Mises Wire

Home | Wire | La Reserva Federal se está quedando sin burbujas para crear

La Reserva Federal se está quedando sin burbujas para crear

  • fed_bubble.png
0 Views

Etiquetas Auges y DeclivesDinero y BancosDinero y Banca

04/03/2020

La Reserva Federal salió con una serie de medidas sin precedentes el 22 de marzo de 2020. Anunciaron que la Fed comprará una cantidad ilimitada de bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas (MBS), o como lo llama Peter Schiff, «QE infinita». Esto ha sido acogido muy positivamente por muchos en los principales medios de comunicación y por las empresas. Sin embargo, lo que muchos ignoran es que la Reserva Federal tiene que hacer esto para mantener las burbujas que ha creado. Recientemente, escribí que la Reserva Federal ha creado muchos problemas estructurales en el mercado hipotecario, el mercado de bonos corporativos y el mercado de préstamos para automóviles. Estos problemas sólo han estado «esperando» a que tal situación salga a la superficie y dañe severamente la economía.

Reinflando la burbuja hipotecaria

Tras la recesión de 2001, la Reserva Federal redujo sustancialmente los tipos de interés, y esto, junto con otras políticas gubernamentales, condujo a la burbuja inmobiliaria que estalló en 2007. En lugar de permitir que el mercado se ajustara y se deshiciera de los problemas estructurales creados por los tipos de interés artificialmente bajos, la Fed decidió que lo que tenía que hacer era volver a inflar la burbuja inmobiliaria. La Reserva Federal compró cantidades masivas de MBS para bajar las tasas de hipotecas y reinflar el mercado hipotecario. Esto fue en gran parte infructuoso hasta mediados de 2012, pero luego los precios de las casas comenzaron a subir más rápido a medida que la economía se estabilizaba. Como se puede ver en el gráfico siguiente, los precios de las casas han aumentado alrededor de un 50 por ciento desde entonces y ahora están en un máximo histórico.

FRED House Price Index

El gráfico de arriba puede mostrar que la Reserva Federal tuvo éxito en inflar otra burbuja inmobiliaria, pero los precios por sí solos no revelan todo el panorama. En el gráfico de abajo, muestro las relaciones deuda-PIB para una variedad de deudas. La línea roja representa la deuda hipotecaria como porcentaje del PIB, y como se desprende del gráfico como porcentaje del PIB, la deuda hipotecaria está disminuyendo. De hecho, ya ha disminuido en un 20 por ciento desde su máximo histórico. Esto muestra que la Fed tuvo menos éxito en recrear la burbuja inmobiliaria de principios de la década de 2000.

Esto no quiere decir que el mercado de la vivienda no esté en una burbuja, pero la burbuja no está en los niveles que estaba la última vez. Por lo tanto, la Reserva Federal tuvo menos éxito en usar el mercado inmobiliario para crear un crecimiento económico artificial. Sin embargo, las acciones de la Reserva Federal han llevado a muchos problemas en los mercados hipotecarios. Estos problemas tenían al presidente de Ginnie Mae muy preocupado ya en 2015. Esto es lo que dijo en sus comentarios en la Cumbre de Ginnie Mae en ese momento:

También, hemos dependido de la pura suerte. Suerte de que la economía no caiga en recesión y aumente la morosidad de las hipotecas. Suerte de que nuestros banqueros hipotecarios independientes puedan acceder a sus líneas de crédito. Y suerte de que nada crítico caiga por las grietas.

Debt to GDP

Una nueva burbuja después de la gran recesión

Como muestra el gráfico anterior, la única deuda del sector privado que la Reserva Federal pudo aumentar sustancialmente, como porcentaje del PIB, fue la deuda corporativa. La deuda corporativa se ha incrementado en un 67% desde el final de la Gran Recesión, de unos 6 billones de dólares a 10 billones en sólo diez años. Esto ha llevado a un aumento de la proporción de la deuda corporativa en el PIB de alrededor del 6 por ciento, a un máximo histórico del 46 por ciento. Lo que es más, la calidad de esta deuda se ha ido deteriorando. Casi la mitad de los 4 billones de dólares que se agregaron después de la crisis son bonos de tasa BBB, o las calificaciones más bajas de la trinchera de bonos de grado de inversión.

Las corporaciones no están solas en esto. Todas las demás empresas han acumulado ahora alrededor de 5,5 billones de dólares en deuda también, lo que lleva la deuda total de todas las empresas (sólo la deuda no financiera) a unos 15,5 billones de dólares. Esto hace que el porcentaje de la deuda total con respecto al PIB sea de alrededor del 74%, lo que es más alto que la proporción de la deuda hipotecaria con respecto al PIB en su punto más alto en 2009, cuando era de alrededor del 73%. Por lo tanto, esta vez la Reserva Federal ha tenido más éxito en alimentar una burbuja de deuda empresarial.

¿Podrá la Reserva Federal alimentar otra burbuja?

Como ya se ha dicho, la Reserva Federal reemplazó en gran medida la burbuja hipotecaria con la burbuja corporativa. Pero esto sucedió porque la deuda corporativa y las obligaciones de deuda colateralizada (CDO) se desempeñaron relativamente bien durante la última recesión. Esto puede no ser el caso en la recesión que muchos dicen que ya ha comenzado. De hecho, esto es muy claro cuando uno considera cómo la Reserva Federal ha respondido a la actual situación económica provocada por la epidemia de COVID-19. La Reserva Federal ahora prestará directamente a las empresas utilizando el Tesoro para asegurar estos préstamos. Argumentan que esto se debe a la conmoción en la que se encuentra la economía debido a COVID-19, pero lo que les preocupa es que la burbuja que crearon está a punto de estallar dada la debilidad de los mercados de deuda corporativa. La Reserva Federal sabe que el mercado de deuda corporativa no está en buena forma, ya que esto se ha hecho evidente para muchos (ver aquí, aquí y aquí para algunos ejemplos). Queda por ver si pueden evitar que esta burbuja estalle o no, pero si lo hace, y si lo que sucedió en el mercado hipotecario después de las últimas recesiones puede enseñarnos algo, la relación deuda empresarial/PIB probablemente disminuirá después de la recesión en la que ya podemos estar.

Antes de la Gran Recesión, teníamos la burbuja de la vivienda alimentada por la Reserva Federal . Luego, la Reserva Federal reemplazó la burbuja de la vivienda con la burbuja de la deuda empresarial. La pregunta que surge es: ¿cuál será la próxima burbuja si la burbuja de la deuda empresarial estalla? Si observamos el gráfico anterior, la única otra categoría de deuda importante que queda y que es lo suficientemente grande como para desempeñar un papel en la economía es la deuda del gobierno. La proporción de la deuda nacional con respecto al PIB aumentó alrededor de un 40 por ciento durante la última recesión. Sin embargo, desde aproximadamente 2013 la relación deuda del gobierno/PIB se ha estabilizado un poco, pero ahora con la Ley CARES (Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security Act), algunos cálculos sitúan el déficit sólo para 2020 en 4 billones de dólares. Esto llevará a un aumento de al menos un 18 por ciento en la proporción de la deuda del gobierno con respecto al PIB sólo en un año.

Parece que la última esperanza de la Reserva Federal para impulsar la próxima recuperación será la deuda del gobierno. De hecho, la Reserva Federal ha jugado un papel importante en el aumento de la deuda del gobierno, pero ahora lo están haciendo a otro nivel. Jim Bianco en un artículo en Bloomberg recientemente escribió que el plan de la Reserva Federal «incluye una difícil de entender compra de bonos por 625 mil millones de dólares a la semana en el futuro». A este ritmo, la Reserva Federal será dueña de dos tercios del mercado del Tesoro en un año». Por lo tanto, está claro que la Reserva Federal, intencionalmente o no, va a hacer que la burbuja de la deuda del gobierno sea peor de lo que es.

Conclusión

La economía alimentada por la Reserva Federal es inestable, y como nos enseña la teoría austriaca del ciclo económico, tarde o temprano sufrirá recesiones. Con cada recesión que pasa, la Reserva Federal encuentra más difícil reponer la última burbuja, pero el mercado pasa a la nueva burbuja, ya que la Reserva Federal mantiene los tipos de interés artificialmente bajos. El problema al que se enfrenta la Reserva Federal ahora es que desde la última recesión no ha podido alimentar un buen crecimiento económico con tasas de interés artificialmente bajas, ya que el PIB aumentó alrededor de un 1 por ciento por debajo de la media del 3,2 por ciento posterior a la Segunda Guerra Mundial. Esto puede deberse a que incluso con tasas de interés artificialmente bajas la deuda total ha disminuido como porcentaje del PIB, como muestra el gráfico siguiente.

Total Debt

Si esta tendencia continúa, a la Reserva Federal le resultará aún más difícil impulsar el crecimiento económico mediante la reducción de los tipos de interés. El problema aquí es: ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar para mantener la economía de la burbuja? Jim Bianco parece estar preocupado por lo que están haciendo. Cerró el artículo mencionado anteriormente diciendo: «El Presidente de la Reserva Federal Jerome Powell debe ser muy cuidadoso para asegurarse de que su cura no sea peor que la enfermedad». Sólo el tiempo dirá cuáles serán los resultados de las acciones de la Reserva Federal, pero parece que no les será fácil alimentar otra burbuja de deuda privada. Con sólo la deuda del gobierno por aumentar, la Reserva Federal puede haber alcanzado sus límites en afectar la economía a través de la manipulación de la tasa de interés.

Author:

Klajdi Bregu

Dr. Klajdi Bregu is an assistant professor of economics at IU South Bend’s Judd Leighton School of Business and Economics and a fellow at the Center for Market Education. Prior to his appointment to the Leighton School faculty, Dr. Bregu taught at the University of Arkansas. He has published research in the Journal of Economic Dynamics and Control and the Southern Economic Journal.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire