Mises Wire

Home | Wire | Cómo evitar el estancamiento secular

Cómo evitar el estancamiento secular

  • stag
0 Views

Tags Auges y DeclivesDinero y Bancos

01/21/2020

En su entrevista del 10 de enero en Bloomberg TV, el ex secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Larry Summers, expresó su preocupación por el hecho de que, a pesar de la agresiva reducción de los tipos de interés por parte de los principales bancos centrales, la actividad económica no parece estar respondiendo.

Summers sugirió que algo no está del todo bien. Él es de la opinión de que la teoría del estancamiento secular de Alvin Hansen podría explicar el clima económico actual.

Hansen introdujo su teoría en la década de 1930 para proporcionar una explicación de la Gran Depresión. La explicación de Hansen de la Gran Depresión de los años 30 fue que los EEUU se habían sumido en un permanente estancamiento del que no podían salir por el capitalismo de libre mercado. En su discurso presidencial a la Asociación Económica Americana en 1938, Hansen afirmó que Estados Unidos era una economía madura que se encontraba atascada en una situación de la que no podía escapar. Según Hansen, las innovaciones tecnológicas habían llegado a su fin y el crecimiento de la población estaba estancado. Por lo tanto, las oportunidades de inversión serían escasas y no habría nada por delante excepto un estancamiento económico secular.

Como resultado de una demanda agregada insuficiente, esta teoría sostiene que es probable que el sector privado de la economía permanezca en un estancamiento permanente durante un período prolongado, a menos que se aplique una política fiscal para impulsar la inversión a través de proyectos de obras públicas. En esta forma de pensar, la demanda es la clave del crecimiento económico, y existe la urgente necesidad de empezar a impulsar la inadecuada demanda agregada aumentando los desembolsos del gobierno en inversiones de capital. Esto, se sostiene, podría sacar a la economía de la configuración permanentemente estancada.

Dado que los individuos buscan objetivos, se esfuerzan constantemente por alcanzar la mayor cantidad de objetivos posibles. Lo que limita su capacidad de alcanzar varios objetivos son los medios. Los medios tienen que ser generados para servir en el logro de varios objetivos o fines.

Por ejemplo, un individuo que se fija como objetivo la construcción de una casa tendría que organizar los materiales y herramientas necesarias para ello. Estos materiales y herramientas tendrían que ser producidos, es decir, existe el requisito de tener una infraestructura adecuada para generar todos los materiales y herramientas.

Este objetivo también implica que varios individuos que están involucrados en la creación y la mejora de la infraestructura deben ser apoyados en términos de los diversos bienes que se requieren para apoyar sus vidas y su bienestar.

Los bienes que se les proporcionan a cambio de hacer esto no surgen de la nada. Las personas que producen bienes finales deben asignar una parte de su producto final a diversas personas que se dedican a la mejora y la expansión de la infraestructura.

Los bienes finales que se les proporcionan son ahorros reales. (Los productores de bienes finales, en lugar de consumirlos en su totalidad, pueden decidir canalizarlos (invertirlos) a personas que estén ampliando y mejorando la infraestructura).

Tanto para Hansen como para Summers, el ahorro se considera una mala noticia, ya que se considera que socava la demanda agregada.

Lo que comentaristas como Summers están diciendo es que los fundamentos subyacentes de la economía no están en buena forma. Sin embargo, están culpando a las causas equivocadas de la debilidad económica subyacente. Para ellos, el débil crecimiento de la población es un factor importante porque socava la demanda agregada y, por lo tanto, el crecimiento económico. Desafortunadamente, ninguno de los comentaristas enfatiza que en el corazón del crecimiento económico está la reserva de ahorros reales. Dado que el ahorro es considerado como algo malo para la economía, no es de extrañar que Summers abogue por el fortalecimiento de la política fiscal y monetaria, que cree que situará a la economía en una trayectoria de fuerte crecimiento económico.

Pero todo lo que estas políticas flexibles van a hacer es poner en marcha una mayor desviación de los ahorros reales de las actividades generadoras de riqueza a las actividades no generadoras de riqueza. Es probable que esto socave la reserva de ahorros reales y definitivamente sentará las bases para un estancamiento prolongado.

Además, tanto la oferta como la demanda deben trabajar en armonía. En una economía de mercado, el propósito de la producción es el consumo. Las personas producen e intercambian bienes y servicios entre sí para promover sus vidas y su bienestar – su propósito final. Esto significa que el consumo no puede surgir sin la producción, mientras que la producción sin el consumo no tendría sentido.

En una economía de mercado, tanto el consumo como la producción están en armonía entre sí, y el consumo está totalmente respaldado por la producción.

Para eliminar la amenaza de estancamiento secular, lo que se requiere es reducir los desembolsos del gobierno y cerrar todas las brechas para la creación de dinero de la nada.

Contrariamente a las afirmaciones de Hansen y de varios comentaristas keynesianos, la riqueza sólo puede ser generada por los productores de riqueza, y no por los burócratas del gobierno y del banco central.

Author:

Contact Frank Shostak

Frank Shostak's consulting firm, Applied Austrian School Economics, provides in-depth assessments of financial markets and global economies. Contact: email.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire