Mises Wire

Home | Wire | La economía de la familia extendida: de la gestión del riesgo al capital humano

La economía de la familia extendida: de la gestión del riesgo al capital humano

  • grandfather and granddaughter

Etiquetas Trabajadores y salariosPobreza

06/03/2021

Cuando pensamos en analizar las organizaciones económicas, solemos pensar en las empresas y corporaciones.

Pero hay otra organización que es igual de decisiva para el desarrollo económico: la familia extensa. De hecho, las ventajas que ofrece esta institución son numerosas e incluyen el reparto de riesgos, la ayuda mutua, la creación de capital humano, la creación de capital social y la complementariedad y coordinación de recursos.

Compartir riesgos y ayuda mutua

Una de las funciones más importantes de la familia ampliada es la de actuar como una organización que comparte riesgos. La vida es imprevisible. En una familia nuclear separada de la familia extensa, los padres sólo se tienen el uno al otro para confiar. Un solo accidente, una enfermedad repentina, la pérdida de un empleo, etc., reducen la mitad de la capacidad productiva de esta unidad y pueden suponer un desastre para ambos cónyuges y los hijos a su cargo.

Aquí es donde los abuelos, tíos, tías e incluso los amigos de la familia y los vecinos cercanos cumplen una función social crucial. Los miembros de este gran grupo pueden aportar su contribución cuando las cosas les van bien para ayudar a los miembros de su familia que están pasando por momentos difíciles.

Y los que contribuyen saben que, si un día les toca pasar por una mala racha, el resto de la familia ampliada, con su gran reserva colectiva de recursos, también estará ahí para ayudarles. Esto funciona como y es un complemento de los seguros adquiridos en el mercado, salvo que en la familia ampliada hay un pulgar afectuoso en la balanza del actuario.

Pasar de un grupo pequeño como la familia nuclear a un grupo más grande como la familia ampliada protege contra el riesgo, porque mientras que sólo hace falta una desgracia para que la mitad de una familia nuclear se debilite, sería una coincidencia improbable que la mitad de una familia ampliada de treinta personas se viera afectada simultáneamente por desgracias.

La capacidad de ayuda mutua de la familia ampliada no sólo se aplica a casos extraordinarios como la enfermedad repentina, el desempleo o la muerte, sino también a asuntos cotidianos como el cuidado de los miembros más jóvenes y más viejos de la familia. Lo vemos, por ejemplo, en el conocido caso de los abuelos que cuidan e instruyen a sus nietos cuando los padres están trabajando o haciendo recados.

La familia extensa es como una empresa que proporciona seguro médico, seguro de desempleo, seguro de vida, cuidado de niños y de ancianos, todo en uno, y en la que todos los miembros del consejo de administración te quieren.

Capital humano y social

Los beneficios no se acaban aquí. La familia extensa es también un motor de capital humano y social, es decir, de habilidades y conexiones que impulsan las oportunidades profesionales de sus miembros.

Imaginemos a un joven, Smith, que además de sus padres tiene un abuelo que regenta un viñedo, otro abuelo que es carpintero, un tío que tiene un taller mecánico, otro tío que es abogado, una tía que es enfermera y primos mayores con sus propias ocupaciones y negocios.

Para una persona ajena a este tipo de parientes, cada una de estas trayectorias profesionales o empresariales es, en mayor o menor medida, una caja negra. ¿Es éste el camino correcto para mí? ¿Qué habilidades necesito? ¿Cómo empiezo? ¿Con quién tengo que hablar? Y así sucesivamente.

Pero para Smith, cada uno de sus parientes puede ofrecer una oportunidad de aprendizaje y ser una fuente de conocimientos y conexiones internas. Los miembros de la familia ampliada en cuestión pueden ofrecerle consejos, describirle cómo es la ocupación, acogerle como becario y enseñarle el oficio, recomendarle para ofertas de trabajo o contratarle ellos mismos. Todo esto puede ahorrarle a Smith un mundo de tiempo, dinero y ansiedad, así como errores.

Según Julia Fisher, directora de investigación sobre educación del Instituto Clayton Christensen, «las investigaciones demuestran que el 70% de los puestos de trabajo no se publican en los sitios de empleo y que hasta el 80% de los puestos se cubren a través de conexiones personales y profesionales». Esto no debería ser una sorpresa. Los padres pagan grandes sumas de dinero para que sus hijos hagan las conexiones sociales que proporcionan las universidades de élite, por ejemplo.

Tener una familia extensa y devota presenta muchas de las ventajas de una escuela de formación profesional, un club de campo o una agencia de contratación.

Complementariedad de recursos

En un artículo anterior analicé cómo la especialización y la división del trabajo convierten a la familia en una poderosa unidad económica. Jörg Guido Hülsmann aporta una idea sobre la complementariedad de recursos dentro de la familia que amplía este análisis:

Las generaciones también son diferentes; también se complementan. Los jóvenes suelen tener una gran capacidad de trabajo y creatividad, pero menos experiencia y dinero. La cooperación entre las generaciones de una familia también se ve favorecida por la confianza y el afecto que ha crecido a lo largo de muchos años, que todavía tiene que construirse en relación con personas que no son miembros de la familia.

Los jóvenes y los mayores suelen tener recursos complementarios en la familia: energía y dinero, respectivamente. Puede que haya mucha gente en el mundo dispuesta a ofrecer dinero para financiar inversiones, y puede que haya mucha gente en el mundo dispuesta a ejecutar planes de negocio una vez que tengan el dinero para ello, pero resolver el problema de coordinación de reunir a estos grupos de personas y fomentar la suficiente confianza entre ellos para dar vida a estas potenciales inversiones es una tarea hercúlea. Es parte de la razón por la que existe un sector bancario mundial multimillonario.

Dentro de las familias extensas, el hecho de que los jóvenes y los mayores desarrollen afecto, confianza y conocimiento mutuo ayuda a resolver este problema de coordinación de recursos. En consecuencia, las ideas de inversión se convierten en inversiones reales.

Conclusión

Sin embargo, estas ventajas no pueden darse por sentadas. El mero hecho de tener abuelos biológicos, tíos, primos, etc. no es lo mismo que formar parte de una familia ampliada que funciona si este grupo de personas está disperso por diferentes estados, o no se esfuerza por mantener relaciones cálidas y cumplir sus obligaciones recíprocas entre sí. Eso depende de nosotros.

Author:

Gor Mkrtchian

Gor Mkrtchian is a research assistant at the Free Market Institute and a PhD student in the Department of Political Science at Texas Tech University. He received a BA in political science and theater studies from Yale University.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here