Mises Wire

Home | Wire | Por qué Medicare para todos requeriría enormes aumentos de impuestos

Por qué Medicare para todos requeriría enormes aumentos de impuestos

  • tax
0 Views

03/11/2020

Medicare para todos es la prioridad del candidato presidencial demócrata Bernie Sanders. Él lo describe como un sistema de un solo pagador que es «gratis en el punto de servicio» ya que no habrá primas, deducibles, copagos o facturas sorpresa. Cubrirá más servicios (dentales, de audición, de visión, de cuidado a largo plazo, de tratamiento de abuso de sustancias, etc.) que los que cubre el actual sistema de Medicare. También evitará que la «industria farmacéutica estafe al pueblo estadounidense» poniendo un tope a los precios de los medicamentos recetados.

Medicare para todos suena maravilloso hasta que te metes en las malas hierbas económicas de la misma.

Para entender cómo Medicare para todos no es la utopía como lo quieren vender, primero debemos analizar su antítesis, que se modela a continuación. El estado en este modelo es un observador. No es un administrador, propietario, subsidiario, regulador o licenciador de productos o servicios de salud. Aquí los intercambios entre proveedores y pacientes son voluntarios y resultan en veinticinco procedimientos que cuestan 1050 dólares cada uno.

Supply and Demand for Medical Procedures-Free Market Supply and Demand for Medical Procedures-Free Market

Oferta y Demanda de Procedimientos Médicos-Mercado Libre

La línea roja es la demanda de procedimientos médicos. La altura del punto 1 es el precio que el paciente más rico puede pagar, 2.050 dólares. El punto 2 es el precio que una persona de ingresos medios está dispuesta a pagar, 1.050 dólares, y el punto 3 es el precio que el paciente más pobre es capaz de pagar, 50 dólares. Así, la demanda representa una cola que clasifica a los pacientes por su capacidad de pago, de 2.050 dólares a la izquierda a 50 dólares a la derecha.

La línea azul es la oferta de procedimientos médicos. Dado que algunos médicos tienen más habilidad y experiencia que otros y que los médicos trabajan en hospitales y oficinas con diversos equipos y con la asistencia de enfermeras y asistentes médicos, la línea representa una cola que ordena el costo de la prestación del procedimiento desde el costo más bajo de la prestación (en el punto 4) hasta el más alto (en el punto 5).

El precio de mercado de los procedimientos médicos se determina cuando la demanda se encuentra con la oferta, lo que sucede en el punto 2. El precio aquí es de 1.050 dólares. El paciente 1 está feliz de pagarlo porque está dispuesto a pagar hasta 2.050 dólares (punto 1) por un procedimiento. El proveedor de servicios está feliz de recibir este precio porque ella habría realizado el procedimiento por tan sólo 50 dólares (punto 4). Los 25 pacientes se sienten así porque están dispuestos a pagar más que el precio de mercado, y el triángulo rosa mide estos grandes sentimientos. Las transacciones también dan a los proveedores de servicios buenas sensaciones porque habrían realizado los procedimientos por menos del precio de mercado, y el triángulo azul mide estas buenas sensaciones.

El argumento anterior es el argumento de la eficiencia que hacen los neoclásicos y los defensores del libre mercado. Sin embargo, da lugar a que veinticinco pacientes queden excluidos del mercado de procedimientos médicos. Ellos pueblan la curva de demanda entre los puntos 2 y 3. Durante la secundaria, mi madre fue una de ellas. Siendo una madre soltera, no tenía medios para pagar la cirugía de mi nariz, que me había roto cuando un jugador de campo y yo chocamos al ir tras una bola voladora en el noveno grado de educación física. Afortunadamente para mi madre, el hospital, que estaba dirigido por la Iglesia Católica, no pagó el costo de la cirugía. Los pacientes con precios elevados deben encontrar hospitales dispuestos a renunciar a los honorarios o a los procedimientos médicos necesarios.

Políticos como Sanders citan el fallo de mercado mencionado en sus argumentos de equidad para intervenir en la industria de la salud. Sus propuestas incluyen subvencionar, gestionar, regular o dirigir hospitales y compañías de seguros de salud, o exigir que las primas se igualen en función de la edad y la demografía, que los procedimientos médicos sean cubiertos por los seguros o que las empresas proporcionen seguros a los trabajadores. Tanto si los políticos proponen estas políticas por razones justas como para pescar votos, sus intervenciones, si se adoptan, distorsionarán los mercados y producirán consecuencias no deseadas.

El efecto de los precios máximos

La siguiente figura muestra lo que sucede cuando el gobierno pone un tope al precio de los procedimientos médicos, que está modelado por la línea verde. En ausencia de cualquier otra intervención del gobierno, el tope de precio de 100 dólares induce al racionamiento. A ese precio artificialmente bajo, 45 personas quieren los procedimientos (punto 9) pero sólo se realizan 5 (el punto azul). Kate y Nate, viajeros del mundo que publican videos de sus experiencias en YouTube, observaron esto mientras filmaban su viaje a Cuba. En el video publicado, se sorprendieron al saber que los neurocirujanos prefieren conducir taxis a realizar cirugías porque los médicos ganan menos de 100 dólares al mes en Cuba, lo que se debe, por cierto, a los topes del gobierno cubano en los salarios de los médicos.

Supply and Demand for Medical Procedures-Distorted Market Supply and Demand for Medical Procedures-Distorted Market

Oferta y demanda de procedimientos médicos - Mercado distorsionado

Suponiendo que no haya otras intervenciones del gobierno, el tope de precios tiene otras consecuencias no deseadas. Con la clase alta poblando la demanda entre los puntos 6 y 7, la clase media poblando la demanda entre 7 y 8, y los pobres poblándola entre 8 y 9, sólo la clase alta tiene acceso a la atención médica después de que se imponga el tope. Esto es así porque ellos, en relación con los demás, están dispuestos a pagar mucho más por la ahora racionada asistencia sanitaria. El tope de precios también aumenta su botín del comercio de la zona púrpura claro a la zona púrpura claro y oscuro. Ha eliminado el acceso a la atención médica para los de la clase media. Aunque su objetivo era ayudar a los pobres a acceder a la atención médica, terminan sin tener acceso a ella antes o después de que se fijen los límites.

La solución a las consecuencias no deseadas de los topes de precios es restaurar la libertad económica. Esa decisión es rara. Aunque hay algunos ejemplos de ello en la historia, como el que resultó en el Milagro de Chile, los gobiernos tienden a duplicar. Adoptan capas de intervención para fijar las capas de consecuencias no intencionadas de las capas de intervención anteriores. Esta fue la tesis de F.A. Hayek en «Camino de servidumbre».

Si el gobierno no levanta el tope de precios, tiene que diseñar políticas para aumentar el acceso a la atención médica para aquellos que la han perdido (la clase media) y para aquellos que nunca la tuvieron (los pobres). Los proveedores privados no están suministrando los cuarenta y cinco procedimientos necesarios en el punto 9 porque producir más de 5 en el punto azul resultaría en que algunos proveedores acumularan pérdidas económicas. En lugar de asumir estas pérdidas, algunos proveedores hacen otra cosa, como conducir taxis o dar visitas guiadas en Cuba. Para aumentar el suministro al punto 9, el gobierno puede subsidiar o nacionalizar la industria de la salud. Sin embargo, ninguna de estas dos cosas suspende las leyes de la economía. Las pérdidas económicas todavía se acumulan y tienen que ser pagadas. Aumentar los impuestos y la impresión de dinero son dos maneras en que los gobiernos pueden empapelar tales pérdidas. Los rivales de Sanders apoyan los subsidios y los impuestos más altos. Su plan incluye ambos, además de la nacionalización y la impresión de dinero.

Dado lo unidos que están los economistas, de un extremo al otro del espectro político, en cuanto a los topes de las tasas de alquiler de apartamentos, es sorprendente que tantos estén tan abiertos a los topes de los precios de la sanidad. Los impuestos que se necesitarán para financiar Medicare para Todos reducirán los dividendos que recibimos los accionistas, las ganancias retenidas que las empresas utilizan para reponer su capital físico (edificios de oficinas, IT, fábricas, máquinas, etc.), el valor de nuestras cuentas de jubilación, y los precios de las acciones individuales que poseemos. El efecto acumulativo de todo esto ralentizará o retrasará nuestra capacidad productiva y nuestros ingresos. Medicare para todos no es un camino hacia la utopía. Es una autopista hacia la servidumbre.

Author:

Hal Snarr

Hal W. Snarr is an assistant professor of economics at Westminster College in Salt Lake City, Utah.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire