Mises Wire

Home | Wire | Los controles de precios significan escasez, incluso durante las pandemias

Los controles de precios significan escasez, incluso durante las pandemias

  • sto
0 Views

Etiquetas Price Controls

La pandemia COVID-19 ha impactado las vidas de miles de millones de personas y ha puesto a muchos americanos y a otras personas alrededor del mundo en situaciones financieras comprometidas. A medida que el virus COVID-19 (también conocido como coronavirus) se ha seguido propagando, esto ha provocado sentimientos de ansiedad, pánico, acritud e incertidumbre en muchos estadounidenses, incluso provocando altercados en las tiendas debido a la escasez de desinfectante para manos, papel higiénico, desinfectantes, etc. De acuerdo con las leyes de la oferta y la demanda, la demanda exponencial de los productos mencionados, principalmente el desinfectante para manos, provocó un aumento de los precios por parte de algunos minoristas y la liquidación de las existencias debido a que los particulares y las empresas compraban a granel para revender. Hubo consumidores comunes que se apresuraron en tropel sólo para comprar desinfectante de manos para ellos y sus familias. La fuerte demanda de desinfectante para manos causó tanta volatilidad en la economía que los minoristas comenzaron a cobrar hasta 80 dólares por 40 onzas de desinfectante para manos. El gobernador Cuomo ha anunciado que en el Estado de Nueva York el gobierno estatal tomará medidas enérgicas contra los minoristas y los castigará con multas y con la posible encarcelación por «elevación de precios» en medio del coronavirus. La ciudad de Nueva York ya ha emitido 550 violaciones que equivalen a 275.000 dólares por el aumento de los precios de las mascarillas, las toallitas desinfectantes y el desinfectante de manos. En el estado de Nueva Jersey, ochenta tiendas han sido advertidas para que «dejen de robar» o se enfrenten a multas de 10.000 dólares.

Los desastrosos efectos de los controles de precios

Es probable que esta estrategia lleve al desastre. Siempre que el gobierno interviene en el mercado y manipula los precios en aras de la asequibilidad, esto conduce a una escasez de productos que priva a un gran número de consumidores de los bienes o servicios solicitados. Hay numerosos ejemplos de controles de precios y sus desastrosos resultados, como la hambruna de 1793 en Francia debido a la escasez de pan y el control de los alquileres en Egipto, que dio lugar a edificios en mal estado y ruinosos con arrendamientos generacionales ordenados por el gobierno egipcio. En este último caso, no había ningún incentivo para renovar, porque los propietarios no podían permitírselo, gracias al estancamiento de los alquileres. Además, en San Francisco en 2001, tres cuartas partes de los edificios de alquiler controlado tenían más de cincuenta años, mientras que en Inglaterra y Gales las viviendas de alquiler construidas por el sector privado disminuyeron del 61% de todas las viviendas en 1947 a sólo el 14% en 1977. Otro ejemplo de control de precios es la escasez de gasolina en los Estados Unidos durante los años setenta, cuando la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) impuso un embargo de petróleo, lo que provocó una disminución de la producción de petróleo en los Estados Unidos, lo que a su vez provocó una escasez de otro producto básico, el tiempo. En este caso, aunque las estaciones de servicio habían estado abiertas durante 110 horas semanales en promedio en septiembre de 1978, durante la escasez, en junio de 1979, ¡se redujeron a 27 por semana! Hay otros ejemplos de control de precios específicamente relacionados con la escasez, pero para extrapolar a partir de estos ejemplos, los controles de precios disminuyen el incentivo del productor o del minorista para complacer al consumidor, ya que su negocio se ve comprometido debido a la manipulación de sus precios por parte del gobierno.

Las pandemias no eliminan la necesidad de fijar los precios del mercado

En el caso de COVID-19, dado que los minoristas no pueden «elevar los precios», esto tuvo que conducir a una inmensa escasez de desinfectante para manos, especialmente en toda la zona triestatal (Nueva Jersey, Nueva York y Connecticut). Ayer fui personalmente a cinco farmacias diferentes, incluyendo un Wal-Mart, y todas declararon que el desinfectante para manos no ha estado en stock en la última semana. En este caso, la manipulación gubernamental de los precios del desinfectante de manos no ha beneficiado a las masas, ya que hay una falta de disponibilidad de estos productos en medio de una pandemia globalmente alarmante.

En un mercado sin trabas, por supuesto, a medida que aumenta la demanda de un producto, aumenta el precio de la oferta. Pero hay un lado positivo para el consumidor: cuando el precio de un bien sube, la cantidad suministrada sube a medida que los proveedores intentan satisfacer la demanda al precio más alto. En cualquier caso, el precio de un producto es dictado por el consumidor. Los vendedores pueden intentar vender los productos a precios mucho más altos, pero si el precio de ochenta dólares de un frasco de desinfectante es demasiado alto, entonces el minorista tendría que bajar el precio o incurrir en pérdidas por mercancía que no se mueve. Además, si el minorista A quiere cobrar ochenta dólares por el desinfectante para manos, esto crea una oportunidad para que los competidores cobren menos. En este caso, el minorista no sufre las multas impuestas por el gobierno, sino por los consumidores que lo abandonan para comprar a otros de menor precio. Los fabricantes reorientarán la producción hacia los productos más rentables y de mayor demanda, en este caso el desinfectante de manos.

Ya sea el coronavirus, la gripe porcina, la gripe aviar, el Ébola o cualquier pandemia, necesitamos entender que las leyes de la economía todavía prevalecen y que los gobiernos nunca han sido capaces de crear más bienes y servicios a través de controles de precios y otras regulaciones. De hecho, tales medidas conducen a la escasez y a la privación.

Author:

Baruti "Libre" Kafele

Baruti Libre Kafele is an entrepreneur, commercial real estate broker, public speaker and writer on multiple topics from political science, microeconomics, macroeconomics, international relations, etc. Libre Kafele is an honors alumnus of Kean University and Georgetown University by way of The Fund for American Studies. Libre Kafele has a passion for freedom and liberty in all areas of human activity. You can follow Baruti Libre on Twitter @BarutiLibre.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire