Mises Wire

Home | Wire | El Muro de Berlín: condenado por la economía

El Muro de Berlín: condenado por la economía

  • berlinwall1.PNG
0 Views

Tags Historial Mundial

11/27/2019

El Muro de Berlín (no la hoz y el martillo) quedará grabado para siempre en la historia como símbolo de las ideologías fallidas del socialismo y el comunismo. La barrera de hormigón pretendía mantener a la gente dentro y fuera, pero después de décadas de miseria, sufrimiento e ineptitud, el bloque soviético se partió entre los escombros destrozados en el suelo que separaba Berlín oriental de Berlín occidental. El deseo inherente del hombre por la libertad y los principios básicos de la economía finalmente se impusieron en una Guerra Fría de 45 años de duración. ¿Por qué se tardó tanto? ¿Cómo podría una filosofía tan odiosa, destructiva y fallida persistir durante tantos años?

El capital

Digamos que los Estados Unidos adoptaron la totalidad del sistema socialista, clásico o moderno. ¿Dejaría de existir de la noche a la mañana la economía más rica del mundo? No. Bajo la estructura actual, la economía de EE.UU. se basa en la acumulación de capital. Sin embargo, si pasara a las fantasías del senador Bernie Sanders (I-VT) o de la representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY), se transformaría en un estado de consumo de capital, consumiendo todos sus recursos. Considerando que los Estados Unidos tienen billones de dólares en capital, podría tomar mucho tiempo para que la Tierra de los Libres se desmorone.

Esto ocurrió en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Los planificadores soviéticos no presidieron las naciones desde cero. Rusia, Polonia, Ucrania y otros Estados satélites han acumulado siglos de ahorros e inversiones por parte de ciudadanos y empresas. La Unión Soviética tenía acceso a grandes cantidades de activos, que se redistribuyeron hasta que se agotaron las arcas, ya que no produjo suficiente riqueza nueva.

Además, estas jurisdicciones ya contaban con recursos, desde carreteras hasta redes de comunicaciones, que fueron desarrollados y financiados a través del capitalismo. Por lo tanto, la dirección soviética no se vio obligada a recurrir a las reservas para pagar esfuerzos tan costosos.

También hay que señalar que los soviéticos ganaron suficiente dinero para mantener la farsa en los años setenta y principios de los ochenta vendiendo petróleo crudo en los mercados internacionales. Comenzó en 1974 cuando los precios del crudo comenzaron a subir, pasando de 47 dólares a 114 dólares (ajustados por la inflación). Si no fuera por la crisis mundial del petróleo, el Muro de Berlín podría haber sido desmantelado mucho antes, quizás durante la era del Presidente Jimmy Carter.

Las cenizas

La Unión Soviética no generó riqueza porque abandonó los principios rudimentarios del mercado. Además de succionar el pozo seco, el socialismo soviético abolió la propiedad privada para propósitos capitalistas, descuidó el sistema de precios e ignoró la escasez. Los ideólogos creían que reemplazar a los ejecutivos por consejos de trabajadores conduciría a una inmensa prosperidad, mientras que los comunistas, que tenían una actitud fatal y engreída, sólo deseaban el poder. Los resultados fueron terribles: escasez, pobreza y gulag.

Cuando su gobierno necesita confiar en el catálogo de Sears para determinar los precios de los muebles o la ropa, entonces usted sabe que su gobierno ha abandonado la razón.

La frase «¡Sr. Gorbachov, derribe este muro!» será recordada para siempre. Pero todos los restos del bloque soviético habrían sido derribados, con o sin las famosas palabras del presidente Ronald Reagan. La fachada del poder comunista no podría haber sobrevivido a perpetuidad. Los soviéticos, los nazis, los jemeres rojos, estos regímenes totalitarios habrían sido conquistados, no por ejércitos permanentes sino por la economía.

Una enfermedad mortal

El descenso de Venezuela a una verdadera crisis humanitaria llevó 20 años, mientras que los Estados socialistas de África han estado en un caos perpetuo desde que abrazaron a Karl Marx. La era Mao de China cayó en la miseria a sólo dos años del Gran Salto Adelante, pero el dictador se aferró al poder desde el cañón de un arma durante mucho tiempo. Como cualquier enfermedad mortal, varios síntomas del socialismo te matan. Puedes perecer en varios meses o años; puede ser una muerte instantánea o una muerte tortuosa por miles de cortes. El socialismo siempre te atrapa al final, sin importar el marco temporal.

[Publicado originalmente por Liberty Nation.]

Author:

Andrew Moran

Andrew Moran is the Economics Correspondent at LibertyNation.com and is the author of The War on Cash. You can find more of his work at AndrewMoran.net.

Image source:

Add Comment

Shield icon wire