Mises Wire

Home | Wire | Böhm-Bawerk explica por qué la «explotación» marxista es una tontería

Böhm-Bawerk explica por qué la «explotación» marxista es una tontería

  • profit

Etiquetas SocialismoTeoría del Capital y el InterésTeoría de la Producción

Pocos contribuyentes en el campo de la economía han hecho más por educar a las masas sobre los fracasos intelectuales de Karl Marx que Eugen von Böhm-Bawerk. Más famoso por sus escritos académicos sobre los tipos de interés, el economista austriaco también fue conocido por debatir agresivamente contra los pensadores escolásticos de la Vieja Izquierda. De hecho, Böhm-Bawerk fue una figura clave en el establecimiento de la actual guerra ideológica entre los economistas marxistas y la escuela austriaca. Esto es más evidente en su breve pero muy polémico libro Karl Marx y el cierre de su sistema. En este título, muchos individuos, especialmente los jóvenes estudiantes del libre mercado, encontrarán la crítica más efectiva y sucinta a Marx: el simple hecho de que la plusvalía no es necesariamente igual a la ganancia.

Para entender por qué este argumento es tan demoledor para la narrativa marxista, hay que considerar el significado de la plusvalía como un principio económico según los marxistas.

Explotación: la base de todo el marxismo

El concepto de explotación —la creencia de que existe una relación innegable entre el insumo laboral y la plusvalía, de modo que el robo monetario se produce entre el trabajador asalariado y el capitalista— es el fundamento de la crítica marxista. Marx escribe en el volumen 1 de El Capital:

Un... artículo útil, por lo tanto, tiene valor sólo porque el trabajo humano abstracto es objetivado o materializado en él....Lo que determina exclusivamente la magnitud del valor de cualquier artículo es, por lo tanto, la cantidad de trabajo socialmente necesario... para su producción.

Marx creía que la relación entre el tiempo de trabajo socialmente necesario y la venta de productos básicos es lo que crea el beneficio. Para el economista entrenado, esto resulta algo extraño dado que el beneficio se define comúnmente como el ingreso total de un negocio menos los activos. Para Marx, sin embargo, «ganancia» era simplemente un sinónimo de «robo». Después de todo, si el asalariado es el que proporciona el tiempo de trabajo socialmente necesario para crear la mercancía, sólo tiene sentido que el capitalista, que proporcionó poco o ningún trabajo socialmente necesario, dé los beneficios sobrantes (también conocido como plusvalía) al asalariado. Es precisamente en este argumento que la crítica puramente económica de Marx al capitalismo se transforma en un argumento moral contra la naturaleza de la propiedad privada.

¿Pero cuán influyente es la teoría de la explotación de Marx en el gran esquema de las cosas? Bueno, de acuerdo con intelectuales de extrema izquierda como Richard Wolff, la explotación es la base conceptual de todo el trabajo de Marx. Wolff afirma en su famoso libro Understanding Marxism que las opiniones de Marx sobre la explotación llegan incluso a ayudar a explicar la desigualdad económica entre los ultra-ricos y la clase media en el siglo XXI.

Hablando claro, sin la teoría de la explotación, no hay marxismo. Aquí es donde entra en juego Böhm-Bawerk.

El valor excedente no es ganancia

La razón por la que Böhm-Bawerk es una figura destacada en los debates sobre la crítica marxista es que su argumento no sólo es un golpe directo a los supuestos fundamentales de Marx, sino que también es sorprendentemente fácil de entender.

En Karl Marx y el cierre de su sistema, Böhm-Bawerk llega a la conclusión de que las opiniones de Marx sobre la explotación no pueden ser ciertas por el simple hecho de que el plusvalor y la ganancia no son la misma cosa. Él explica:

Marx lo llama [su teoría] la tasa de plusvalía. Es idéntica a la producción en la que el tiempo de trabajo excedente se corresponde con el tiempo de trabajo necesario... como la expresión exacta de la medida en que el trabajo es trabajado para el beneficio de otro....Totalmente diferente de esto es la tasa de beneficio.

Luego explica la incongruencia entre plusvalía y beneficio con una situación hipotética:

Por ejemplo, si el capital constante es de 410 libras, el capital variable de 90 libras, y el plusvalor también de 90 libras, la tasa de plusvalor será, como en el caso que acabamos de exponer, del 100%, pero la tasa de beneficio sólo del 18%, es decir, 90 libras de beneficio sobre un capital invertido de 500 libras.

El punto principal de Böhm-Bawerk tiene que ver con la composición del propio capital. Como se muestra en su ejemplo, si una empresa determinada utiliza la misma cantidad de mano de obra, pero con una composición diferente de capital, entonces la tasa de beneficio cambiará en consecuencia sin disminuir o aumentar la cantidad de tiempo de trabajo socialmente necesario. En otras palabras, como la plusvalía no es igual a la ganancia, debería sostenerse que los capitalistas no están realmente «robando» el valor ganado con esfuerzo de los trabajadores que emplean.

El legado de Böhm-Bawerk

Aunque el argumento de Eugen von Böhm-Bawerk contra Marx no es ni mucho menos el más influyente o innovador, podría ser el más efectivo. Al proporcionar una mejor comprensión de la relación entre el capital y el beneficio, Bohm-Bawerk sigue ofreciendo una refutación concisa que golpea la raíz misma de la economía marxista. No hace falta decir que a pesar de la plétora de intelectuales austriacos que proporcionan largas y detalladas refutaciones contra el marxismo, Karl Marx y el cierre de su sistema sigue siendo tan buena lectura como lo fue hace más de 120 años cuando se imprimió por primera vez.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire