Mises Wire

Home | Wire | Esta es una débil recuperación del empleo

Esta es una débil recuperación del empleo

  • fake strength

Etiquetas Trabajadores y salarios

07/09/2021

The United States’s jobs recovery is extremely poor, especially if we consider the size of the monetary and fiscal stimulus and the spectacular upgrade to GDP estimates. After a massive consensus increase in GDP recovery estimates to 6.5 percent in 2021, no one should be cheering a 5.9 percent unemployment rate, 58 percent employment-to-population ratio, and, even worse, a 61.6 percent labor force participation rate that has remained stagnant for ten months. Furthermore, Bloomberg Economics shows that the United States unemployment rate would be 8.4 percent excluding the participation decline.

La recuperación del empleo en Estados Unidos es extremadamente pobre, especialmente si tenemos en cuenta la magnitud del estímulo monetario y fiscal y la espectacular mejora de las estimaciones del PIB. Después de un enorme aumento de consenso en las estimaciones de recuperación del PIB hasta el 6,5 por ciento en 2021, nadie debería alegrarse de una tasa de desempleo del 5,9 por ciento, una relación empleo-población del 58 por ciento y, lo que es peor, una tasa de participación de la población activa del 61,6 por ciento que ha permanecido estancada durante diez meses. Además, Bloomberg Economics muestra que la tasa de desempleo de Estados Unidos sería del 8,4 por ciento sin contar con el descenso de la participación.

En la Unión Europea, la situación del empleo también es motivo de preocupación. La recuperación del empleo en Estados Unidos es ciertamente fuerte sólo si se compara con un entorno laboral europeo extremadamente débil. En mayo de 2021, la tasa de desempleo desestacionalizada de la zona euro era del 7,9%, ligeramente inferior al 8,1% de abril de 2021. Estas cifras, publicadas por Eurostat, no incluyen los 6 millones de puestos de trabajo en paro que quedan en la Unión Europea. Eurostat calcula que 15,278 millones de hombres y mujeres de la UE, de los cuales 12,792 millones están en la zona del euro, estaban desempleados en mayo de 2021. En comparación con mayo de 2020, el desempleo aumentó en 949.000 personas en la UE y en 803.000 en la zona del euro. A pesar de la fuerte recuperación del índice de gestores de compras (PMI), el componente de empleo sigue siendo escaso. La tasa de desempleo de la zona del euro estaría más cerca del 11 por ciento, incluyendo los puestos de trabajo despedidos.

La decepcionante recuperación del empleo debe analizarse también en el contexto del mayor estímulo fiscal y monetario en décadas. Nadie puede considerar seriamente estas cifras de empleo como positivas en medio de billones de dólares de gasto deficitario y estímulo monetario. El llamado milagro keynesiano del gasto público y la intervención de los bancos centrales ha vuelto a fracasar.

También hay que recordar que estas cifras se producen en medio de una recuperación mejor de lo esperado en el sector de los servicios, lo que nos indica que el riesgo de una recuperación sin empleo que mencionábamos hace unos meses es ahora aún más claro.

Estimamos que la tasa de desempleo y la tasa de participación laboral de 2019 no se recuperarán en Estados Unidos hasta 2025... si no hay una crisis financiera o económica en el proceso. Peor aún, creemos que casi el 30% de los empleos despedidos en la Unión Europea no se absorberán ni siquiera en 2025.

La lenta recuperación del empleo no es algo que los economistas deban simplemente ignorar o subestimar. Un aumento artificial del PIB impulsado por la deuda y el gasto deficitario y en el que la creación de empleo es tan débil es también una receta para una crisis de la deuda en una economía estancada en la que la creación de empleo puede ralentizarse aún más.

Cuando el espejismo de los estímulos monetarios y fiscales se evapore, es probable que veamos una vuelta al modelo fallido de crecimiento de baja productividad y endeudamiento que definió la recuperación de 2010-18, pero con un aumento alarmante del tamaño del gobierno y del intervencionismo. Más deuda, menos crecimiento y millones de personas sin trabajo por el aumento de los niveles de intervención. Lo más gracioso es que muchos culparán de la mala recuperación al capitalismo y al neoliberalismo cuando todo lo que estamos viendo es el resultado de la masiva absorción gubernamental y pública de los recursos económicos.

Author:

Daniel Lacalle

Daniel Lacalle, PhD, economist and fund manager, is the author of the bestselling books Freedom or Equality (2020), Escape from the Central Bank Trap (2017), The Energy World Is Flat (2015), and Life in the Financial Markets (2014).

He is a professor of global economy at IE Business School in Madrid.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire