Mises Wire

Home | Wire | La inflación de precios bajos significa que la Reserva Federal se retirará a tipos de interés bajos y dinero barato

La inflación de precios bajos significa que la Reserva Federal se retirará a tipos de interés bajos y dinero barato

  • globe_0.PNG
0 Views

Tags Dinero y BancosDinero y Banca

07/01/2019

Un aumento más suave en el índice de precios de consumo personal (PCEPI, por sus siglas en inglés), ajustado por alimentos y energía, probablemente ha llevado a los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal a insinuar un recorte de los tipos de interés en los próximos meses. El crecimiento anual del PCEPI ajustado por alimentos y energía, o el PCEPI básico, se situó en el 1,6% en abril, frente al 1,9% en abril del año pasado, muy por debajo del denominado objetivo de la tasa de inflación del 2% establecido por la Reserva Federal en 2012.

Basado en la tasa de crecimiento de la oferta monetaria rezagada (AMS, por sus siglas en inglés), sugiero que es probable que el crecimiento anual del índice de precios PCE básico sea moderado durante este año antes de caer bruscamente en 2020-21 (ver gráfico).

shos2_9.PNG

Si las previsiones son correctas, es muy probable que la Reserva Federal intente contrarrestar este fuerte descenso en la tasa de crecimiento del índice de precios aflojando su postura monetaria.

Observe que el 6 de junio de 2019 el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, dijo que «mientras que yo siempre estaré atento a la inflación que es demasiado alta, la inflación que es demasiado baja es ahora un problema más acuciante».

La mayoría de los economistas opinan que es mucho más difícil para el banco central manejar la deflación que la inflación. Cuando la inflación aumenta, el banco central siempre puede enfriarla con políticas monetarias más estrictas, lo que debilita la demanda agregada.

No hay límites, por así decirlo, para el banco central en lo que respecta a la subida de los tipos de interés. Sin embargo, esto no es así en lo que respecta a la disminución de la tasa de crecimiento de los precios. El nivel más bajo que puede alcanzar el banco central es el nivel de interés cero.

Por ejemplo, supongamos que los responsables políticos de la Reserva Federal han llegado a la conclusión de que, para reactivar la economía, los tipos de interés reales deben reducirse a una cifra negativa.

Esto, sin embargo, puede no ser siempre posible de lograr, según el argumento, cuando las tasas de interés nominales o de mercado se encuentran en un nivel cero. Con tasas de interés negativas, los individuos van a ser reacios a prestar.

(Somos conscientes de que algunos bancos centrales, como Suecia y los bancos centrales europeos, han bajado sus tipos de interés oficiales por debajo de cero. Así, en Suecia, en julio de 2009, la tasa se redujo a -0,25%, mientras que en la zona euro se redujo a -0,1% para junio de 2014. Sostenemos que los responsables políticos de la Reserva Federal se mostrarán reacios a experimentar con tipos de interés negativos, dado que esto podría generar la percepción del mercado de que los responsables políticos están entrando en pánico).

En esta forma de pensar la tasa de interés real puede ser aproximada como

Tipo de interés real = Tipo de interés nominal - Tipo de inflación

o podemos decir que,

Tipo de interés nominal = Tipo de interés real + Tipo de inflación

Por ejemplo, cuando la tasa de inflación es menos 1% y la tasa de interés nominal es 0%, entonces la tasa de interés real que sigue nuestra ecuación va a ser 1%.

Digamos que los responsables políticos de los bancos centrales llegan a la conclusión de que el tipo de interés real de -0,5% es necesario para evitar un deterioro económico. A una tasa de inflación de menos el 1%, esto requeriría que el banco central redujera las tasas de interés nominales a menos el 1,5%.

Asimismo, cuando la tasa de inflación es muy baja también puede crear problemas. Supongamos que la inflación ha bajado del 2% al 1%. A tipos nominales al 0%, el banco central sólo puede fijarse como objetivo un tipo de interés real de menos el 1%. No puede aspirar a un tipo de interés real más bajo, ya que ello implicaría fijar el tipo de interés nominal por debajo de cero.

Asimismo, a medida que la economía se debilita aún más y la inflación desciende hasta el 0,5%, el banco central no podrá alcanzar tasas de interés reales por debajo del 0,5% (es decir, 0%=menos 0,5% +0,5%).

La esencia de todo esto es que se necesita un poco de inflación para tener prosperidad y estabilidad económica. El colchón inflacionario debe ser lo suficientemente grande como para permitir que la Reserva Federal maniobre la economía lejos del peligro de la deflación, o eso es lo que se mantiene.

Los economistas de la corriente dominante creen que una inflación de alrededor del 2% no es perjudicial para el crecimiento económico. En este marco de pensamiento, la inflación del 2% permitirá a la Reserva Federal alcanzar un tipo de interés real de menos el 2%, manteniendo al mismo tiempo el tipo de interés nominal en el 0%, lo que claramente podría estimular el crecimiento económico, o al menos así se mantiene.

En otros lugares hemos demostrado que la política inflacionaria, independientemente de la magnitud del aumento del índice de precios, como el IPC, es siempre una mala noticia para los generadores de riqueza. Las políticas inflacionarias ponen en marcha un intercambio de nada por algo, es decir, una desviación de la riqueza de los generadores de riqueza hacia los primeros receptores de dinero generado de la nada.

Por lo tanto, si se produce una caída en el impulso del crecimiento de los precios como consecuencia del colapso de las actividades de las burbujas en respuesta a un crecimiento monetario más suave, esto debería considerarse una buena noticia. Cuanto menos actividades de burbuja improductivas haya, mejor para los generadores de riqueza y, por lo tanto, para el conjunto de la riqueza real.

Del mismo modo, si se produce una caída en el impulso del crecimiento del IPC debido a la expansión de la riqueza real, para un determinado stock de dinero se trata de una gran noticia, ya que ahora más personas podrían beneficiarse de la expansión de la riqueza real.

Sin embargo, dado que los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal consideran que un descenso en el crecimiento anual de los precios es malo para la economía, es más probable que se embarquen en una política monetaria muy barata. Frente a la posibilidad de un descenso visible de la inflación de precios que se avecina, creemos que es bastante probable que el tipo de interés de los fondos federales de mercado siga su ejemplo (ver gráfico). Esto que sugerimos va a debilitar aún más la reserva de riqueza real y hará mucho más difícil que la economía pueda llevar a cabo una recuperación genuina.

shos3_5.PNG

Frank Shostak's consulting firm, Applied Austrian School Economics, provides in-depth assessments of financial markets and global economies. Contact: email.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire