Mises Wire

Home | Wire | La Reserva Federal abraza a su zimbabuense interior

La Reserva Federal abraza a su zimbabuense interior

  • Zimbabwean notes

Etiquetas Dinero y Bancos

05/06/2021

El mes de mayo está en camino, y el viejo consejo de inversión, «Vende en mayo y vete», se pondrá a prueba una vez más. Jared Blikre, escribiendo para Yahoo Finance, proporciona la historia detrás de lo que puede o no ser un buen consejo. «El axioma completo era originalmente: “Vende en mayo y vete, y vuelve el día de San Leger”», explica. «Tiene sus raíces en la City de Londres. Los profesionales de las finanzas se iban de vacaciones en mayo durante unos cuatro meses para escapar del calor del verano y volvían para el derbi de St. Leger a mediados de septiembre».

Mientras nos dicen que hay una demanda reprimida de viajes, los teléfonos y las aplicaciones de trading de la gente seguirán estando cerca, pidiendo atención bajo el sol del verano. Las alertas de Robinhood y Coinbase no se esconderán del viajero cansado aparcado bajo una sombrilla, con los dedos de los pies en la arena y una piña colada en la mano.

Dogecoin no se va a ir de rositas este verano. La criptomoneda, creada como una broma, sorprendentemente no es oscura. Mi médico más reciente y yo, mientras drenaba la sustancia viscosa de un quiste ganglionar en mi muñeca, discutimos la acción comercial de dogecoin después de que mencioné que había hecho un trabajo sobre auges y quiebres.

Mientras escribo, Dogecoin ha subido después de que Elon Musk, que añadirá a su currículum el de presentador invitado de Saturday Night Live el 8 de mayo, se llamara a sí mismo «el dogefather». Las acciones de Tesla de Musk siguen desafiando la lógica y la gravedad, pero ¿podría la próxima actuación como anfitrión invitado señalar un tope del mercado, en el peor de los casos, o una razón para vender en mayo, por lo menos?

También se habló de DOGE, creado por los ingenieros de software Billy Markus y Jackson Palmer, en la cena de la otra noche, cuando una pareja, que admitió no tener ni idea de lo que hacía, dijo encogiéndose de hombros: «Sí, cada uno de nosotros ha duplicado su dinero en unos pocos meses operando con acciones». Nada tan exótico como DOGE, pero sí la reapertura de juegos como las acciones de líneas de cruceros y aerolíneas.

Kevin Duffy, propietario y autor del boletín Coffee Can Portfolio, ofrece trece reglas para invertir, no para especular. La número 12 es: «El inversor minorista siempre llega tarde a la fiesta».

Para los sensatos y experimentados, parece que llega tarde. Pero, ¿es una buena idea amontonarse en dólares de EEUU, cada día menos dignos por la Reserva Federal de Powell? El banco central de EEUU tiene ahora un mandato de cambio climático, además del de pleno empleo. La solidez de la moneda solía ser lo más importante para los banqueros centrales, pero ese caballo abandonó el edificio Eccles hace mucho tiempo.

«El cambio climático y la transición a una economía sostenible también plantean riesgos para la estabilidad del sistema financiero en general. Por ello, un segundo pilar fundamental de nuestro marco busca abordar los riesgos macrofinancieros del cambio climático», dijo recientemente Lael Brainard, gobernadora de la Fed.

Con Brainard, Jerome Powell y la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, centrados en el clima, la masa monetaria M1 se ha disparado, pasando de poco más de 4 billones de dólares en febrero a 18,6 billones en marzo. Esto está sacado del libro de jugadas de Gideon Gono. El que fuera gobernador del Banco de la Reserva de Zimbabue, dijo, entre otras muchas barbaridades, que «hay una correlación positiva entre la sequía y la inflación».

Así que ahí lo tienen. Y pensabas que la política monetaria y el clima eran mutuamente excluyentes. En 2010 escribí en mises.org: «Olvídate de la impresión de dinero. La inflación tiene que ver con el clima, la falta de apoyo de otras naciones y las sanciones políticas. En la mente del gobernador Gono, él no ha tenido nada que ver con la hiperinflación en su país. “Ningún otro gobernador [del banco central] ha tenido que lidiar con el tipo de niveles de inflación con los que yo trato”, dijo Gono a Newsweek. “La gente de mi banco está a la vanguardia del país”».

Gono asumió su cargo en 2003, con una tasa de inflación de la nación del 619% anual. Cinco años más tarde, a mediados de noviembre de 2008, la tasa de inflación alcanzó un máximo de 79.600.000.000 por ciento al mes.

Después de todo, quizá debamos dirigirnos al DOGE este verano.

Author:

Doug French

Douglas French is former president of the Mises Institute, author of Early Speculative Bubbles & Increases in the Money Supply, and author of Walk Away: The Rise and Fall of the Home-Ownership Myth. He received his master's degree in economics from UNLV, studying under both Professor Murray Rothbard and Professor Hans-Hermann Hoppe.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire