Power & Market

Los datos de movilidad de Google sugieren que Suecia está menos «socialmente distanciada» que otros países

Como se señala a menudo en publicaciones pro-cierre como The New York Times, Suecia ha experimentado muertes de Covid-19 a una tasa superior a la de algunos de sus vecinos que impusieron confinamientos relativamente estrictos, como Dinamarca.

Sin embargo, lo que rara vez se menciona es que las muertes por millón de Suecia también son similares o inferiores a las de muchos países que sí impusieron severos confinamientos. Por ejemplo, al 18 de octubre, las muertes por millón en el Reino Unido fueron 643 en el Reino Unido, para sólo 585 en Suecia. Mientras tanto, la tasa de mortalidad de Bélgica era de 897 por millón, y la de Italia de 606. Además, mientras que los casos y muertes están aumentando en el Reino Unido, España, Italia y Bélgica, las muertes están aparentemente estancadas en Suecia. Suecia ha informado de menos de diez muertes en la última semana.

Claramente, esta tendencia pone en duda la narrativa oficial, que es que cualquier país sin confinamientos estrictos experimentará tasas de mortalidad mucho más altas que los países que confinan.

Habiendo fracasado esa narrativa en el caso de Suecia, los críticos pro-cierre han intentado otras explicaciones. Una es que la densidad de población es menor en Suecia, por lo tanto, tendrá menos muertes por millón. Esta afirmación deja mucho que desear. Las nuevas investigaciones sugieren que los datos son, en el mejor de los casos, no concluyentes en este asunto. Mientras que la densidad es como un factor de algún tipo, no hay evidencia de que sea un factor en la medida que sería necesario para explicar por qué Suecia se ha desempeñado mejor que el Reino Unido y España, por ejemplo.

Otra teoría es que los suecos han practicado voluntariamente el distanciamiento social de manera tan estudiada, que esto explica el aparente fracaso de la narrativa del «confinamiento forzoso o muerte».

Como dijo un reportero de Quartz: «Los ciudadanos parecen tomarse en serio su responsabilidad. Los residentes señalan que están practicando el distanciamiento social, con los ancianos aislados, y las familias en su mayoría se quedan en casa, aparte de los niños en la escuela».

O en un artículo en MedPage Today: «Los suecos en general han cambiado su comportamiento en gran medida durante la pandemia y la práctica del distanciamiento social así como el distanciamiento físico en los lugares públicos y en el trabajo se ha extendido», dijo Maria Furberg, MD, PhD, una experta en enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Umea en el noreste de Suecia».

Pero, de nuevo, los datos no muestran esto.

Utilizando los datos de las tendencias de movilidad de la comunidad de Google, encontramos que Suecia practicó el distanciamiento social mucho menos que los países que tenían bloqueos estrictos.

Por ejemplo, la cantidad de tiempo pasado en casa aumentó un 30 por ciento en el Reino Unido, España e Italia durante el duro período de encierro. Sin embargo, durante este mismo período, la cantidad de tiempo que los suecos pasaron en casa nunca superó el 15 por ciento.

Image
sd

Mientras tanto, la disminución de los visitantes de los lugares de trabajo ha tendido a ser relativamente pequeña en comparación con los países con confinamientos más estrictos y con tasas de mortalidad más elevadas.

Image
sd

Encontramos tendencias similares en la recreación y el comercio:

Image
sd

Y en el uso del tránsito:

Image
sd
All Rights Reserved ©
Support Liberty

The Mises Institute exists solely on voluntary contributions from readers like you. Support our students and faculty in their work for Austrian economics, freedom, and peace.

Donate today
Group photo of Mises staff and fellows