Mises Wire

Home | Wire | ¿Quién es el mayor responsable de la guerra en curso en Ucrania?

¿Quién es el mayor responsable de la guerra en curso en Ucrania?

  • croshairs

Etiquetas Guerra y política exterior

John Mearsheimer dio recientemente una importante conferencia sobre la guerra de Ucrania. Advierte que «los Estados Unidos está ahora efectivamente en guerra con Rusia». Mearsheimer sostiene que «Los Estados Unidos es el principal responsable». Alexander Stubb sostiene en una respuesta a Mearsheimer: «El único responsable es el Kremlin, Putin y Rusia».

Los comentaristas que juegan a culpar a Ucrania no entienden la causa de la guerra en el mundo moderno. La guerra de Ucrania es el último capítulo de una guerra centenaria que comenzó en 1914. Los que no se dan cuenta de esto no pueden entender la causa de la guerra ni cómo ponerle fin y evitar futuras guerras.

Todos los gobiernos enredados en la guerra de Ucrania comparten la responsabilidad. La intervención gubernamental en la economía de libre mercado es la causa fundamental de todas las guerras modernas, incluida la de Ucrania. Todos los gobiernos implicados han intervenido sistemáticamente en la economía de libre mercado durante décadas. Por lo tanto, todos ellos son culpables de esta guerra.

Proteccionismo, imperialismo y guerra

Para comprender plenamente la guerra de Ucrania, es necesario entender qué causó la Primera Guerra Mundial.1 Muchos historiadores coinciden en que una «nueva ola de imperialismo territorial» después de 1880 dio lugar a la Primera Guerra Mundial.2 Pero la mayoría de los historiadores no pueden explicar qué causó el frenesí imperialista de 1880 a 1914. La respuesta es el proteccionismo.

En julio de 1879, Otto von Bismarck introdujo un nuevo arancel en Alemania.3 Como destacan los economistas, un arancel beneficia a los productores nacionales a costa de dos grupos: 1) los consumidores nacionales y 2) los productores extranjeros. Un arancel perjudica a los negocios en las naciones extranjeras, y los extranjeros naturalmente se resienten.4

El arancel de Bismarck fue un gran error. Sin embargo, como subraya Ludwig von Mises, «aunque todas las demás naciones se aferren a la protección, una nación sirve mejor a su propio bienestar mediante el libre comercio».5 En lugar de abrazar el libre comercio, los vecinos de Alemania elevaron tontamente sus aranceles. Como ilustra la tabla siguiente, «todos los países grandes (excepto el Reino Unido) tenían políticas comerciales muy protectoras en 1913».6

¿Qué tiene que ver el proteccionismo con el imperialismo? Una nación no puede beneficiarse de un imperio en un mundo de libre comercio. Por el contrario, una nación proteccionista puede beneficiarse de un imperio.7 En consecuencia, los gobiernos proteccionistas se ven impulsados a una violenta expansión territorial. El regreso del proteccionismo después de 1880 inició una nueva ola de imperialismo territorial que culminó en la Primera Guerra Mundial.

Consecuencias de la Primera Guerra Mundial

El proteccionismo fue la causa fundamental de la Primera Guerra Mundial, y la guerra desencadenó fuerzas terribles. Para Rusia y Ucrania, la guerra condujo a la Revolución Rusa de 1917.8 La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) sólo fue posible gracias al proteccionismo antes de 1914.

El Tratado de Versalles de 1919 planteaba muchos problemas. Sin embargo, el problema esencial era que consagraba el orden imperial proteccionista de 1914. Los vencedores de la Primera Guerra Mundial crearon la Sociedad de Naciones para impedir la expansión de otras naciones. Sin embargo, no eliminaron la causa fundamental de la expansión territorial, es decir —el proteccionismo. De hecho, los aranceles británicos, franceses, alemanes e italianos eran más altos en 1925 que en 1914.9

Además, la Primera Guerra Mundial creó enormes problemas financieros. Estos problemas garantizaron que las décadas de 1920 y 1930 fueran un periodo de intensa inestabilidad económica. Desgraciadamente, las grandes potencias reaccionaron al caos económico de principios de los años 30 con políticas proteccionistas aún más severas.10

La Primera Guerra Mundial y los problemas económicos que creó convencieron a muchos en Alemania, Italia y Japón de que la autosuficiencia económica —o la autarquía— era la única forma de sobrevivir. Sin embargo, para ser económicamente autosuficientes, pensaban que necesitaban lebensraum (espacio vital).11 Y hacer la guerra era la única manera de obtener más espacio económico. El nacionalismo económico —es decir, el proteccionismo y la autarquía— fue la causa fundamental de la Segunda Guerra Mundial.12

Los EEUU salvaron al socialismo soviético durante la guerra. La URSS ni siquiera pudo conquistar Finlandia en la Guerra de Invierno de 1930-40. La Guerra de Invierno expuso las debilidades inherentes del socialismo soviético y animó a Adolf Hitler a invadir la URSS en junio de 1941.13

Los que creen que la URSS derrotó a la Alemania nazi son víctimas de la propaganda soviética. En realidad, los EEUU derrotaron a las Potencias del Eje con su poderío económico. La URSS habría sido incapaz de producir armas sin el acero, el aluminio, el cobre y otros materiales clave de los EEUU.14 Además, los EEUU impidieron una crisis de transporte en la URSS proporcionando enormes cantidades de material de transporte.15

Los historiadores debaten si los EEUU deberían haberse aliado con el asesino en masa José Stalin. Pero incluso los defensores de la alianza EEUU-Soviética deben admitir que Franklin D. Roosevelt debería haber reducido la ayuda de los préstamos a la URSS después que Alemania perdiera la batalla de Stalingrado en febrero de 1943. En cambio, Roosevelt siguió alimentando a la bestia en 1944 y 1945, y la Unión Soviética se convirtió en la potencia más formidable de Europa.16

La Guerra Fría, la OTAN y el colapso de la URSS

La disfuncional URSS apenas sobrevivió a 1941-42. Entonces, ¿cómo fue lo suficientemente poderosa para extender el socialismo después de 1945? Con material de guerra gratuito de EEUU. Los soviéticos recorrieron Europa y Asia con material de transporte americano, difundiendo el socialismo por el camino.17 El armamento soviético que inundó la Europa y Asia comunista se fabricó con material de préstamo americano.18

Con el inicio de la Guerra Fría, los EEUU necesitaban una forma de detener al monstruo soviético que Roosevelt había creado con el Lend-Lease. En 1949, EEUU encabezó la Organización del Tratado del Atlántico Norte para impedir que la URSS extendiera el socialismo.19 La OTAN ha provocado a los rusos desde entonces.

Es una ley económica que el socialismo provoca el caos.20 Roosevelt prolongó la vida de la URSS y condenó así a millones de personas a la miseria. Sin embargo, era imposible mantener vivo el socialismo soviético para siempre. El inevitable colapso de la Unión Soviética comenzó a finales de la década de 1980.

Ucrania fue la pieza clave del colapso. Los rusos sabían que la Unión Soviética se desintegraría si Ucrania se iba. Ucrania finalmente se independizó en 1991, y la URSS se disolvió. Los socialistas intransigentes culparon a Ucrania del colapso. En realidad, el caótico sistema socialista hizo inevitable el colapso.

La guerra ucraniana de 2022 es una réplica del colapso del socialismo soviético. La división del sistema energético socializado de la Unión Soviética entre Rusia y Ucrania ha provocado graves tensiones durante décadas. Además, la cuestión del ingreso de Ucrania en la OTAN ha irritado a Rusia desde 2008.

En 2021, Volodymyr Zelenskyy y Joe Biden cometieron grandes errores sobre la OTAN. En 2022, Vladimir Putin cometió un gran error al invadir Ucrania. Entonces Biden cometió un gran error al sancionar a Rusia. Ahora los EEUU está efectivamente en guerra con Rusia, y es poco probable que la guerra termine pronto.

Conclusión

Las largas raíces de la guerra de Ucrania se remontan a la época proteccionista anterior a 1914. El proteccionismo provocó la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, la Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam, innumerables guerras en Oriente Medio y la guerra de Ucrania. En efecto, el proteccionismo anterior a 1914 provocó una guerra de cien años. En esta trágica guerra de cien años se han perdido al menos 150 millones de vidas.

La única manera de prevenir la guerra es eliminar su causa fundamental. Si el siglo XX puede enseñarnos algo, es que el proteccionismo y el socialismo provocan la guerra. Eliminar la intervención del gobierno en la economía es la clave para prevenir la guerra. Como aconseja Ludwig von Mises, «sólo hay un sistema que permite una paz duradera: la economía de libre mercado».21

  • 1. David Fromkin, Europe's Last Summer (Nueva York: A.A. Knopf, 2004), pp. 6-8.
  • 2. Richard Overy, Blood and Ruins (Nueva York: Viking, 2022), pp. 2-3.
  • 3. Paul Barioch, Economics and World History (Chicago: University of Chicago Press, 1995), p. 24.
  • 4. Ludwig von Mises, Human Action: A Treatise on Economics (Auburn, AL: Ludwig von Mises Institute, 1998), p. 680-84.
  • 5. Ludwig von Mises, Omnipotent Government (Indianápolis, IN: Liberty Fund, 2011), p. 87.
  • 6. Bairoch, Economics and World History, p. 25.
  • 7. Mises, Human Action, p. 820. Véase también Mises, Omnipotent Government, pp. 3-5.
  • 8. Robert Service, Lenin: A Biography (Cambridge, MA: Harvard University Press, 2000), p. 369.
  • 9. Bairoch, Economics and World History, p. 40.
  • 10. Richard Overy, The Origins of the Second World War (Nueva York: Routledge, 2016), pp. 32-33. Véase también Overy, Blood and Ruins, pp. 27, 54-55.
  • 11. Overy, Blood and Ruins, p. 36.
  • 12. Mises, Gobierno omnipotente.
  • 13. Sean McMeekin, Stalin's War (Nueva York: Basic Books, 2021), p. 150.
  • 14. McMeekin, Stalin's War, p. 368.
  • 15. Overy, Blood and Ruins, pp. 564-65.
  • 16. McMeekin, Stalin's War, p. 665.
  • 17. McMeekin, Stalin's War, p. 663.
  • 18. Victor D. Hanson, The Second World Wars (Nueva York: Basic Books, 2017), p. 527.
  • 19. McMeekin, Stalin's War, p. 658.
  • 20. Mises, Human Action, p. 694-97.
  • 21. Mises, Omnipotent Government, p. 320.
Author:

Contact Edward W. Fuller

Edward Fuller, MBA, is a graduate of the Leavey School of Business.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Adobe Stock
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here