Mises Wire

Home | Node | Estímulo fiscal vs. crecimiento económico

Estímulo fiscal vs. crecimiento económico

  • bread

Tags Money and Banking

01/11/2021
Para la mayoría de los expertos, un factor clave que los responsables de la formulación de políticas deberían tener en cuenta es la relación entre el producto real real y el producto real potencial. El producto potencial es el máximo producto que la economía podría alcanzar si todos los recursos se utilizan de manera eficiente. En el tercer trimestre de 2020, la relación entre el PIB real y el PIB real potencial de EEUU se situó en 0,965 frente a 1,01 en el tercer trimestre de 2019.

Una proporción fuerte (superior a 1) puede ser preocupante porque, según los expertos, puede poner en marcha presiones inflacionistas. Para prevenir la posible escalada de la inflación, los expertos tienden a recomendar políticas monetarias y fiscales más estrictas. Su política preferida sería suavizar la demanda agregada, que se considera el principal factor impulsor del aumento de la relación por encima de 1.

Sin embargo, una preocupación mayor para la mayoría de los expertos es si la proporción cae por debajo de 1, lo que se asocia con una depresión económica. La mayoría de los comentaristas opinan que con la aparición de una relación inferior a 1, la política más eficaz para elevar la relación es mediante un estímulo fiscal agresivo, es decir, la reducción de los impuestos y el aumento de los desembolsos gubernamentales, una política de gran déficit público.

Esta forma de pensar sigue las ideas de John Maynard Keynes. Brevemente, Keynes sostenía que no se podía confiar plenamente en una economía de mercado, que es inherentemente inestable. Si se deja libre, la economía de mercado podría conducir a la autodestrucción.

De ahí la necesidad de que los gobiernos y los bancos centrales gestionen la economía. La gestión exitosa en el marco keynesiano puede lograrse influyendo en el gasto general de una economía. Es el gasto lo que genera ingresos. Los gastos de un individuo se convierten en ingresos para otro individuo según el marco keynesiano.

Lo que en última instancia impulsa la economía, entonces, es el gasto. Si durante una recesión los consumidores no gastan, entonces el papel del gobierno es intervenir e impulsar el gasto general para hacer crecer la economía.

Si por alguna razón la demanda de los bienes producidos no es lo suficientemente fuerte, esto podría llevar a una caída económica. (La demanda inadecuada de bienes lleva a un uso parcial de la mano de obra y los bienes de capital existentes). Lo que se pasa por alto en esta forma de pensar es la importancia del ahorro para financiar el crecimiento económico real. De hecho, el ahorro se considera perjudicial para el crecimiento económico en esta forma de pensar.

Relación entre el ahorro y el dinero

El ahorro como tal no tiene nada que ver con el dinero. Es la cantidad de bienes de consumo final producidos en exceso del consumo actual.

Los productores de bienes de consumo final pueden comerciar con bienes ahorrados o intercambiarlos por bienes intermedios como materias primas y servicios. Obsérvese que los bienes ahorrados soportan todas las etapas de la producción, desde los productores de bienes de consumo final hasta los productores de materias primas, servicios y todos los demás bienes intermedios.

El apoyo significa que estos ahorros permiten a todos los productores de estos bienes mantener su vida y bienestar mientras están ocupados haciendo cosas. Además, nótese que si la producción de bienes de consumo final aumentara, en igualdad de condiciones, esto ampliaría la reserva de ahorros reales y aumentaría la capacidad de producir una mayor variedad de bienes de consumo, es decir, riqueza.

Obsérvese que la gente no quiere diversos medios como tales, sino más bien bienes de consumo final. Esto significa que para mantener sus vidas las personas requieren acceso a los bienes de consumo. Sólo una vez que haya habido un aumento suficiente en la reserva de bienes de consumo, la gente puede aspirar a mejorar su bienestar buscando otras cosas como entretenimiento y servicios como tratamiento médico, etc.

Sin ahorros no es posible aumentar la demanda

Obsérvese que lo que importa para el crecimiento económico no son sólo las herramientas y la maquinaria y la reserva de mano de obra, sino el flujo adecuado de bienes de consumo final que mantiene la vida y el bienestar del individuo.

Por ejemplo, un panadero produce diez barras de pan de las cuales consume dos barras y cambia ocho barras por un par de zapatos con un zapatero. En este ejemplo, el panadero financia la compra de zapatos por medio de las ocho barras de pan guardadas.

Tenga en cuenta que el pan mantiene la vida y el bienestar del zapatero. Asimismo, el zapatero ha financiado la compra de pan por medio de zapatos que mantienen la vida y el bienestar del panadero.

Considere que el panadero decide invertir en otro horno para aumentar la producción de pan. Para llevar a cabo su plan, el panadero contrata los servicios del fabricante del horno.

Le paga al fabricante del horno con parte del pan que está produciendo.

Lo que tenemos aquí es una situación en la que la construcción del horno se financia con la producción de un pan de consumo final. Si por cualquier razón el flujo de la producción de pan se interrumpe, el panadero no podría pagar al fabricante del horno. Como resultado, la construcción del horno tendría que ser abortada. Ahora bien, incluso si aceptamos que la producción potencial está por encima de la producción real, no se deduce que el aumento de los desembolsos del gobierno conducirá a un aumento de la producción real de la economía.

No es posible levantar la producción total sin el apoyo necesario de los bienes de consumo final o el flujo de ahorros reales. Obsérvese que es por medio de un bien de consumo final -el pan- que el panadero pudo financiar la expansión de su estructura de producción.

Del mismo modo, otros productores deben tener bienes de consumo finales ahorrados -ahorros reales- para financiar la compra de los bienes y servicios que requieren. Tenga en cuenta que el uso del dinero no altera la esencia de la financiación. El dinero es sólo el medio de intercambio. Se utiliza para facilitar el flujo de bienes, pero no puede sustituir a los bienes de consumo final.

Una vez que los ahorros reales se cambian por dinero, no tiene importancia lo que el poseedor del dinero haga con él. Ya sea que lo use inmediatamente a cambio de otros bienes o lo ponga bajo el colchón, no alterará el conjunto de ahorros reales. La forma en que los individuos decidan emplear su dinero sólo alterará su demanda de dinero; esto, sin embargo, no tiene nada que ver con los ahorros reales.

Las personas pueden ejercer su demanda de dinero ya sea reteniéndolo ellas mismas o poniéndolo bajo la custodia de un banco en un depósito a la vista o en una caja de seguridad.

Estímulo fiscal y crecimiento económico

Dado que el gobierno no es una entidad generadora de riqueza, ¿cómo puede un aumento de los desembolsos del gobierno revivir la economía? Varios individuos que serán empleados por el gobierno esperarán una compensación por su trabajo. Tenga en cuenta que el gobierno puede pagar a estos individuos mediante la imposición de impuestos a otros que aún están generando riqueza real. Al hacer esto, el gobierno debilita el proceso de generación de riqueza y socava las perspectivas de recuperación económica. (Ignoramos aquí los préstamos de los extranjeros).

Ahora bien, el estímulo fiscal podría «funcionar» si el flujo de ahorro real se expande para apoyar, es decir, financiar, las actividades del gobierno, permitiendo al mismo tiempo una tasa de crecimiento positiva en las actividades de los generadores de riqueza. Sin embargo, si la corriente de ahorro real está disminuyendo, entonces, independientemente de cualquier aumento de los desembolsos del gobierno, no se puede reactivar la actividad económica real en general. En este caso, cuanto más gaste el gobierno, es decir, cuanto más tome de los generadores de riqueza, más se debilitarán las perspectivas de recuperación.

Así, cuando el gobierno, por medio de los impuestos, desvíe el pan a sus propias actividades, el panadero tendrá menos pan a su disposición. Por consiguiente, el panadero no podrá asegurar los servicios del fabricante de hornos. Como resultado, no será posible aumentar la producción de pan, en igualdad de condiciones.

A medida que el ritmo de los gastos del gobierno aumenta, podría surgir una situación en la que el panadero no tenga suficiente pan para mantener siquiera la capacidad de trabajo del horno existente. (El panadero no tiene suficiente pan para pagar los servicios de un técnico para mantener el horno existente). En consecuencia, su producción de pan disminuirá.

Del mismo modo, como resultado del aumento de los desembolsos del gobierno, otros generadores de riqueza tendrán menos fondos reales a su disposición. Esto, a su vez, obstaculizará la producción de sus bienes y servicios y, a su vez, retrasará y no promoverá el crecimiento económico real general. En este escenario, el aumento de los desembolsos del gobierno conduce al debilitamiento del proceso de generación de riqueza en general.

Author:

Contact Frank Shostak

Frank Shostak's consulting firm, Applied Austrian School Economics, provides in-depth assessments of financial markets and global economies. Contact: email.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon library