar de Green, porque no tiene la capacidad de comprar una casa ahora dada su falta de fondos. Podrías objetar que de hecho no he limitado tu capacidad, aún puedes intentar conseguir el dinero de otros. Eso es cierto, pero aún así he limitado tu habilidad haciéndote más difícil hacer lo que quieres.

Como hemos visto, hay casos de limitación de la libertad en el sentido de Green que no son casos de limitación de la libertad en el sentido de Rothbard. También hay ejemplos que van en sentido contrario, donde se restringe la libertad en el sentido de Rothbard pero no en el de Green. Para volver a mi ejemplo anterior, supongamos que te amenazo con golpearte en la cabeza con un bate de béisbol si sales de tu casa. No quieres salir de tu casa y te habrías quedado en casa aunque no te hubiera amenazado. Aún así he limitado tu libertad amenazándote.

He demostrado hasta ahora que Green y Rothbard significan cosas diferentes por la libertad, pero no he justificado mi afirmación de que el concepto de Green es peligroso. Es peligroso, porque cualquier restricción a la libertad, tomada en el sentido de Rothbard, puede ser justificada por un exponente de la libertad de Green. Supongamos, por ejemplo, que una ley prohíbe a la gente expresar opiniones políticas que molesten a los miembros de grupos que el Estado favorece. Las personas a las que la ley amenaza con la fuerza tienen su libertad restringida, en el sentido de Green, siempre y cuando quieran expresar estas opiniones, pero esto puede ser compensado por la capacidad de aquellos en los grupos favorecidos de vivir vidas libres de molestias al escuchar tales opiniones. O supongamos que el Estado requiere que todos los que ganan más de un ingreso específico trabajen largas horas sujetas a altas tasas de impuestos para ayudar a los pobres. Una vez más, Green reconocería que la libertad de las personas gravadas ha sido restringida, siempre y cuando no quieran dar el dinero que el Estado confisca a los pobres, sino que prefieran usarlo de otras maneras. Pero esto tiene que ser equilibrado por la «libertad» que tienen los pobres de tener más dinero para usar como quieran.

Las cosas empeoran. Hasta ahora, el sentido de la libertad de Green permite muchas restricciones de la libertad, entendida a la manera de Rothbard. Resulta que hay otros sentidos de la libertad según los cuales las negaciones de la libertad rothbardiana ni siquiera cuentan como restricciones de la libertad en absoluto. Como he dicho, este no es el caso usando la libertad de los verdes como lo hemos explicado hasta ahora, porque la libertad rothbardiana aquí es sólo superada, no cancelada del todo.

El pasaje que discute estos otros sentidos de la libertad es este:

Algunas personas odian las restricciones sólo porque odian que alguien les obligue a hacer cosas que no quieren hacer. (Los adolescentes, y algunos libertarios, tienden a caer en esta clase.) Para otros, la falta de libertad es preocupante sólo si también limita su autonomía, el poder de dar forma a sus vidas para adaptarse a sus necesidades y carácter, como dijo JS Mill. El hecho de verse obligados a llevar una máscara mientras van de compras puede indignar al primer grupo, pero no al segundo porque (salvo en casos especiales) llevar una máscara no limita las actividades posteriores. Un tercer grupo tiene todavía preocupaciones más estrechas. Sólo se irritan ante la falta de libertad que juzgan que se les impone de forma arbitraria o irrazonable, en cuyo caso piensan que están siendo «dominados».

Está claro por su desprecio a los «adolescentes y algunos libertarios» que rechaza el primer sentido de la libertad.

El segundo sentido permite al estado prohibir actividades que no restrinjan la «autonomía», el poder de moldear tu vida para que se ajuste a tus necesidades y a tu carácter. ¿Quién puede decir qué se ajusta a tus necesidades y carácter? El Estado puede decir que las personas que tienen los puntos de vista políticos o religiosos «equivocados» no actúan de manera autónoma, porque no llegan a sus opiniones por medio del pensamiento crítico sino que las absorben viviendo en una comunidad cerrada. Los partidarios de la autonomía han defendido a veces incursiones contra los Amish y otros grupos religiosos muy unidos. ¿Y qué tipo de justificación es la de exigir el uso de máscaras porque hacerlo «no limita ninguna otra actividad»? ¿Qué pasa si, después de un cuidadoso pensamiento crítico, decides que llevar una máscara limita tu libertad para moldear tu vida?

En todo caso, la última sensación de libertad de Green es aún peor. Permite restricciones que sí interfieren con su autonomía, tomadas de la forma en que Green quiere usar este concepto, siempre y cuando la persona restringida piense que las restricciones de autonomía del Estado no son arbitrarias. Si alguien dijera, por ejemplo: «Los altos impuestos del Estado interfieren con mis planes de vida, pero puedo ver que el Estado tiene una razón para imponer estos impuestos», estaría reconociendo que su libertad no ha sido restringida.

Estos sentidos de libertad son en realidad un camino hacia la servidumbre.

Author:

Contact David Gordon

David Gordon is Senior Fellow at the Mises Institute, and editor of The Mises Review.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire