¿Luchar otra «guerra terrorista» contra los cárteles de la droga? ¡hay una mejor manera!

¿Luchar otra «guerra terrorista» contra los cárteles de la droga? ¡hay una mejor manera!

12/02/2019Ron Paul

La guerra de 50 años de Estados Unidos contra las drogas ha sido un fracaso total, con cientos de miles de millones de dólares tirados por el desagüe y nuestras libertades civiles recortadas luchando en una guerra que no se puede ganar. La «guerra contra el terrorismo» de 20 años también ha sido un desastre gigantesco para el gobierno de Estados Unidos: cientos de miles de millones de dólares desperdiciados, las libertades civiles quemadas y un mundo mucho más peligroso que cuando se inició esta guerra después del 11 de septiembre.

Entonces, ¿qué hacer con dos de los mayores fracasos políticos de la historia de Estados Unidos? Según el presidente Trump y muchos en Washington, la respuesta es combinarlos.

La semana pasada Trump declaró que, a la luz de un ataque perpetrado el mes pasado contra turistas estadounidenses en México, estaría designando a los cárteles mexicanos de la droga como organizaciones terroristas extranjeras. Cuando se le preguntó si enviaría aviones teledirigidos para atacar objetivos en México, respondió: «No quiero decir lo que voy a hacer, pero serán designados». El presidente mexicano se apresuró a echar agua fría sobre la idea de que los aviones teledirigidos de EE.UU. derribaran objetivos mexicanos, respondiendo a las amenazas de Trump diciendo «cooperación, sí; intervencionismo, no».

Trump no es el único que saca conclusiones erróneas de la creciente violencia procedente de los cárteles de la droga al sur de la frontera. Un grupo de senadores estadounidenses envió una carta al Secretario de Estado Mike Pompeo instando a los Estados Unidos a imponer sanciones a los cárteles de la droga en respuesta a la matanza de estadounidenses.

¿Realmente creen estos senadores que frente a las sanciones de Estados Unidos estos cárteles de la droga cerrarán y se dedicarán a actividades legítimas? Las sanciones no funcionan en contra de los países y seguro que no funcionarán en contra de los cárteles de la droga.

Un editorial reciente en la publicación federalista conservadora insta al presidente Trump a lanzar «incursiones unilaterales y sin permiso de las fuerzas especiales» en México, ¡como hizo EE.UU. en Pakistán para luchar contra ISIS y al-Qaeda!

!Estoy seguro de que al complejo militar-industrial le encanta esta idea! Otra gran guerra para mantener a Washington rico a expensas del resto de nosotros. ¡Y la Autorización para el Uso de la Fuerza Militar de 2001 puede incluso ser presentada para luchar en esta nueva «guerra terrorista»!

Sin embargo, tal vez sin querer, este repentino empuje para mirar a los carteles de la droga mexicanos como lo hicimos con ISIS y al-Qaeda tiene sentido. Después de todo, el aumento de los carteles de la droga y el aumento de los carteles del terror se han debido a la mala política de Estados Unidos. Fue la invasión estadounidense de Irak basada en mentiras neoconservadoras lo que llevó a la creación de ISIS y a la expansión de al-Qaeda en el Medio Oriente, y fue la guerra estadounidense contra las drogas lo que llevó al surgimiento de los carteles de la droga en México.

He aquí otra sugerencia: tal vez en lugar de hacer las mismas cosas que no funcionan, podríamos examinar la causa real de los problemas. La guerra de Estados Unidos contra las drogas hace que las drogas sean enormemente rentables para los proveedores mexicanos deseosos de satisfacer un mercado estadounidense hambriento. Un estudio realizado el año pasado por el Instituto CATO encontró que con la constante despenalización y legalización de la marihuana en los Estados Unidos, el agente promedio de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos incautó 78 por ciento menos marihuana en el año fiscal 2018 que en el año fiscal 2013.

En lugar de declarar la guerra a México, tal vez la respuesta al problema de los cárteles de la droga sea quitarles sus incentivos poniendo fin a la guerra contra las drogas. ¿Por qué no intentar algo que realmente funcione?

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Los próximos aumentos del salario mínimo estatal prohibirán los empleos para los trabajadores de bajos salarios

Los estadounidenses han sido testigos de personas que se han manifestado a favor de un salario mínimo de 15 dólares. Se llama «La lucha por 15 dólares». Los ciudadanos de Florida incluso votarán sobre la inclusión de un salario mínimo de 15 dólares en la constitución de su estado en las elecciones de noviembre de 2020. Un plebiscito sobre el salario mínimo está pendiente en Idaho en 2020. Si el pasado es una indicación, las perspectivas para las iniciativas de Florida Idaho son buenas. De los 27 votos del salario mínimo estatal desde 1988, 25 fueron aprobados. Los dos que fueron rechazados, Missouri y Montana, fueron en 1996. Para los 25 que han pasado, los márgenes electorales han sido casi siempre sustanciales. Para obtener información sobre estas iniciativas de votación, consulte ballotpedia.org.

Curiosamente, los floridanos pusieron por primera vez un salario mínimo en su constitución en el 2004 cuando se fijó en 6,25 dólares y se indexó a la inflación cada año. Esa es la razón por la que el salario mínimo actual de Florida es de 8,46 dólares, un número curioso. La enmienda 2020 de la Florida propone aumentar el salario mínimo actual de la Florida a 10,00 dólares en septiembre de 2021, y después en incrementos de 1,00 dólares a 15,00 dólares en septiembre de 2026.

El plebiscito de Idaho, si se aprueba, aumentará el salario mínimo actual de 7,25 dólares a 12 dólares para el 2024. Además, y particularmente importante para lo que sigue, eliminará una disposición actual que permite que las personas menores de 20 años reciban 4,25 dólares por hora durante sus primeros 90 días en el trabajo.

Los informes de los medios de comunicación sobre la «Lucha por 15 dólares» son de apoyo. Por lo general, ofrecen ejercicios numéricos que muestran los ingresos «inadecuados» de las personas que trabajan a tiempo completo con el salario mínimo. Las cuentas están entrelazadas con terminología como salarios «justos» y «dignos», una táctica seguramente diseñada para evocar la simpatía/apoyo público a aquellos que luchan económicamente. También se apodera de la alta moral de los partidarios, ya que pone a sus oponentes en la insostenible posición de parecer estar a favor de los salarios «injustos» y «no vitales». Siempre ayuda controlar la terminología utilizada en un debate, ¿no es así?

La simpatía y la terminología sin conocimiento pueden ser peligrosas, o como dice el dicho, «el camino al infierno puede ser pavimentado con buenas intenciones». O como dijo George Stigler, Premio Nobel de Economía de la Universidad de Chicago: «Ya sea que uno sea un.... eclesiástico o un pagano, es útil conocer las causas y consecuencias de los fenómenos económicos.»

La fuente del problema

Tanto si se pretende como si no, los aumentos del salario mínimo condenan a aquellos cuyo valor económico para los empleadores se sitúa entre el salario mínimo actual y el salario mínimo más alto propuesto. Los peldaños inferiores de la escala económica de la gente están cortados. Pierden sus empleos a pesar de las intenciones de sus supuestos partidarios. Sus supuestos partidarios son en realidad sus enemigos. Necesitan «ayudar» menos.

Es desafortunado cuando leemos que la persona que presentó la iniciativa de la boleta electoral de Florida dijo: «En la vida, creo que se supone que se debe hacer más, para más, con menos. ... Hice[la iniciativa de la boleta] de una manera que fuera amigable para los negocios, y no sólo para tirarlos al fondo». Del mismo modo, un funcionario de «Idahoans for a Fair Wage» dice: «Creo que esto estimularía la economía, y nuestro objetivo es realmente ayudar a sacar a los trabajadores de Idahoans de la pobreza. Hemos descubierto que muchas de las personas a las que esto realmente ayudaría serían personas de 35 años o menos».

En realidad, los proyectos de ley sólo hacen que muchos trabajadores de bajos salarios ahora estén legalmente desempleados. Esta es una extraña manera de «estimular la economía». Y como se señaló al principio, la eliminación de un salario submínimo para los trabajadores menores de 20 años es una forma de perjudicar, no de ayudar, a los que son trabajadores menos productivos. Sólo porque un trabajador tenga una productividad relativamente baja no es razón para prohibir el trabajo de esa persona. Pero eso es lo que hacen los aumentos del salario mínimo.

Leer más:

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

El trabajo artístico hecho con bananas viejas muestra que el valor es subjetivo

12/11/2019Ryan McMaken

El truco de Datuna simplemente ilustraba lo que todo el mundo debería haber sabido: el valor de la obra de arte no tenía casi nada que ver con la banana en sí. Su valor no provenía de la cantidad de mano de obra que se le dedicaba ni del costo de los materiales físicos involucrados. Una portavoz del museo resumió la verdadera fuente del valor del objeto, señalando: «Él[Datuna] no destruyó la obra de arte. La banana es la idea.»

En otras palabras, la gente que compró el arte no estaba comprando una banana y una cinta adhesiva. La persona que compró el arte estaba comprando la oportunidad de comunicar a sus compañeros que él o ella era lo suficientemente rico como para tirar alrededor de 120.000 dólares en una obra de arte que pronto dejaría de existir. Esta fue una transacción que involucró el estado de compra a cambio de dinero. La banana era sólo una pequeña parte del intercambio.

Además, la transacción ofreció a la galería, al vendedor de arte y al comprador de arte la oportunidad de aumentar aún más su estatus al ser el tema de discusión en innumerables artículos de noticias y discusiones en los medios sociales. Como seguramente anticiparon los artistas y todos los demás en la venta de bananas, se podía contar con los medios para que actuaran como si este arte fuera algo nuevo, escandaloso o emocionante. «El mundo del arte enloqueció», anunció el New York Post en su primera plana. Cientos de miles de comentaristas en varios foros de medios sociales intervinieron para comentar el asunto.

Uno se pregunta, sin embargo, cuántas veces este truco puede repetirse una y otra vez hasta que la gente pierda interés. Aparentemente: muchas veces. Después de todo, este tipo de arte no es algo nuevo. Durante décadas, los artistas de vanguardia han utilizado la basura y otros objetos encontrados para crear arte. Y la gente con muchos ingresos disponibles ha estado dispuesta a pagar mucho dinero por ello. Todo es básicamente una broma interna entre la gente rica. Y la gente normal tiene la misma reacción una y otra vez.

Pero no hay absolutamente nada que sea chocante, confuso o incomprensible desde el punto de vista de una economía sólida. Las transacciones de este tipo sólo deberían sorprendernos si seguimos siendo esclavos de teorías de valor erróneas, como la idea de que los bienes y servicios se valoran en función de la cantidad de mano de obra y de materiales que entran en ellos. Eso no es cierto para ningún bien o servicio. Y ciertamente no es cierto en el caso del arte.

¿Es basura o es arte?

De hecho, dos elementos idénticos pueden valorarse de dos maneras completamente diferentes simplemente si el contexto y la descripción de los objetos cambian.

Según el Daily Mail, un estudio de 2016 sugiere que las personas valoran los objetos ordinarios de manera diferente dependiendo de lo que se les dice sobre ellos: «Según la nueva investigación, el que nos digan que algo es arte cambia automáticamente nuestra respuesta, tanto a nivel neural como de comportamiento».

En este caso, investigadores en Rotterdam, Países Bajos, dijeron a los sujetos que calificaran cómo valoraban los objetos en las fotografías. Cuando se les dice que esos objetos son «arte», la gente los valora de manera diferente.

En otras palabras, el valor percibido de los objetos puede cambiar sin que se les añada mano de obra adicional y sin ningún cambio físico.

 

El valor, al parecer, lo determina el espectador, y nos recuerdan las observaciones pioneras de Carl Menger sobre el valor:

El valor es un juicio que economiza a los hombres sobre la importancia de los bienes a su disposición para el mantenimiento de sus vidas y su bienestar. Por lo tanto, el valor no existe fuera de la conciencia de los hombres.

En un momento el espectador puede pensar que está mirando basura, que probablemente ha aprendido que es de poco valor. Cuando se les dice que dicha basura es realmente «arte», toda la situación cambia. (Por supuesto, necesitaríamos ver sus preferencias puestas en acción a través del intercambio económico para conocerlas con seguridad)

El cambio, tal como lo entendieron Menger y Mises, no se produce por cambios en el objeto en sí, sino por cambios en el contexto y en la valoración subjetiva del espectador.

El valor de un vaso de agua en un desierto reseco es diferente al de un vaso junto a un río limpio. De hecho, un vaso de agua expuesto en un museo como arte –como en el caso de «Un roble» de Michael Craig-Martin— es diferente del agua que se encuentra tanto en los desiertos como a lo largo de los ríos. Del mismo modo, el valor de un urinario expuesto en un museo como arte –como el de  «La Fuente» de Marcel Duchamp— es diferente de un urinario físicamente idéntico en un baño.

El artículo del Daily Mail intenta vincular las observaciones de los investigadores con las teorías de Immanuel Kant sobre la estética. Pero, no hace falta saber nada de estética para ver cómo este estudio simplemente nos muestra algo sobre el valor económico: es, parafraseando a Menger, lo que se encuentra en la «conciencia de los hombres».

Y es en gran parte debido a este hecho que la planificación centralizada de una economía es tan imposible. ¿Cómo puede un planificador central explicar los enormes cambios en el valor percibido basados en poco más que decir que algo es arte?

¿Se utiliza mejor un vaso de agua en un estante de un museo, o se usa mejor para beber? ¿Quizás el agua es mejor usada para la energía hidroeléctrica? ¿Exactamente cuánto se debe usar para cada propósito?

Al discutir los problemas del cálculo económico en el socialismo, Mises observó que sin el sistema de precios, simplemente no hay manera de decir que una cantidad específica de agua se utiliza mejor para beber que para exhibiciones de arte moderno. El hecho de que la gente necesite agua para beber tampoco es la clave para determinar el valor del agua. (Ver la paradoja del diamante y el agua.)

En un mercado que funcione, los consumidores realizarán intercambios de agua de una manera que refleje cuánto prefieren cada uso del agua a otros usos. En algunos momentos, algunos consumidores pueden preferir beberlo. En otros momentos, es posible que prefieran regar las plantas con él. En otros momentos, tal vez quieran contemplar una muestra de arte compuesta por poco más que un vaso de agua. El precio del agua en cada momento y lugar reflejará estas actividades.

Sin estas señales de precios, intentar crear un plan central sobre cómo se debe usar cada onza de agua es una tarea imposible.

¿Necesitamos saber por qué la gente cambia su visión del objeto cuando se le dice que es arte? Nosotros no lo hacemos. De hecho, si estuviera aquí, Mises tal vez sería uno de los primeros en recordarnos que la economía no necesita decirnos los procesos mentales que llevan a la gente a preferir diferentes usos para diferentes objetos, aunque ciertamente podemos aventurarnos a adivinarlo. Es poco probable que el comprador de la banana pegada la haya comprado porque él o ella planeaba comérsela.

Pero incluso si nos equivocamos sobre la motivación del comprador, el hecho es que el comprador valoró el banano en 120.000 dólares por alguna razón – y el valor era subjetivo para el comprador.

Del mismo modo, no podemos saber con seguridad por qué cada individuo valora el agua para beber sobre el «agua del arte» o viceversa. Y un planificador o regulador del gobierno –hay que tener en cuenta– tampoco puede saber esto.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Cómo los soviéticos reemplazaron la Navidad por un festivo de invierno socialista

12/10/2019Ryan McMaken

Los revolucionarios de izquierda tienen desde hace mucho tiempo el hábito de reelaborar el calendario para que sea más fácil forzar a la población a adoptar nuevos hábitos y nuevas formas de vida que se adapten mejor a los propios revolucionarios.

Los revolucionarios franceses abolieron el calendario habitual, sustituyéndolo por un sistema de diez días semanales con tres semanas al mes. Todos los meses fueron renombrados. Las fiestas y días festivos cristianos fueron reemplazados por conmemoraciones de plantas como nabos y coliflor.

Los comunistas soviéticos intentaron reformas importantes en el calendario ellos mismos. Entre ellas estaba la abolición de la semana tradicional con sus domingos libres y ciclos predecibles de siete días.

[RELACIONADOS: «Cuando los comunistas abolieron el fin de semana» por Ryan McMaken]

Ese experimento finalmente fracasó, pero los soviéticos lograron erradicar muchas fiestas tradicionales cristianas en un país que había estado influenciado durante siglos por la adhesión popular a la religión cristiana ortodoxa oriental.

Una vez que los comunistas tomaron el control del estado ruso, el calendario habitual de fiestas religiosas fue naturalmente abolido. La Pascua estaba prohibida, y durante los años en los que los fines de semana se eliminaban, la Pascua era especialmente difícil de celebrar, incluso en privado.

Pero quizás la fiesta religiosa más difícil de suprimir fue la Navidad, y mucho de esto se evidencia en el hecho de que la Navidad no fue abolida sino reemplazada por una versión secular con rituales similares.

Emily Tamkin escribe en Foreign Policy:

Inicialmente, los soviéticos intentaron reemplazar la Navidad con un día festivo más apropiado relacionado con el komsomol (liga comunista juvenil), pero, sorprendentemente, esto no fue así. Y para 1928 habían prohibido completamente la Navidad, y el 25 de diciembre era un día de trabajo normal.

Luego, en 1935, Josef Stalin decidió, entre la gran hambruna y el Gran Terror, devolver un árbol de celebración a los niños soviéticos. Pero los líderes soviéticos no vincularon el árbol a las celebraciones religiosas de Navidad, sino a un año nuevo secular, que, por muy orientado hacia el futuro, encajaba perfectamente con la ideología soviética.

Ded Moroz (figura de Papá Noel) fue traído de vuelta. Encontró a una doncella de cuentos populares para que le proporcionara a su encantadora asistente, Snegurochka. La estrella azul de siete puntas que se sentaba sobre los árboles imperiales fue reemplazada por una estrella roja de cinco puntas, como la de la insignia soviética. Se convirtió en un día festivo cívico y festivo, que fue ritualmente enfatizado por el tictac del reloj, el champán, el himno de la Unión Soviética, el intercambio de regalos y las grandes fiestas.

En el contexto de estas celebraciones, la palabra «Navidad» fue sustituida por «invierno». Según un informe del Congreso de 1965,

La lucha contra la religión cristiana, considerada como un remanente del pasado burgués, es uno de los aspectos principales de la lucha por moldear al nuevo «hombre comunista». ... el Árbol de Navidad ha sido oficialmente abolido, Papá Noel se ha convertido en Papá Frost, el Árbol de Navidad se ha convertido en el Árbol de Invierno, la Fiesta de Navidad la Fiesta de Invierno. Las ceremonias de bautizo y confirmación se sustituyen por ceremonias con nombres civiles, hasta ahora sin mucho éxito.

Es quizás significativo que Stalin encontrara que el aspecto de Papá Noel de la Navidad merecía ser preservado, y Stalin aparentemente calculó que una figura paterna con regalos podría ser útil después de todo.

Según un artículo de 1949 en The Virginia Advocate,

en reuniones de niños en la temporada navideña.... conferencias del abuelo Frost sobre el buen comportamiento comunista. Acostumbra a terminar su charla con la pregunta «¿a quién debemos todas las cosas buenas de nuestra sociedad socialista? A lo cual, se dice, los niños corean la respuesta: "Stalin"».

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

El Estado de la guerra mintió sobre Afganistán, Irak y Siria. Volverán a mentir.

12/09/2019Tho Bishop

Hoy el Washington Post ha publicado un bombazo de informe titulado «The Afghanistan Papers», que destaca el grado en que el gobierno estadounidense mintió al público sobre el estado actual de la guerra en Afganistán. Dentro de las miles de páginas, que consisten en documentos internos, entrevistas y otras informaciones nunca antes publicadas, hay una vívida representación de un Pentágono dolorosamente consciente de la necesidad de ocultar al público el verdadero estado del conflicto y de las dudas, la confusión y la desesperación de los responsables de la toma de decisiones que abarcan casi 20 años de batalla.

Como dice el informe:

Las entrevistas, a través de una amplia gama de voces, ponen de relieve los principales defectos de la guerra: que la guerra es inseparable de la propaganda, la mentira, el odio, el empobrecimiento, la degradación cultural y la corrupción moral. Es el resultado más horrible de la legitimidad moral y política que se le enseña a la gente a conceder al Estado. Subrayan cómo tres presidentes –George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump— y sus comandantes militares han sido incapaces de cumplir sus promesas de prevalecer en Afganistán.

Con la mayoría de los oradores asumiendo que sus comentarios no se harían públicos, los funcionarios estadounidenses reconocieron que sus estrategias de guerra eran fatalmente defectuosas y que Washington desperdició enormes sumas de dinero tratando de convertir a Afganistán en una nación moderna.....

Los documentos también contradicen un largo coro de declaraciones públicas de presidentes, comandantes militares y diplomáticos de Estados Unidos que aseguraron a los estadounidenses año tras año que estaban haciendo progresos en Afganistán y que valía la pena luchar contra la guerra.

Ninguna de estas conclusiones sorprende a nadie que haya estado siguiendo la estúpida misión de Estados Unidos en Afganistán.

Lo que hace que este comunicado sea digno de mención es el grado en que muestra hasta qué punto Washington ha engañado a sabiendas al público sobre el estado del conflicto. Este engaño se extiende incluso a las prácticas contables del gobierno federal. Según el informe, «el gobierno de Estados Unidos no ha llevado a cabo una contabilidad exhaustiva de cuánto ha gastado en la guerra de Afganistán».

A medida que la guerra se ha ido alargando, la lucha por justificar la presencia militar de Estados Unidos. Como señala el informe:

Una persona identificada sólo como un alto funcionario del Consejo de Seguridad Nacional dijo que había una presión constante de la Casa Blanca de Obama y el Pentágono para que se produjeran cifras que mostraran que el aumento de tropas de 2009 a 2011 estaba funcionando, a pesar de las pruebas contundentes de lo contrario.

«Era imposible crear buenas métricas. Tratamos de usar el número de tropas entrenadas, los niveles de violencia, el control del territorio y nada de eso pintó un cuadro exacto», dijo el alto funcionario del NSC a los entrevistadores del gobierno en 2016. «Las métricas siempre fueron manipuladas durante la guerra».

Hacer que el fracaso de Washington en Afganistán sea aún más horrible es lo fácilmente predecible que era para aquellos que deseaban ver el estado de guerra por lo que es.

En palabras de Lew Rockwell, al reflexionar sobre el legado antibélico de Murray Rothbard:

La guerra es inseparable de la propaganda, la mentira, el odio, el empobrecimiento, la degradación cultural y la corrupción moral. Es el resultado más horrible de la legitimidad moral y política que se le enseña a la gente a conceder al Estado.

En este sentido, es importante señalar que la importancia del informe del Washington Post no debe distraer de otra historia importante que ha sido ignorada en gran medida por los principales medios de comunicación.

Recientemente, varios inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas se han presentado alegando que existen pruebas pertinentes relacionadas con su análisis del ataque con gas químico en Siria en 2017, del que se ha informado. Como Counterpunch.org ha informado:

Evaluando los daños en las carcasas de los cilindros y en los techos, los inspectores consideraron la hipótesis de que los cilindros habían sido lanzados desde helicópteros del gobierno sirio, como afirmaron los rebeldes. Todos menos uno de los miembros del equipo estuvieron de acuerdo con Henderson al concluir que había una mayor probabilidad de que los cilindros se hubieran colocado manualmente. Henderson no fue tan lejos como para sugerir que los activistas de la oposición sobre el terreno habían organizado el incidente, pero esta inferencia podría ser sacada. Sin embargo, las conclusiones de Henderson no se mencionaron en el informe publicado por la OPAQ.

El escenario ha sido promovido durante mucho tiempo por el gobierno sirio y sus protectores rusos, aunque sin presentar pruebas. Por el contrario, Henderson y el nuevo informante parecen ser científicos completamente apolíticos que trabajaron para la OPAQ durante muchos años y que no habrían sido enviados a Douma si tuvieran opiniones políticas fuertes. Se sienten consternados por el hecho de que se hayan dejado de lado las conclusiones profesionales para favorecer la agenda de algunos Estados.

En ese momento, aquellos que se atrevieron a cuestionar la narración oficial sobre el ataque -incluidos el representante Tulsi Gabbard, el representante Thomas Massie y Tucker Carlson de Fox News- fueron ridiculizados por ser teóricos de la conspiración por parte de muchas de las mismas personas serias que no sólo compraron las mentiras del Pentágono sobre Afganistán, sino también las justificaciones de la guerra de Irak.

Una vez más se nos recuerdan las sabias palabras de George Orwell: «La verdad es traición en un imperio de mentiras».

Estos ataques se promovieron como justificación para que Estados Unidos intensificara su compromiso militar en el país, con el consenso de la carretera de circunvalación presionando al presidente Trump para revertir la política de su administración de alejarse de la misión de la era de Obama de derrocar al régimen de Assad. Aunque Trump respondió con un ataque limitado con misiles, la administración rechazó las propuestas más militantes promovidas por algunas de sus voces más halcones, como la entonces embajadora de la ONU Nikki Haley.

En un plazo mejor, la capacidad de alguien como la representante Gabbard para ver a través de lo que cada vez parece ser otro intento de mentir a Estados Unidos en la guerra garantizaría un mayor apoyo en su campaña presidencial en curso.

En cambio, es probable que continuemos viendo a aquellos que defienden la paz ser atacados por el consenso bipartidista que proporciona cobertura para una acción militar continua e imprudente en el extranjero.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

El más grande de los demagogos modernos

12/09/2019David Gordon

Normalmente pensamos en Friedrich Hayek como un moderado, al menos en comparación con Mises y Rothbard, pero también tenía un lado radical. Escondido en una nota al tercer volumen de Derecho, legislación y libertad, hace un comentario que lo sitúa muy lejos de la opinión pública «respetable». Dice que el inventor de la «libertad para vivir sin miseria» fue «el mayor de los demagogos modernos». La condena de Hayek a Franklin Roosevelt es tan directa como cualquier radical podría desear.

El pasaje donde dice que es este: «En vista del último truco de la izquierda para convertir la vieja tradición liberal de los derechos humanos en el sentido de límites a los poderes tanto del gobierno como de otras personas sobre el individuo en reivindicaciones positivas de beneficios particulares (como la "libertad de la miseria" inventada por el más grande de los demagogos modernos), debe subrayarse aquí que, en una sociedad de hombres libres, los objetivos de la acción colectiva sólo pueden apuntar a proporcionar oportunidades a personas desconocidas, medios de los que cualquier persona puede servirse para sus propósitos, pero no a objetivos nacionales concretos a los que nadie esté obligado a servir. El objetivo de la política debería ser dar a todos una mejor oportunidad de encontrar una posición que, a su vez, ofrezca a cada uno una buena oportunidad de alcanzar sus objetivos de lo que lo harían de otro modo». (Derecho, legislación y libertad, Volumen 3, nota 42, pp.202-203 en la edición en un solo volumen de la trilogía publicada por Routledge, 1982).

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Nos han dicho que los estadounidenses no tienen tiempo libre, pero estamos viendo más de cuatro horas de televisión al día

12/06/2019Ryan McMaken

Se nos dice repetidamente que los rituales humanos básicos se están quedando en el camino. ¿Por qué ya no nos sentamos a cenar en familia? ¿Por qué no pasamos más tiempo juntos? ¿Por qué estamos todos privados de sueño?

A veces estos problemas son atribuidos a que las personas dedican demasiado tiempo a las actividades intramuros de los niños u otros tipos de actividades escolares y recreativas. Algunos analistas señalan que la gente no puede separarse de sus teléfonos inteligentes para irse a la cama a una hora decente.

Pero muy a menudo, nos dicen, esta falta de tiempo se reduce a demasiado trabajo. Los artículos que cubren estos temas están llenos de evidencia anecdótica de personas con múltiples trabajos, largos desplazamientos y responsabilidades laborales aplastantes.

Estos problemas afectan sin duda a mucha gente. Ciertamente son un problema para la gente en ese estado de vida en el que las parejas tienen hijos en edad escolar, y tienen una gran cantidad de cuentas de muchas responsabilidades que vienen con la crianza de una familia.

Pero, la evidencia anecdótica es contradicha por años de datos que muestran que la gente no está tan presionada por unos pocos momentos libres como se supone.

Específicamente, considere los datos del primer trimestre de 2019 proporcionados sobre el consumo de medios por parte de la empresa Neilsen. De acuerdo con su amplia muestra de usuarios de televisión, teléfonos inteligentes y consolas de videojuegos, los adultos estadounidenses pasan un promedio de cuatro horas y media al día viendo televisión. Pasan 54 minutos adicionales utilizando dispositivos conectados a la televisión, como reproductores de DVD y consolas de videojuegos.

neilsen2.PNG

Las personas mayores de cincuenta años ven la mayor parte de la televisión y, en general, consumen la mayor parte de los medios de comunicación basados en la pantalla. Las personas de entre 50 y 64 años vieron casi seis horas de televisión y pasaron dos horas y cuarenta y siete minutos adicionales en teléfonos inteligentes. La gente en la categoría de mayores de 65 años veía aún más televisión que eso.

No es de extrañar que las personas de 18 a 34 años sean las que menos consumen los medios de comunicación en general, y también utilizan menos la televisión. Esas personas tienen hijos más pequeños, lo que dificulta ver la televisión, y pueden pasar más tiempo fuera de casa con sus amigos. En este grupo, la gente miraba en promedio una hora y cincuenta y cuatro minutos de televisión, pero estaban en aplicaciones telefónicas durante tres horas y media.

En todos los grupos de edad, el consumo de medios osciló entre nueve y casi trece horas. Por día.

Pero para errar en el lado conservador, eliminemos el tiempo de radio – que podría ser sólo parte del viaje diario – y «internet en una computadora», que podría ser tareas y tiempo de trabajo. Incluso si hacemos esto, encontramos que los estadounidenses están en promedio viendo videos, jugando videojuegos y consumiendo medios de comunicación siete u ocho horas al día.

Sin embargo, los medios de comunicación y los expertos a menudo nos dicen que la gente común no tiene tiempo para preparar una comida o mantener amistades. Dados los datos aquí, soy escéptico de estas afirmaciones.

Ahora, estos son promedios, así que puede ser que la gente esté muy apretada de tiempo durante la semana, pero luego consumen enormes cantidades de medios de comunicación los fines de semana. Ciertamente, hay gente que consume programación deportiva en vivo prácticamente todo el día del domingo durante las temporadas de fútbol. Pero eso implicaría que estas personas al menos tienen tiempo para pasar los fines de semana con amigos y familiares.

neilsen1.PNG

Pero si la gente tiene más de siete horas al día en promedio para ver las repeticiones de Friends, ver análisis en profundidad de los partidos de la NBA y encender la Playstation, ¿por qué no pueden dormir ocho horas?

Si estos datos son correctos, entonces la evidencia anecdótica no tiene sentido, y simplemente no es el caso de que la gente no tenga tiempo para hacer otra cosa que no sea trabajar, comer algo de comida rápida, y luego hacerlo todo de nuevo.

Esto no quiere decir que la pobreza no exista o que todo el mundo sea más o menos mediocre. Todos hemos encontrado personas que, al menos en ocasiones, trabajan en múltiples empleos o que se ven empujadas a sus límites por las obligaciones familiares, el trabajo y los problemas médicos.

Pero los datos estadísticos sobre el consumo de medios sugieren que ésta no es la experiencia típica.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

La Prohibición terminó hoy hace 86 años

12/05/2019D.W. MacKenzie

Hoy es un hito interesante para las personas con mentalidad libertaria, así como para quienes tienen afición por las trivialidades.

Hace 86 años, hoy en día, la Prohibición de FDR fue 86'd.

La bebida se convirtió en un delito a partir del 17 de enero de 1920, y siguió siéndolo hasta el 5 de diciembre de 1933. La Prohibición es un ejemplo de lo que sucede cuando las personas en una sociedad en gran medida libre pierden parte de su libertad. La Prohibición no impidió que los estadounidenses bebieran, sólo llevó a una industria a la clandestinidad y al control de las pandillas. En consecuencia, la violencia de las pandillas se intensificó durante los años de la prohibición.

La Prohibición también intensificó las redadas policiales contra el comercio inofensivo. Las tabernas alimentadas por la prohibición se utilizan como dispensadores de cerveza y bebidas alcohólicas. Los Speakeasies obviamente se ocupaban de las pandillas violentas como proveedores, pero los clientes de los Speakeasy se comprometían en transacciones voluntarias para los bienes deseados. Las redadas policiales en las tabernas expulsaron a clientes dispuestos de vez en cuando, y estas redadas provocaron tanto corrupción como un pequeño cambio en el idioma inglés.

Un bar clandestino fue «Chumley's» ubicado en el 86 de Bedford Street en Manhattan. Algunos policías actuaron como informantes de los camareros de Chumley's: poco antes de una redada llamaban con el mensaje «86 the customers», para detener el negocio y empujar a todos los clientes a la puerta. Por lo tanto, el término 86'd comenzó como un término para poner fin a los negocios ilícitos en un bar, pero posteriormente se convirtió en un término más general para deshacerse de algo o negarse a prestar servicios. La Prohibición terminó hoy hace 86 años.

Este es quizás el único día durante cualquier año en el que una persona de mentalidad libertaria podría encontrar apropiado hacer un brindis por FDR.

Salud al 32º Presidente, por esta ocasión.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

¿Quién está en la lista para liderar el Banco de Inglaterra?

Hace unos meses, justo después de que Boris Johnson se convirtiera en Primer Ministro, escribí un artículo sobre el proceso de selección en curso para el próximo Gobernador del Banco de Inglaterra, en el que daba mi predicción de quiénes podrían ser los cinco candidatos más probables.

Mucho ha cambiado en el panorama político británico desde entonces, incluida la decisión de celebrar elecciones generales el 12 de diciembre. Como resultado, el Ministro de Hacienda Sajid Javid ha anunciado que no hará su selección para el próximo Gobernador del Banco de Inglaterra hasta después de las elecciones, para evitar comprometer la independencia del Banco anunciándolo en un momento «políticamente delicado».

Sin embargo, se ha entregado al Tesoro una lista restringida oficial, y los 5 nombres «que se cree que están» en la lista restringida, según informa el Grauniad, son Andrew Bailey, Minouche Shafik y Ben Broadbent (que estaban en mi lista restringida prevista), así como Shriti Vadera y Jon Cunliffe (que no lo estaban).

Incluí a Vadera como una «mención honorífica» en mi artículo, pero me sorprende que haya entrado en la lista oficial, dado su reputado estilo de gestión «fogoso» y sus fuertes vínculos partidistas con el Partido Laborista. Sin embargo, teniendo en cuenta la intención declarada por el gobierno de hacer de esto un proceso de contratación diverso, y su uso de la firma de búsqueda de talentos Sapphire Partners, que «se especializa en la diversidad y coloca a las mujeres en los puestos más altos», tiene sentido que hubieran querido incluirla, al menos para evitar que la lista de preseleccionados fuera un 80% pálida, masculina y frágil.

Todo el mundo parece sorprenderse de que el ex gobernador del Banco de la Reserva de la India y superestrella de la banca central, Raghuram Rajan, no haya sido incluido en la lista, habiendo sido anteriormente segundo sólo después de Andrew Bailey en las estimaciones de los corredores de apuestas. Es perfectamente cierto, como se ha señalado, que el hecho de que no haya sido incluido en la lista restringida (o incluso entrevistado) no significa necesariamente que esté fuera de la carrera; el actual Gobernador Mark Carney no fue incluido en la lista restringida para reemplazar a Mervyn King en 2013. Sin embargo, hace tiempo que tengo mis dudas sobre la probabilidad de que Rajan consiga el trabajo, principalmente debido al simple hecho de que (sin tener la culpa de nada, claro está) no es británico. Me imagino que esto no sería un problema en circunstancias normales, pero el actual Gobernador Mark Carney es el primero de los 120 Gobernadores del Banco en haber sido extranjero, y su mandato ha estado marcado por repetidas acusaciones de insuficiente familiaridad con la economía británica. Así que es fácil imaginar la presión que debe existir para no dar el trabajo a un segundo extranjero consecutivo.

Digo «extranjero en toda regla» para distinguir a Rajan de la persona que yo personalmente creo que tiene más posibilidades de conseguir el trabajo, Nemat «Minouche» Shafik, nacido en Egipto. Como mencioné en mi artículo original, el estatus de Shafik como mujer de color marcaría todas las cajas de diversidad que el gobierno podría razonablemente esperar, sin embargo, tiene suficiente «estatus interno», tanto dentro de la economía británica como en el propio Banco de Inglaterra, para protegerla del tipo de crítica a la que podría estar sometida Rajan, y para ser una ventaja considerable por derecho propio. Educado en Oxford y en la London School of Economics (dos excelentes instituciones, en mi opinión totalmente imparcial), Shafik es el actual director de esta última institución, y fue anteriormente vicegobernador del Banco de Inglaterra, habiendo formado parte de su Comité de Política Monetaria desde mediados de 2014 hasta principios de 2017. Durante su mandato, Shafik solía votar con el resto del CPM, lo que dificultaba el aislamiento de sus puntos de vista personales sobre la política monetaria. El único factor que puedo imaginar que la detendría sería su supuestamente difícil relación de trabajo con el actual Gobernador Mark Carney. Sin embargo, si yo fuera un apostador, la investigación para mi artículo original me habría llevado a apostar por Shafik, y eso sigue siendo cierto ahora que la lista final oficial está fuera.

El único personaje de la lista que no mencioné en mi artículo original es Sir Jon Cunliffe, que actualmente es el Vicegobernador del Banco para la Estabilidad Financiera. Cunliffe ha ocupado una gran variedad de puestos de alto nivel en la administración pública desde 1990, y actualmente forma parte de los comités de Política Financiera y Política Monetaria del Banco. Se formó en la Universidad de Manchester, siendo su título más alto un Máster en Literatura Inglesa, lo que, más que cualquier otra cosa, ilustra el estatus único de Gran Bretaña como país en el que se puede trabajar en el sector financiero con un título en casi cualquier materia. Cunliffe fue noticia recientemente cuando pronunció un discurso en el que afirmó que los bajos tipos de interés a largo plazo ejercen presión sobre la estabilidad financiera y corren el riesgo de sufrir caídas más graves; un sentimiento potencialmente bienvenido para los oídos de los austriacos.

Cuando el mandato de Mark Carney como gobernador finalice a finales de enero, la situación en la política británica podría ser muy diferente: o bien los conservadores ganarán las elecciones y aprobarán el proyecto de ley de retirada de la UE de Johnson, en cuyo caso Gran Bretaña estará fuera de la UE en febrero, o bien Jeremy Corbyn será Primer Ministro, Brexit se retrasará (potencialmente indefinidamente), y esta lista restringida de candidatos podría ser reconsiderada o eliminada por completo. Sin embargo, por el momento, esta lista proporciona una perspectiva interesante de las prioridades y objetivos políticos del gobierno británico y del gobierno central, pero no ofrece mucha esperanza a los austriacos.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Católicos y libertarios

11/27/2019David Gordon

¿Puede un católico romano ser también austrolibertario? Christopher Ferrara en un libro llamado The Church and the Libertarian dice que no se puede. En opinión de Ferrara, los economistas austriacos niegan que la ley moral se aplique a la economía. En cambio, los austriacos dicen que las leyes estrictamente científicas gobiernan la economía y limitan lo que el Estado o la Iglesia pueden hacer. Las leyes de salario mínimo, por ejemplo, tienden a causar desempleo, te guste o no.

Ferrara cuestiona esta afirmación. Las leyes económicas no son absolutas, sino que deben estar subordinadas a la ley moral. Por ejemplo, un trabajador debe recibir un "salario digno" que le permita mantener una familia. Negar esto, piensa, es rechazar el pensamiento social católico, y hacerlo es ponerse fuera de la Iglesia.

Tony Flood, que es católico creyente y simpatizante del pensamiento de Murray Rothbard, que era amigo suyo, somete el libro de Ferrara a un examen minucioso y lo encuentra insuficiente. En su libro, Christ, Capital and Liberty: A Polemic Flood argumenta que el pensamiento austrolibertario es compatible con la enseñanza clave de la Iglesia. Al afirmar que lo es, Flood llama la atención sobre los escritos del gran jesuita Padre James Sadowsky, S.J., un distinguido filósofo y teólogo católico que también fue un rothbardiano en su filosofía política.

Flood analiza en detalle los errores del libro de Ferrara. En un caso, por ejemplo, Ferrara incluyó en una cita de Murray Rothbard palabras que no eran de Rothbard, sino que en realidad eran de una polémica discusión de Kevin Carson, un escritor con diferentes puntos de vista.

Flood ha demostrado hábilmente que el ataque de Ferrara al austrolibertarismo carece de fundamento.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Por qué Dinamarca no forma parte de la Eurozona

Dinamarca como país de Europa con una población de alrededor de 5,8 millones de personas y con un PIB per cápita de más de 60 mil dólares. Desde 1973, Dinamarca forma parte de la Unión Europea, que en ese momento se llamaba la «Comunidad Europea», pero a pesar de ser parte de la UE, Dinamarca no forma parte de la Eurozona, y parece que Dinamarca no se unirá pronto.

Los votantes dicen que no

Según las encuestas de opinión pública en la Unión Europea (investigación realizada en la primavera de 2018) sólo el 29% de los encuestados daneses estaban a favor de aceptar el euro como moneda nacional potencial. A escala de la UE, esta cifra era del 61%. La gran mayoría - 65% - de los encuestados daneses estaban en contra de la unión monetaria. En toda la UE, esta cifra fue del 32 por ciento. El único ámbito en el que los daneses están en línea con la media europea es el 6% de los encuestados que no tienen opinión sobre este tema.1

Además, en la historia moderna danesa se han celebrado dos referendos en relación con la aplicación del euro. El primer referéndum se celebró el 2 de junio de 1992 y fue un «referéndum por poderes». El voto fue a favor o en contra de la ratificación del Tratado de Maastricht, que estableció la Unión Económica y Monetaria de la Unión Europea. La idea del Tratado de Maastricht fue mínimamente rechazada por los votantes daneses: el 50,7 por ciento de los votantes estaban en contra, mientras que el 49,3 por ciento estaba a favor. El referéndum rechazado había afectado a nuevas negociaciones, lo que llevó a las limitaciones de negociación del gobierno danés sobre los mandatos de la UE, conocidas como las Opt-outs danesas. Una de ellas fue la decisión de no adoptar el euro. En el año 2000, los votantes daneses votaron si el país debía unirse o no a la zona euro o permanecer con su moneda nacional, la corona danesa. La medida fue rechazada por el 53,2 por ciento de los votantes.

Por qué hay oposición

Una ventaja de unierse a la eurozona sería una disminución de los tipos de interés de la deuda pública danesa, a pesar del hecho de que desde 2014, el tipo de interés de la deuda pública a 10 años está por debajo del 1%. (Los bonos del Estado de Dinamarca tienen una calificación de AAA con perspectiva estable.)

Por otra parte, una desventaja de adoptar el euro –tal como lo ven los votantes– sería la pérdida de control interno sobre la política monetaria. Sin embargo, bajo la política actual, la independencia de la corona danesa es sólo una ilusión. Desde 1982, la moneda de Dinamarca tiene un tipo de cambio fijo con el marco alemán. Cuando se cambió el marco por el euro, el banco central danés se incorporó al MTC II (Mecanismo Europeo de Tipos de Cambio). Este mecanismo fija el tipo de cambio de la moneda en 1 euro a 7.460 coronas danesas con la posibilidad de fluctuación del 2,25 por ciento. Naturalmente, esto limita la independencia del banco central danés. Cada desviación por encima o por debajo del 2,25 por ciento desencadena la intervención del Banco Central danés.

Según los estándares de la propia UE, Dinamarca está más que cualificada para unirse a la zona euro. Se han cumplido todos los criterios, incluyendo la tasa de inflación, el tamaño del déficit presupuestario, el ratio Deuda/PIB y otros. Pero parece que los electores daneses aún no están dispuestos a ceder el control de la política monetaria a los bancos centrales de la UE.

Lecturas adicionales:

  • 1. «Eurobarómetro estándar» primavera de 2018, Comisión Europea.
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon power-market-v2