Mises Wire

Home | Wire | Tras años de declive, la competencia en el sector bancario vuelve a crecer

Tras años de declive, la competencia en el sector bancario vuelve a crecer

  • bank1_1.PNG
0 Views

Tags Dinero y Bancos

11/13/2019

 

Los bancos de EE.UU. están viendo un mayor número de nuevos participantes en la industria. Chime, un banco móvil, ha abierto dos millones de cuentas de cheques en línea y está añadiendo más clientes cada mes que Wells Fargo o Citibank. Firmas de fuera de la banca tradicional de consumo, incluyendo Square, Goldman Sachs (Marcus), y Robinhood también están entrando a la industria. La consultora CG42 dijo en un reciente informe sobre la vulnerabilidad de la banca minorista que espera que los diez bancos más grandes pierdan 344.000 millones de dólares en depósitos durante el próximo año.

Las solicitudes y aprobaciones del seguro de depósitos de la FDIC han alcanzado su nivel más alto en los últimos tiempos, con quince aprobaciones en 2018 y ocho en lo que va de año, como se muestra en la siguiente tabla. A pesar de la disminución de 20 años en el número de bancos, las compuertas parecen estar abiertas para que una nueva ola de bancos digitales busquen nuevas licencias. Aunque es posible que los nuevos bancos no superen en número a los 1.500 que han cerrado desde 2009, su atractivo para una nueva ola de consumidores representa una amenaza sustancial para el 0,2% de los megabancos que poseen más de dos tercios de los activos de la industria.

reini1.PNG
Fuente: FDIC

 

Preparando el camino para nuevos bancos

A medida que la demografía de los Estados Unidos se vuelve más joven, los clientes han comenzado a alejarse de la dependencia de las sucursales tradicionales de ladrillo y mortero y en su lugar prefieren los servicios basados en aplicaciones con tarifas más bajas. Esto ha conducido a una erosión de los costes de entrada y salida, ya que se ha eliminado la necesidad de construir edificios y pagar a los cajeros. Además, los capitalistas de riesgo están batiendo récords con la financiación de los «neo-bancos», invirtiendo 2.500 millones de dólares hasta el segundo trimestre de 2019 - para referencia, el máximo anterior era de sólo 2.300 millones de dólares en todo el año 2018. Tanto el cambio en las preferencias de las sucursales físicas como la disponibilidad de financiación han allanado el camino para que nuevos bancos entren en el mercado.

Un artículo titulado Competition in Banking de Carol Ann Northcott, publicado en 2004, enumera las diferencias entre los bancos en cuanto a la reputación, la oferta de productos y la extensión y ubicación de sus redes de sucursales. Escándalos como el escándalo de cuentas falsas «Eight is Great» de Wells Fargo y la crisis financiera de 2008 han empañado la reputación de los grandes bancos y, junto con la desaparición de la importancia de las sucursales, han eliminado la mística de los bancos existentes.

Desaparición de la ventaja fiscal para los bancos tradicionales

Bajo la Sección 172 del Código de Rentas Internas, las corporaciones pueden arrastrar Pérdidas Operativas Netas (NOLs) indefinidamente, minimizando la responsabilidad fiscal. En el siguiente gráfico, utilizando datos del Banco Mundial, el rendimiento de los activos antes de impuestos (línea roja) y después de impuestos (puntos azules) son divergentes y la carga tributaria (púrpura, calculada como la diferencia entre el ROA antes y después de impuestos) está creciendo desde la Gran Recesión de 2008. Además, en 2017, la Ley de Recortes de Impuestos y Empleos (TJCA) impuso limitaciones adicionales a las deducciones de NOL, lo que sirvió para aumentar la responsabilidad tributaria de los bancos. Con las exenciones fiscales por pérdidas netas de explotación (NOL) que se aplican a los bancos tradicionales, se reduce su ventaja en cuanto a costes, lo que los coloca en una situación más equitativa con los nuevos operadores. Mientras que las normas que rodean a los NOLs existen para proporcionar protección contra «dificultades excesivas de impuestos basadas en una contabilidad anual arbitraria», pueden apuntalar artificialmente a las empresas ineficientes y sofocar la competencia. A medida que los bancos vuelven a ser rentables tras la Gran Recesión y pierden su ventaja fiscal sobre los nuevos bancos, crece la oportunidad para los nuevos participantes.

reini2.PNG
Fuente: Banco Mundial

 

Consecuencias para los consumidores

Los bancos contribuyen en gran medida al crecimiento facilitando la producción en otras industrias y promoviendo la acumulación de capital a través de la oferta de crédito. A medida que crece la competencia por los clientes, los bancos se ven obligados a menudo a reducir su margen de beneficio o a perder su cuota de mercado frente a los bancos rivales. En esta situación, una mayor cantidad de crédito será suministrada al precio más bajo. Un artículo de Besanko y Thakor examina los mercados de préstamos y depósitos y concluye que los tipos de interés de los préstamos disminuyen y los tipos de los depósitos aumentan a medida que se incorporan más bancos al mercado. Estos resultados apoyan la predicción teórica de que un entorno más competitivo da como resultado que la mayor cantidad de crédito se suministre a un precio más bajo.

A medida que más bancos entran en el mercado y capturan cuota de mercado, las empresas ya establecidas pierden su poder en el mercado. A la luz de un posible escollo de un mercado más competitivo, Northcott considera que un sistema bancario que muestre cierto grado de poder de mercado puede mejorar la disponibilidad de crédito de ciertas empresas y ofrecer incentivos a los bancos para que examinen los préstamos, lo que contribuye a una asignación eficiente de los recursos. Además, considera que el poder de mercado puede contribuir a la estabilidad al ofrecer incentivos que mitigan el comportamiento de riesgo y al ofrecer incentivos para seleccionar y supervisar los préstamos. Guzmán también encuentra que los problemas de la relación préstamo-prestatario pueden ser exacerbados por estructuras de mercado más competitivas en las que el banco no puede obtener información sin costo alguno. Northcott no encuentra consenso en la literatura sobre la estructura competitiva óptima, pero está claro que, por el momento, los costes de entrada para los bancos minoristas están disminuyendo y la competencia está creciendo en la era digital.

Author:

Josh Reini

Josh Reini works in product management in Washington, D.C., and is the writer and creator of todaybythenumbers.com.

Image source:
Getty

Add Comment

Shield icon wire