Economics For Business

Home | Mises Library | Raushan Gross sobre las nuevamente emergentes y nuevamente habilitadoras instituciones del emprendimiento

Raushan Gross sobre las nuevamente emergentes y nuevamente habilitadoras instituciones del emprendimiento

Etiquetas El emprendedorEmpresarialidad

07/26/2022Hunter Hastings

El emprendimiento de hoy es un movimiento, una explosión de nueva creatividad económica, combinada con un gran deseo de libertad económica y el placer de la autosuficiencia y el descubrimiento. Este movimiento se ve reforzado por instituciones que no existían hace unos años, como Internet y sus plataformas económicas digitales. El profesor Raushan Gross es un gran observador y un gran documentador de esta oleada empresarial, y se une al podcast de Economics For Business para compartir algunas de sus originales y distintivas observaciones sobre los aspectos muy humanos de sus nuevos estudios empresariales.

Puntos clave e ideas prácticas

No teoricemos ni profesionalicemos en exceso el emprendimiento: se trata de personas que encuentran nuevas formas de prosperar sirviendo creativamente a otras personas.

Hay una explosión de programas universitarios de emprendimiento, investigación sobre el emprendimiento y metodologías de emprendimiento. Hay un intento de profesionalizar el emprendimiento, de convertirlo en un producto de las escuelas de negocios.

Raushan Gross ve las cosas de otra manera, a través de una lente humanista, subjetiva y ética. Observa la cultura empresarial, el movimiento social de los individuos que se abren camino en la vida de una manera nueva, viendo nuevas oportunidades para mejorar sus vidas y las de sus familias haciendo que la vida sea mejor para los demás.

Hay un nuevo conjunto de instituciones y una nueva clase de empresarios: el empresario digital.

Los economistas se interesan por el modo en que las instituciones configuran el comportamiento y la actividad económica. Ven las instituciones como restricciones. A veces las llaman «las reglas del juego». El profesor Gross tiene una visión diferente. Las nuevas instituciones del emprendimiento —internet, las plataformas digitales, el comercio electrónico, la digitalización en general— no son limitaciones, sino que son aperturas a un nuevo espacio con nuevas posibilidades. Este espacio digital es acogedor. Hay abundantes conocimientos que se pueden compartir. Hay nuevas formas de pensar en el acceso a los recursos, en la producción y la comercialización y en la organización. Hay un nuevo mundo de señales de precios, mucho más flexible y cambiante, y el camino hacia el flujo de caja y los beneficios es más rápido.

El profesor Gross identifica a los emprendedores digitales como una nueva clase económica: no superior ni inferior, no definida por sus orígenes o antecedentes, libre de moverse a cualquier velocidad y de acceder a cualquier lugar en su búsqueda incesante e ilimitada del emprendimiento.

Los empresarios de hoy están reescribiendo la historia económica: de la mano invisible a la mano visible y a la mano digital.

Adam Smith introdujo la metáfora de la mano invisible —el concepto de que los agentes económicos individuales y las firmas que persiguen empresarialmente sus propios objetivos de beneficio generan el sistema económico que llamamos capitalismo de libre mercado, con beneficios para toda la sociedad. Friedrich Hayek expresó una idea similar como «orden espontáneo». La mano invisible guió el rápido crecimiento del nivel de vida real de la revolución industrial.

Entonces se impuso la mano visible: los conceptos de control de gestión y de planificación y centralización. Se suprimieron la creatividad, la innovación y el crecimiento rápido, mientras se expandían las burocracias. Obtuvimos «trabajos de mierda», en la locución de David Graeber, de los que se expulsó la creatividad y el cuidado.

El profesor Gross nos lleva más allá de la mano invisible y la mano visible, a la mano digital, que guía suavemente a los empresarios digitales para que participen o incluso creen nuevos mercados. La mano digital es generativa. Permite a los empresarios digitales operar sus propias plataformas digitales, construir su propia economía digital, reunir su propio conocimiento económico y encontrar su propio lugar en la economía del conocimiento. La mano digital abre nuevos caminos hacia la libertad económica.

El emprendimiento digital puede realizarse a cualquier escala, pero cuidado con la mano muerta.

¿Dónde están las corporaciones en su aceptación de los empresarios digitales? Ciertamente, existen las nuevas empresas digitales como Amazon y Google, que parecen estar dispuestas a contratar a miembros de la nueva clase y darles rienda suelta a la experimentación creativa. ¿Pero qué pasa con las empresas de la vieja economía que necesitan hacer la transición al nuevo mundo? ¿Están contratando a empresarios? ¿Permiten a los empresarios liberarse de la burocracia y de la jerarquía de mando y control? La evidencia hasta ahora es que no lo están haciendo.

Cómo integrar la orientación empresarial en una organización corporativa sigue siendo un misterio sin resolver. ¿Cómo pueden aprovecharse las ventajas corporativas de alcance y escala para hacer realidad el sentido de propósito y significado que impulsa el emprendimiento? ¿Cómo pueden las empresas cambiar a la cultura empresarial?

Tienen que encontrar la manera de eliminar lo que el profesor Gross llama la Mano Muerta—burocracia, regulación, control, aversión al riesgo, centralización, procedimientos y normas.

Pero la cultura empresarial no es la única barrera para la realización de la sociedad empresarial. Hay otras barreras culturales que hay que superar.

La profesora Deirdre McCloskey es famosa por su análisis de que el catalizador de lo que ella llama El gran enriquecimiento —el aumento del 3000% del nivel de vida real en ciertos países occidentales desde 1800 hasta la actualidad— fue un cambio en la forma de hablar del emprendimiento. Las percepciones y descripciones de la vida burguesa del comercio pasaron del desprecio a la admiración. Los empresarios pasaron a ser vistos como audaces e innovadores, una fuerza del bien, proveedores de servicios deseables que mejoran la calidad de vida.

El profesor Gross ve una nueva necesidad de ese cambio de lenguaje y de apoyo cultural para la nueva era del emprendimiento digital. Un ejemplo que da es el lenguaje del fracaso de las empresas. Las iniciativas que concluyen antes de tiempo o no alcanzan algún objetivo o no atraen a suficientes compradores o no generan suficientes beneficios para ser sostenibles se consideran «fracasos». Esta caracterización tiende a llevar a conclusiones erróneas sobre el riesgo (como riesgo de fracaso) y sobre las personas que participaron en las iniciativas («fracasados» o, peor, «perdedores»).

Hay una manera mucho más diferente y mejor de enmarcar los mismos datos como aprendizaje y aumento del acervo de conocimientos. Cuando pensamos en el espíritu empresarial como un flujo, podemos visualizar cómo la información fluye del pasado al presente, elevando la inteligencia de cada empresario y cada empresa que está operando hoy. El conocimiento no sólo fluye, sino que se acumula, por lo que los empresarios de hoy pueden estar exponencialmente más informados que sus predecesores.

Cuanto más adoptemos este enfoque cultural de ganar-ganar para la creación de conocimiento empresarial acumulativo, en contraposición al lenguaje de ganar-perder del fracaso y el éxito, más nos acercaremos a la sociedad empresarial benéfica que Adam Smith imaginó, antes de ser interrumpido tan bruscamente.

Recursos adicionales

Únete a Economics for Business hoy mismo y recibe una copia gratuita del libro electrónico The Emerging Institutions of Entrepreneurship de Raushan Gross: Mises.org/E4B_Join

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Author:

Hunter Hastings

Hunter Hastings is a member of the Mises Institute, Business Consultant, and co-chair of the Rescue California Educational Foundation. He is also host of the Economics for Entrepreneurs podcast. You can find Hunter’s writings on entrepreneurship at hunterhastings.com.

When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here