Mises Wire

Home | Wire | Mises sobre la banca de reserva del 100%

Mises sobre la banca de reserva del 100%

  • money_11.PNG
0 Views

Tags Dinero y BancosDinero y Banca

Los economistas debaten si Ludwig von Mises abogó por la banca libre o la banca de reserva 100%. Este debate es significativo. Mises afirma que «la institución de la expansión del crédito... puede ser llamada el problema económico más importante de nuestra era».1 Dada esta afirmación, él debe haber visto la solución al problema como un asunto extremadamente serio. Los que apoyan la banca libre insisten en que la solución de Mises era la banca libre. En realidad, Mises abogó por una banca de reserva 100 %.

El 14 de junio de 1912, Mises publicó su obra fundamental Teoría del dinero y del crédito. En ese libro, Mises muestra que la banca de reserva fraccionaria tiene cuatro consecuencias económicas fundamentales:

1. La reserva fraccionaria bancaria causa inflación de precios.

2. La banca de reserva fraccionada provoca una redistribución de la riqueza.

3. La banca de reserva fraccionada es la causa de los pánicos bancarios sistémicos.

4. La banca de reserva fraccionada es la causa del ciclo económico.

Mises aboga por la prohibición legal de la banca de reserva fraccionaria en Teoría del dinero y del crédito. Específicamente, recomienda legislación que extiende la Ley de Peel de 1844 a los depósitos bancarios. Esta «prohibición legislativa» establecería una reserva rígida del 100 % para todas las notas y depósitos futuros.

Los medios de comunicación fiduciarios tienen una naturaleza apenas diferente a la del dinero.... Por lo tanto, lógicamente deben estar sujetos a los mismos principios que se han establecido con respecto al dinero propiamente dicho; en su caso, también se debe tratar de eliminar en la medida de lo posible la influencia humana en la relación de intercambio entre el dinero y otros bienes económicos..... Ahora es obvio que la única manera de eliminar la influencia humana en el sistema de crédito es suprimir toda cuestión adicional de los medios fiduciarios. El concepto básico de la Ley de Peel debería ser reafirmado y aplicado de manera más completa que en la Inglaterra de su época, incluyendo la cuestión del crédito en forma de saldos bancarios dentro de la prohibición legislativa.2

En 1913, Mises publicó un artículo titulado The General Rise in Prices in the Light of Economic Theory. Este fue su primer gran artículo sobre dinero y banca después de Teoría del dinero y del crédito. Concluye,

Como he explicado [en Teoría del dinero y del crédito], existe un serio peligro para el futuro de la organización individualista de la economía en el desarrollo de los medios fiduciarios; si la legislatura no pone algún obstáculo en el camino de su expansión, fácilmente podría producirse una inflación desenfrenada, cuyos efectos destructivos no se pueden imaginar realmente. Incluso si ignoramos esta amenaza, que todavía no es inmediata, existe un riesgo suficiente debido a la naturaleza misma del sistema de medios fiduciarios.... sería deseable poner fin a la expansión artificial de los medios fiduciarios. No sólo frenaría la tasa de devaluación [inflación de los precios], sino que también sería la mejor manera de prevenir las crisis económicas.3

Mises hace tres puntos importantes en este pasaje descuidado. En primer lugar, Mises consideró que la banca de reserva fraccionaria era un grave peligro para el capitalismo. Este fue un tema constante en todos sus escritos sobre dinero y banca durante cinco décadas. En segundo lugar, Mises pensó que la «legislatura» debería «poner fin» a la banca de reserva fraccionaria. En otras palabras, quería que las limitaciones de la banca de reserva fraccionaria quedaran consagradas en la ley. En tercer lugar, señala que poner fin a la banca de reserva fraccionaria evitará el ciclo económico.

Alemania y Austria experimentaron hiperinflación después de la Primera Guerra Mundial. En 1923, Mises fue invitado a escribir un informe experto sobre la estabilización monetaria. Su informe se titulaba Stabilization of the Monetary Unit – From the Viewpoint of Theory. Siguiendo la Teoría del dinero y del crédito, su propuesta se basó en la Ley de Peel.

El fundamento y la piedra angular del nuevo sistema monetario provisional debe ser la prohibición absoluta de la emisión de cualquier billete adicional que no esté completamente cubierto por oro...... No debe haber absolutamente ninguna expansión por encima de este máximo bajo ninguna circunstancia...... Como puede verse, esto constituye la aceptación del principio rector de la Ley del Banco de Peel.4

En 1928, Mises escribió un largo artículo llamado Monetary Stabilization and Cyclical Policy. Al igual que Teoría del dinero y del crédito, este documento recomienda la prohibición legal de las reservas fraccionarias al extender la Ley de Peel a los depósitos bancarios. Además, argumenta que eliminar el ciclo económico es esencial, y que el 100 % de las operaciones bancarias por sí solas erradicará los auges y los destructivos declives.

El requisito previo más importante de cualquier política cíclica, por modesto que sea su objetivo, es renunciar a cualquier intento de reducir el tipo de interés, por medio de la política bancaria, por debajo del tipo que se desarrolla en el mercado. Esto significa un retorno a la teoría de la Escuela Monetaria, que buscaba suprimir toda expansión futura del crédito de circulación y, por lo tanto, toda creación de medios fiduciarios.... significa la introducción de un nuevo programa basado en la antigua teoría de la Escuela de Divisas, pero ampliado a la luz del estado actual del conocimiento para incluir los medios fiduciarios emitidos en la forma de depósitos bancarios..... Esto significaría una reorganización completa de la legislación de los bancos centrales. Los bancos emisores tendrían que volver a los principios de la Ley del Banco de Peel, pero con las disposiciones ampliadas para cubrir también los saldos bancarios sujetos a control..... Sólo con este acto, la política cíclica se orientaría en serio hacia la eliminación de las crisis.5

La Escuela de Economía de Chicago surgió a principios de la década de los treinta con el Plan de Chicago.6 El Plan de Chicago fue producido por un grupo de economistas de la Universidad de Chicago: Henry C. Simons, Frank Knight, Lloyd Mints, Aaron Director, Henry Schultz, Paul H. Douglas, Garfield V. Cox y Albert G. Hart. El Plan de Chicago tenía como objetivo reformar el sistema bancario estadounidense exigiendo legalmente el 100% de las reservas. Proponía «la abolición total de la banca de depósito sobre la base del principio de la reserva fraccionaria».7 Irving Fisher fue el más entusiasta proponente y desarrollador del Plan de Chicago de reserva del 100%, y más de 230 economistas estadounidenses finalmente apoyaron la propuesta.8 En resumen, la escuela de economía de Chicago tiene sus orígenes en el movimiento bancario de reserva del 100%.9

Albert G. Hart ayudó a producir el Plan de Chicago, y escribió un artículo en 1935 titulado The «Chicago Plan» of Banking Reform. En una nota a pie de página en la primera página, Hart hace referencia a la Estabilización Monetaria y la Política Cíclica de Mises, y reconoce que Mises abogaba por el 100% de las reservas.10 Además, Hart atribuye esta idea a Friedrich Hayek, lo que significa que Hayek consideraba a Mises un banquero de reservas al 100%. Finalmente, en su libro 100% Money, Fisher incluye un apéndice que enumera otros trabajos relacionados con la banca al 100%. Fisher se refiere a la Teoría del dinero y del crédito y Monetary Stabilization and Cyclical Policy.11 Todo esto demuestra que, en la década de los treinta, los economistas del movimiento bancario de reserva del 100% reconocieron que Mises endosó 100 reservas.

Mises apoyó el plan de reserva del 100% como la solución a los problemas monetarios creados por la Segunda Guerra Mundial. En 1944, escribió una monografía titulada A Noninflationary Proposal for Postwar Monetary Reconstruction. Pide un sistema monetario con un sistema bancario de reserva del 100%: «La reforma tiene que consistir en la adopción de un rígido plan de reservas del 100%».12 En realidad, argumenta que el 100% de los bancos es la única solución viable: «Es ilusorio esperar que cualquier otro método que no sea el plan de reserva del cien por ciento pueda funcionar en condiciones de posguerra».13

Una vez más, la eliminación del ciclo económico es esencial para Mises: «Lo que el esquema de reserva del 100%, como se definió anteriormente, tiene como objetivo es la prevención de la expansión del crédito.. Lo que se necesita es la eliminación del ciclo económico. No es deseable la estabilidad de los precios, sino la estabilidad de la tendencia de los negocios».14 Mises quería abolir el ciclo de negocios, y abogó por el plan del 100% para lograr este objetivo.

En La acción humana, Mises argumenta que el ciclo de negocios no puede ocurrir sin la banca de reserva fraccionaria: «en ausencia de tal expansión del crédito no podría surgir ningún auge».15 Repite, «la expansión del crédito es invariablemente condicionada por la expansión del crédito..... no podría nacer y continuar sin la expansión del crédito». Por último, «Si un banco no amplía el crédito de circulación mediante la emisión de medios fiduciarios adicionales (ya sea en forma de billetes de banco o en forma de moneda de depósito), no puede generar un auge».16

Los que apoyan la banca libre a menudo niegan que los sistemas de reserva fraccionaria son inherentemente inestables.17 Sin embargo, en La acción humana, Mises enfatiza la inestabilidad inherente del reserva fraccionaria bancario: «Esto es una característica esencial o debilidad del negocio de la emisión de medios fiduciarios».18 Dice: «No hay que olvidar que todos los medios fiduciarios emisores de bancos se encuentran en una posición bastante precaria».19 Mises argumentó que los bancos de reserva fraccionada son intrínsecamente inestables, lo que contradice la posición de la banca libre.

Los banqueros libres sostienen que la banca de reserva fraccionada no causará el ciclo económico en una economía con banca libre.20 Mises no está de acuerdo. Argumenta que habrá un ciclo económico en cualquier economía con reservas fraccionarias: «La noción de expansión crediticia 'normal' es absurda. La emisión de medios fiduciarios adicionales, sea cual sea su cantidad, siempre pone en marcha esos cambios en la estructura de precios cuya descripción es la tarea de la teoría del ciclo comercial».21 Afirma explícitamente que «toda expansión del crédito debe traer consigo el auge».22

Los banqueros libres afirman que el banco central es el causante del ciclo económico, no los bancos de reserva fraccionaria.23 Mises no mantuvo este punto de vista. Declara en una conferencia de 1951: «Ningún auge es posible sin la expansión del crédito».24 Pero su énfasis está en la expansión por parte de los bancos, no del banco central: «Para eliminar la depresión hay que eliminar el boom precedente y la expansión del crédito por parte de los bancos».25 Continúa diciendo, «el boom que causa la siguiente depresión no podría ocurrir si los bancos no expandieran el crédito. Por lo tanto, uno pensaría que la solución sería fácil: sólo tenemos que evitar que los bancos expandan el crédito».26 Mises atribuye el ciclo a los bancos de reserva fraccionada, no al banco central. A diferencia de los banqueros libres, Mises argumentó que cualquier sistema bancario de reserva fraccionaria causa el ciclo económico, con o sin un banco central.

Mises escribió un apéndice a Teoría del dinero y del crédito en 1952. Aboga por la misma política que apoyó en 1912. Específicamente, Mises quiere que cada banco mantenga el 100% de reservas en todos los billetes y depósitos futuros.

No se debe permitir que ningún banco amplíe el monto total de sus depósitos sujetos a cheque o el saldo de dichos depósitos de ningún cliente individual, ya sea un ciudadano particular o el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, excepto mediante la recepción de depósitos en efectivo en billetes de banco de curso legal por parte del público o mediante la recepción de un cheque pagadero por otro banco nacional sujeto a las mismas limitaciones. Esto significa una reserva rígida del 100% para todos los depósitos futuros.27

Mises dio una serie de conferencias en 1952 llamadas «Desenmascaramiento del marxismo». En estas conferencias, describe la banca de reserva fraccionada como un «negocio muy cuestionable».28 Esta conferencia descuidada contiene evidencia indiscutible de que Mises era un defensor de la banca de reserva 100%:

para el futuro no debería haber más expansión crediticia. En el futuro no se emitirán billetes de banco adicionales, ni se introducirá ningún crédito adicional en una cuenta bancaria sujeta a cheque, a menos que exista una cobertura del 100% en dinero. Este es el plan del 100%... ¡no más expansión del crédito!29

  • 1. Marxism Unmasked: From Delusion to Destruction (Irvington-on-Hudson, NY: Foundation for Economic Education,[1952] 2006), p. 63.
  • 2. The Theory of Money and Credit (Indianapolis: Liberty Fund,[1912] 1980), pp. 446-47.
  • 3. «The General Rise in Prices in the Light of Economic Theory», en Selected Writings of Ludwig von Mises, Vol. 1, 131-55 (Indianapolis: Liberty Fund, 2012), pág. 155.
  • 4. On the Manipulation of Money and Credit (Indianapolis: Liberty Fund,[1978] 2011), pp. 39-40.
  • 5. On the Manipulation of Money and Credit (Indianapolis: Liberty Fund,[1978] 2011), pp. 148-49.
  • 6. Según Lloyd Mints, «la Escuela de Chicago comenzó formalmente en noviembre de 1933, cuando varios miembros de la facultad firmaron el tratado sobre 'Banca y Reforma Monetaria'». Citado en «In Memoriam: Lloyd W. Mints, 1888-1989: Pioneer Monetary Economist», R.D. Peterson y R.J. Phillips, The American Economist (vol. 35, no. 1, 1991), p. 80.
  • 7. «Banking and Currency Reform», Research in the History of Economic Thought and Methodology, Archival Supplement 4, 31-40 (Greenwich, CT: JAI Press, 1994), p. 32.
  • 8. A Program for Monetary Reform, I. Fisher (No publicado, 1939).
  • 9. Ross B. Emmett escribe: «Si había una 'Escuela de Chicago', comenzó con la publicación del 'Plan de Chicago' de 1932». The Chicago Tradition in Economics, 1892-1945 (Nueva York: Routledge, 2002), pág. ix.
  • 10. «The Chicago Plan of Banking Reform», A.G. Hart, The Review of Economic Studies (vol. 2, no. 2, 1935), p. 104n3.
  • 11. 100% Money (Nueva York: Adelphi Company, 1936), pág. 221.
  • 12. «A Noninflationary Proposal for Postwar Monetary Reconstruction», en Selected Writings of Ludwig von Mises, Vol. 3, 71-118 (Indianapolis: Liberty Fund, 2000), pág. 105.
  • 13. Ibídem, pág. 108.
  • 14. Ibid, p. 107.
  • 15. Human Action (Auburn, AL: Instituto Ludwig von Mises,[1949] 1998), p. 552.
  • 16. Ibid, p. 789n5
  • 17. Por ejemplo, Selgin argumenta que «los sistemas bancarios de reservas fraccionadas no son intrínsecamente débiles o inestables». Bank Deregulation and Monetary Order (Nueva York: Routledge, 1996), pág. 207.
  • 18. Human Action (Auburn, AL: Ludwig von Mises Institute,[1949] 1998), p. 436.
  • 19. Ibídem, pág. 444.
  • 20. George Selgin y Lawrence White escriben: «Negamos que un aumento de los medios fiduciarios acompañado de una mayor demanda de medios fiduciarios esté desequilibrando o ponga en marcha el ciclo económico austriaco». «En defensa de los medios de comunicación fiduciarios - o, no somos Devo(lucionistas), somos Misesianos!» The Review of Austrian Economics (vol. 9, no. 2, 1996), pp. 102-03.
  • 21. Ibid, p. 439n17.
  • 22. Ibídem, pág. 552.
  • 23. Selgin afirma a las 30:20 en un debate, «¿por qué tenemos ciclos de auge-declive? Bueno, los tenemos principalmente por los bancos centrales». Continúa a las 31:30, «los bancos de reserva fraccionaria no tienen la culpa de la mala inversión, juegan un papel crucial para evitar la subinversión». Disponible en: https://reason.com/video/fractional-reserve-banking-murphy-selgin/
  • 24. The Free Market and Its Enemies: Pseudo-Science, Socialism, and Inflation (Irvington-on-Hudson, N.Y: Foundation for Economic Education,[1951] 2004), p. 76.
  • 25. Ibídem, pág. 65.
  • 26. Ibid, p. 67.
  • 27. Por ejemplo, Selgin argumenta que «los sistemas bancarios de reservas fraccionadas no son intrínsecamente débiles o inestables». Bank Deregulation and Monetary Order (Nueva York: Routledge, 1996), pág. 207.
  • 28. Marxism Unmasked: From Delusion to Destruction (Irvington-on-Hudson, NY: Foundation for Economic Education,[1952] 2006), p. 63.
  • 29. Ibid, págs. 74 a 75.

Edward Fuller, MBA, is a graduate of the Leavey School of Business.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire