Mises Wire

Home | Node | Navegando la complejidad del cambio climático: una mirada más cercana al método científico y sus desafíos

Navegando la complejidad del cambio climático: una mirada más cercana al método científico y sus desafíos

  • earth burning

Tags Bureaucracy and RegulationEconomic PolicyMedia and CulturePolitics

Las ciencias físicas han hecho avanzar enormemente el conocimiento al dilucidar el funcionamiento de fenómenos sencillos. En un fenómeno simple, tenemos un número limitado de variables importantes, todas ellas identificables y medibles. Esto nos permite realizar un experimento científico. En un experimento de este tipo, mantenemos constantes todas las demás variables y examinamos la influencia de una de ellas en el fenómeno. Así podemos medir la dirección de esta variable y su importancia para el fenómeno. A continuación, podemos realizar el mismo experimento con todas las demás variables para determinar la dirección de su influencia y su importancia relativa. Podemos identificar qué relaciones supuestas son correctas y cuáles son erróneas. Podemos sacar conclusiones sobre hipótesis acerca de fenómenos sencillos.

Los fenómenos complejos, en cambio, tienen algunos o muchos factores o variables no medibles o inobservables, cuyas influencias e interacciones pueden variar. Así pues, es imposible realizar un experimento científico para separar las influencias de cada factor. Esto limita enormemente el valor de las pruebas empíricas o históricas sobre fenómenos complejos, ya que es imposible distinguir entre causalidad y asociación.

Los economistas conocen muy bien este problema. Hace más de cien años, los límites del empirismo en economía quedaron meridianamente claros. En el artículo «The Elasticity of Demand for Wheat» (La elasticidad de la demanda de trigo), R. A. Lehfeldt (1914) intentó determinar la elasticidad de la demanda observando los datos históricos del precio del trigo frente al consumo de trigo. Intentó corregir los cambios de otros factores (ceteris paribus) y halló que la elasticidad de la demanda de trigo era un factor positivo de +0,6.

¿Debemos concluir de este estudio que la curva de demanda de trigo tiene pendiente ascendente? ¿No ha demostrado este estudio empírico que la teoría económica es errónea? ¿Deberíamos volver a examinar la teoría?

Cualquier economista sensato explicaría que lo que se observa no son puntos de una curva de demanda estable, sino puntos de intersección siempre cambiantes entre la demanda y la oferta o puntos que se mueven hacia ese equilibrio. Una curva de demanda es como una fotografía: sólo es válida para ese caso, ya que otros factores cambian constantemente, de modo que las posiciones de las curvas son diferentes de un caso a otro. Es imposible medir empíricamente la pendiente de una curva de demanda. Esto recuerda el principio de incertidumbre de Heisenberg, que ilustra las dificultades inherentes a la determinación simultánea de la posición y la velocidad de un objeto.

Sin embargo, muchos otros estudios empíricos realizados desde 1914 sobre distintos bienes y servicios han demostrado esta relación inversa entre precio y cantidad demandada. Sin embargo, este empirismo sólo apoya esta compleja hipótesis: nunca puede demostrarla.

Los economistas, en general, han tenido poco que decir sobre el cambio climático a pesar de que se ocupan habitualmente de fenómenos complejos similares. Sin embargo, cuando los economistas han comentado el cambio climático, han añadido insulto a la injuria. William Nordhaus recibió el Premio Nobel en 2018 por su trabajo en un modelo de evaluación integrada que, según él, mide el impacto del cambio climático provocado por el hombre en la economía.

Así que aquí estamos tratando dos fenómenos complejos: el cambio climático provocado por el hombre y su impacto en la economía, así como el desarrollo de un modelo matemático para describir sus interacciones. No hay que olvidar que muchos factores del análisis de Nordhaus son inobservables, y los que son observables tienen impactos e interacciones que son inestables o incalculables. Además, cualquier medida de estos impactos son sólo estimaciones estadísticas. En general, cuanto mayor es el modelo, mayor es la varianza de los resultados.

Es normal que haya diferencias de opinión sobre hipótesis relativas a fenómenos complejos. Estas diferencias de opiniones serían irrelevantes si se quedara en ese nivel, pero Nordhaus recomendó en su discurso que los gobiernos impusieran restricciones (por ejemplo, cap and trade, impuestos sobre el carbono y regulaciones) para frenar las emisiones de CO2 . El Acuerdo de París de 2015, en el que 195 partes se comprometieron a hacer frente al cambio climático, tenía como objetivo limitar el calentamiento global a «muy por debajo» de 2ºC para finales de siglo y «proseguir los esfuerzos» para mantener el calentamiento dentro del límite más seguro de 1,5ºC.

Un estudio demostró que la quema de combustibles fósiles causa más del 75% de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero y más del 90% de las emisiones de dióxido de carbono. Los combustibles fósiles producidos a partir de yacimientos existentes de petróleo, gas y carbón son más que suficientes para incumplir el límite de 1,5ºC. Extraer combustibles fósiles de nuevos yacimientos de petróleo y gas es incompatible con un límite de 1,5ºC, según un informe del Instituto Internacional de Desarrollo Sostenible y otro de la Agencia Internacional de la Energía.

De ahí que tengamos a una de las partes del debate climático imponiendo sobre la vida, la libertad y la propiedad de los demás algo que siempre seguirá siendo una hipótesis no demostrada. Según un estudio reciente, el 99,9% de los estudios sobre el clima coinciden en que el ser humano es el causante del cambio climático. Sin embargo, debemos preguntarnos cuántos de estos autores informan a los lectores de las limitaciones de sus conclusiones. ¿Realmente podemos llamarlos científicos si no aplican o discuten el método científico?

Perdida en los detalles de este reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas está esta importante conclusión: «En la investigación y modelización del clima, debemos reconocer que nos enfrentamos a un sistema caótico no lineal acoplado y, por tanto, que no es posible la predicción a largo plazo de los futuros estados del clima». Esta complejidad lleva a una conclusión importante: reconocer el conocimiento restringido sobre el cambio climático provocado por el hombre.

En un mundo marcado a menudo por las opiniones tajantes, un verdadero debate sobre el cambio climático debería empezar con humildad, reconociendo los límites del conocimiento humano. Equilibrar la comprensión científica, las consideraciones económicas y las decisiones políticas en este intrincado panorama requiere un enfoque matizado que respete tanto las complejidades del sistema climático como las incertidumbres inherentes a la modelización y las predicciones.

Sin embargo, en nuestro mundo de opiniones, esa humildad es improbable.

Author:

Frank Hollenbeck

Frank Hollenbeck has held positions at international universities and organizations.

Do you want to write on this topic?
Check out our submission Guidelines
Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Adobe Stock