Mises Wire

Home | Wire | La industria global de las aerolíneas está en peor forma de lo que crees

La industria global de las aerolíneas está en peor forma de lo que crees

  • pla

Etiquetas Economía GlobalIntervencionismo

05/06/2020

El impacto económico de la pandemia COVID-19 ha alcanzado a todos los sectores productivos. La propagación masiva del virus y las medidas de distanciamiento social han provocado una drástica disminución de la actividad económica.

La industria de la aviación, vital para el turismo y los negocios, ha sido duramente golpeada. Los inversores y analistas afirman que esta crisis podría ser peor que la que siguió al brote de SARS en 2003 y la que se produjo después del 11 de septiembre.

En este artículo describiremos cómo se ve el futuro de las aerolíneas y explicaremos cuán mala es la situación actual.

Las intervenciones no farmacológicas

Cuando surge una nueva epidemia y no hay un tratamiento médico eficaz, los gobiernos suelen aplicar medidas de distanciamiento social y restricciones de viaje para evitar la sobrecarga de los sistemas de salud. Estas medidas se conocen como intervenciones no farmacológicas (INF).

Desde que COVID-19 comenzó a extenderse por todo el mundo, la actividad económica ha disminuido como resultado de las INF. Aunque estas medidas pueden ayudar a contener el virus y evitar el pronto colapso de los sistemas de salud, tienen un inevitable impacto negativo en la economía.

Cuando se aplican las INF, explican los autores, muchas empresas no tienen ingresos (ya que no pueden vender sus bienes y servicios) pero deben seguir pagando sus gastos habituales (deudas, alquileres, impuestos, salarios, mantenimiento de equipos, etc.). En un reciente estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Constantino Hevia y Andrés Neumeyer explican que «muchas empresas experimentan un valor añadido negativo porque el costo de los insumos supera la producción bruta». Así, los largos períodos de INF provocan quiebras (especialmente en las pequeñas empresas y las vinculadas a un intenso contacto social), despidos masivos y una pérdida de eficiencia en las cadenas de suministro y las redes de producción, entre otros efectos.

Por lo tanto, vemos un enorme aumento de la demanda de liquidez. Tanto las familias como las empresas demandan activos de liquidez para cubrir sus gastos mientras que sus ingresos disminuyen temporalmente. Dado que las empresas tienen una liquidez limitada, no es probable que puedan sostenerse y el desempleo aumenta bruscamente (enlace).

El impacto en la industria de las aerolíneas

La industria de las aerolíneas requiere necesariamente un intenso contacto social y se ve directamente afectada por las restricciones de viaje. Por lo tanto, ha sido una de las industrias que más ha sufrido por las INF.

Según un informe del Wall Street Journal, las implicaciones financieras de los vuelos y rutas canceladas son inmensas. Las estadísticas de Flightradar24 (Figura 1) muestran una caída del 73 por ciento en el número de vuelos comerciales por día desde principios de marzo hasta la segunda mitad de abril.

Figura 1.

Commercial Flights Airline Industry
Fuente: https://www.flightradar24.com/data/statistics.

Según el informe del WSJ citado anteriormente, la reducción de la capacidad mundial (medida por el número de asientos en el aire) es mayor que la que se produjo tras el brote de SRAS de 2003 e incluso el 11 de septiembre.

Las previsiones financieras son muy desalentadoras. Alexandre de Juniac, director general de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), declaró a finales de marzo que «en cuestión de unas pocas semanas, nuestro anterior peor escenario parece mejor que nuestras últimas estimaciones». En un análisis actualizado publicado el 14 de abril, los pronósticos eran aún peores.

En este último informe, la IATA afirma que la demanda de pasajeros de todo el año (medida por los kilómetros de ingresos de los pasajeros, o RPKs) disminuirá en un 48 por ciento en comparación con el 2019. Además, esperan que los ingresos de los pasajeros de las aerolíneas en 2020 se reduzcan en 314.000 millones de dólares, un 55 por ciento en comparación con 2019 (Figura 2).

Figura 2.

Passenger Demand Airline Industry
Fuente: https://www.iata.org/en/iata-repository/publications/economic-reports/covid-fourth-impact-assessment/.

Desde el punto de vista de la liquidez, la situación es muy complicada. Además de los costos inevitables, las aerolíneas deben reembolsar los boletos vendidos pero no utilizados por un monto de 35 mil millones de dólares sólo para el segundo trimestre, como resultado de las cancelaciones masivas causadas por las restricciones impuestas por el gobierno. La quema de efectivo será crítica. La IATA estima que «las aerolíneas podrían quemar hasta 61.000 millones de dólares de sus saldos de efectivo en el segundo trimestre». Y aunque muchos gobiernos ya han lanzado paquetes de ayuda, la cuestión es si esta ayuda llegará a tiempo: la mayoría de las aerolíneas comenzaron el año 2020 con suficiente dinero en efectivo y equivalentes para dos meses (Figura 3).

Figure 3.
Airline Liquidity
Fuente: https://www.iata.org/en/iata-repository/publications/economic-reports/third-impact-assessment/.

Los despidos como resultado de las paralizaciones ya están ocurriendo. El informe del WSJ señala que Cathay Pacific y Asiana Airlines han pedido a miles de empleados que tomen vacaciones no remuneradas. Hong Kong Airlines anunció que despediría a cuatrocientos empleados, y su presidente dijo que era una cuestión de supervivencia. Según un informe de la CNBC, Delta Airlines redujo su capacidad en un 70 por ciento, United Airlines en un 65 por ciento y American Airlines en un 50 por ciento. Norwegian, SAS y Lufthansa suspendieron la mayoría de sus operaciones, y se esperan recortes similares en otras aerolíneas.

El director general de American Airlines, Doug Parker, declaró que esta es la peor crisis en la historia de la industria.

Conclusión

En resumen, el impacto económico de la crisis de COVID-19 en la industria de la aviación es enorme, y la situación podría empeorar aún más.

Después de todo, no se trata sólo de la ruina de las aerolíneas o de cómo se las arreglarán para recuperarse (si sobreviven). La industria de la aviación representa el 3,6% del PIB mundial. Su crisis tendrá un amplio impacto en la economía en su conjunto. Hoy en día, la industria mantiene 65,5 millones de empleos en todo el mundo,1 y 25 millones de ellos están ahora en peligro.

No es el momento de dejar de preocuparse por el rendimiento de las industrias. La recesión mundial podría tener efectos más devastadores que el propio virus, y el ejemplo de las aerolíneas pone las cosas en perspectiva.

Author:

Nicolas Russo

Nicolas Russo is a college student of economics at Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina. He writes about economics, politics, and philosophy from the perspective of individual rights, reason, science, and progress. All his articles (both in Spanish and English versions) can be found at his Medium blog.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire