Mises Wire

Home | Wire | Afganistán: una guerra trágicamente estúpida llega a un final trágico

Afganistán: una guerra trágicamente estúpida llega a un final trágico

  • afg

09/01/2021

La noticia del domingo de que la Administración Biden mató por error a nueve miembros de una familia afgana, entre ellos seis niños, en «represalia» por el ataque suicida de la semana pasada en el que murieron 13 militares de EEUU, es un triste y enfermizo epitafio de los 20 años de guerra en Afganistán.

Prometiendo «ser duros» con el ISIS, que repentinamente resurgió para asumir la responsabilidad del ataque suicida, el aparato militar y de inteligencia más caro del planeta parece haberse equivocado. De nuevo.

A los intervencionistas les encanta fingir que se preocupan por las niñas y las mujeres de Afganistán, pero en realidad es un intento desesperado de continuar con la ocupación americana de 20 años. Si nos vamos, dicen, las niñas y las mujeres serán discriminadas por los talibanes.

Es difícil imaginar una discriminación peor que la de ser incinerado por un ataque con drones, pero estos ataques de «daños colaterales» en los últimos 20 años han matado a decenas de civiles. Como el domingo.

Eso es lo peor de toda esta terrible guerra: día tras día, durante veinte años, murieron civiles por el «noble» esfuerzo de rehacer Afganistán a imagen de Estados Unidos. Pero a los medios de comunicación y a los belicistas que llevan la voz cantante en el gobierno -y en el sector militar-industrial «privado»- les importaba un bledo. ¿Quién recuerda un solo informe sobre cuántos civiles fueron sólo «daños colaterales» en la inútil guerra de EEUU?

Lamentablemente, estos niños asesinados el domingo, dos de ellos al parecer de sólo dos años de edad, han sido los que se han visto obligados a pagar el precio de una política exterior de EEUU fallida y sangrienta.

Sí, toda la salida de Afganistán ha sido una debacle. Biden, pero sobre todo sus planificadores militares y asesores incompetentes, se merecen gran parte de lo que se le ha echado encima esta última semana sobre esta incompetencia.

Tal vez si el Secretario de Defensa y el Presidente del Estado Mayor Conjunto de Biden hubieran dedicado un poco más de tiempo a planificar la salida de Afganistán y mucho menos a obsesionarse con cómo convertir al ejército de EEUU en un laboratorio de marxismo cultural, podríamos haber tenido un plan realmente viable.

Sabemos que expertos reales como el coronel Douglas Macgregor tenían un plan de salida que habría salvado vidas inocentes. Pero como este condecorado veterano del ejército de EEUU estaba «manchado» por su servicio en la administración anterior —servicio que se centraba exclusivamente en cómo salir de Afganistán de forma segura— no sería consultado por los altos mandos militares «despiertos» del Pentágono.

Trump también debería compartir parte de la culpa que actualmente se le echa a Biden. Él quería salir hace años, pero nunca tuvo el valor de enfrentarse a los también incompetentes generales y «expertos» que contrató tontamente para que le asesoraran.

Del mismo modo, muchos conservadores (especialmente los neoconservadores) están desesperados por atacar a Biden no por cómo salió de Afganistán, sino por el hecho de que nos está sacando de Afganistán.

Eso dice todo lo que hay que saber sobre lo rentable que es la guerra para los belicistas.

Siempre he dicho: «acabamos de entrar, podemos salir», y lo mantengo. Sí, se puede «salir marchando» de estas intervenciones idiotas... ¡pero se necesita un mapa!

Reproducido con permiso del Instituto Ron Paul.

Author:

Ron Paul

Dr. Ron Paul is a former member of Congress and Distinguished Counselor to the Mises Institute.
Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here
Shield icon wire