Mises Wire

Home | Wire | Pagar a la gente para que no trabaje no nos hará más ricos

Pagar a la gente para que no trabaje no nos hará más ricos

  • bum by the pool

Etiquetas Economía de EEUU

Uno de los principios más importantes de la economía es que la gente responde a los incentivos. Se obtiene más de lo que se incentiva. Se obtiene menos de lo que se desincentiva. Esto es irrefutable. El subsidio de desempleo complementario hace ambas cosas: incentiva a la gente a no trabajar y, al mismo tiempo, la desincentiva.

El número de personas que han abandonado la mano de obra en Colorado, aquellas que no buscan activamente empleo, se mantiene cerca de los máximos históricos, incluso cuando los puestos de trabajo abiertos se hacen de rogar. Los empresarios no pueden encontrar suficientes trabajadores para reanudar sus negocios, o para ampliar las operaciones existentes a plena capacidad. Se enfrentan a costes más elevados al tener que atraer a la gente del paro. Después de un año completo de bloqueo económico parcial en Colorado, esto está frenando nuestra recuperación.

Según los datos del gobierno de EEUU, el empleo total en Colorado aún no ha vuelto a los niveles anteriores al cierre. Los ingresos personales en Colorado aún no han vuelto a los niveles anteriores al cierre. El PIB real de Colorado aún no ha recuperado los niveles anteriores al cierre. Además, las pérdidas de empleo y de ingresos se concentran entre los pobres y las minorías. Lo último que necesitan es un mayor incentivo para no trabajar.

Otro principio económico importante es que los ingresos se crean mediante la producción. Cuando menos personas trabajan y menos empresas funcionan a pleno rendimiento, es axiomático que se producen menos ingresos. Los pagos del gobierno en lugar de los ingresos ganados pueden ayudar a algunos individuos a corto plazo, pero perjudican a la economía en su conjunto a largo plazo. Un dólar de desempleo suplementario no tiene el mismo impacto económico que un dólar de ingresos laborales basados en la producción.

Los progresistas creen que pueden ignorar las leyes de la economía. Pero no pueden ignorar las consecuencias de ignorar las leyes de la economía. Se imaginan que sus políticas, que pagan a la gente para que no trabaje, no dan lugar a que haya menos gente trabajando. Se escandalizan, se escandalizan, ante la mera sugerencia.

Con las prestaciones complementarias, muchas personas reciben más en el desempleo que lo que ganaban en su anterior trabajo. Y, aunque aún hay más personas que reciben menos en el desempleo que en su anterior trabajo, el diferencial en el margen no suele ser suficiente para incentivar la vuelta al trabajo. Un artículo reciente del Wall Street Journal lo explica: «Las listas de desempleo se reducen más rápido en los estados que recortan las ayudas». Las empresas ven un aumento de las solicitudes de empleo cuando se reducen las ayudas al paro. Eso se basa en datos, lo que antes se llamaba «ciencia».

Incluso para aquellos que reciben más en el desempleo que trabajando, el dinero a corto plazo no puede compensar la pérdida a largo plazo de ascender en la escala laboral, lograr la antigüedad y ganar aumentos. A nivel sociológico, la pérdida de autoestima ganada que supone el empleo remunerado es incalculable. Se producirá un daño generacional si los hijos no observan los beneficios sociales de los padres con empleo.

Las consecuencias económicas imprevistas para Colorado de pagar a la gente para que no trabaje van mucho más allá del impacto inmediato de la reducción del empleo. ¿De dónde saldrá el dinero? ¿De los impuestos a los creadores de empleo? Eso perjudica a todos los habitantes de Colorado, ya que se crearán menos puestos de trabajo. ¿De la imprenta del gobierno? Eso perjudica a todos los coloradinos por el aumento de la inflación. ¿De la China comunista comprando más deuda del Tesoro de los Estados Unidos? Eso perjudica a todos los coloradinos al hacernos más dependientes de un país que ha demostrado ser un enemigo global de la libertad.

Me recuerda un dicho de uno de mis economistas favoritos, Murray Rothbard, «No es un crimen ser ignorante en economía, que es, después de todo, una disciplina especializada y que la mayoría de la gente considera una 'ciencia lúgubre'. Pero es totalmente irresponsable tener una opinión ruidosa y vociferante sobre temas económicos mientras se permanece en ese estado de ignorancia».

Reimpreso con el permiso del autor.

Author:

Contact Paul T. Prentice

Paul Prentice is an Associated Scholar of the Mises Institute, a Professor of Economics and Business at Colorado Technical University, Economics Fellow of the Centennial Institute at Colorado Christian University, and a Senior Fellow at the Independence Institute.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire