Mises Wire

Home | Wire | Problemas con las teorías sobre la brecha de la riqueza entre blancos y negros

Problemas con las teorías sobre la brecha de la riqueza entre blancos y negros

  • wealth gap blacks culture

Etiquetas Medios y CulturaPobreza

10/05/2020

La brecha de la riqueza entre los estadounidenses blancos y negros se discute frecuentemente. Hoy en día se está volviendo popular atribuir las disparidades a la cultura negra. Claramente todas las culturas no son iguales, pero ¿puede la subcultura de algunas comunidades negras estadounidenses explicar las variaciones dentro de la brecha de la riqueza?

Por ejemplo, cincuenta personas en un barrio de la ciudad pueden participar en actividades de inadaptación; sin embargo, sus acciones son atípicas de la comunidad negra en general. Discutir este tema es bastante complicado ya que la cultura negra no es monolítica. La cultura de los negros estadounidenses de clase alta es diferente a la de sus compañeros de clase trabajadora. Hay incluso sutiles diferencias entre varias personas de las clases trabajadoras. A pesar de estos matices, la tesis de la cultura está ganando una amplia aceptación.

Una opinión popular es que los estadounidenses negros empobrecidos han desarrollado una contracultura para hacer frente a las realidades de su entorno. En muchas de sus publicaciones, el preeminente sociólogo William Julius Wilson propone que debido al aislamiento de la sociedad convencional, los negros de la ciudad han ideado una visión distorsionada del mundo para dar sentido a sus realidades. En un entorno sin estructuras de oportunidades legítimas, aplazar la gratificación parece poco práctico. Invertir en el futuro parece ilógico cuando la evidencia disponible sugiere que sus perspectivas no serán diferentes de las de sus abuelos. Por ello, las personas pueden recurrir a actividades ilícitas para satisfacer sus prioridades inmediatas. Desafortunadamente, el atractivo de la vida en la calle puede ser tan grande que algunos evitan el empleo formal en favor de la obtención de crédito en la calle. Hablando con Harvard Gazette, Wilson dijo: «Los investigadores encuentran que para algunos jóvenes, el atractivo de la calle es tan poderoso que no pueden aprovechar las oportunidades de empleo legítimo cuando están disponibles».

Cuando no se valora el autocontrol, es fácil comprender la preferencia de un joven por la emoción de las hazañas callejeras sobre la rigidez de un lugar de trabajo formal. Los estudios han demostrado una fuerte relación entre el autocontrol y el éxito, por lo que la fuerza de la tesis de la cultura es comprensible.

Sin embargo, aunque es útil para entender a algunos residentes del centro de la ciudad, esta teoría tiene deficiencias evidentes. Se nos dice que los negros de las comunidades en dificultad pueden tener menos riqueza que los blancos, pero no se explica por qué incluso entre los grupos de mayores ingresos los negros siguen a la zaga de los blancos. Identificar las barreras estructurales como posible causa tampoco da una respuesta, porque trascienden la raza. Las licencias ocupacionales y la zonificación, por ejemplo, son barreras basadas en la clase. Además, los empresarios suelen quejarse de que las reglamentaciones impiden el desarrollo de los negocios, por lo que la exposición a las barreras es universal. Tampoco podemos culpar a la discriminación, considerando que otros grupos son blancos estadounidenses.

Los teóricos culturales son sensatos al destacar los efectos perniciosos de las subculturas urbanas en las oportunidades de vida de los ciudadanos negros, sin embargo, sólo están rozando la superficie. Además, cuando revisamos los datos se hace evidente que la cultura es importante, así que claramente el problema es que los teóricos están evitando los temas más destacados.

Como Lawrence Mead señala hábilmente en su reciente ensayo «Poverty and Culture»:

Los intentos de atribuir la pobreza a largo plazo a las barreras sociales, como la discriminación racial o la falta de empleo, han fracasado. Algunos estudiosos ahora atribuyen la pobreza a la cultura en el sentido de que muchos pobres se desilusionan y ya no buscan avanzar por sí mismos. Más plausible es la diferencia cultural. Los Estados Unidos tienen una cultura individualista, derivada de Europa, en la que la mayoría de la gente busca alcanzar sus objetivos personales. Sin embargo, las minorías raciales provienen todas de culturas no occidentales donde la mayoría de la gente busca ajustarse a las condiciones externas en lugar de buscar el cambio.... Estas diferencias explican mejor por qué las minorías—especialmente los negros y los hispanos—típicamente responden sólo débilmente a las oportunidades de salir adelante a través de la educación y el trabajo, y también por qué el crimen y otros problemas sociales son altos en las áreas de bajos ingresos.... La clase media negra se ha convertido a un estilo individualista y por lo tanto ha avanzado, pero la mayoría de los negros no lo ha hecho.

El análisis de Mead es un poco más profundo que el de otros estudiosos, aunque varias preguntas siguen sin respuesta. Por ejemplo, los críticos pueden afirmar que los estadounidenses de origen asiático proceden de culturas colectivistas, pero superan a los estadounidenses blancos en cuanto a ingresos. Por lo tanto, el argumento de Mead podría ser exagerado. A pesar de parecer interesante, esta crítica es superficial. Los inmigrantes tienden a ser educados y altamente ambiciosos y los estadounidenses de origen asiático no son una excepción. Como resultado, las personas que emigran de culturas colectivistas a Estados Unidos tendrán éxito debido a los niveles de educación y la ética de trabajo. La tesis de Mead puede resistir algunas críticas, pero falta en su argumento una ruptura de los rasgos individualistas.

Los negros estadounidenses de clase media todavía no son tan individualistas como sus colegas blancos. Los individuos individualistas son más propensos a tomar riesgos y expresar menos miedo a lo desconocido. Así que no es sorprendente que las investigaciones sugieran que los estadounidenses negros están menos inclinados a invertir en activos de riesgo. Todos los inversores saben que invertir es un juego, por lo que esta empresa selecciona automáticamente a aquellos dispuestos a abrazar un futuro incierto. Así, las investigaciones sugieren que relativamente menos negros que blancos encarnan este «espíritu prometeico» de Occidente. Incluso los estadounidenses negros más ricos dudan relativamente en invertir en activos volátiles.

Además, no podemos apreciar las complejidades del individualismo sin reconocer que tiene múltiples dimensiones. De hecho, los estudiosos han delineado la distinción entre el individualismo horizontal y el vertical. Mientras que las personas de la primera categoría se esfuerzan por ser diferentes, las personas individualistas verticales están interesadas en ser excepcionales. Las investigaciones de Meera Komarraju y Kevin Cockley sugieren que los afroamericanos obtienen una puntuación más alta en la primera. Para ser verdaderamente individualista no hay que temer romper las tradiciones en la búsqueda de la transformación de la sociedad. Carnegie, Rockefeller y los magnates modernos no temían que los críticos los descartaran por ser poco prácticos o extraños; si les hubieran importado los despotriques de los detractores, no tendríamos innovaciones.

En retrospectiva, el desafío al progreso negro no es sólo la cultura disfuncional del centro de la ciudad, sino también un apetito limitado por el individualismo radical. Mientras tanto, los intelectuales que animan a los negros a rechazar la cultura occidental deben ser ignorados. Una mayor orientación hacia la toma de riesgos y el pensamiento excepcional probablemente ayudaría mucho a cerrar la brecha de la riqueza.

Author:

Contact Lipton Matthews

Lipton Matthews is a researcher, business analyst, and contributor to Mises.org, The Federalist, and the Jamaica Gleaner. He may be contacted at lo_matthews@yahoo.com or twitter @matthewslipton

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire