Mises Wire

Home | Wire | Los trabajos de transición disfrazan la crisis de empleo de la eurozona

Los trabajos de transición disfrazan la crisis de empleo de la eurozona

  • furlough scheme unemployment

Etiquetas Burocracia y regulaciónTrabajadores y salarios

10/20/2020

La recuperación del empleo en los Estados Unidos se desaceleró ligeramente en septiembre, pero la recuperación del empleo sigue siendo más rápida que en la mayoría de las economías comparables. El informe de empleos mostró una saludable ganancia de 661.000 en las nóminas no agrícolas el mes pasado. Gran parte de la diferencia con el consenso provino de los cambios en las nóminas del gobierno, que cayeron 216.000 en septiembre. Sin embargo, las nóminas privadas aumentaron en 877.000. Esto significa que el desempleo puede haber caído por debajo del nivel del 8,1 por ciento en septiembre.

En Europa, según Eurostat, la tasa de desempleo aumentó hasta el 7,4 por ciento en agosto, mientras que en la zona euro se elevó hasta el 8,1 por ciento. Sin embargo, más de 10 millones de trabajadores permanecen en puestos de trabajo temporal, lo que hace que la comparación con los Estados Unidos, que no tiene ese esquema de desempleo subvencionado, sea un desafío.

En términos similares, el desempleo de la zona euro estaría cerca del 11 por ciento si usamos el mismo cálculo que los Estados Unidos. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima que el desempleo se elevará por encima del 10 por ciento en la eurozona antes de fin de año, cuando los planes de permiso terminen.

Eurostat dijo que estima que más de 15,6 millones de personas en la UE y alrededor de 13,2 millones en la zona euro estaban desempleados en agosto. Comparado con julio, el número de desempleados aumentó en 238.000 en la UE y 251.000 en la zona euro.

Los planes de empleo de larga duración han sido una de las políticas más importantes implementadas por las naciones europeas en la crisis del covid-19. Su objetivo es proteger los puestos de trabajo durante unos meses mientras las empresas recuperan su actividad. Estos esquemas fueron diseñados para permitir a las empresas pasar lo que se esperaba fuera una corta y casi indolora crisis de dos, tal vez tres meses. Ahora muchas naciones europeas se enfrentan a un doble problema. Muchas de las empresas que firmaron para estos planes de trabajo de licencia se enfrentan a la quiebra, ya que la crisis económica ha sido más larga y más perjudicial para el tejido empresarial de lo que los gobiernos esperaban. Con casi una de cada cinco empresas en Europa enfrentando pérdidas sustanciales y muchas cerca de la bancarrota, una parte significativa de estos trabajos de licencia se convertirá simplemente en desempleo total. En Alemania, una economía que se ha recuperado más rápidamente que todos sus pares europeos, alrededor de 1 millón de trabajadores permanecieron en estos planes subvencionados después de casi seis meses desde la reapertura de la economía.

En Alemania, el gobierno también ha implementado una política de «rescate de todo» para mantener vivos los negocios de los zombis. Según Financial Times, casi quinientos mil negocios en Alemania pueden ser considerados zombis (incapaces de pagar sus gastos de intereses con los beneficios de explotación). Si la crisis se prolonga durante más meses, como parece que va a suceder, el coste de los trabajos de licencia será insoportable para los gobiernos y el drama del empleo se desentrañará justo en el momento en que los problemas de insolvencia empiecen a aparecer en los bancos y las empresas.

Los planes de trabajo de licencia sólo funcionan como una medida temporal si se aplican al mismo tiempo políticas firmes para proteger el tejido empresarial y fortalecer la economía privada. Lamentablemente, muchos gobiernos de Europa, como el de España, donde el desempleo es del 16,2 por ciento, incluso sin contar los planes de permiso, sólo han utilizado estos programas para «ocultar» el desempleo y no se ha aplicado ninguna medida significativa para ayudar a las empresas a prosperar, atraer capital o fortalecer la creación de empleo.

En Europa siguen existiendo muchos problemas. El costo de crear un empleo es extremadamente alto, con una alta cuña fiscal sobre la mano de obra. Además, pocas de las cargas fiscales y administrativas para la creación de empresas se han levantado en esta crisis. Finalmente, en muchos casos, los gobiernos populistas han amenazado la inversión y la creación de empleo en lugar de incentivar la atracción de capital.

La economía europea se encontrará en una década perdida para el empleo si estas cargas no se levantan. Los planes de permisos de ausencia pueden haber funcionado como un disfraz a corto plazo del drama del empleo, pero la crisis puede ser peor si los países no aplican medidas decisivas de liberalización del mercado laboral y fuertes incentivos fiscales para reconstruir y hacer crecer el tejido empresarial.

Author:

Daniel Lacalle

Daniel Lacalle, PhD, economist and fund manager, is the author of the bestselling books Freedom or Equality (2020), Escape from the Central Bank Trap (2017), The Energy World Is Flat (2015), and Life in the Financial Markets (2014).

He is a professor of global economy at IE Business School in Madrid.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire