Mises Wire

Home | Wire | ¿De dónde obtuvo el gobierno de los EEUU el poder para asesinar personas?

¿De dónde obtuvo el gobierno de los EEUU el poder para asesinar personas?

  • sco

Etiquetas El Estado policialHistoria de EEUUGuerra y política exterior

En un editorial de agosto, el New York Times pidió que se investigara el ataque contra el disidente ruso Aleksei Navalny, que fue trasladado recientemente a Alemania en coma después de haber sido aparentemente envenenado.

Nadie sabe quién hizo el envenenamiento, pero el Times  tiene fuertes sospechas:

Un golpe a una figura tan prominente, con la inevitable erupción de furia global y doméstica, presumiblemente requeriría la sanción de las más altas esferas del poder... El Sr. Putin ciertamente no ha mostrado ningún reparo en golpear a los enemigos en casa y en el extranjero. Pero es igualmente posible que alguna otra figura sombría de la cleptocracia rusa haya decidido silenciarlo. Se cree que Ramzan Kadyrov, el hombre fuerte de la República de Chechenia dentro de Rusia, es responsable de varios asesinatos, muy probablemente sin la aprobación del Kremlin... Dada la política turbia del Kremlin, puede ser que el Sr. Putin y sus tenientes no ordenaran el ataque al Sr. Navalny, que se convertirá en un problema más grande como mártir que como tábano. Pero, como dice la expresión rusa, «Si cocinaste la kasha, te la comes».

 Lamentablemente, sin embargo, el Times no aborda un tema importante: el poder de un estado de seguridad nacional para cometer asesinatos.

El régimen ruso es una estructura gubernamental de tipo estatal de seguridad nacional. Eso significa que el verdadero poder del gobierno se centra en el aparato de inteligencia militar, que tiene el poder de asesinar a la gente.

Tal vez ese poder no esté escrito en la ley, pero en la práctica lo ejerce la inteligencia militar y no hay nada que nadie, ni siquiera el poder legislativo o judicial, pueda hacer al respecto. Esto se debe a que en un estado de seguridad nacional, el sistema de inteligencia militar tiene la autoridad omnipotente para hacer frente a las amenazas a la «seguridad nacional» y porque las otras partes del gobierno carecen de poder para detenerlo.

Los Estados Unidos son también un estado de seguridad nacional. Al igual que en Rusia, el estado de seguridad nacional de los EEUU tiene el poder de enfrentar las amenazas a la «seguridad nacional». El asesinato es una de esas formas. Como cuestión práctica, este es un poder omnipotente. Ni el Congreso ni el poder judicial federal interfieren en su ejercicio. Eso es porque saben que no tienen el poder de hacer nada al respecto.

De una República Gubernamental Limitada a un Estado de Seguridad Nacional

No siempre fue así aquí en los Estados Unidos. El país comenzó como una república de gobierno limitado, un tipo de sistema de gobierno que es completamente diferente de un estado de seguridad nacional. Bajo una república de gobierno limitado, el gobierno de EEUU carecía de poder para asesinar a la gente. Esto se reflejaba no sólo en el hecho de que la Constitución no delegaba en el gobierno el poder de asesinar, sino también en el hecho de que la Declaración de Derechos prohíbe expresamente al gobierno federal matar a personas sin el debido proceso legal, por ejemplo, sin obtener primero una condena en un juicio.

Todo eso cambió cuando el gobierno de EEUU se convirtió en el estado de seguridad nacional después de la Segunda Guerra Mundial. Cuando la CIA fue llamada a existir en 1947, la gente asumió que iba a ser simplemente una agencia de recolección de inteligencia. Aprovechando una nebulosa que el Congreso había insertado en la legislación habilitante, la CIA mantuvo desde el principio que tenía el poder omnipotente de asesinar a la gente como una forma necesaria de proteger la «seguridad nacional».

La CIA no perdió tiempo especializándose en el arte del asesinato. En la década de 1990, por ejemplo, se descubrió que la CIA incluso estaba desarrollando un manual de asesinato en 1952 para sus asesinos, que mostraba no sólo cómo asesinar a la gente sino también cómo encubrir la participación de la CIA en el asesinato. Ese manual puede ser leído en línea. Dos años más tarde, en 1954, la CIA elaboró una «lista de asesinatos» de personas para asesinar como parte de la destrucción intencional del sistema democrático de Guatemala por parte de la CIA en 1954.

El poder omnipotente de la CIA para asesinar a la gente llegó a existir sin siquiera la apariencia de una enmienda constitucional. Fue aparentemente promulgada por el Congreso y luego accedida por la Corte Suprema.

Lo que algunos estadounidenses no se dan cuenta es que el poder de asesinar del gobierno de los Estados Unidos se extiende al asesinato de ciudadanos americanos, al igual que lo hace con los ciudadanos rusos bajo su estado de seguridad nacional. Una vez que la CIA o, para el caso, los militares, deciden que cualquier persona, extranjera o americana, representa una amenaza para la «seguridad nacional», puede ser asesinada y no hay nada que nadie pueda hacer al respecto, al igual que, en la práctica, no hay nada que nadie pueda hacer sobre el poder del gobierno ruso para asesinar a sus ciudadanos.

El editorial del Times tiene un final interesante:

Esperemos que la investigación del caso del Sr. Navalny sea rápida y exhaustiva, y que el presidente de los Estados Unidos tenga la fortaleza para castigar a los responsables.

No puedo evitar preguntarme si el  Times se refiere a una investigación del gobierno de EEUU o de algún otro gobierno. También me parece interesante que el Times diga  que el castigo debe ocurrir después de una investigación y no después de un juicio.  Finalmente, no  puedo evitar preguntarme si el Times, después de tal investigación, apoyaría el castigo del acusado con un asesinato patrocinado por el estado de los EEUU

Publicado originalmente en la Future of Freedom Foundation.

Author:

Jacob G. Hornberger

Jacob G. Hornberger is founder and president of The Future of Freedom Foundation.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here