Mises Wire

Home | Wire | Educación privada: la clave para educar a los pobres

Educación privada: la clave para educar a los pobres

  • school1.PNG
0 Views

02/18/2019

En un sentido muy limitado, hay educación privada en el mundo desarrollado, pero casi siempre las escuelas privadas están fuertemente reguladas por el Estado. También está el tema de las leyes de asistencia obligatoria. La competencia en la educación que no está aprobada por los burócratas del Estado está prohibida ya que la asistencia no califica como «educación» real a los ojos del Estado. Por lo tanto, nosotros carecemos de los medios para comparar un libre mercado real en la educación con la educación del Estado.

En las naciones subdesarrolladas, sin embargo, debido a que la sociedad es mucho más pobre, el Estado carece de los recursos para acabar con las escuelas privadas subterráneas. En su libro The Beautiful Tree, James Tooley exploró e investigó numerosos países pobres, entre ellos India, Nigeria, Ghana, Kenia y China. Describe un tema recurrente de los funcionarios de educación del Estado que ni siquiera conocen las escuelas privadas para los pobres. Por lo general, se opusieron a la idea. La educación privada es generalmente considerada como un lujo para los ricos. En los casos en que los agentes del Estado sabían de las escuelas, la regulación rara vez se aplicaba. Los funcionarios no siempre visitaban escuelas en áreas pobres, y cuando lo hacían, un soborno era suficiente para que se fueran.

La investigación de Tooley demostró que la educación privada, por lo general no regulada, de bajo costo es un mercado próspero en muchas áreas. En Nigeria, por ejemplo: «... habíamos encontrado 32 escuelas privadas en la barriada de Makoko, ninguna reconocida por el Estado, y estimamos que alrededor del 70 por ciento de los escolares en Makoko asistían a escuelas privadas. En las áreas pobres del estado de Lagos, en general, habíamos estimado que el 75 por ciento de todos los escolares estaban en escuelas privadas, de las cuales solo algunas estaban registradas en el gobierno». Al escribir una visita a la India, comentó: «¡En todas partes, entre las pequeñas tiendas y talleres estaban pequeñas escuelas privadas! Podía ver letreros escritos a mano que los señalaban, incluso aquí, en el borde de los barrios marginales». En el área rural de Gansu, China, el equipo de Tooley localizó 586 escuelas privadas en las aldeas. «Oficialmente», solo había 26 escuelas en Gansu, todas las cuales eran escuelas del gobierno en las ciudades más grandes. Era una cuestión de política en China negar que existieran estas escuelas privadas. Después de todo, China ya había declarado que la escuela primaria pública universal había sido alcanzada. La investigación de Tooley, por lo tanto, proporciona una perspectiva única para comparar la educación del Estado con alternativas privadas.

Escuelas privadas vs. escuelas del Estado

El ausentismo de los docentes en las escuelas públicas es probablemente el problema más evidente. Mientras visitaba una escuela del Estado en la India, Tooley observó a 130 estudiantes hacinados en una habitación. El director de la escuela mencionó que los otros maestros estaban ausentes ese día, por lo que les estaban enseñando a todos juntos. «Estarán ausentes todos los días», le dijo el oficial adjunto de educación del distrito. Transparency International ha estimado que el ausentismo de los maestros del gobierno en el mundo en desarrollo oscila entre el 11% y el 30%.1 A la inversa, Tooley informó que cuando visitaba escuelas privadas sin previo aviso, era raro encontrar maestros que no enseñaran, y en esos casos, el director se había hecho cargo de la clase por el día.

GCR_education.jpg

La ausencia de profesores no es el único problema. En 2003 Kenia introdujo la educación primaria gratuita. Muchos padres que transfirieron a sus hijos de escuelas privadas a las nuevas escuelas del Estado, pronto revirtieron su decisión. El equipo de Tooley entrevistó a padres de cuatro escuelas diferentes que habían probado las escuelas del Estado. Informa que cada padre entrevistado comentó cómo las escuelas privadas eran de mayor calidad. Encontró citas como esta: «[La educación pública] puede ser gratuita, pero los niños no aprenden. Esto hace que la calidad de la educación sea deficiente y es por eso que muchos padres han devuelto a sus hijos». Un padre comentó: «Si bien la mayoría de los maestros en las escuelas públicas solo descansan y hacen sus propias cosas, en la escuela privada nuestros maestros están muy ocupados haciendo todo lo posible porque saben que los pagamos nosotros mismos».

Mientras entrevistaban a madres en la India que enviaban a sus hijos a escuelas privadas de bajo costo, todas eran muy abiertas acerca de por qué elegían las privadas en lugar del gobierno. Una madre, cuando se le preguntó si los maestros del Estado estaban bien entrenados, respondió: «Pueden ser muy buenos estudiando, pero no son muy buenos para enseñar». Otra comentó: «Incluso golpearon a los niños muy mal, los tratan como esclavos». Esto era, por supuesto, si los maestros se presentaban.

Tooley encontró historias similares en todas partes donde iba. Un hombre en Nigeria comentó: «Pasamos las escuelas públicas muchos días y vemos a los niños afuera todo el tiempo, sin hacer nada. Pero en las escuelas privadas, los vemos todos los días trabajando duro».

A pesar de que estas escuelas sirven a algunas de las personas más pobres del planeta, todavía cobran tarifas suficientes para poder permanecer abiertas. Lo hacen contratando y capacitando personalmente a los maestros que no exigen salarios altos debido a que están ampliamente capacitados en las universidades (la educación de muchos maestros tiende a ser de aproximadamente un nivel de graduado de escuela secundaria). Las escuelas de bajo costo también invierten significativamente menos en edificios y áreas de juego. Si bien las tarifas son lo suficientemente bajas para ser manejables para la mayoría de los padres en áreas pobres, muchas de las escuelas visitadas por Tooley también brindaban educación gratuita a huérfanos, así como a familias que eran excepcionalmente pobres. En algunos casos, el 20% de los estudiantes recibían educación gratuita.

Resultados clave

Los estudios que Tooley organizó en India, Nigeria, Ghana y China comparando escuelas del Estado con escuelas privadas reconocidas y no reconocidas confirmaron sus experiencias en el terreno al interactuar con padres y maestros. A continuación se muestra su resumen de los resultados.

  • Los tamaños de las clases fueron más pequeños en ambos tipos de escuelas privadas que en las escuelas públicas
  • Ambos tipos de escuelas privadas tuvieron un mayor compromiso docente: en el porcentaje de docentes que enseñan cuando nuestros investigadores lo llamaron sin previo aviso.
  • Sólo en una entrada de calidad, la provisión de patios de recreo, las escuelas públicas fueron superiores a ambos tipos de escuelas privadas en todos los estudios.
  • Los niños en ambos tipos de escuelas privadas, en general, obtuvieron calificaciones más altas en las pruebas estandarizadas en temas curriculares clave que los niños en las escuelas públicas.
  • Los estándares más altos en las escuelas privadas se mantuvieron generalmente por una pequeña fracción del costo de los maestros por alumno en las escuelas públicas.

No tengo la intención de revisar todos los datos aquí, pero como un par de ejemplos, aquí están los datos sin procesar de las calificaciones de los estudiantes en Ghana ...

kern2.PNG
…y Nigeria.
kern3.PNG

Además, señaló: «Al controlar el rango de variables de fondo, incluida la educación y la riqueza de los padres, el coeficiente intelectual de los estudiantes y los efectos de los grupos de pares, las diferencias generalmente se redujeron ligeramente, pero en general aún eran grandes y seguían favoreciendo a ambos tipos de escuelas privadas en cada estudio».

El éxito de los empresarios en los países en desarrollo para satisfacer la demanda de educación es bastante impresionante. Especialmente, en comparación con los fracasos de la alternativa del Estado. El mito de que la educación no puede proporcionarse a los pobres a través de medios no gubernamentales se rompe. De hecho, puede ser la única forma efectiva de que reciban una educación de calidad. Uno se pregunta qué podría lograrse si los educadores estuvieran completamente liberados de la amenaza de la regulación, la corrupción de los agentes del Estado y los efectos de exclusión de las subvenciones masivas de las escuelas públicas de bajo rendimiento.

  • 1. Consulte también el Banco Mundial sobre ausentismo de docentes: http://blogs.worldbank.org/education/hidden-cost-corruption-teacher-absenteeism-and-loss-schools

Andrew Kern co-owns a dairy farm in MN, and is married to the light of his life. He runs principledlibertarian.com, and writes and reads about libertarian theory and Austrian economics whenever he can find the time. Follow him on Facebook.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
iStock
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire