Power & Market

Ron Paul para presidente

Hace unos días, Ginny Garner me envió un mensaje. Ginny escribió: «Lew, Sabemos que Biden no es un hombre de paz. Esta semana Trump no dijo al público del mitin del Caucus de Nevada que se oponía a enviar miles de millones para la guerra de Ucrania, sino que dijo que las naciones europeas deberían contribuir más. Y, tras una larga pausa, RFK Jr. al ser preguntado por el cómico y presentador Dave Smith dijo que no sabía si le preocupaba la influencia de Israel en la política exterior americana. Demasiado para RFK Jr. como candidato antibelicista. Parece que quien quiera votar a un auténtico candidato presidencial pro-paz va a tener que escribir el nombre de Ron Paul». 

El Dr. Ron Paul es nuestro mejor americano vivo, y es sólido en todos los temas. Ninguno de los otros candidatos es sólido en todos los temas. Usted podría objetar: «Sería estupendo que Ron se presentara, ¡pero no lo hará! La respuesta es sencilla. Tenemos que reclutarlo. 

Hablé de ser sensato en todos los temas, y el más importante de estos temas es el que Ginny mencionó: estar en contra de la guerra. Ron ha sido claro en que la pandilla neoconservadora que controla al descerebrado Biden siempre ha estado tratando de meternos en la guerra. Esto es lo que dijo sobre ellos en diciembre pasado: 

«Durante el fin de semana, el Secretario de Defensa, Lloyd Austin, explicó al pueblo americano lo que está realmente mal en la política exterior de EEUU. A algunos les parecerán sorprendentes sus conclusiones. 

La posición de EEUU en el mundo está dañada no porque hayamos pasado 20 años luchando contra un gobierno afgano que no tuvo nada que ver con los atentados del 11 de septiembre. El problema no tiene nada que ver con las mentiras neoconservadoras sobre las armas de destrucción masiva de Irak, que provocaron incontables muertes de civiles en otra fallida misión de «democratización». No es porque en los últimos casi dos años Washington haya tomado más de 150.000 millones de dólares del pueblo americano para librar una guerra por poderes con Rusia a través de Ucrania. 

No es el complejo militar-industrial ni su enorme poder de presión que se extiende por el Congreso, los grupos de reflexión y los medios de comunicación. En su intervención en el Foro Reagan de Defensa Nacional, celebrado en Simi Valley (California), Austin explicó por fin el verdadero peligro que corre el imperio militar mundial de EEUU. 

Somos nosotros. 

Según la Secretaria Austin, los no intervencionistas que abogan por «una retirada americana de la responsabilidad» son los que desestabilizan el mundo, no las guerras interminables de los neoconservadores. 

Austin afirmó que los EEUU debe seguir desempeñando el papel de hegemón militar global —policía del mundo— porque «el mundo sólo se volverá más peligroso si los tiranos y los terroristas creen que pueden salirse con la suya con agresiones y matanzas masivas». ¿Qué tal eso de la razón y la lógica? Austin y las élites intervencionistas han comprobado 30 años de fracasos en política exterior y han concluido: «bueno, habría sido mucho peor si los no intervencionistas hubieran estado al mando.» 

Lee el artículo completo en LewRockwell.com.

image/svg+xml
Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Support Liberty

The Mises Institute exists solely on voluntary contributions from readers like you. Support our students and faculty in their work for Austrian economics, freedom, and peace.

Donate today
Group photo of Mises staff and fellows