Mises Wire

Home | Wire | Ómicron: el último bastión de los «confinadores»

Ómicron: el último bastión de los «confinadores»

  • fauci

12/21/2021

Justo cuando los mandatos de vacunación inconstitucionales del presidente Biden estaban siendo destrozados por los tribunales, los políticos autoritarios, los burócratas de la salud pública y los medios de comunicación dominantes anunciaron una nueva variante de Covid para justificar otra ronda de confinamientos y restricciones. Lo que no funcionó la última vez sería una buena idea hacerlo de nuevo esta vez, afirman.

Para estos autoritarios, el momento de la aparición de Ómicron fue perfecto.

La variante se descubrió por primera vez en Sudáfrica, y los medios de comunicación americanos y europeos difundieron interminables historias de miedo. Los políticos autoritarios utilizaron el miedo fabricado para justificar otro ataque a la libertad. Europa se paralizó y se convirtió en un campo de prisioneros virtual. En Austria, Alemania y otros países, los ciudadanos se convirtieron en no-personas sin un pasaporte con vacuna.

Las autoridades sanitarias sudafricanas informaron de que la variante parecía ser más contagiosa pero mucho más leve que las anteriores, como suele ocurrir con este tipo de virus. Pero los «confinadores» no quieren ni oír hablar de ello. Desde Boris Johnson en el Reino Unido hasta DeBlasio en la ciudad de Nueva York, la variante fue la tapadera perfecta para que volvieran a ponerse las botas en el cuello de los ciudadanos aterrorizados.

Como era de esperar, Fauci se deleitó con la aparición de la nueva variante, advirtiendo de «muertes récord» para los no vacunados. Del mismo modo, el presidente Biden advirtió que éste sería un «invierno de muerte» para los no vacunados.

Pero hay algo que los medios de comunicación no están informando sobre los brotes de ómicron: están teniendo lugar entre los totalmente vacunados. La Universidad de Cornell, con el 97% del campus totalmente vacunado y con la obligación de usar mascarilla, ha anunciado que volvería a la instrucción en línea sólo después de un brote masivo de Covid. Asimismo, la Liga Nacional de Fútbol Americano ha pospuesto varios partidos este fin de semana debido a los brotes de Covid, a pesar de que la Liga está prácticamente vacunada al 100%. Y la Asociación Nacional de Baloncesto, que está totalmente vacunada en un 95%, acaba de anunciar que, debido a un aumento de los casos de Covid, también pospondrá los partidos.

La vacuna no está funcionando para evitar el contagio o la transmisión del virus: los casos se disparan en los estados con mayores niveles de vacunación. Sin embargo, los «expertos» siguen manteniendo que lo único que puede detener la propagación del ómicron son las vacunas. Cada vez más gente se da cuenta de que esto no tiene sentido. Si las vacunas no detienen la propagación, ¿cómo pueden las vacunas detener la propagación?

Mientras tanto, Sudáfrica, con una de las tasas más bajas de vacunación, acaba de anunciar que sólo están viendo una pequeña fracción de hospitalizaciones con ómicron en comparación con las variantes anteriores. La autoridad sudafricana de respuesta al Covid ha escrito al ministro de sanidad recomendando el fin de los esfuerzos de contención, el rastreo de contactos y las cuarentenas.

La Sudáfrica no vacunada está acabando con las restricciones de Covid, mientras que el Norte hipervacunado se bloquea. Algo no cuadra.

A Fauci le encanta decir que cuestionarlo es cuestionar la ciencia, pero esto no tiene nada que ver con la ciencia. Tiene que ver con el poder. Fauci, los autoritarios políticos y los multimillonarios corruptos de las grandes farmacéuticas están tratando de hacer una última resistencia, desesperados por impulsar el ómicron como justificación para una mayor tiranía y beneficios. Pero la ciencia real no está cooperando.

Ómicron se está extendiendo y las vacunas no lo detienen. Hasta ahora, casi la mitad de las infecciones por ómicron son asintomáticas. Algunos expertos predicen que el ómicron supondrá el fin del Covid-19. Pero sabemos que mientras haya gente como Fauci, el Covid-19 nunca terminará. A menos, por supuesto, que repudiemos a los charlatanes y aprovechados y reclamemos nuestra libertad.

Reproducido con permiso.

Author:

Ron Paul

Dr. Ron Paul is a former member of Congress and Distinguished Counselor to the Mises Institute.
Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire