Mises Wire

Home | Wire | Crecimiento y desigualdad de ingresos en África

Crecimiento y desigualdad de ingresos en África

  • african inequality namibia botswana central african republic

Etiquetas Subsidios CorporativosPobreza

08/19/2020

La desigualdad de ingresos es percibida hoy en día por muchos como la causa fundamental de la pobreza en todo el mundo. Muchos gobiernos han declarado que la lucha contra la desigualdad de ingresos es una prioridad. Por supuesto, demasiada desigualdad económica podría conducir potencialmente a una agitación social, causando criminalidad, resentimiento social y atraso cultural. Sin embargo, nada de esto demuestra que la desigualdad económica cause pobreza, o que los mercados causen desigualdad económica.

La verdad es que hay dos tipos de desigualdad de ingresos. Hay una desigualdad de ingresos que es creada por el sector privado y que es una característica de las economías desarrolladas. Este tipo de desigualdad de ingresos es una desigualdad positiva y saludable, porque se basa en los dos elementos fundamentales que crean el crecimiento económico, el imperio de la ley y la propiedad privada. Pero la desigualdad de ingresos también es el resultado de regímenes corruptos que extraen la riqueza de la población y la acumulan dentro de la clase gubernamental. La diferencia es que el primer tipo de desigualdad va de la mano de los países ricos. El segundo tipo no hace nada para disminuir la pobreza.

Desarrollo y desigualdad

Los Estados Unidos, el Reino Unido, el Canadá, los países escandinavos y el Japón, por citar sólo algunos, son ejemplos de países desarrollados. Sin embargo, cada uno de estos países tiene un grado considerable de desigualdad de ingresos. Curiosamente, podemos ver dicotomías similares también en África.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Sudáfrica es el país más desigual de África y, sin embargo, es también el más rico del continente. De hecho, Sudáfrica, Botswana y Namibia son los países más desiguales de África, con un coeficiente de Gini superior a 0,60: 0,65 para Sudáfrica, 0,62 para Namibia y 0,62 para Botswana. Pero estos países son los más ricos y menos propensos a los conflictos en África. Si la desigualdad de ingresos es un problema tan grave, ¿cómo es que estos países son los más ricos? Estos tres países también tienen en común un mayor índice de derechos de propiedad y un mayor índice del imperio de la ley. Estas características están más establecidas en estos países que en el conjunto de África.

Dado que las personas en estas áreas tienen derechos de propiedad legales relativamente bien establecidos, pueden crear capital y aumentar su productividad laboral. De hecho, la desigualdad de ingresos se expande natural y lógicamente en un grado considerable en las sociedades que valoran el imperio de la ley y la propiedad privada, porque cuando el gobierno se ve impedido de intervenir en la economía, los individuos maximizan su producción económica, ya que tienen la libertad de decidir cómo quieren gestionar sus propios recursos. No podemos esperar que los individuos tengan los mismos resultados económicos si administran sus recursos de manera diferente. La productividad económica de una sociedad se basa en cierta medida en la forma en que se gestionan los recursos. Si un individuo administra sus recursos de una manera eficiente que le genere un beneficio sustancial, sus ingresos serán mayores que los de alguien que no administró sus recursos adecuadamente.

Desigualdad en los países pobres

La desigualdad de ingresos también puede aumentar en una sociedad en la que no existe un imperio de la ley, en la que el acceso a la propiedad privada es muy limitado y en la que los recursos se administran mal. Este ha sido el caso de la República Centroafricana. La República Centroafricana tiene uno de los índices de desarrollo humano más bajos de África, porque su grado de desigualdad de ingresos impide que su economía prospere. La falta de un imperio de la ley y de una administración de justicia eficaz impide el acceso a una propiedad privada que sea legal y físicamente segura. El alto grado de corrupción que reina en la República Centroafricana desincentiva al lego en la creación de riqueza y en la mejora de su nivel de vida, así como el de sus semejantes. Como consecuencia de esta corrupción constante, la desigualdad de los ingresos ha ampliado considerablemente la pobreza en la República Centroafricana. De hecho, el índice de pobreza es de un asombroso 71%, lo que significa que más de dos tercios de los centroafricanos viven en la pobreza absoluta. Estos indicadores muestran que, de hecho, la desigualdad de ingresos en la República Centroafricana no es causada por el sector privado, sino por la corrupción que rige su gobierno. Los miembros del gobierno centroafricano son más ricos que dos tercios de la población. Como se puede observar en la figura 1, de los cuatro principales países desiguales de África, la República Centroafricana es la que tiene el menor ingreso per cápita. La República Centroafricana tiene un ingreso medio per cápita de 458,5 dólares, Sudáfrica de 6.561,86 dólares, Botswana de 7.494.295 dólares y Namibia tiene un ingreso medio per cápita de 5.294.517 dólares.

Figure 1

Fuente: Banco Mundial, cálculo del autor.

 

Hay dos tipos de desigualdad de ingresos. Sudáfrica, Botswana y Namibia reflejan la positiva desigualdad de ingresos que una sociedad crea a medida que innova y se desarrolla. La desigualdad de ingresos negativa es creada por el sector público. Se basa en la corrupción y en el concepto de búsqueda de rentas. En países como la República Centroafricana, donde la desigualdad de ingresos es creada por el sector público debido a la falta de justicia y a la ausencia de propiedad privada, quienes trabajan para el gobierno se vuelven mucho más ricos que el resto de la población. Y este tipo de desigualdad de ingresos genera en general un declive nacional. Este ha sido exactamente el caso de la República Centroafricana. La desigualdad de ingresos no es inherentemente un producto de la injusticia. Todo depende de las condiciones en las que se produce.

Author:

Germinal G. Van

Germinal G. Van is an author, political essayist, and libertarian scholar. He was born and raised in Abidjan, Côte d’Ivoire, West Africa. He immigrated to the United States in 2010 with a student visa. He holds a bachelor’s degree in political science from the Catholic University of America and a master’s degree in political management from the George Washington University.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire