Mises Wire

Home | Node | Crecimiento exponencial o estancamiento impulsado por el Estado: ¿cuál será nuestro futuro?

Crecimiento exponencial o estancamiento impulsado por el Estado: ¿cuál será nuestro futuro?

  • road fork

Tags Big GovernmentEconomic FreedomEconomic PolicyFree Markets

El futurista e inventor Ray Kurzweil escribió un ensayo en 2001, «La ley de los rendimientos acelerados», que describe un camino exponencial hacia lo que para muchos es un futuro inimaginable.

¿Qué tan cierto es el exponencial que describe? «Tendríamos que derogar el capitalismo y todo viso de competencia económica para detener esta progresión», afirma.

En el mundo actual de monedas que se derrumban y agendas anticapitalistas, esa derogación está en marcha. ¿Se permitirá que el exponencial beneficie a la humanidad o retrocederemos al estancamiento y la esclavitud bajo el dominio globalista?

El exponencial explicado

Según Kurzweil:

El crecimiento exponencial es una característica de cualquier proceso evolutivo, del que la tecnología es un ejemplo primordial. Se pueden examinar los datos de diferentes maneras, en diferentes escalas de tiempo, y para una amplia variedad de tecnologías que van desde la electrónica hasta la biológica, y la aceleración del progreso y el crecimiento se aplica. De hecho, no sólo encontramos un crecimiento exponencial simple, sino un crecimiento exponencial «doble», lo que significa que la tasa de crecimiento exponencial crece a su vez de forma exponencial.

Se cree que la ley de Moore —la reducción exponencial del tamaño de los transistores en un circuito integrado— es casi un sinónimo de esta observación, pero en realidad es sólo un ejemplo de lo que Kurzweil llama «un rico modelo de procesos tecnológicos». Esto ha estado ocurriendo «desde el advenimiento de la evolución en la Tierra».

Su análisis muestra que, aunque «las tendencias exponenciales existían hace mil años, se encontraban en esa fase tan temprana en la que una tendencia exponencial es tan plana que parece que no hay tendencia».

Los seres humanos viven en un mundo lineal, nos recuerda, y a menudo creen que el progreso continuará al ritmo actual. Esto no es sorprendente, ya que cualquier periodo suficientemente corto en una escala exponencial se experimentará como lineal. «Incluso los comentaristas más sofisticados, al considerar el futuro, extrapolan el ritmo actual de cambio a los próximos 10 o 100 años para determinar sus expectativas».

El impacto total del crecimiento exponencial puede verse en la historia del inventor del ajedrez y su mecenas, el emperador de China.

En respuesta a la oferta del emperador de una recompensa por su nuevo y querido juego, el inventor pidió un solo grano de arroz en la primera casilla, dos en la segunda, cuatro en la tercera, y así sucesivamente. El emperador no tardó en conceder esta aparentemente benigna y humilde petición.

Una de las versiones de la historia cuenta que el emperador se arruinó porque las 63 duplicaciones acabaron sumando 18 millones de trillones de granos de arroz. A razón de diez granos de arroz por centímetro cuadrado, esto requiere campos de arroz que cubran el doble de la superficie de la Tierra, océanos incluidos. Otra versión de la historia dice que el inventor perdió la cabeza.

¿A dónde nos lleva el crecimiento exponencial?

Parecerá explotar hasta el infinito, al menos desde la perspectiva limitada y lineal de los humanos contemporáneos. El progreso acabará siendo tan rápido que romperá nuestra capacidad de seguirlo. Quedará literalmente fuera de nuestro control. La ilusión de que tenemos la mano «en el enchufe» se disipará. (énfasis mío)

Llama al punto de explosión la Singularidad:

Representa la fase casi vertical del crecimiento exponencial, en la que la tasa de crecimiento es tan extrema que la tecnología parece crecer a velocidad infinita. Por supuesto, desde una perspectiva matemática, no hay ninguna discontinuidad, ninguna ruptura, y las tasas de crecimiento siguen siendo finitas, aunque extraordinariamente grandes. Pero desde nuestra limitada perspectiva actual, este acontecimiento inminente parece ser una ruptura aguda y abrupta en la continuidad del progreso.

Sin embargo, subrayo la palabra «actualmente», porque una de las implicaciones más destacadas de la Singularidad será un cambio en la naturaleza de nuestra capacidad de comprensión. En otras palabras, nos volveremos enormemente más inteligentes al fusionarnos con nuestra tecnología. (énfasis mío)

¿Cómo de inminente es la Singularidad? En su obra magna La Singularidad está cerca, Kurzweil fija el año 2045 para su llegada. «La inteligencia no biológica creada en ese año será mil millones de veces más potente que toda la inteligencia humana actual.... A pesar del claro predominio de la inteligencia no biológica a mediados de la década de 2040, la nuestra seguirá siendo una civilización humana. Trascenderemos la biología, pero no nuestra humanidad».

Los avances en nanotecnología aportarán herramientas para «reconstruir el mundo físico —nuestros cuerpos y cerebros incluidos— fragmento molecular por fragmento molecular, potencialmente átomo por átomo».

Al crear abundancia universal, la nanotecnología disminuirá las razones para «romper la paz».

Media de bateo de Kurzweil

Para aquellos que deseen asignar a Kurzweil la condición de chiflado, consulten su «Cómo van mis predicciones», que publicó en 2010.

De las 147 predicciones, Kurzweil afirmó que 115 eran «totalmente correctas», 12 eran «esencialmente correctas», 17 eran «parcialmente correctas» y sólo 3 eran «erróneas». Combinando las «totalmente» y las «esencialmente» correctas, la tasa de precisión que Kurzweil afirma es del 86 por ciento. (Wikipedia).

Léelo y juzga tú mismo. Hay buenas razones por las que ha recibido veinte doctorados honoríficos. Se convirtió en un empresario de éxito aplicando sus conocimientos sobre las tendencias exponenciales.

La implosión del actual orden mundial

Los estudiosos de la historia revisionista y de la economía de libre mercado comprenden lo que está en juego en el mundo actual. Las acciones de los gobiernos de acuerdo con el Evento 201, que infligió una respuesta totalitaria global a un virus; los objetivos declarados del Foro Económico Mundial, en el que para 2030 lo que queda de la humanidad se convertirá en esclavos felices de una élite; la extinción de los sistemas monetarios fiduciarios llevados a la ruina por la falsificación de los bancos centrales; los gobiernos que incumplen su deuda y no pueden pagar a sus empleados: todo esto y más creará un mundo de oportunidades quizás nunca antes visto.

La libertad y el libre mercado surgirán por defecto, si no por intención.

El dinero (o los dineros) elegido por el mercado ayudará a rescatar la economía mundial.

Ante la necesidad de defender la propiedad privada, el mercado aportará soluciones de acuerdo con tratados como La producción privada de la defensa de Hans-Hermann Hoppe y otros.

Debo mencionar que estas son mis opiniones, no las de Ray Kurzweil.

Conclusión

El futuro no será el hombre contra los terminators del gobierno, sino los humanos tecnológicamente mejorados prosperando juntos.

El Estado, que seguirá existiendo sólo si nos fallamos a nosotros mismos, quedará relegado a las cámaras oscuras de la historia.

Author:

George Ford Smith

George Ford Smith is a former mainframe and PC programmer and technology instructor, the author of eight books including a novel about a renegade Fed chairman (Flight of the Barbarous Relic), a filmmaker (Do Not Consent), and an advocate of stateless market government.  He welcomes speaking engagements and can be reached at gfs543@icloud.com

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Adobe Stock
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here