Mises Wire

Home | Wire | Con los precios de la vivienda elevándose, los compradores temen comprar en la cima de una burbuja

Con los precios de la vivienda elevándose, los compradores temen comprar en la cima de una burbuja

  • houses

Etiquetas Auges y caídas

07/03/2021

Google informó en abril de que la pregunta de búsqueda «¿Cuándo se va a desplomar el mercado inmobiliario?» se había disparado un 2.450% en el último mes, según Diana Olick de CNBC. Las búsquedas de «¿Por qué está el mercado tan caliente?» se habían duplicado en sólo una semana.

Desde 2008, todo el mundo está pendiente de las burbujas. El precio de cualquier cosa sube, por cualquier motivo, y se considera una burbuja, que pronto estallará. El gran número de búsquedas implica que los que buscan una nueva vivienda se preguntan si están cayendo en una trampa. Los precios de las viviendas se han disparado y nadie quiere comprar en la cima.

Olick escribió: «Y, en el indicio más revelador de que el mercado puede estar en una burbuja, "Cuánto por encima del precio de venta debo ofrecer por una casa 2021" se disparó un 350% en esa misma semana».

Sin embargo, la construcción de viviendas en la última década se ha quedado atrás, ya que muchos constructores quebraron en la crisis de 2008 y los grandes constructores han gestionado los inventarios con más cuidado.

Según Freddie Mac, el mercado de la vivienda en EEUU tiene 3,8 millones de viviendas unifamiliares menos de las necesarias para satisfacer la demanda del país, escribió Nicole Friedman para el Wall Street Journal.

Natalie Campisi, de Forbes, explicó: «El mercado de la vivienda ha estado luchando por mantener el ritmo de la demanda desde la década de 2010, cuando el número de nuevas viviendas construidas se redujo a la mitad en comparación con la década anterior. A medida que la demanda de inmuebles residenciales ha aumentado, la escasez de viviendas en venta ha creado un atasco en la oferta».

Los problemas habituales están frustrando a los constructores de viviendas, según la Sra. Campisi: «el aumento de los precios de la madera, la escasez de lotes, los problemas de la cadena de suministro, las leyes restrictivas de zonificación, los costosos permisos y el déficit de mano de obra cualificada».

Esta generación de mano de obra cualificada fue castrada hace tiempo cuando los padres insistieron en que sus hijos fueran a la universidad para que pudieran conseguir trabajos de oficina. Al mismo tiempo, en los centros de población, las asociaciones de vecinos se unen para detener cualquier nuevo desarrollo en sus patios traseros. Especialmente cualquier propuesta de viviendas asequibles.

Con el envío de personal municipal a casa para trabajar a distancia, el proceso de concesión de derechos y permisos se ha ralentizado durante meses aquí en Las Vegas, según un observador informado.

Este no es el mercado inmobiliario de tu abuelo. Blackstone Group acaba de gastar 6.000 millones de dólares en la compra de Home Partners of America Inc. que posee más de diecisiete mil viviendas en todo Estados Unidos. Una simple aritmética genera un precio por unidad de más de 350.000 dólares. Compárese con los 7.500 millones de dólares que Blackstone compró de cuarenta mil viviendas entre 2011 y 2013, es decir, 187.500 dólares por unidad.

Entre medias, la firma salió del negocio de alquiler de viviendas unifamiliares al vender en 2019 sus últimas acciones de Invitation Homes, que se había convertido en la mayor firma de EEUU de este sector, con ochenta mil viviendas en alquiler.

El año pasado, Blackstone puso «el dedo del pie de nuevo en el mercado en 2020 invirtiendo 240 millones de dólares para comprar una participación de capital preferente en Tricon Residential Inc. de Toronto, que compra alquileres unifamiliares en Norteamérica», escribe Peter Grant.

Blackstone no es el único, ya que se une a una lista cada vez mayor de potencias de Wall Street que han adquirido empresas de alquiler de viviendas unifamiliares, según Grant. «El gigante inmobiliario canadiense Brookfield Asset Management Inc. adquirió recientemente una participación en un arrendador que posee más de 10.000 viviendas en Estados Unidos. J.P. Morgan Asset Management y Rockpoint Group LLC también han realizado grandes inversiones en operadores de alquileres unifamiliares».

Los compradores, grandes y pequeños, elevaron el precio medio de venta de las viviendas existentes en mayo a 350.000 dólares por primera vez, según la Asociación nacional de agentes inmobiliarios (NAR). Esto supone un aumento de casi el 24% con respecto a hace un año, el mayor incremento de precios interanual que ha registrado la NAR en datos que se remontan a 1999.

Por supuesto, los árboles no crecen hasta el cielo. «La asequibilidad parece estar alejando a algunos compradores», dijo Lawrence Yun, economista jefe de la NAR. «Hay mucha gente que ha sido superada por la oferta, frustrada por no poder comprar».

Raoul Pal, de Real Vision, dice que hay que comparar los precios de la vivienda con el balance de la Fed. Afirma que el índice de precios medio es plano según esta métrica. En realidad, según mis cálculos, los precios de la vivienda están cayendo en relación con los activos de la Reserva Federal. Cuando la mediana alcanzó los 350.000 dólares recientemente, el balance de la Fed era de casi 8 billones de dólares.

En el primer trimestre de 2007, cuando la mediana alcanzó los 257.400 dólares, los fondos de la Reserva Federal eran de apenas 862.000 millones de dólares.

El banco central no comenzó su racha de crecimiento exponencial hasta los oscuros días de septiembre de 2008. Y nunca ha mirado atrás. ¿Hará lo mismo el precio de la vivienda?

Author:

Doug French

Douglas French is President Emeritus of the Mises Institute, author of Early Speculative Bubbles & Increases in the Money Supply, and author of Walk Away: The Rise and Fall of the Home-Ownership Myth. He received his master's degree in economics from UNLV, studying under both Professor Murray Rothbard and Professor Hans-Hermann Hoppe.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here