Mises Wire

Home | Wire | El mercado laboral de EEUU sanará más rápido que el europeo

El mercado laboral de EEUU sanará más rápido que el europeo

  • workers

Etiquetas Economía GlobalTrabajadores y Salarios

04/16/2020

Las cifras de reclamaciones de desempleados de las últimas dos semanas no tienen precedentes y son alarmantes. Sin embargo, sabiendo que los datos continuarán siendo preocupantes, necesitamos analizar cuán rápido la economía puede sanar y volver al camino anterior de creación de empleos récord.

La economía de los Estados Unidos parte de una base comparativamente más fuerte. El desempleo alcanzó un mínimo de cinco décadas en febrero, y, a pesar de la extremadamente débil cifra de empleos de marzo, se mantuvo en el 4,4 por ciento en la primera semana de abril. Esto se compara con una cifra de desempleo del 7,3 por ciento en la zona euro y del 6,5 por ciento en la Unión Europea. En países como España y Grecia, el desempleo se situó en el 13 y el 16 por ciento, respectivamente.

La cifra de subempleo también es significativamente mejor en los Estados Unidos. La tasa de desempleo no ajustada de los U-6 fue del 8,9 por ciento en marzo. El subempleo comparable en la Unión Europea se estima en un 15 por ciento, y en la zona euro en un 12 por ciento, según las cifras de Eurostat.

El esperado aumento del desempleo por el cierre forzoso de las principales economías debido a las medidas de contención de COVID-19 es simplemente asombroso. La Organización Internacional del Trabajo informó que la pérdida potencial de empleos en todo el mundo podría ascender a 36 millones. Desafortunadamente, esta cifra puede ser subestimada.

La cifra de desempleados en el segundo trimestre de 2020 en los Estados Unidos podría aumentar a 52 millones, una tasa de desempleo del 32 por ciento, según el Banco de la Reserva Federal de St. Louis. Sólo en España, la cifra podría aumentar en 5 millones, una tasa de desempleo del 35 por ciento en nuestras estimaciones, mientras que los desempleados temporales y totales podrían aumentar a 57 millones en la Unión Europea.

La clave de una fuerte recuperación radica en el dinamismo del mercado laboral y la fortaleza del tejido empresarial, pero también en un mecanismo diversificado y abierto de financiación de la economía real.

Los Estados Unidos podrían recuperar un mes de pérdidas de empleo en un plazo de uno a tres meses. En la zona euro, esto llevaría un mínimo de cinco a seis meses, particularmente en Alemania, que también inició la crisis de cierre con una baja tasa de desempleo del 3,2%. Para los países con mayor rigidez en el mercado laboral, como Grecia, España e Italia, esta recuperación podría tomar entre catorce meses y dos años.

La clave para recuperar puestos de trabajo de forma rápida y eficiente es la combinación de un mercado laboral flexible, un marco de inversión atractivo y políticas sólidas que preserven el tejido empresarial del país. Estas son las principales razones por las que Estados Unidos ha reducido tradicionalmente el desempleo más rápidamente y con un mejor crecimiento salarial que la zona euro.

También está el tema de los desincentivos. En la eurozona, la excesiva intervención en el ambiente laboral y de negocios se suma a muchos programas de derechos que pueden ser contraproducentes en una recuperación. La Unión Europea gasta alrededor del 1 por ciento del PIB por año en «programas de empleo activo» y subsidios, sin embargo la tasa de desempleo es casi el doble que la de las economías líderes.

El exceso de regulación funciona como una barrera a la inversión y a la creación de empleo en tiempos de crecimiento y genera incentivos negativos para recuperarse después de los períodos de crisis. Esto fue evidente durante la última crisis. La Unión Europea retrasó su recuperación cuatro años debido al aumento de la intervención y los obstáculos reglamentarios.

El mecanismo de financiación también es fundamental. En los Estados Unidos, la economía real depende menos de la financiación bancaria que en la mayor parte de Europa. La dependencia de la economía real de la financiación bancaria en la Unión Europea se acerca al 80 por ciento, según el Banco Central Europeo, en comparación con el 17 por ciento en los Estados Unidos, según la Junta de la Reserva Federal.

Este dinamismo y apertura en la financiación de oportunidades de negocio ha ayudado tradicionalmente a los Estados Unidos a impulsar su recuperación económica de una recesión, logrando un crecimiento más rápido y una mayor creación de empleo que sus pares.

Un sistema fiscal atractivo es esencial para recuperarse rápidamente. Lamentablemente, en la Unión Europea los gobiernos tienden a aumentar los impuestos sobre las empresas y el capital en períodos de recesión, lo que perjudica considerablemente el proceso de recuperación. La seguridad jurídica y de inversión también es fundamental para una recuperación rápida y sostenible y, lamentablemente, los mensajes intervencionistas de los gobiernos generan una menor afluencia de inversión extranjera y un menor crecimiento de la formación bruta de capital.

La reciente decisión de los Gobiernos de Italia y España de prohibir por ley los despidos e intervenir en los precios probablemente resultará ineficaz, ya que el desempleo se disparará de todos modos debido a la destrucción de empresas obligadas a cerrar y probablemente perjudicará las futuras entradas de inversiones.

El cierre de la economía puede causar un daño duradero a la creación de empleo y a las empresas que no se pueden deshacer en unos pocos meses; por eso es esencial contener la propagación del virus con medidas eficaces, pero no podemos olvidar que cada mes de cierre significa millones de desempleados y miles de cierres de empresas.

El mejor curso de acción para hacer frente a la crisis sanitaria, así como al riesgo de colapso económico, es seguir la estrategia de Corea del Sur y Singapur, que consiste en aplicar medidas estrictas de prevención y pruebas, preservar el tejido empresarial, proporcionar equipos de seguridad y protocolos de salud para que las empresas sobrevivan y garantizar que la economía siga funcionando mientras se controla la crisis sanitaria.

No podemos olvidar el difícil momento por el que están pasando millones de trabajadores y miles de empresas, y por eso es imperativo que los gobiernos preserven el tejido empresarial para evitar una depresión económica de consecuencias sociales duraderas.

Author:

Daniel Lacalle

Daniel Lacalle, PhD, economist and fund manager, is the author of the bestselling books Freedom or Equality (2020), Escape from the Central Bank Trap (2017), The Energy World Is Flat (2015), and Life in the Financial Markets (2014).

He is a professor of global economy at IE Business School in Madrid.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Needpix.com | https://www.needpix.com/photo/1082092/workers-track-construction-construction-work-work-rail-site-construction-workers-traffic-gleise
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire